Yo me Alisto, Tú te Nazificas

3
124

La Nazificación y “Supositorización” de la Sociedad, en general, que se viene aplicando, està brillantemente planificada por el Gobierno/Reich. Recibo múltiples mensajes en la mañana, bien temprano. Familiares, amigos y desconocidos enviándome los requisitos para “inscribirme” en el registro militar según la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar (LCAM). Periódicos, diarios, Twitter, Facebook y Portales llenos de mil y un comentarios y llenos de opinadores de oficio, oficiando misa. Informaciones van, informaciones vienen. Algunos hablan de la militarización de la Sociedad (Sociedad Civil que tiene una visión más militarista, que la de los mismos militares).

Siguen llegando mensajes. Ahora que el plazo lo movieron para un fecha más lejana, ahora que no tiene plazo … y el plazo…el placismo eterno que nos hace ser lo que somos (Burocráticamente, el papelito del papelito para que te den otro papelito, saecula saeculorum).

Busco …y sigo buscando…y nada, un demonio. No consigo alguien que diga “Señoras y Señores, Pequeños Fuhrers …relax…cuenten: Uno…dos…tres…y visualicen la susodicha cosa esa de alistamiento…ahora imagínense que se convierte lentamente en un…en un… un ….Supositorio…así es…visualícenlo…un Supositorio….ya saben que hacer con él…Gracias. La Gerencia.” (Escribo esta Idiotez para no decir lo que prosaicamente debe ser dicho!)

Nadie. Nadie…mientras llegan más mensajes con los fulanos “requisitos”.

La nazificacion continúa y no se avizoran personas lo suficientemente capaces para detenerla. Entra en vigencia la pseudo-ley y la persona “decente” dentro de nosotros se esconde, se sustituye la Resistencia (la cual nunca hubo), por la Decadencia. Es como si durante una violación grupal, la víctima le pidiera a los violadores que mantuvieran el orden y que cada quien respetara su turno.

Cuando en una página web pro-gobierno, reclaman de una manera más seria, fuerte, concisa y practica (!!!) más que la MUD y el resto de la sociedad contra la aplicación de la LCAM, ¿Qué nos queda? Una indefensión total y absoluta. Si el Reich decide pasar la aplanadora, es muy difícil detenerle, mas cuando nosotros mismo le señalamos el trayecto a seguir.
Sencillamente somos despreciados (y des-preciables )por el Estado.

Se le aplica a todos y cada uno el principio nacionalsocialista de “Lebensunwertes Leben” o de “Vida indigna de ser vivida”. La categorización que lleva a exclusión y la militarización que lleva a exterminación tienen el campo abierto. Algo huele mal en Dinamarca y no fue el cadáver exquisito que deje guardado allí.

GD Star Rating
loading...
Yo me Alisto, Tú te Nazificas, 4.3 out of 5 based on 6 ratings

3 Comentarios

  1. Excelente, Edgar. Solo agregaría que para oponerse a la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar (y algunos lo hemos hecho: puedes revisar los reclamos que hemos hecho a @calderajuan en twitter a propósito de su posición acomodaticia y pro-estatista “pidiendo más tiempo” para la entrada en vigencia de la Ley) hay que estar claramente identificado con las libertades individuales. Hay que tener claramente definida la jerarquización de los valores humanos básicos e inherentes al individuo: el primero, la Vida; el segundo, la Libertad; luego los demás (Orden, Justicia, Dignidad, etc).

    Para los estatistas, léase toda la izquierda socialista totalitaria y socialista democrática (socialdemócrata) venezolana, el Orden está por encima de la Libertad (obviamente nunca escucharon a Patrick Henry diciendo “give me liberty or give me death” y si lo escucharon no entendieron la filosofía que encierra tan corta frase), es decir, el Estado es más importante que el individuo, el colectivismo priva sobre el individualismo, eso que mientan “bien común” está claramente por encima del bien individual, y, en palabras de Rand “Cuando el bien común de una sociedad es considerado como algo aparte y superior al bien individual de sus miembros quiere decir que el bien de algunos hombres tiene prioridad sobre el bien de otros hombres, aquellos consignados en el estatus de animales sacrificados.” y también lo dijo así: “Puesto que no existe tal entidad conocida como ‘el público’, ya que el público es meramente una cantidad de individuos, la idea de que ‘el interés público’ va por encima de los intereses y derechos privados solo tiene un significado: que los intereses y derechos de algunos individuos tienen prioridad sobre los intereses y derechos de los demás.”

    Lo que hoy hace el PSUV no es nada distinto de lo que en otro tiempo hiciera AD ¿o es que antes la inscripción no era obligatoria? ¿Acaso no reclutaban a la fuerza? Y a la pregunta ¿ahora quién podrá defendernos? Lo que podemos responder con certeza es: nadie que defienda el colectivismo ni el estatismo que representa el socialismo (en cualquiera de sus versiones). La respuesta apunta entonces hacia quienes defienden las libertades individuales en primer término, aquellos que leyeron y entendieron la primera Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano (1789) inspirada en la Declaración de Independencia Estadounidense de 1776 (donde se reconocen en este mismo orden los derechos a la Vida, la Libertad y la Felicidad), la Declaración de los Derechos Humanos de la ONU (1948) y El Pacto de San José (Convención Americana de Derechos Humanos de 1969). Por ahí van los tiros.

    Saludos.

    ResponderResponder
  2. “Entra en vigencia la pseudo-ley y la persona “decente” dentro de nosotros se esconde, se sustituye la Resistencia (la cual nunca hubo), por la Decadencia. Es como si durante una violación grupal, la víctima le pidiera a los violadores que mantuvieran el orden y que cada quien respetara su turno.”

    Poco mas o menos. No importa que tan chambon sea el opresor, si de verdad puede castigar como promete, o si registra mas o menos a la gente que se aparezca.

    El hecho solo que “nos aparezcamos” habla de su exito. Exito en volvernos borregos y en destruir el mas minimo respeto por nosotros mismos y por nuestra propia libertad.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here