Un Lugar Lejano : más cerca de la autocensura cubana

un-lugar-lejano

Érase una vez José Ramón Novoa, director uruguayo afincado en Venezuela, reconocido por defender un cine comercial puro y duro sin complejos, ni sentimientos de culpa. En tal sentido, es un tipo honesto. Siente predilección por la cotufa y no tiene rollos en cocinarla a fuego lento como Cesar Oropeza y Carlos Malavé.

En los noventa, José Ramón fue el paradigma de una tendencia estrictamente neoliberal y pragmática en el seno de la industria criolla, a contrapelo de las fallidas visiones románticas, autorales y experimentales de la época, bajo la batuta del Diego inmutable de “Karibe”, del ambiguo Leonardo de “Tokio Paraguaipoa” y de la nueva generación cortometrajista de Viart, hoy en día asimilada y deglutida por el sistema de la publicidad, los medios y las subsidiarias de la Villa, donde si te vas de lengua, pierdes tu silla. Es importante mantener la compostura, la formalidad y el pico cerrado delante de sus autoridades. Ellos lo saben muy bien y tú también.

En cualquier caso, en los noventa había un dilema y una discusión entre producir películas para el gran público o para el circuito alternativo de Festivales ombliguistas, para los simpáticos muchachitos andinos.

un_lugar_lejano

Al final, con la muerte de las ideologías y el ascenso de la despolitización en los mercados culturales, el debate cesó, acabó, terminó, en espacios públicos y privados, en foros abiertos y cerrados, ante el inminente paro técnico del único espacio encargado de promover cuestionamiento y análisis serio en materia de desarrollo audiovisual. Me refiero a la publicación “Encuadre”, aniquilada y silenciada por el gobierno, con el apoyo tácito de sus últimos editores, pequeños Judas de la Patria y del gremio. Sólo queda señalarnos por su complicidad y por su traición con el gremio. Las consecuencias de sus actos son devastadoras.

Hoy en día, el panorama no puede ser más desolador. Nadie quiere discutir sobre nada, la censura y la autocensura cunden a diestra y siniestra, los comentarios indulgentes buscan tapar el sol con un dedo, y el arte de las relaciones públicas triunfa por encima de la crítica sin concesiones. En paralelo, los periodistas del sector son cooptados por el negocio y la red oficial,  para garantizar su eterna condescendencia y su prominente manera de hacer publicidad encubierta de los títulos criollos. Por cierto, algunos hasta llegan al extremo de aceptar mordidas, pagos extras y prebendas por prestar sus servicios.

1251926074-g-marcelayjulian_np

Por fortuna, todavía existen voces discordantes en el concierto hueco de la orquesta nacional de palangristas audiovisuales, pagados para hablar de nuestros jóvenes realizadores como si fuesen una camada de promesas musicales formadas por Abreu. Es la dudamelización de la crítica de cine. Es verdad. Es histórico.

Yo ya no estoy para escribir tonterías y zoquetadas para hacer amigos y contactos en la plataforma. Yo ya no estoy para mordazas. Yo ya entendí mi papel y lo asumí de lleno. Yo vine para sembrar inquietud en un zona de confort. Sonará pedante y todo. Pero esa es mi misión. A mi no interesa conseguir la aprobación de CNAC, ANAC y compañía. Se los juro. Por ello, los adulantes , los Pilatos y los camaleones me tienen miedo, me ven con furia, me esquivan y me tratan con desdén. Antes me daba pena decirles mi nombre. “ ¿ Aja, tu eres Sergio Monsalve?”, me increpaban con soplos intimidatorios. Y yo de gafo respondía con humildad, con pena y con modestia. Ahora me da igual si se inquietan o no. Es problema suyo. Afortunadamente, cuento con gente que sí me quiere, que sí me aprecia, que sí me valora y que sí me apoya. Para ellos escribo, aunque suene feo.

Ayer me acomplejaba escribir en primera persona. En la actualidad, hacerlo de otra forma, me resulta de una hipocresía y de un anacronismo absurdo. Poco a poco, me voy deslastrando de ese discurso aparentemente frío y distante, para darle rienda suelta a mi subjetividad y a mi condición humana. Le digo adiós al tono catedrático, académico, presuntuoso, prepotente y científico de Papel Literario. Le doy la bienvenida al estilo gonzo, mitad ficción, mitad no ficción, mitad confesión, mitad lo que sea. La idea es sacarse la careta.

Así pues, José Ramón es la punta de lanza de un proyecto institucional de consenso, a favor de un proceso de borrado digital o de maquillaje técnico de la historia contemporánea, donde lo feo, lo real, lo caótico, lo amoral, lo maldito, lo bipolar y lo polémico son olímpicamente eclipsados, desvanecidos y apagados, para brindar la imagen idílica y bucólica de una revolución bonita carente de conflictos sociales, económicos y políticos de peso.

Para robarle los términos a Fukuyama y a Ramonet,  es un cine de fin de la historia y de pensamiento único, similar al de Cuba durante el período de la década gris y al de Franco en los años setenta, cuando los cineastas se vieron obligados a tomar el camino de la metáfora y de la introspección, para sortear los rígidos cánones de la inquisición. Al menos allá, las trabas y los obstáculos a la libertad de expresión, desembocaron en un puñado de obras maestras sobre las contradicciones existenciales de la época oscura.

En cambio, aquí el asunto apenas sirve y funciona para reafirmar ideas y conceptos manidos, anteriormente explotados y desgastados por el melodrama latinoamericanista en clave choronga de solemnidad hiperbólica.

La lección es contundente: si te pones irreverente, te execran y no te dan plata. Si te pones con la cabeza gacha, te consagran.  

De tal modo, el relato es secuestrado por una revisión genérica desgastada, acrítica y literal de la novela de autoayuda, influida por el juego de las lágrimas de la televisión y por el filón best sellerista de Pablo Coello, según el cual, la cronología debe permanecer y preservarse como patrimonio universal, pero con el propósito de sacarle provecho económico de cara a unos argumentos folletinescos y decimonónicos pasados de moda.

Verbigracia, la película de Novoa es basada en una espantoso libro, lleno de alegorías metafísicas y de mensajes epidérmicos de pare de sufrir, con el avieso objetivo de vender mucho a costa de lo poco ofrecido por el lenguaje de la demagogia sentimental, en fase de opio para los pueblos.

El resultado es un telefilm tranquilizador y ceremonioso a partes iguales, saldado con una pobre interpretación de su protagonista, y unas ridículas intervenciones de su casting secundario, a la gloria del cuerpo desnudo de Mirella Mendoza y de la inexplicable participación de Elba Escobar en el rol de una mujer de limpieza, cuyo trabajo se reduce a tocar el timbre y a importunar al “pobre” de Erich cuando hace el intento de echarse a morir porque su esposa lo dejó y padece de un cáncer terminal.

Musicalmente, la banda sonora es consecuente con el sello Recordland de la casa de los creadores de “Garimpeiros”, “Sicario” y “El Don”, quienes pretenden cambiar de registro para darse un aire de importancia y de legitimidad cultural, a base de una combinación de violines con una fusión de ritmos del sur, de lo rudo a lo cursi.

Y como el protagonista decide irse a curar o a morir en la Patagonia, entonces la banda sonora estalla con el lugar común de un tango melancólico, a la temperatura congelada del mainstream porteño. Y ni siquiera. En Buenos Aires, el tango es tabú a la hora de ponerle ritmo triste a una tragedia. De paso, Novoa se ubica en un lugar muy lejano del cine comercial del sur.

De hecho, se le nota cerca de las producciones enlatadas en miniseries para TVES. Mismo formato de rodaje, misma factura de publicidad limpia y acartonada, con una hermosa fotografía a cargo de Oscar Pérez. Mismo rollo, mismo chantaje emocional. Populismo mesmo, con y todo promesa de resurrección mágica en el camino de San Diego. Una radiografía de nuestro cine en la era de las alianzas para el progreso con los pingüinos de la casa Rosada. Nuestro norte es el sur, dice entre líneas el guión.

En consecuencia, el régimen de coproducción pica y se extiende, desde la llegada de “Día Naranja”, a efecto de reforzar los lazos de unión del tratado de Mercosur, en el sentido de seguir aportando soluciones salomónicas a las dolencias y miserias del colectivo.

“Un Lugar Lejano” comparte con la ópera prima de Alejandra, un concepto mesiánico de redención continental y generacional, fundado en la posibilidad remota de conseguir la salvación a la vuelta de la esquina, cual Misión Milagro, de Caracas a la Habana. Es el regreso al hogar y al calor humano perdido entre el recuerdo de una memoria esquiva y banal.

En “Un Lujar Lejano”, el personaje principal abandona la vida material, para redescubrir el afecto embrionario de una madre sustituta, la madre naturaleza, en perfecta armonía con su medio ambiente. Acto seguido, ella lo acoge y lo abriga en su seno, para inyectarle sangre fresca. En hora y media, el milagro será consumado. Nunca sabremos si todo fue un sueño o una experiencia de vida en el bosque con Heidi. Lo cierto del caso es que nuestro héroe saldrá ileso del trámite, a encarar su futuro desde una perspectiva distinta, obviamente más humana, más terrenal y menos citadina.

En dos platos, se trata de restaurar un viejo mito de regeneración teológica: la creencia en el poder curativo de la vida campestre, alejada de la civilización. Una mentira ecológica y ecologista enraizada en una tradición religiosa, sofística y seudofilosófica de larga data. En una superchería, pues.

Ni la vida en el monte, ni la vida en la urbe, son garantía de nada, en el imperio relativista de la posmodernidad. Ya lo demostró Herzog con “Grizlly Man” y el propio Sean Peen con “Into The Wild”, cuyos protagonistas mueren devorados por sus delirios y sus sueños de emancipación total de las cadenas de la sociedad capitalista. Incluso, en ocasiones, la realidad del monte es peor al costumbrismo programado de la megalópolis. Sea como sea, el paraíso no sólo es una quimera en el siglo XXI, sino un espacio completamente en descomposición. El mejor ejemplo es la propia Patagonia, contaminada, rematada y repartida por las corporaciones a precio vil. Ni hablar del presente y del mañana de Alaska.

En conclusión, “Un Lugar Lejano” prefiere ponerse una venda , un esparadrapo y taparse lo oídos, frente al ruido de fondo de las innumerables paradojas del hombre del tercer milenio. La intención es, como siempre, confundir a la mirada suspicaz a través de un cascada de artificios y de atracciones de feria.

Los señores de la cortina suben y bajan el telón, para representar un teatro socialista de sombras chinescas. Por lo pronto, te invitamos a desmontarlo en el foro, con las armas de costumbre: la palabra, el ingenio, el humor y la razón. Nuestros escudos en la batalla por la resistencia pacifica de la nación.

Este es el aguante, te lo digo yo.

Tarde o temprano, ganaremos.

Los dinosaurios están condenados a fracasar y a desaparecer, desde el Sur hasta Miraflores.

 http://www.youtube.com/watch?v=Zx_5AEx4-F8

GD Star Rating
loading...
Un Lugar Lejano : más cerca de la autocensura cubana, 4.3 out of 5 based on 8 ratings

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

18 Comentarios

  1. Cristina dijo:

    Simplemente, me gusta. Aplaudo tu postura y la decisión de un nuevo tono más acorde con ésta.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Sluagh dijo:

    …Can I marry your brain?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Sergio M. dijo:

    Gracias a los dos por comentar.
    Muchos saludos.
    Seguimos en contacto.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Tomas dijo:

    Me acorde de mis dias en la escuela de cine en Bs As cuando odiabamos los cortos que tenian musiquita de tango.

    PD: Chamo como hago para leer las criticas firmadas como Sr Cobranza??? La del caso del Dr Chirinos es maravillosa.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Sergio M. dijo:

    Creo que la del Doctor sigue disponible por aquí, con mi seudónimo, Señor Cobranza. Gracias por escribir, Tomás. Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. The Goddamn Devil dijo:

    uhm…
    es por eso que siempre me has caido bien, me hiciste acordar de un editorial en la extintar revista Zero, donde el pana Carlos Flores decia que escribias como el y Eric Colon querian escribir, pero no se atrevian, la honestidad pura que herejes como yo sabemos apreciar…
    y bueno la pelicula no la he visto, pero me hiciste acordar de Tokio Paraguaipoa, donde salio la india menos india que he visto en mi vida que fue Eillen Abad y para mas ñapa desnuda para que de verdad comprobemos que no es indigena un carajo… igual Eric Wilpret no ha sido santo de mi devocion…
    ni modo, va para quemados igual que zamora y dia naranja cuando llegue…
    por cierto tengo una pseudo recomendacion hay una pelicula en cuadro chiquito llamada rebobinado o amigos locos, con Jack black y el dolarizado Danny glover, echale un ojo creo que te puede dar algo para escribir… ahora le hago la reseña en el blog
    como siempre se le aprecian sus escritos
    saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. john manuel dijo:

    Sergio. Me estuve aseando por el blog de Gran Cine. Te pregunto una cosa, ¿por qué algunas de tus críticas (películas americanas) si aparecen y otras (películas venezolanas) no? ¿No te las publican o qué?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. oro2 dijo:

    Me gustaría verla por esto que dices “el relato es secuestrado por una revisión genérica desgastada, acrítica y literal de la novela de autoayuda, influida por el juego de las lágrimas de la televisión y por el filón best sellerista de Pablo Coello”
    El tipo revela de esa manera su deseo de vender, no quiere decir que tenga el mismo éxito que esos que explotan bien la semilla sentimentaloide y afines. El tira su anzuelo a ver si se vende, esa es su motivación ‘si Coelho lo logra porque yo no’ se dirá. Así hará caer a muchos en su estafa. No sé hablando aquí como los locos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Puff dijo:

    hasta cuándo novoa? hermano me parece que le dedicaste mas lineas de lo debido a una pelicula tan triste, por lo blanda, lo superficial y lo mal dirigida…. novoa y su mujer hacen el trabajo y cada tanto dirigen sus peliculitas, no hay que quitarles merito, pero a estas alturas ya deberia uno esperar una vaina buena, despues de sicario, que no es tan buena, pero ahi ahi. digo yo, no se. y esos actores, que molleja e malos, deben haber salido del curso de actuacion de la mujer…. saludos….

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Sergio M. dijo:

    Tal cual, men. Gracias a todos por comentar.

    Y JM, tu pregunta es tan buena y tan reveladora que se responde sola. A mi no me gusta perder mi tiempo. Por eso, escribo mis comentarios duros y sin censura para panfleto, porque sé que más nadie me los va a publicar. Muchos saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. jj dijo:

    En el Oasis Center de Guatire estrenaron la película de novoa el viernes, y hasta el martes nadie había comprado la primera entrada para verla. La gerencia decidió ofrecer un combo gratis (cotufas, perro y pepsi) para todo el que comprara la entrada. La compraron dos, se comieron su combo, y abandonaron la sala en diez minutos. La película no la ven ni regalada. La generencia decidió pasar los partidos de beisbol en la sala.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Sergio M. dijo:

    jajajajajaja…Tremendo dato, JJ. Así, así, así es que se gerencia!Así, así, así es que se gobierna!Demasiado buena la anécdota, pana. Muchos saludos por allá.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. Carlos Caridad-Montero dijo:

    No he visto la película porque entre otras cosas, soy medio hipocondríaco y temo salir del cine experimentando todos los síntomas del personaje de Eric. Siempre me pasa con las películas sobre enfermedades. Cuando vi ‘Mi pie izquierdo’, pasé dos meses con calambres. De todas formas, me parece que es uno de los mejores post que hayas escrito (o, al menos, de los que he leído).
    Saludos!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. Sergio M. dijo:

    A tí, Carlos. Muchos saludos,men. Gracias por comentar.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. Andreina dijo:

    Al cine del Oasis no va nadie nunca, está pésimamente ubicado y se lo come el cine del Vista Place al lado. Nunca ha sido negocio, no es excusa. Veo en su futuro cercano un pastor mandando a la gente a parar de sufrir…

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  16. Andreina dijo:

    Ahora que si la vi, pasó algo muy cómico esta vez en el cines unidos de Guatire. La gente pasó más de 20 minutos haciendo cola para comprar sus combos de cotufa, perro y refresco, entraron a la sala, se comieron su combo y a los 20 minutos la mitad se fueron y unos hasta gritaron ‘que película tan mala’! Había gente hasta con niños! No sé que diablos pensaban que era esta película. El bullicio normal de un lunes popular en un cine de un lugar superpoblado y caluroso, contrastaba demasiado con la temática lenta, silenciosa, solitaria y helada de esta peli. Mucho me temo que todo el problema sea simple incompatibilidad de caracteres. La gente quiere que le den lo que ya conocen = 2012 agotado! Somos tan predecibles!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  17. Rosemilys dijo:

    A mi Un Lugar Lejano me parecio la mejor pelicula que he visto ultimamente.Todo en ella me parecio excelente. La narracion, las actuaciones, el tema, la forma como esta fotografiada, la musica. Porque sera que cada vez que entro a leer algo aqui me encuentro con lo mismo, criticas superficiales , banales sin argumentos solidos? No seria buena idea que los editores de esta revista se preguntaran de una buena vez si ya es hora de cambiar este panfleto y dandole oportunidad a nuevos talentos que si pueden escribir con conocimiento y propiedad sobre estos temas?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top