Perpetrarnos

2
77

Perpetrarnos.
Mientras duermes, mientras duermo.
Rasgar la gasa lejana de nuestros sueños y trasgredirnos.
Despertar a la sombra del sueño del otro y violar la línea que separa nuestras identidades.
Irrumpir en lo tuyo que no conozco y que no debo conocer.
Sencillamente, lo hago para coleccionar,
para amontonar en la piel laceraciones que busco,
por un masoquismo necesario,
infligirme para despertar del sueño.

Quiero despertar y quiero dormir en tus brazos.
Tus brazos-tentáculos que asfixian, pero no matan.
Como los gatos, que cazan ratones, sólo para jugar con ellos.

El sueño espeso, el sueño de encierro (como todos nuestros sueños claustrofóbicos juntos).
El sueño de calma que antecede a la tempestad rancia e inminente, que ya conocemos de sobra…
El sueño turbio de los que no sueñan más porque saben que flotan a la deriva en un mar viscoso donde siempre es de noche.
El sueño epidérmico de los vigías que deben permanecer alertas ante los ataques enemigos
El sueño turbado del que esconde debajo de su corazón delator un contraataque brutal (contra el otro que duerme, contra sí mismo)
Un contraataque aniquilador de sueños, de fe.

Perpetrarnos como cosa nuestra, como fragmento cotidiano de decadencia reciproca
Y más nunca se sueña en esta cama…
Es esta cama-bote-fantasma, de espectros rubios, de calvicies, de gatas blancas, de franjas de luz de sol recortadas por las persianas polvorientas.

Y más nunca se sueña contigo, porque a tu lado la gasa de sueño se vuelve telaraña y el reposo, pesadilla.

GD Star Rating
loading...
Perpetrarnos, 3.3 out of 5 based on 4 ratings

2 Comentarios

  1. esta señorita cuyo pseudónimo es galatea, escribe muy bien, me guste o no me guste el tema, es soberbia en la utilización de imágenes y atmósferas con tan pocas palabras, realmente me hizo sorprenderme, admirarme y eso que ninguno de los dos temas tratados en su prosa poética fueron de mi agrado realmente, pero el castellano, la palabra y el verbo, en fin, la felicito poetisa Galatea, un abrazoote

    ResponderResponder
  2. Muchas gracias, Josefina. Muy significativo su comentario. Un abrazo de vuelta.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here