2do. Intento; Para sacarse el ratón.

10
378

“Hola mujer como está tu mente”

                    Humberto Suárez.

             Internado de Yare, 2007

Tengo una tía, y según mis primos, todos los  diciembres cocina una sopa exquisita. Un cruzado. Las opiniones son muy favorables. El picante es excelente, no falta el aceite de oliva, ni el vino. Hay aguacate, casabe, y rifas y fotos. Esta tía tiene un invitado, digamos que de honor, aunque no estoy seguro. El ilustre, es miembro destacado, a veces, de la oposición.

Tía, este año si voy.

Apología del delito.

Trataré de no adjetivarlos, y no por ser políticamente correcto, sino para que se aprecie la intención. No la amenaza, no la bravuconada, ni la habladora de paja; perro que ladra no muerde. La intención nomás. Esto no es  nada nuevo. Ya lo dijo el Duque, José Roberto. Al final del túnel, lo que hay es plomo. Sin comillas, tranquilo, relajado. Sin alterarme. Total, la escritura no siempre sirve para algo.

Un sopapo. Más nada. Duro, sin tantas contemplaciones, o sin alguna. No a traición, por supuesto. De frente. Con aviso y todo. Lo que pasa es que hay un arrepentimiento repentino. Cuando he dicho:

–         Compadre (o pana, o señor, o señora), pero yo soy chavista, y me estás ofendiendo.

–         No, pero no lo digo por ti, lo digo por esa cuerda de…, o – Bueno, pero es que contigo se puede hablar…, o – ¿En serio eres chavista? (y le miro las pestañas, y las sandalias, y su pregunta no ofende para nada)

Total, que eso desarma. Y por lo general es gente que uno conoce, o va conociendo. Pero con la que uno no conoce, se va quedando picao. El tipo que en la televisión habla,  gesticula, se emociona diciendo esto, esto y aquello de la gente, que como yo, apoya el liderazgo de Chávez. Es tan vehemente, que el desprecio se aprecia. Coño, uno tiene que encontrarse a ese carajo en la calle, o en una comida familiar, o en un carrito de perro caliente, pararlo y decirle: Epa, señor, (o pana, o compadre), tu dijiste esto y esto y aquello, y eso me ofendió. ¿Sigues pensando igual, o qué?

Y dependiendo de la respuesta, sopapo de una. ¡Violento, chavista, resentido, malandro! ¡Te vas de mi casa! Pero tiíta, si no he probado la sopita.

Otro ataque a la libertad de expresión.

 Es que usted se para o se sienta frente a una cámara y habla la paja que jode y ofende que jode y desprecia que jode y me subestima que jode y no le puedo joder. Ah, yo no puedo decirle nada porque es periodista, o tiene una sotana. O es un señor mayor. O porqué no cambié de canal. O para qué terminé de leer el artículo.

Entonces me jode, además,  con el derecho a réplica. Con que la violencia es el arma de los que no tenemos razón. Con mi resentimiento y mi irracionalidad.

No hay ninguna bajadita. Somos mayoría, somos alegría, ¿no? Ajá. ¿Y entonces? Yo, alegre y serio, le digo que si me ofende le zampo. Compadre, señor, señora, tía, no fue Chávez quién estimuló mi resentimiento a través de una capta-huella, o de un bombillo ahorrador. El hombre estaba ocupado trabajando.  No fue quién promovió mi sed de venganza, quién me dijo que no me la calara más, que si te veía por ahí te parara, educadamente, te recordara cómo me ofendiste, despreciaste y subestimaste diciendo esto, esto y aquello, te preguntara con cortesía pero muy seriamente si seguías pensando igual, que si todo eso era conmigo, y, dependiendo de la respuesta, sopapo. No hay bajadita. Se me ocurrió a mi solo. Con la ayuda de mi ignorancia, de mi incapacidad de razonar, de no ver cómo este carajo nos está dividiendo, cómo está destruyendo al país y a la propiedad privada, en ese orden. Obvio, con la ayuda de mi resentimiento. Claro, soy motorizado. Resentido. No di dinero para pagar la multa de Globovision. Resentido. No tenía plata en el Federal. Pela bola.

¿Y a ti qué te ha dado Chávez?

A la dueña de unos pies así, esa pregunta se le perdona. Eso desarma. Por ahora. Pero tú, vuélveme a preguntar, anda. No te vayas. Dime ignorante y resentido otra vez.

– Por cierto, tía, él empezó. ¿Puedo repetir?

– Muerto de hambre. Toma.

Gustavo Mérida.

10 Comentarios

  1. Te quedó lindo, gordo.

    A mi también me encantaría encontrarme a un compa en un perrocalentero. Lo malo es que esa gente lleva seis metros de guardaespaldas y una corte de periodistas prestos a dilapidar al que atraviese una opinión. Fachas. Bueno, tú sabes. Como casi todos los venezolanos.

    Que bueno tenerte por acá de nuevo. Hace falta contrapeso, balance.

  2. Las genaralizaciones son los vástagos de la ignorancia. No aportan nada, y restan muchísimo. Trato de no caer en ellas, aunque he de reconocer que en alguna ocasión he faltado a ese principio.

    Tengo por norma no discutir de política ni de religión. Por eso trataré de llevar este comentario por sendas distintas:

    Ciertamente, caer en generalizaciones, más aún cuando vienen acompañadas de adjetivos despectivos, es una práctica que debe ser erradicada. Pero tú como chavista ¿le escribirías esta misma nota a Hugo para que deje él también de hablar de “escuálidos”, “la oposición”, y en general de quienes no le siguen, en forma despectiva? Si estás dispuesto a hacerlo, y tienes vías de acceso al Teniente Coronel otrora golpista, mucho te lo agradecería. También sabré entender que, aún siendo chavista, no tengas medios de remitirle tus inquietudes, y tu aversión hacia las generalizaciones. Al final, él escucha sólo lo que desea escuchar, y de sus seguidores tiende a alimentar es el desprecio a sus oponentes, así, generalizadamente. También sabré entender si, a pesar de contar con medios de contacto directos con Hugo, no deseas transmitirle tu inquietud, so pena de dejar de caerle en gracia.

    Ser chavista o ser opositor son ambas caras de una misma moneda, y es únicamente objetable si lo que orienta la tendencia de la persona hacia uno u otro sentido político es una causa distinta a la razón, a la lógica. Si tu apoyo obedece a un ejercicio mental, entonces nada tengo que discutir. Podemos ser felices y estar en paz.

    Lo que sí critico, y no sólo a los seguidores de Hugo, sino también a quienes le adversan, es cuando su apoyo o animadversión obedecen a motivos inexistentes, o en todo caso no pueden ser explicados sin hacer uso de argumentos falaces, sean ad hominem, sean ad verecundiam. El apoyo de una u otra tendencia por el sólo efecto del culto a la personalidad me parece detestable. Lo peor de todo es que en la coyuntura venezolana actual pareciera la regla en lugar de la excepción.

    De cualquier manera, ya lo has dicho, la violencia es el arma de los que no tienen la razón. La ofensa verbal (y las generalizaciones como forma de ésta) constituye en sí misma -creo- un método violento.

  3. Sí vale, hacía falta el pana Gus, a pesar de nuestras diferencias. Buen retorno, discutible en el fondo, incontestable en la forma. Saludos y abrazos.

  4. Dannarwill en conjunto esoy de acuerdo con tu planteamiento a ese chavista, aunque se puede ir un poco mas lejos y ver la relación del sado masoquismo con las tendencias totalitarias como componentes en las personalidad de quienes tienen afinidad a esos sistemas.
    Ahora bien discrepo enormemente con tu concepto sobre las generalizaciones. veras escribes en una computadora que en lo basico esta basada en la electronica y la electronica- las ecuaciones- se sacan utilizando el concepto de campo.
    un campo no existe, es una generalizacion de los vectores de las cargas. de hecho toda la ciencia se basa en generalizaciones.
    es uno de los mayores logros del intelecto humano.En vez de hablar de la velocidad de una pelota la ser lanzada, un zapato, o un balon se utilice las mismas formulas y no tener una formula para la velocidad de un balon y otra otra un zapato. nuestro cerebros estan hechos para buscar patrones y sacar generalizaciones. Por lo tanto hacerlo no es malo, tampoco bueno, es la manera como esta hecho nuestro cerebro. Evitar las generalizaciones es como tratar de evitar el sexo, es ir contra nuestra propia naturaleza

  5. Entiendo lo que dices de las generalizaciones aplicadas a la ciencia y la tecnología. Restarle su importancia sería pretender desconocer el mérito que le es propio al sistema lógico inductivo, que junto al deductivo representan las bases mismas del conocimiento.

    Pensé que, tal como planteé mi comentario, quedaba tácito que me refería a las generalizaciones desde el punto de vista moral, más concretamente desde una perspectiva netamente subjetiva acerca de un “género” (p.ej. racial, religioso, político, ético, etc.).

  6. Tu artículo es la ejemplificación del fracaso de la política en Venezuela, de la imposibilidad de arreglar las diferencias con el discurso.
    Cuando las cosas están así, es probable que volvamos al estado barbárico pre-Cámbrico y nos caigamos a tiros, como bien dices, solo que los que venden la idea como “progreso” parecen no darse cuenta de que ese retroceso no será solamente en la sustitución de las palabras por la violencia, sino en todos los logros, avances e invenciones que el odiado “Estado burgués” le ha dado a estos “guerreros” para que vivan cómodamente.
    Pero bueno, pensar las consecuencias de los actos es más difícil que actuar desordenadamente por la “inminencia” de la “guerra” al “final del túnel”, idea que sólo permite al estado seguir oprimiendo a los ciudadanos, de toda tolda política.
    Me parece que tanto tú como el opositor son peones en el tablero de los intereses más oscuros y fachos de la oposición y el gobierno. Reducir toda la política en Venezuela a esas dos posturas es ser simplista con los actores intermedios.

  7. como cualquier chavista. Pone la plasta y se va, no se digna a responder al resto de los subhumanos que le responden, ya que solo los chavistas son humanos. ¿sera que esta en container pudriendose? de cualquier manera juele igual

  8. Conio, soy un picao. No hay sopapos virtuales, así que me explico: primero, todavía estoy tratando de entender las vainas esas en latin. Qué te puedo decir? soy chavista. Brutazo. Luego, me distraje con google y wikipedia con lo de precámbrico. Mientras, nunca dejo de imaginarme al pana Sergio practicando aikido para enfrentar a todos los **seguridad** de cualquier evento. También trabajo en un artículo que trata de la violencia, que está allí, aqui. Que no se puede disimular. Pero con lo de plasta, no aguanté, y me revuelco en ella. Xluis, te aviso cuando esté bien embarrao.

  9. Tranquilo gus, tomaste tu tiempo. Pero tengo una dudita ¿en ese famoso ARTICULO (claro en mayusculas) hablaras de la violencia de un estado que deja podrir 150 mil toneladas de comida? Eso tambien es violencia, pero es una pregunta retorica, ya que se que estas muy ocupado revolcandote. Tomese tu tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here