Estreno de Zamora en el Teresa Carreño: una telenovela personal

Capítulo 17: Los Paraísos Artificiales del Socialismo del Siglo XXI

Lee la primera parte aquí

1185389937villa_del_cine_016

En todo cambio hay algo infame y agradable al mismo tiempo, algo que se asemeja al adulterio y al traslado de domicilio.Esto basta para explicar la revolución francesa.

Charles Baudelaire.

El Doctor regresa del baño con cara risueña y me ofrece un cigarrito para hacer tiempo, mientras la señora se dirige al patio para buscarnos “un par asientos privilegiados”, en palabras de ella. Dios la guarde.

Los dos fumamos en silencio, apoyados de una baranda y con la vista en dirección hacia el Teatro. El Doctor apenas alcanza a susurrarme: “muero por un whisky. ¿Arriba todavía venderán whisky?”Y ambos estallamos en una pequeña carcajada liberadora, al subir la vista al platillo protocolar, donde antes vendían desde dulces hasta bebidas espirituosas. En la actualidad, cero uno a la izquierda por allá arriba.

De verdad, un etiqueta en las rocas no nos caería nada mal, chico. Recuerdo cuando venía de chamo, y me fascinaba seguir el ritual de salir en el entreacto para tomarme un par de birras, durante cualquier función del Festival Internacional de Teatro( uno de los primeros de su clase en el mundo).Hoy ya no hay ni Festival ni la posibilidad de comprar, si quiera, una copita de vino para calmar la ansiedad.

¡Ay, los vicios humanos! Son ellos los que contienen la prueba de nuestro amor por el infinito.

Charles Baudelaire.

Aquí mismo tuve la ocasión de presenciar a los mejores dramaturgos y a las grandes obras de la contemporaneidad, gracias al Festival de Teatro. Aquí asistí a la consagración de grupos y genios como Tomás Pandur y Joan Font de Els Comediants, quien nos trajo su obra maestra, La Nit, a finales de los ochenta.

Aquí goce del estupendo montaje satírico dedicado a Dalí, una joya absoluta, imborrable, imperecedera. Y por extensión, el Festival me dio la oportunidad de conocer el trabajo y el texto de autores universales como Chejov, Peter Brook, Lindsay Kemp, Harold Pinter y Thomas Bernhard, sobre todo él, Thomas Bernhard.

Puedo afirmar con total certeza lo siguiente: soy una persona distinta después de haber descubierto, tarde, a Thomas Bernhard en una función del Festival de Teatro, a propósito de la puesta en escena de su pieza clave, “Maestros Antiguos”, cuyo libreto aprendí de memoria, luego de grabarlo en vivo con una cámara Canon XL1.

La compañía encargada de adaptarlo y homenajearlo fue la increíble “Romea” de Xavier Alberto, bajo la conducción interpretativa del invencible Carles Canut, una fuerza de la naturaleza reconvertido en el protagonista de “Maestros Antiguos” y en el alter ego de la bilis literaria de Tomas Bernhard.A mi modo, yo intento remedarlo y conjurarlo a la hora de escribir, sin mucho éxito. En cualquier caso, hago el esfuerzo.

Entre calada y calada, sueño despierto de forma ingenua: “ojalá tuviéramos en Venezuela a un equivalente de Tomas Bernhard, y no a una nueva camada de mutantes de nuestra vaca sagrada, Román Chalbaud”.

Sería interesante comparar la complacencia de Chalbaud con la irreverencia de Bernhard. Naturalmente, el segundo le ganaría la partida al primero en tres segundos, de lejos. Verbigracia y para demostrarlo, los dejo con un pasaje de su novela, “Maestros Antiguos”:

Si contemplamos un cuadro bastante tiempo, aunque sea el más serio, tenemos que caricaturizarlo, dijo, para soportarlo, y así tenemos también que convertir a nuestros padres en caricaturas, a nuestros superiores, si los tenemos, en caricaturas, al mundo entero en caricatura, dijo. Mire usted bastante tiempo un autorretrato de Rembrandt, cualquiera, y se le convertirá a la larga, con toda seguridad, en caricatura, y se apartará de él. Mire usted bastante tiempo el rostro de su padre, y se le convertirá en caricatura y se apartará de él. Lea a Kant con insistencia y con más insistencia aún y de pronto le dará un ataque de risa, dijo. Al fin y al cabo, todo original es ya en realidad, en sí, una falsificación, dijo, ya comprende lo que quiero decir. Naturalmente, hay fenómenos en el mundo, en la naturaleza, como usted quiera, que no podemos ridiculizar, pero en el arte se puede ridiculizar todo, todo hombre puede ser ridiculizado y convertido en caricatura si queremos, si lo necesitamos, dijo. Eso, si estamos en condiciones de ridiculizar, no siempre estamos en condiciones, y entonces se nos lleva la desesperación y luego el diablo, dijo. Da igual qué obra de arte, puede ser ridiculizada, dijo, que se le presenta a uno como grande y, en un instante, uno la ridiculiza, lo mismo que también a un ser humano, al que hay que ridiculizar porque no se puede hacer otra cosa. Pero la mayoría de los seres humanos son realmente ridículos, dijo Reger, y uno se ahorra el ridiculizarlos y la caricatura. La mayoría de los seres humanos, sin embargo, son incapaces de caricaturizar, lo contemplan todo hasta el final con una terrible seriedad, dijo, y no se les ocurre la idea de hacer una caricatura, dijo.

Exacto, correcto, perfecto, eureka: “Zamora” debería ser una caricatura, una parodia, una “Not Another Epic Movie” a la criolla, un “The Producers” donde nuestros héroes militares y nuestros íconos históricos harían el ridículo, para no seguir atormentándonos con su pesada y pavosa carga en presente. Hasta luego, chao, Good Bye Miranda, Bolívar y Zamora.

Con los recursos de la Villa, es la única alternativa seria. Ustedes me prestan esos disfraces espantosos y recién planchados por una semana, amigos de la Villa, y les saco una película de partirse de la risa, con todos mis amigos, al estilo de Diego Risquez, pero a la inversa. Es decir, con humor negro, con veneno en vez de con aires de importancia, esnobismo, pretensiones autorales y comerciales.Yo los invito a quitarnos las caretas. Con las pelucas y las charreteras de la Villa es imposible hacer un cine de época, convincente y creíble, a la usanza de Hollywood.

En la meca, derrochan presupuestos de 200 millones de dólares en el desarrollo de un proyecto sobre la independencia de Estados Unidos. Y al cabo de dos años, recuperan con creces el monto invertido por concepto de recaudación de taquilla, al punto de meterse en el bolsillo cerca del mil millones de dólares. Así funciona la economía de la industria americana, guste o no.

En Venezuela es inconcebible equiparar dicha marca, querer competir de tu a tu con un monstruo de mil cabezas y cien años de experiencia. Ellos nos llevan una morena por delante, un siglo de ventaja, en la experimentación con las fórmulas del melodrama decimonónico. Basta y sobra con volver a deleitarse con “Intolerancia” y “El Nacimiento de una Nación”, para reconfirmarlo.

En efecto, nosotros hemos llegado con un enorme retraso, de décadas de décadas, a la concepción de superproducciones espectaculares a la retaguardia de “Lo Que El Viento se Llevó”, “Los Diez Mandamientos”, “Ciudadano Kane” y “Ben Hur”.

Por ello, los resultados desastrosos son evidentes y consecuentes con la falta de humildad. Es necesario bajarnos de la nube de Chalbaud, de la Villa y de la revolución, en su vana y megalómana creencia de querer sepultar el legado audiovisual del “imperio”, de un solo plumazo. Pasa en la realidad con la vinotinto, pasa en el cine con Zamora. Para alcanzar a las potencias de la disciplina, lo primero es comenzar por reconocer nuestras limitaciones, como país, nación e industria.

De momento, el cine nacional es un espejismo. Depende de los vaivenes del gobierno y de las decisiones arbitrarias de la dirigencia del PSUV. Su autonomía es nula y sumisa a los criterios estéticos avalados por la constitución. Por ende, se le da prioridad al contenido sesgado por encima de la forma por la forma, según el punto de vista de Baudeleire.

A diferencia de Farruco Sesto, Baudelaire creía fervorosamente en la inutilidad de la poesía, a contrapelo de la prosa de su época. En términos de Félix de Azua:

Los artistas se pliegan a las nuevas circunstancias de su época. Víctor Hugo quiere ser útil; Vigny, Chateaubriand, quieren servir al pueblo. Pero unos pocos sospechan que la entidad a la que es posible servir dista mucho de ser una totalidad homogénea. Por reacción contra el empleo funcional de la poesía, Baudelaire pedirá la inutilidad , la gratuitidad de la obra de arte. Un poema no sólo ha de ser una producción técnicamente acabada, sino también algo socialmente inútil. “La Lógica de una obra sustituye cualquier postulado moral”, dice Baudelaire.

Por tanto, el paradigma de Baudelaire es la antitesis del cine “comprometido” catapultado por la Villa roja rojita. En consecuencia, surgen como hongos subproductos concienciados de la talla de la sonada ganadora del Festival de Mérida: “Cheila… una casa pa´maita”, suerte de tragicomedia Chalbodiana en la línea de “Transamerica”. Vean su trailer y después continuamos con la deconstrucción del romanticismo ñoño, pacato, especulador, oneroso y costoso de nuestros Piratas del Caribe.

http://www.youtube.com/watch?v=MjW-d_giBQo

Cheila… una casa pa´maita” hizo las delicias de la crítica criolla, embelesada por la mecánica contenidista del engranaje vernáculo.De la crítica boba, provinciana,rococó,paramera, trasnochada, premoderna, gochitonta y ochentosa.

Cheila… una casa pa´maita” nos retrotrae a una especie de vertiente de denuncia maniquea, explotada como filón en América Latina desde el éxito de la sensiblera y caduca, “Fresa y Chocolate”, traducción amordaza y a destiempo de la cacería de brujas contra la homosexualidad en Cuba.

Con “Fresa y Chocolate”, el régimen de la Habana quiso sanar heridas públicas con su terrible expediente de violación de derechos humanos, en el apogeo de la década negra, cuando decidieron agarrarla con el enemigo interno o el chivo expiatorio del arquetipo del “gay”, para depurar a la burocracia de seres indeseables y personajes incómodos como Reinaldo Arenas. La inquisición comunista al calco y al carbón de la guerra fría de McCarthy.

El lanzamiento de “Fresa Chocolate” de Tomás Gutiérrez Alea funcionó como teatro de operaciones del vampiro Fidel Castro, para propinarse una transfusión de sangre fresca en el arribo del período especial. Corría el año 1994 y un milagro en 24 cuadros por segundo lograba mantener la ilusión por la utopía vencida tras la caída del muro de Berlín.

El film cumplió su papel estratégico al fungir de mea culpa y de gasolina para el motor oxidado del turismo en la isla. Legiones de fanáticos de “Fresa y Chocolate” cayeron en la trampa con el objetivo en mente de probar el sabor de los helados Copelia. Sin embargo, el trago amargo de la realidad superó, una vez más, el color esperanza de la ficción. ¿Sucederá lo propio con Cheila… una casa pa´maita”? En lo personal, lo pongo seriamente en duda. Como mucho, su llegada a la cartelera alcanzará para despertar una minúscula polémica de sordos, entre la prensa de farándula y los canales del estado, en provecho de la campaña inclusiva e incluyente de los candidatos a diputados por el partido socialista unido, en las próximas elecciones. ¿Y en materia financiera? La quiebra es el norte de la senda impuesta por la Villa, y por consiguiente, de Cheila… una casa pa´maita”. Más de un hogar dulce hogar, subsidiado por un padre proteccionista, dadivoso y consentidor, al extremo de la bancarrota. Sus hijos lo llevarán a la ruina.

Mutatis mutandis, si apenas logramos reunir tres millones dólares para financiar una película como “Zamora”, es preferible ahorrarnos el dinero o dividirlo por partes iguales en el estímulo de talentos emergentes, documentales, cortometrajes y largometrajes de cerrada vocación autoral. Allí radica nuestra clave del éxito. No en hacer una fotocopia descolorida y acomplejada de Hollywood, sino en replantear el esquema neorrealista de Italia, Argentina, Nigeria, Irán, Filipinas y Francia. En síntesis, rodar más con menos. De la cantidad, de seguro, surgirá la calidad. Es una ecuación ideal.

Lo otro es continuar alimentando una impostura, una falacia, una mentira, un capitalismo socialista de ficción, una engañifa mortal a un costo elevadísimo, al borde de “Saw” en Sabaneta de Barinas. Un juego macabro donde nadie gana y todos pierden, tal como ocurrió en la época de Goebells.

El Ministro de Propaganda de Hitler se empeñó en doblegar a Hollywood y a la vanguardia soviética, al promover la respuesta alemana a “El Acarazado Potenkim”. A corto plazo,la cinta se titularía “El Acorazo Sebastopol”. Miles de personas fueron contratadas para consumar la fantasía fetichista del publicista suicida al servicio de su majestad, del patrón Nazi. Pero su carencia de mesura y de tino devino en un fracaso rutilante para la moral germana. La película terminó siendo una calamidad, un hito a la desmesura del poder fascista, y un ejemplo del séptimo arte maligno a las órdenes del comandante en jefe de turno. Por desgracia, “Zamora” va por el mismo camino.

Lamentablemente, los hombres necios no aprenden lecciones y las repiten, sin conciencia alguna. Por fortuna, de sus errores sacaremos conclusiones a futuro, en beneficio de la democracia, del estado de derecho y de la libertad de expresión.

Por eso, sigo aquí resistiendo y dando la pelea por la imaginación dislocada al margen de las fronteras del sistema.

Por eso, aspiro la colita de un cigarro y expulso el humo de una versión caricaturesca de “Zamora” en honor a Thomas Bernhard. El libreto lo redactaríamos en un foro de panfletonegro, entre todos sus colaboradores y comentaristas.

Yo propondría a J.J. como realizador de la charada colectiva, nada más para sacarle la piedra a Héctor Soto, José Vicente Rangel, Lina Ron y al gordito Mario Silva. Trece haría de “Zamora”, Budú de “Miranda” con peluca amarilla y Nigga de “Bolívar”.

La película podría llamarse: “Las Tres Potencias” y giraría en torno a una hipotética bacanal de sexo, violencia y drogas, alrededor de una apocalíptica fiesta de disfraces en el Country Club, con invitados boliburgueses y demás.

Tarek William se interpretaría así mismo, vestido como en la cinta de Diego, y a su vez, Diego sería el anfitrión de la fiesta inolvidable, donde las “Tres Potencias” amenizarían la velada con un toque de rap.

Rolando Salazar aparecería disfrazado de “Chavez” con una botella de tequila al lado del adiposo Barreto en clave de “Michael Moore”, y todos al final morirían intoxicados, producto de la ingesta de un ponche aliñado por “Trece” con un mezcla de perico con heroína. Por supuesto, basada en hechos reales.

En el clímax, las figuras heroicas de nuestro pasado y de nuestro presente fallecerían al unísono, en medio de una vomitadera orgiástica, a lo Pasollini, a la luz del sol de la mañana.

El único en sobrevivir para contarla, sería Juan Barreto, porque él aguanta demasiado y es como un gato. De hecho, la película culminaría con la llegada triunfal de Juan Barreto al Teresa Carreño, para asistir al recital de “Cats” en Caracas.

Sí señor, “Cats”,quién lo diría, aquí en el Teresa Carreño donde hoy voy a ver “Zamora”. “Cats” es una bonita metáfora para cerrar el capítulo de la semana.

“Cats” refleja las contradicciones del chavismo, y al mismo tiempo, revela su naturaleza felina, pues los gatos siempre caen parados. Así son los cuatro gatos del Ministerio de Cultura, así son los gatos de la Villa del Cine, empezando por el gato de Chalbaud y terminando por el gato de César Bolívar. Ni hablar del resto de los gatos de “Zamora”. Son “Cats” o gatos de Broadway venidos a menos y en franca decadencia. Sólo les queda maullar en el Teresa, para subsistir, mientras los pelagatos pagan por la gracia y aplauden a rabiar.

Con permiso, porque ahora voy por ellos, por los “Cats” de la revolución, amalgama de cursilería, opereta, camp, sensiblería y subdesarrollo.

Nos acabamos la nicotina.

La señora nos invoca.

En el episodio 18, sí prometo contar los entretelones de la algarabía Zamorana en el patio central, desde la zona VIP.

Hasta entonces.

Y como ya compré mi entrada para Metallica, los dejo con un clásico acorde para la ocasión. Agarren, Master of Puppets live 2009.

http://www.youtube.com/watch?v=U_4rn6C6-pk&feature=related

GD Star Rating
loading...
Estreno de Zamora en el Teresa Carreño: una telenovela personal, 2.7 out of 5 based on 12 ratings

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

15 Comentarios

  1. El Warholio dijo:

    Muy bueno como conectas el pensamiento de Baudelaire con los esperpentos producidos por La Villa para luego cerrar con Cats y lo bizarro de nuestra revolución consumidora de chatarra made in el imperio.

    La idea de la película me parece genial, deberías pensártela en serio, así sea hecha con equipo casero y transmitida en YouTube o Vimeo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Aleister Crowley jr. dijo:

    La única forma de sobrevivir en Caracas es pensando que toda esta ciudad es simplemente una caricatura distorsionada, un comic de muy mal gusto hecho por algún fanático de Sin City con aspiraciones a ser artista surrealista.

    Esta quedando muy bien toda la telenovela, y muy bueno el cierre con Master of Puppets, para mi uno de los mejores albunes de Metallica.

    Por cierto, le deberías hacer caso a el Warholio, esa película sería demasiado buena.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Luis S dijo:

    Ayer me enteré de casualidad de los números oficiales de Zamora.
    Costo: 12.000.000 Bsf. (Con los estimados actuales del CNAC con esa plata se financian 4 Operas Primas a todo trapo.)
    Recaudación en taquilla estimada: Entre 100.000 y 120.000BsF. (Unas 4000 personas.)

    Sergio. yo a Cheila… una casa pa’ Maíta le doy el beneficio de la duda. Veremos.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Sergio M. dijo:

    Gracias a todos por comentar de manera tan acertada.
    Gracias al ex editor por ayudarnos.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Sergio M. dijo:

    Tremendo información, Luis S.
    Gracias por compartirla con nosotros.

    En cuanto a “Cheila” no compartimos la misma opinión, sin embargo, el tiempo dirá si el esfuerzo valió la pena. Por lo pronto, luce como una versión criolla de “Transamerica” al estilo de “Priscilla, la Reina del Desierto”, pero en un antro de mala muerte de la Baralt. ¿Cine de locas y peluqueras al gusto de Omer? La respuesta dentro de poco.
    Muchos saludos,men.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. The Goddamn Devil dijo:

    uff empiezas con Baudelaire, recuerdas los buenos tiempos del Teresa… pones la llaga en esa especie de tendencia de tomarnos toda mierda demasiado en serio, propones un casting paralelo… naguara chamo te estas puliendo men…
    es por eso que te sigo con la historia de Zamora, es una caricatura donde todos estamos incluidos, eso es lo que deberiamos hacer reirnos de cuando en cuando de nosotros mismos, desde que Dave Mustaine lo dijo en una entrevista, lo he intentado mucho al igual que caricaturizarme, a veces me hace como falta…
    y lo de la pelicula, si algun dia la haces incluyeme please, asi sea del que lleva los cachitos y los cafes, pero puede incluir una secuencia donde estemos todos viendo una vaina como comando X, Guao que arrecho que tves ponga esto despues de citizen kane un domingo,y llegues con un bate le des rolo e coñazo al televisor diciendo, esto es una mierda, hagamos algo mejor coño… tipo Be kind rewind…
    saludos mister un placer leerle…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. elmensajedelabotella dijo:

    uno termina haciendo lo que critica, o a la inversa del cuadrado, y desde cualquier punto del espacio estructural. miren ya hablo como un iconoclasta. este doctor que ofrece un cigarrito al humo de tus pensamientos rebeldes, miren, soy un poeta, baudelaire me decepciona tanto, que sepa tanto, que desnude al mundo, y que le diga a la humanidad que todos somos una mierda, (incluido el). ese doctor que muere por un whisky no pertenece a una clase complaciente que bailaba charleston cuando los adecos ejercitaban los instrumentos del poder, que un grupete disfruto la oportunidad de ver a un tomas pandur y a joan font es igual a los que nunca han visto a un chalbaud complaciente. tal vez ese doctor pudo ser irreverente, y venezuela no lo conoce, tal vez no entendimos al mundo, y en venezuela conocen mas a daddy yankee…
    si este tipo sueña despierto con un equivalente de tomas bernhard entonces doy gracias de no haber caido en el mundo del teatro latinoamericano, adoro a los europeos, soñe con ser un gran dramaturgo.¿pero quienes serian mis maestros? docentes chicharrones que no se parezcan a tomas bernhard? nisiquiera sirven los profesores de castellano y literatura. ¿podemos hacer competencia a stieg larsson? para que sirven los profesores universitarios si van a graduar a futuros corruptos, despues de este comentario como les miro la cara a mis profesores de castellano? me cago de la risa, o me envalentono de miedo? ser o no ser…? atendiendo a las tecnicas de tomas bernhard, zamora deberia ser una caricatura, y no solo zamora, tu tambien sergio, y yo, si yo , elmensajedelabotella, tal vez cambiaria mi seudonimo por: unpobreguevon. tambien deberian ser caricatura los ricos hacendados de ese tiempo, los ricachones que siempre se cojieron a los pobres, y que hoy sus descendientes son respetables empresarios, y por supuesto caricaturizar al pueblo pobre e ignorante, de aquel tiempo de guerra federal, algunos jalabolas de zamora, y otros jalabolas de los enemigos de zamora, pobre siglo 19… bajo la consigna: “contra todo, nada.”

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Facebook User dijo:

    Master of Puppets? asi que por fin vamos a saber quien le jala las cuerdas a quien?

    Tremendo el capitulo de hoy. Baudelaire y Metallica, mas rock n’roll imposible. Saludos Cobra!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Sergio M. dijo:

    De nuevo, gracias a los tres por comentar.

    Seguro, Goodman, cuenta con eso. Algún día haremos una película así.
    Un abrazo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Sergio M. dijo:

    Muy buena tu caricatura, mensaje. No dejaste títere con cabeza.
    Seguimos en contacto.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Lamala dijo:

    Ajajajajaj! Me encantó el capítulo Sergio.

    No paro de reírme… Lo de Cats! es inaudito y por demás contradictorio. Me hubiese gustado estar ahí para ver la cara de idiotas de los esnobistas caraqueños pagando semejante suma de dinero por la “versión venezolana de CATS” porque está muy lejos de ser lo que realmente es este espectáculo. Además sin entender que a pesar del yugo CADIVI podían ir y venir a Nueva York con boleto de teatro incluído…!

    Ojalá algún día podamos hacer esa película! sería de lo mejor del cine Venezolano. Dejaste a un lado a la figura femenina:
    Yo propongo una llegada de Garotas Brasileñas encabezadas por Lina Ron interpretada por Nelly Pujols!!

    Saludos!!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Sergio M. dijo:

    Tienes razón, Lamala, gracias por el aporte femenino, y no precisamente a la manera moralista de Alejandra en Día Naranja!
    jejejeejeje…Nelly como Lina…
    Buen comentario, muy divertido!
    Hablamos pronto!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. X dijo:

    Chamo , ya que eres así como el Mario Silva de Macaracuay; por qué no te reseñas la de la casa pa Maita?

    Tankiu verry much. Kisses, beiby.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. Sergio M. dijo:

    Porque todavía hay mucha tela que cortar con “Zamora”. Porque todavía no la han estrenado, y sería estéril la discusión en el foro. Cuando salga, hablaremos largo y tendido sobre ella.
    Gracias por comentar y por el feed back, X.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top