Toki Eder, arquitectura fantasma y expropiaciones

Edificio Toki Eder, Chacaito, Caracas

El tema de los patrimonios históricos y arquitectónicos es (debe ser) muy pesado para nosotros los arquitectos. La reacción provocada por la demolición agazapada del edificio Toki Eder en Chacaito lo demuestra, incluso más allá del gremio pues la edificación amaneció con amigos a montones que lograron detener su desaparición física. Por lo mismo, por este compromiso autoimpuesto de preservación a toda costa de edificios históricos, es que resulta doblemente pesado decir que la preservación no puede ser incuestionable. Más claramente: existen cosas más importantes que evitar la demolición de algunos edificios. Más claro aún: si para preservar otros valores hay que permitir la demolición del Toki Eder o cualquier otro edificio, que se derribe.

Una vez dicho esto, que se dijo en pocas líneas pero no por ello fácilmente, por supuesto hay que pasar a explicar la herejía. Analicemos el asunto desde tres puntos de vista: arquitectónico-urbanístico, legal y de derechos. ¿Es el Toki Eder un edificio merecedor de considerarse un patrimonio histórico y aún arquitectónico y fue decretado así por el departamento correspondiente de la Alcaldía de Chacao? En una palabra: sí, sin analizar por ahora los méritos tanto para uno como para otro caso. ¿Es legal la expropiación decretada que impide la transformación o demolición de dicho patrimonio? Sí, es 100% legal. ¿La preservación del edificio está por encima de cualquier otro derecho? No, no lo está.

Dejando de lado las razones objetivas, la preservación de un patrimonio histórico-arquitectónico conlleva una carga emotiva altísima, sobretodo en Caracas de la cual se tiene la idea, por lo demás muy bien justificada y documentada, de que ha perdido demasiados patrimonios. Por lo tanto perder uno más se hace sencillamente insoportable y, por lo tanto, es justificado cualquier medio para impedir esa pérdida. Lamentablemente esta actitud de desesperación nos hace perder de vista que estamos dejando de lado otros aspectos que deberían tener mayor importancia. ¿Preservar una edificación histórica amerita claudicar ante las autoridades nuestro derecho a la propiedad? No nos perdamos, no se está afectando el derecho de propiedad del dueño de una edificación específica, en última instancia se está menoscabando el derecho de propiedad de todos, sean o no históricas nuestras propiedades. Al otorgar la facultad de expropiar o, lo que es lo mismo, al renunciar tácitamente a (parte de) nuestro derecho de propiedad, estamos abriendo la puerta a cualquier abuso por más “legalizado” que esté mediante leyes votadas democráticamente.

La regulación mediante una ley de la facultad de expropiar, simplemente significa que el propietario tiene garantizado recibir una compensación monetaria por el bien expropiado. Pero la cuestión no es esa, el abuso no consiste en ser expropiado sin ser compensado. El abuso viene de ser forzado a vender, de tener que entregar algo sin consentimiento mutuo. El límite queda determinado por la ley y ésta puede ser tan flexible como quiera la mayoría circunstancial, se empieza por las expropiaciones por causa de vialidad pública, seguimos por las de patrimonio histórico y terminamos por las causas de “utilidad pública” que no hace falta comentar. Pero aunque se pudieran evitar los abusos, quiero recalcar cuál es el meollo del asunto: la falta de voluntariedad, la opinión del propietario no cuenta a la hora de la decisión y esto no es más que la desaparición del derecho de propiedad: si no puedo disponer de mis bienes no soy realmente propietario de ellos; la “propiedad” no es más que un nombre para designar una concesión graciosa que se nos otorga con la misma facilidad como puede quitársenos. Ésta y no otra es la cuestión de fondo, a mi parecer, en todo este asunto. Veámoslo por otro lado, en esta vida no todo es dinero, y puede ser que yo no quiera vender sin importar la cifra que me estén ofreciendo.

Entrando más en un enfoque propiamente de la profesión, resulta curiosa la evolución del tema de preservación histórica. Al comienzo del movimiento moderno (principios del siglo XX) la tabula rasa era algo natural, arrasar con lo existente para dar cabida a lo nuevo (aunque esto se lograba realmente la construyendo desde cero en lugares prácticamente vacíos). Luego de muchas vicisitudes y golpes, la opinión contraria prevaleció, la revaluación de lo existente y la consiguiente preservación dominaron las preferencias. Por supuesto, la cruel realidad impedía la preservación de todo lo preservable, y se terminaban haciendo concesiones, incluso hacerse la vista gorda las autoridades, permitiendo por omisión demoliciones de bienes supuestamente patrimoniales.

Pero podemos extendernos demasiado por esta vía (recordar caso edificio Galipán). Veámoslo con el caso específico del edificio Toki Eder, ¿realmente es necesario preservarlo de la manera planteada? Es decir, ¿es absolutamente necesario rescatarlo dejándolo allí? ¿Qué aporta su presencia al lugar donde está? ¿Si hubiese otro edificio cualquiera en su lugar ya no sería lo mismo? Dadas las condiciones del sitio y del propio edificio como tal, yo diría que bien podría estar un muro en su lugar y no cambiaría casi nada. Quienes se hayan fijado bien, actualmente el edificio está en un “hueco”, la construcción del bulevar lo dejó por debajo del nivel general, está hundido con un estrecho corredor delante de él que todo el mundo, por alguna razón, evita transitar, resultando en su aislamiento. De ser rescatado, lo más decente que habría que hacer sería desmontar el edificio y elevarlo para que quedara al mismo nivel que el bulevar (dando por descartado que sería imposible rebajar el bulevar), o más arriba, por qué no. Pero además, ¿el entorno se vería afectado por su desaparición? ¿El edificio es un hito? ¿Alguien alguna vez alguien ha dado una dirección diciendo: “Eso le queda al lado (frente, detrás) del Toki Eder”?

Para los efectos, la verdadera esencia del edificio consiste, a mi parecer, en su carácter histórico y constructivo, es decir, didáctico, para lo cual podría estar perfectamente en cualquier otro lugar, con lo cual estoy adelantando una solución “de compromiso” pero perfectamente aplicable: mudar el edificio (la tecnología existe) a otra parte. No es la única solución, pero es una bastante buena (no solo porque la haya propuesto yo).

En todo caso, ya sea desde un punto de vista estrictamente arquitectónico y urbanístico como de defensa de derechos básicos, la demolición de este edificio o de cualquier otro no debe hacernos perder de vista otros aspectos ni otras soluciones.

(Foto tomada de Alé)

GD Star Rating
loading...
Toki Eder, arquitectura fantasma y expropiaciones, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Corbu

Representante de uno de los oficios con mayor riesgo de caer en la fatal arrogancia: Arquitectura

Más posts - Website


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

11 Comentarios

  1. Frank dijo:

    La verdad, Corbu, lo siento mucho, pero al dueño de ese edificio que le den por culo.

    Suena fuerte, sí, así que voy a elaborar: no se los demás habitantes de Caracas, pero particularmente me cansé de la arrogancia de los imbéciles con plata. De los que te tiran su mugre camioneta encima porque sí, sin importarles si llevas un coche con un bebé o no. De los que creen que pueden hacer lo que les dé la gana con el país, con la sociedad y con los demás, sólo porque tienen plata.

    Si el dueño es parte de esa categoría, si quiere acabar con un edificio patrimonial sólo porque quiere abultar todavía más sus cuentas en el banco, saltando por encima de leyes, ordenanzas, decretos e incluso el sentido de la estética: a tomar por culo. Él y todos los que piensen como él.

    Es que ya me imagino la clase de mamarracho que pondrán en ese terreno, con una fachada de vidrios que haga todavía más infernal la ciudad, con idiotas (por no poner otra palabra más descriptiva) de esos que ven por encima del hombro a los demás sólo por tener un trabajito donde dicen “aperturar” o dos palabras en inglés machucao… Mira, lo siento, que se lo quiten al dueño y que no le den medio.

    Digo más: por culpa de la arrogancia de imbéciles como esos fue que la gente votó por Chávez en masa en el 98. Yo no fui uno de ellos, pero sí puedo entender el (re)sentimiento que los movió. Lo malo es que esa gentuza no resulta afectada por el desastre que ha resultado el Comediante en Jefe: aquí la justicia social sigue siendo un asunto pendiente.

    No estoy hablando de que le quiten la fortuna a los “ricos” para repartir entre los pobres. No me importa si unos siguen siendo ricos y otros seguimos siendo pobres. Lo que me jode es que los putos ricos se burlen de nosotros y piensen que pueden hacer lo que les de la gana.

    No, pana, no. Hasta aquí. Y si el primer paso para poner en su sitio a esa escoria es quitarle el toki-eder a un güevón con plata, que se lo quiten.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Corbu dijo:

    No se, puede que efectivamente el dueño actual del edificio sea una mierda como persona, y ciertamente sería ingenuo dudar que compró ese edificio con ánimo especulativo; eso es algo que perfectamente podría ser material para otro post.

    Voy a ver si lo puedo plantearlo desde otro ángulo, por ejemplo, como si estuviéramos hablando de la libertad de expresión. Alguien dijo que libertad de expresión no era decir lo que yo quisiera sino oir lo que los demás quisieran decir. Pero no solo como algo retributivo (los demás pueden hacer lo mismo que yo) o por tolerancia, es que desde que niego un derecho a los demás me lo niego a mí mismo; o puesto de otra manera, desde que estoy dispuesto a tolerar un abuso contra otros (porque me caigan mal o por lo que sea) estoy autorizando tácitamente que se haga lo mismo conmigo (y tarde o temprano sucederá, créeme).

    De esta manera, por más que parezca que “objetivamente” estoy defendiendo los intereses de los ricos, realemente estoy defendiendo mis propios derechos; y aunque para otros arquitectos parezca que soy un insensible o un mal arquitecto por no defender a capa y espada esta obra, repito a lgo que dije en el post: hay una escala de valores, y mis derechos (que son los de todos) están por encima.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Frank dijo:

    Estoy de acuerdo. Pero también quiero que frenen los abusos de esa gente. Quiero caminar tranquilo por las aceras sin que haya cualquier cantidad de vehículos atravesados, quiero andar tranquilo sin la paranoia de que en cualquier momento un hijito-de-papá-reguetonero-lleno-de-coca me vaya a matar con el mataburros de la camioneta que le regaló el guevón del padre, o sin que me atormente los oídos con la basura sónica que mana de las cornetas de la misma.

    Abusan y se burlan de los demás. Por eso es que los matan. Literalmente. La saña del hampa se debe en parte a eso.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. kolomer dijo:

    hermoso lugar ese “toki eder”, valga la redundancia :)

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Claris Trigueros dijo:

    Me genera un sufrimiento terrible pensar que lo van a demoler. Yo crecí en ese edificio, mis abuelos inmigrantes vivieron sus años más plenos en esos espacios… Lo que yo diga del Toki Eder se queda corto… es una pena todo lo que ha venido pasando con el edificio… se me quiebra el alma y los recuerdos…

    Gracias por escribir sobre él, TOKI EDER en vasco UN LUGAR HERMOSO, ese fue el legado que nos dejaron nuestros abuelos…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Carlos dijo:

    Es un abuso el deterioro de la Toky Eder. Perdoname pero hay límites a la propiedad privada. Conozco Chacao, mi familia le dolio como dejaron morir el Cine la Castellana, no quedo ninguno abierto, puro centro comercial cerrado, no quedo en la zona ningun cien abierto… ¿para qué necesitabamos otro mega-centro comercial si Chacao ya tiene el CCCT, Sambil, San Ignacio? aquí sacrifican demasiad arquitectura por capricho de los políticos y arquitectos de ahora, aquí había arquitectura de calidad la dejaron perder, casas españolas, arquitectura muy detallista, antigua, obviamente imposible conservarlo todo, pero no puede ser en Campo Alegre había muchisimas casas quedaron solo 4 y de vaina. ¿pasara lo mismo con las Mercedes? ¿puro edificio de vidrio centro comercial cerrado y los comercios abiertos, con jardines, bonitos, arquitectura bonita desechados y adoptamos cárceles de concreto con unos diseños espantosos? no estoy de acuerdo que eso se permita.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Carlos dijo:

    Una manera de impedir este tipo de situaciones es estimulando a los dueños a conservar la arquitectura antigua, bonita. Pero parece que en Caracas puede mas la ambición de ciertas constructoras y sus influencias en alcaldías, abusos. Recreo la Castellana un abuso, no hacia falta, sacrificaron cine la Castellana, el UNICO ABIERTO QUE QUEDABA, Teatro Altamira se perdió porque el edificioe staba dañado por el terremoto, ya uno sale de la plaza Altamira ni un solo cine cerca, todos perdidos, ahora a juro al Sambil adentro, eso se perdió, recuerdo de niño uno iva al Altamira, ivas al cine y luego paseabas por la plaza… eso se esta perdiendo, entre la inseguridad, corruptela con permisos de obras, estamos destrozando Caracas, Las Mercedes tenía comercio abiertos, jardines y casas antiguas BONITAS, QUE DEBERÍAN PROTEGER, impedir que nos metan torres de vidrio que las desarrollen donde haya casas feas de arquitectura pobre, pero no sacrificar las que tienen arquitectura buena, de calidad, eso es lamentable, he visto en las Mercedes han demolido casas antiguas bien conservadas por unas torres de vidrio mamarrachas, espantosas, de arquitectura barata, chimba. Carlos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Carlos dijo:

    @Claris Trigueros: A mi me duele casas bonitas, que las conservaban oficinas, comercios, como la dañan intereses de algunas constructoras, destruir, sacrificar, habiendo tanto espacio en Caracas. Las Mercedes da tristeza han desaparecido casas preciosas, arquitectura de primera, en Bogota la gente con plata arregla casas antiguas, las conserva, aquí las demuelen, permiten que se caigan, desinterés. Debe haber un equilibrio entre comercios abiertos y centros comerciales torres de oficinas.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Carlos dijo:

    @Corbu: yo pienso es un ignorante, porque pudiera adaptar el edificio por ejemplo un restaurante sin demolerlo, generar ingresos y de paso, conservarla, en vez de empeñarse en demolerla, como hacen en España con edificios antiguos, pero por lo visto quieren unirlo al otro terreno donde esta el mini-centro comercial abandonado con 1 banesco y voila: ¡otra torre de vidrio mamarracha barata, arquitectura chimba, barata, puro plástico vidrio, diseños repetidos! ¡otro Recreo la Castellana o como una torre de vidrio azul en las mercedes rectangular arquitectura pobre, mediocre! ¡y sacrifican por ejemplo arquitectura vasca en caracas queda poca, a este paso no quedara NADA! a mi me huele ahí hay otra constructora cazando el terreno de la Toki Eder para unirlo con otro (s) terreno (s).

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Carlos dijo:

    @Corbu: No creo en el estatismo absoluto, pero tampoco me gusta la anarquía y los abusos… a este paso, Caracas se quedara sin comercios abiertos, las plazas vacías, sin gente, solo para malandros, y la gente encerrada en centros comerciales, no me opongo a un centro comercial siempre y cuando se justifique sea de manera planificada. El Sambil La Candelaria por ejemplo si fue justificada su paralización, ese centro comercial iva a acabar con todos los comercios de la Candelaria, y eso implicaría al cerrar, se deterioran las casas, edificios bonitos y los demuelen y se pierden, pero se hizo mál ese sambil desde el principio debieron negarles los permisos no a estar terminado ya el daño esta hecho a la zona, ya había un centro comercial Galerías Ávila, no hacia falta ese sambil. No soy comunista, yo creo que los propietarios tienen sus derechos, pero también debe haber limitación en ese sentido ese tipo de casos como el cine la Castellana o la bonita hacienda de San Bernardino la eliminaron por un estacionamiento mamarracho espantoso, eso también fue un crimén arquitectónico, eso no debe repetirse.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Carlos dijo:

    @Corbu: Sambil Chacao si fue bueno, sustituyo una abandonada fábrica de cauchos general, que era un problema para el municipio por un espacio bonito, con sus terrazas, ahí por ejemplo tú tienes razón, pero por ejemplo, el caso del sambil la candelaria ahí abusaron, sabían que va mucha gente a los comercios de la Candelaria quería quebrar a los comercios de la Candelaria con un super-centro comercial es un abuso, ya con el Galerías Ávila y el Sambil la Candelaria, nadie iria a los restaurantes de la plaza ni los comercios los quebrarían toditos. Eso es competencia sucia, desleal. Ahora cabe preguntar que pasara los comercios de la Av- Francisco de Miranda saldran perdiendo el Recreo la Castellana les dara duro, ya veo muchos edificios de la época de la zona si sobrevivían de milagro terminaran de desaparecer si quiebran los comercios la gente los abandona demuelen los edificios y se pierde su arquitectura de los 50´s adiós para siempre…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top