Los 33 de Chile: Ascenso y Caída del Ave Fénix

5
291


Nadie en su sano juicio puede molestarse por el rescate de vidas humanas. Sin embargo, el tema de los mineros chilenos merece un pequeño análisis de fondo, a ambos lados del espectro político, más allá del show mediático inspirado en el capítulo de “Los Simpson” cuando Bart cae en el pozo o en la obra maestra de Billy Wilder, “El Gran Carnaval”.
A continuación, pueden leer su argumento para comprender las escalofriantes relaciones entre el cine y la realidad en la actualidad kistch:

“Charles Tatum es un periodista sin escrúpulos que atraviesa una mala racha a causa de su adicción al alcohol, y que se ha visto obligado a trabajar en un pequeño diario de Nuevo México. Cuando un minero indio se queda atrapado en un túnel, Tatum ve la oportunidad de volver a ser alguien en el mundo del periodismo, dando espectacularidad al caso y alargando el rescate en connivencia con el sheriff de la localidad.”

Extraído de la página web FILMAFFINITY.

Al respecto de ella, el crítico español,Carlos Boyero, asume una posición tajante: “Me parece la crítica más lúcida y feroz que el cine ha hecho nunca sobre la manipulación que ejerce cierto periodismo y sobre el morbo y el egoísmo de las masas.”

Cualquier parecido con lo hecho por CNN, el Gobierno Chileno, la prensa mundial,VTV,Telesur y Globovisión, no es mera coincidencia.
En efecto, las teorías de Buadrillard cobran plena vigencia ante el espectáculo masivo del fenómeno aludido,donde a falta de verdaderos acontecimientos relevantes, la población mundial deviene rehén de un simulacro teledirigido para secuestrar la emoción colectiva dentro de los códigos y límites de un “circo freak” sustentado en la amenaza de la muerte,cual propaganda postapocalíptica,tipo Katrina.

Así, la estrategia fatal se convierte en el único y el último recurso para mantener en vilo la atención global alrededor de la trama de suspenso de una misión de rescate,cuyos condimentos sazonan el show de una especie de edición especial(non stop) de “Laura en América”,o mejor dicho, de “Don Francisco Presenta” con todo y la intervención de La Cuatro en Tarima, a la gloria del cotilleo y la chismografía carente de sentido.Verbigracia, el folletín por entregas del “minero infiel”, rebautizado “Trágame Tierra”.

Terrorismo de cuarta generación.Su farsa siniestra encubre el dolor delante y detrás de las cámaras,como el biombo de “La Insoportable Levedad del Ser”.

Por algo, la cruel posibilidad de comparar a Sebastián Piñera y a su esposa con una pareja real de animadores “chic” de una campaña de mea culpa, responsabilidad social y lavado de imagen de la decadente clase empresarial de su país, plenamente responsable del desastre,le guste o no al estimado Ibsen Martínez.
Tampoco ponemos en duda el evidente despegue de la economía de mercado de la nación austral, aunque menos debemos taparnos los ojos para minimizar la culpabilidad de quienes no garantizaron la vida de sus empleados, sólo por especular con las ganancias y ahorrarse millones de dólares. Justicia poética, ahora el costo de su avaricia se traduce en perdidas para ellos y ganancias para sus víctimas, en una relectura del clásico choque de ricos contra pobres.Dura constante de nuestro melodrama continental.Remember el reciente terremoto de Santiago.

De ahí, la ocasión de establecer paralelismos con el género del culebrón, a partir de las clasificaciones binarias formuladas por la izquierda y la derecha para sacarle partido, beneficio y plusvalía a la catástrofe de marras.

Para el Hollywood de capitalismo salvaje, el suceso ya se presta al montaje de un sonado proyecto audiovisual, a ser protagonizado por el español Javier Bardem,mentado ícono del gentilicio hispano.
Por supuesto, los 33 recibirán una tajada importante de los ingresos por concepto de taquilla, pues el sistema y el estado se salvan de tal manera. Es decir, manufacturando bozales de arepa con millones de dólares en la tradición de la película “Alive” de Frank Marshall. Rentabilizar el canibalismo del tercer mundo en inglés. Perfecto maquillaje digital de la alteridad,desde la óptica del diseño neocolonial.Nuestra noticia para el primer mundo es la constatación de nuestra miseria,nuestro defecto de fábrica y nuestra inferioridad congénita.

Al sur de la Frontera, el evento sirve para sepultar y enterrar, al estilo de la seudomarxista “Buried”, la alternativa representada por sus enemigos comunes;los llamados momios y momias del modelo neoliberal, herederos de los legados de Pinochet, Videla,Menem y el FMI en la región.
Por tanto, el objetivo aquí es satanizar al rival de plano, sean o no satisfactorios sus resultados en escena.
Paradójicamente, la zurda conducta pretende criticar lo alimentado por su propio régimen de sombras populistas. Cuestionan el sensacionalismo demagógico de la charada, pero ni de broma harían lo mismo con las payasadas arbitrarias de su comediante en jefe.
Al menos, en descargo de Piñera, su cadena de veinticuatro por siete en la pantalla chica tiene legitimidad de origen y se consumó con profesionalismo.
En Venezuela, por cuestiones menores, arman un jaleo de tres semanas, conducido por la batuta improvisada del Big Brother.
Pero el doble rasero no sólo funciona para los caraduras del PSUV,aliados con la causa retroprogresista de Evo, el Cocalero,quien aprovechó para erigirse en actor secundario de la megaproducción. Lástima por Chávez. Su ego quedó desecho porque,por primera vez en años, no le tocó ser el líder de la operación.

Sea como sea, los amigos de Vargas Llosa celebraron de lo lindo la resurrección de su sueño compartido de redención a través del esfuerzo y el empeño de la iniciativa de los dueños corporativos del desierto de Atacama, al transformar una derrota y un revés en una victoria para su pésimo récord de tropelías,bancarrotas y errores en tercer milenio.

Los articulistas de oficio, pendientes de pontificar e incapaces de abrir los foros de discusión de sus blogs, elevan plegarias y panegíricos en homenaje al potentado Rico MacPato sindicado de figurar en el listado VIP de la revista Forbes, por sus múltiples monopolios de alcance internacional.
El pensamiento débil se cree superior al reconocer el éxito de los varones y los jeques de la explotación comercial.En consecuencia, normalizan el rapto de la democracia por manos de la red de intereses mercantiles, afines a los suyos. Por ende, la construcción de la Plutocracia universal continúa su trayecto oscuro hacia el futuro, mientras es beatificada por el periodismo y la intelectualidad fracasada.
Sujetos al dilema y a la coacción de los polos en disputa,nuestro trabajo es responder y resistir a la imposición de los dogmas y las verdades absolutas de tirios y troyanos.
Después de todo, el rescate de los mineros fue otra excusa y otro pretexto para conducirnos a su abismo de poder y corrupción.
Por consiguiente, rechazamos tajantemente sus clasificaciones maniqueas, sus estereotipos y sus artimañas para vendernos la trampa como una conquista de la humanidad, a la usanza de la llegada del hombre a la luna, con el patrocinio de la NASA.
Ayer el desierto de Atamaca fungió de campo de concentración para el siniestro dictador del Cono Sur. Allí asesinaba y enterraba a sus víctimas en fosas comunes, destapadas por el paso del tiempo.
Hoy, es el Auschwitz-Birkenau de la posmodernidad. La prisión del martirio, la pena y la debacle de las utopías contemporáneas. Réquiem por el sueño de Piñera y de Hugo Rafael.
Descansen en paz las esperanzas de rectificación,enmienda y regeneración del espíritu.
Es el hundimiento del ave fénix.
Véalo pronto en su sala de confianza.
Bienvenidos a la Doctrina del Shock.
Todos contentos, todos felices.
Happy ending.

5 Comentarios

  1. sabes, de verdad yo no le pare mucho al evento como tal, sabia de los mineros y que bueno los iban a rescatar y demas, pero lo demas yo de verdad paso…
    sobretodo porque solo una vez se hablo de las infrahumanas condicionesde trabajo, malas pagas, largas jornadas, trabajo infantil y eso, incluso era bastante divertido ver a los narradores hablando de los anteriores accidentes que estuvieron los mineros como si no fuera gran cosa…
    por lo menos estos 33 salieron de la oscuridad, por lo menos hasta que el olvido se los engulla, solo falta el coñazo que se queda y que sencillamente seguiran siendo explotados a lo bestia, tanto aqui en en chile como en el mundo, pero como eso no es noticia, me imagino que no saldra mas a menos que pase algo como esto…
    saludos men

  2. Tienes razón, Goodman. Lo suscribo plenamente.Gracias por comentar.Saludos y abrazos.

  3. A mi me parece un tema de estándares de vida. Los chilenos tienen un nivel de vida más alto que el nuestro pero los gringos y europeos tienen uno más alto que el de los chilenos. O sea, para unos es muchos, para otros es poco. Eso de que las condiciones de la mina eran inhumanas se me hizo exagerado, estaban en un refugio diseñado para eso, no sufrieron heridas, se les envio comida y agua y hasta medios para comicarse con el exterior y finalmente fueron sacados con la mayor de las destrezas, en la mitad del tiempo estipulado, sin el más mínimo contratiempo. Lo vemos en una película y todo el mundo dice ‘pelicula tenia que ser’ por el final feliz! A menos que todo fuese una farsa preparada, es un éxito tal que nosotros acostumbrados a que todo es mierda en este país, no entendemos cómo las vainas se pueden hacer tan bien. De hecho los terromotos de Haiti y el mismo Chile son el ejemplo perfecto: a los 15 dias del suceso en Haiti la gente se empezó a quejar de la falta de comida; al dia siguiente del sismo en Chile ya se quejaban por lo mismo. Los haitianos acostumbrados a pasar hambre, en medio de la desgracia tan grande que sufrieron se siguieron aguantando el hambre, los chilenos no soportaron ni un dia. Y con lo de los medios, creo que tenian derecho de llamar la atención del mundo por lo que iban a hacer, de hecho el rumor que corrio ese dia de que taparian con una bandera chilena cuando saliera el primer minero, me parecio hasta lógico, pero no se dio. Si uno sabe que hace y puede hacer las cosas bien, por que no se va a hacer toda la propaganda posible? Y ojo, hablo de los chilenos, no de Piñera!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here