Coco antes de Chanel

15
102

En el mundo de los biopics abundan los arquetipos. Siempre se adaptan las historias de personajes que representen a su vez algún valor particular. Sobre eso, ya hablé por aquí hace algún tiempo. Era obvio que el feminismo, no podía quedar atrás en la lista de tema a ser tratados en biopics.

De las biografías recientemente adaptadas al cine, Fur: an imaginary portrait of Diane Arbus (2006), era la única que trataba el tema, al presentar la historia de la oscura fotógrafa neoyorkina Diane Arbus, y su emancipación como mujer, la cual ocurría luego de su encuentro con un extraño, peludo y sensible hombre que le enseñaba a ver la vida desde otra perspectiva. Esta visión, que para los ojos agudos de alguna feminista podría ser considerada machista, se repite en Coco antes de Chanel (2009) de Anne Fontaine.

Luego de atravesar una infancia en la que es abandonada por su padre en el orfanato de Aubazine, junto a su hermana Adrienne (Marie Gillain), Gabrielle Bonheur (Audrey Tautou) se dedica a trabajar como cantante de cabaret en bares de soldados borrachos, precisamente de una de las canciones que interpreta surgirá su apodó “Coco”. Una de esas noches, conocerá a Étienne Balzán (Benoît Poelvoorde), un viejo verde, del cual se convierte en su cortesana. En la mansión de éste, conocerá a Arthur “Boy” Capel (Alessandro Nivola), un apuesto carbonero inglés del que se enamorará, aunque él esté comprometido a casarse por compromiso con la hija de un Lord inglés.

Todas las biopics siguen la misma estructura: inicios duros, ascenso, gloria, caída, resurgimiento. Ésta no. Y ese puede ser su primer mérito. Lejos de narrarnos la clásica historia de estas películas, Fontaine, nos muestra un personaje enormemente pragmático: Coco sabe que no puede surgir sola en el mundo y por eso ni lo intenta, se lía con Étienne, le da sexo aunque no quiera, a sabiendas de que es la única forma de sobrevivir. Lo mismo ocurre con el personaje de “Boy” Capel, del que está enamorada y sin embargo, en la mejor escena de la película, le dice “Siempre supe que nunca me casaría, ni siquiera contigo”, y a pesar de esto, lo utiliza para conseguir los medios económicos que le permitan darle rienda suelta a su pasión recién descubierta: el diseño.

Un acierto es no haber convertido a los personajes masculinos en estereotipos machistas: Étienne es un monstruo de su tiempo, es machista porque no puede evitar serlo, pero al final, es el único personaje que parece tenerle afecto real a Coco. “Boy” Capel, tampoco tiene opciones, él debe casarse porque es lo que se espera de él, como le dice a la protagonista en algún momento: “No lamento tener la vida que he tenido, porque de no haber vivido como lo he hecho, nunca hubiera podido leer uno solo de los libros que he leído, pero claro, si mi vida hubiera sido distinta, entonces yo podría simpatizarte más”. En contraparte, los personajes femeninos están, igualmente, atrapados en lo que se espera de ellas: la hermana de Coco, enamorada de un Barón Inglés que la mantiene oculta porque se avergüenza de ella, espera pacientemente a que se den las circunstancias necesarias para poder casarse con su pareja, aunque en el fondo sabe, que eso no va a ocurrir. Emilienne d’Alençon (Emmanuelle Devos), una amable actriz de teatro que le da a Coco su primer trabajo como diseñadora de sombreros, le recomienda siempre a Coco aceptar su destino, incluso le dice “afortunada” por tener un hombre que la proteja. La rebeldía de Coco, entonces, estará en moverse sigilosamente entre los mecanismos opresivos de su tiempo para cumplir sus metas. Esto, podrá ser considerado excesivamente machista por algunos, ya que Coco realmente nunca se rebela ante nada, sólo hace lo que puede y así va trazando su camino. A mí me ha gustado mucho que Fontaine rehuya de cualquier discurso exacerbado; es decir, a mí me parece más razonable que Chanel haya surgido así, a que un día se haya parado en medio de la calle a decir: estoy cansada de vivir en un mundo dominado por los hombres. Es más real la perspectiva de la película.

Formalmente, es un film impecable. La ajustada dirección artística de Oliver Radot, con una excelente decoración de interiores. La buena fotografía de Christophe Beaucarne. El imponente trabajo de vestuario de Catherine Leterrier (desde ya, candidata firme a los próximos Oscars), y finalmente la música de Alexandre Desplat.

Anne Fontaine, hace un apropiado uso de la cámara en mano, la cinta no aburre a pesar de ser una película de época, entre otras cosas, por el buen manejo de la cámara, casi nunca estática.

Audrey Tautou, tiene la bendición/maldición de haber protagonizado Amelie (2001), una película demasiado icónica, y hasta ahora me resultaba imposible no relacionarla con el papel que le lanzó a la fama. Afortunadamente, en esta película su interpretación es excelente, con decir que le da tres palos al señor Nivola, que luce extremadamente acartonado e hierático. Por momentos la cinta la pertenece a Benoît Poelvoorde, quien tiene el personaje más difícil por lo repetido y obvio, pero Poelvoorde le da a su rol algo de humanidad y lo desencasilla.

Ahora que la releo, me doy cuenta de que esta crítica es un tanto complaciente, pero bueno, lo lamento, a mi me ha gustado muchísimo.


Technorati Tags:

GD Star Rating
loading...
Coco antes de Chanel, 2.3 out of 5 based on 15 ratings

15 Comentarios

  1. EEEEEHHHH bravo! Sin duda es complaciente, sentí que no leía Panfleto Negro…pero coincido y retuiteare compartire en mis redes las criticas. Tenia tiempo sin saborear una película en fotografia, actuacion y ritmo como ésta…la quiero volver a ver…

    ResponderResponder
  2. Hola JM…aún no he visto la película, pero está en mi lista, me gusta mucho la Tautou…en fin…aunque debo confesar que las biopics me producen urticaria..

    Pero tengo una duda: en la película se trata el tema del colaboracionismo de Coco durante la ocupación nazi? en ninguna reseña hacen mención del asunto….sus relaciones con joyitas como el barón Hans Günther von Dincklage, Theodor Momm,Walter Schellemberg, etc. etc.?

    Trata la película ese delicioso tema de la morfina, sus habituales tres dosis diarias, y su exigencia antes de morir que le inyectaran una megadosis (“Así es como se muere”)?

    Si no tratan esos temas dímelo, para no verla…prefiero los caminos verdes…

    Saludos!

    ResponderResponder
  3. Como me gusto la critica, mañana mismo la voy a ver Y si es cierto lo que dice Slugh sobre la dosis de heroina, me parece muy inteligente, es la mejor manera de suicidarse, de hecho lo he pensando muy en serio. Al fin y al cabo no voy a convertir en adicto.

    ResponderResponder
  4. …disculpa que me fije en mariqueras…pero el nombre de la actriz es AUDREY TAUTOU no Autrey Tatou…y no es CHANNEL sino CHANEL…

    Saludos…

    ResponderResponder
  5. Claro, Tatou es cachicamo en francés, pero peores apellidos de animales se han visto y siempre pasa con esta actriz que le cambian el apellido… yo vi la película y bueno no recuerdo mucho que haya episodios de heroína, morfina u otras sustancias asimiladas y lo del colaboracionismo es posterior a la época de la película, por eso se llama Coco antes de Chanel, es justo antes de que ella se convirtiera en la gran modista francesa. pero eso no le quita lo bailao que bien expresa JM en su post. Lo único que me gustaría comentar es “Emilienne d’Alençon (Emmanuelle Devos), una amable actriz de teatro”, yo no la vi así sino más bien como una prostituta de lujo que le gustaba hacer teatro y otra cosa lo de “viejo verde” para el personaje de Poelvoorde, no sé porqué lo viste tan viejo, aunque verde sí por lo de libertino (¿es eso lo que quiere decir “verde”?) y con bastante real, cuya ternura por Coco nos deja entrever un halo de admiración hacia esa niña tan atrevida… sobre todo por ser mujer. Aquí me quedo porque no sé nada de cine, ni de la “belle époque”, ni de la liberación femenina, ni de Chanel. Au revoir!!!

    ResponderResponder
  6. Slaugh. Cierto, ya está corregido, tengo gripe y el teclado no es mi amigo en estos días ;-) Amén de que el maldito Word corrige cosas que no son errores, y bueno…

    Sobre tus preguntas: “en la película se trata el tema del colaboracionismo de Coco durante la ocupación nazi? en ninguna reseña hacen mención del asunto….sus relaciones con joyitas como el barón Hans Günther von Dincklage, Theodor Momm,Walter Schellemberg, etc. etc.?

    Trata la película ese delicioso tema de la morfina, sus habituales tres dosis diarias, y su exigencia antes de morir que le inyectaran una megadosis (“Así es como se muere”)?” No, No, y No… La película sólo trata su relación con Étienne y con “Boy” Capel, así como su ascenso desde que le diseñaba sombreros a Emilienne d’Alençon hasta que se convierte en diseñadora.

    ResponderResponder
  7. Oro2: “Tatou es cachicamo en francés” Ja ja ja, ¿en serio? Que vacilón.

    ““Emilienne d’Alençon (Emmanuelle Devos), una amable actriz de teatro”, yo no la vi así sino más bien como una prostituta de lujo que le gustaba hacer teatro y otra cosa lo de “viejo verde” para el personaje de Poelvoorde, no sé porqué lo viste tan viejo, aunque verde sí por lo de libertino (¿es eso lo que quiere decir “verde”?)”

    Bueno, yo no creo que sea una prostituta de lujo, sino que, al igual que Chanel hace con Étienne, ella debe aceptar relaciones no precisamente basadas en el amor (verga, que gafo suena eso, pero no encuentro mejor manera de expresarlo), pero al final es una mujer apasionada del teatro, víctima de su tiempo, así como todos los personajes femeninos de la película. Al menos así lo vi yo.

    Sobre Étienne, chamo, eso es, sin duda un viejo verde. Y por verde entiéndase: baboso individuo que debe pagar para poder salir con carajitas, y aunque éste tenga mucha clase y al final resulte enormemente humano, no le quita lo verde.

    Gracias a todos por comentar

    ResponderResponder
  8. Oro2: Tatou (tatú), en efecto, es armadillo, cachicamo en francés. El detalle es que Audrey no se apellida así. Su Apellido es TAUTOU, que se pronuncia TOTÚ…

    Saludos!

    ResponderResponder
  9. Por cierto, me acabo de dar cuenta de que hay una joyita en cartelera. Con el espantoso título de “Amigos de Locuras”, llega la cinta de Michel Gondry “Be Kind Rewind”. Vayan a ver esa vaina, pero ya. Es increíble que la hayan traido (ha de ser por el afiche, seguro que los distribuidores pensaron, esta es una peli de flatulencias con Jack Black) Gondry es un maestro, dirigió Eternal Sunshine of the Spotless Mind y The Science of Sleeps. Esta peli es sobre unos panas que trabajan en una tienda de películas y accidentalmente borran todo el stock, así que deciden rehacer una de ellas. La peli resulta tremenda, a los clientes le gusta, así que deciden rehacer todas las pelis. Se van a reir y les va a parecer genial. La parte en que rehacen Robocop, es… No se la pierdan, seguro la quitan pronto.

    ResponderResponder
  10. jejeje tranquilo, hombre. La vida sin errores sería muy muy aburrida…

    Espero que te pase pronto esa gripe…

    Voy a buscar esa película que mencionas en torrent…si es como dices, el tema me interesa. De hecho siempre que reveo una película que me gusta mucho le encuentro cosas y cosas y cosas..y me pregunto…será que el director o alguien más la editó y le agrego esos detalles? algún editor infinito? jejejeje….

    ResponderResponder
  11. Sluagh: creo que ya se había entendido tu corrección, sólo quería señalar que a Audrey Tautou siempre le cambian el apellido, incluso a veces la llaman “toutou” que es una manera familiar de decir perro.
    -Lo de la ocupación nazi en Francia (que comenzó en 1940), la película sucede antes de esta época quizás de 1908 hasta después de la primera guerra mundial en 1919 .
    -Etienne Balsan según la historia de Chanel tenía unos 5 años más que ella. Pero es verdad en la película parece mucho mayor.
    Ya veo que cerraron el tema… disculpen

    ResponderResponder
  12. Sí, la de Gondry (Be Kind Rewing) la descargué el año pasado -“para luego verla en el cine/comprar el DVD”- y me pareció bien simpática. Lo que no sé si es la precursora de la ola de Sweded videos que se ven en YouTube o se inspiró en estos. Por cierto, mi Sweded video favorito es el de Tron.

    La de Coco Chanel no la he visto todavía.

    ResponderResponder
  13. yo dije que Bekind Rewind era una joya, la vi como salida de emergencia y salí con cara de “coño vaina pa buena vale”
    la de Coco la tengo por allí, cuando tenga un tiempito la veo…
    ahora estoy haciendo el post de tres películas, si quieres echale un ojo
    saludos chamo

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here