Inception:El Origen de La Decepción

31
152


La mente de Nolan es el escenario de la consumación de un crimen imperfecto, el del robo y el plagio banal de los argumentos de la ciencia ficción pura y dura, del manga a la cúspide del género.

El propósito del crimen es pragmático y contemporáneo: dotar a su cine de sangre fresca ante su irremediable decrepitud( por el arribo de formatos de glorificación amateur como youtube).

Mientras los chicos hacen videos con las uñas, Nolan quiere pisarlos con tanques de millones de dólares.Vaya guerra asimétrica.

A tal efecto, se apropiará indebidamente, sin reconocer los derechos de autor, de ideas originales generadas al margen del sistema de los estudios.

Las principales víctimas del saqueo cultural serán David Cronenberg (Videodrome, Scanners, Exitenz, Crash), Satoshi Kon (Paprika),Chris Marker(La Jette), Katsuhiro Ôtomo(Akira), Alex Proyas(Dark City), Ridley Scott(Blade Runner), Terry Gilliam(Brazil, Doce Monos, Bandidos del Tiempo), Peter Weir(Truman Show), Alejandro Amenabar(Abre los Ojos), Steven Spielberg(AI) y para usted de contar o sufrir.

A ellos les absorberá su vena iconoclasta y postapocalíptica para entender el caos urbano de la ciudad, con la misión de esterilizar, limpiar y depurar su diseño laberíntico.

En manos del prolijo Christopher, la suciedad deshumanizada del inframundo quedará transformada en una antiséptica maqueta de 3D, en un holograma de parque temático y museo de los niños,carente de la miseria del film noir.

Por ende, su labor consiste en adaptar para el cine, los criterios elementales y purificadores de cruzadas tecnocráticas como Google Earth y la gentrificación de las favelas del séptimo arte, de norte a sur y de este a oeste en pos de conquistar y arropar al planeta tierra por entero.

La plataforma del hurto es de carácter trasnacional.

A su vez, la gentrificación es el aburguesamiento de zonas pobres y desclasadas para arrasarlas con excavadoras y elevar condominios de lujo sobre los escombros de los habitantes desalojados y desplazados. Es la triste ley de Bagdad y de los territorios colonizados del medio oriente.

En “El Origen” acontece una situación idéntica con los vestigios, los desechos y los despojos vivientes de la cultura de masas.

Cualquier parecido con el apartheid de “Sector 9”, no es mera coincidencia. Aquí los extraterrestres confinados y explotados son los filones de los setenta, de la era de la contracultura al esplendor conspirativo postwatergate.

A raíz del once de septiembre, los bohemios de ayer se visten de gala como los yuppies engominados de la estafa de la semana.

Ya no hay lugar para los sueños, la pesadillas y las alucinaciones de los moteros tranquilos.

Sólo vislumbramos espacios reservados para gente VIP como Leonardo Di Caprio, el cabecilla de la banda de ladrones de cuello blanco.

Olvídense de los matones parlanchines y sanguinarios de Quentin Tarantino.

Los criminales de Nolan son espías de la corona, nietos del agente 007,al servicio de la corte del fashion másculino. Su vestuario de reportaje de revista “Esquire”, los delata.

Conozcan el secreto de su éxito “sobrevalorado”, en términos de José Urriola.

“Inception” es la mejor prueba del delito. A continuación, revelaremos su plan.

A Nolan le gustan los trucos de magia, las figuras ambiguas, los falsos semblantes, los dados cargados, las dobles personalidades, los cuartos de espejos, los misterios de nigromancia audiovisual, cual heredero del Orson Welles de “F The Fake”(pero sin su talento).

En ocasiones,como a su maestro y predecesor, los juegos de sospecha le reportan beneficios positivos en el volátil mercado de la crítica y la taquilla. Fue el caso de “Memento” ,”Caballero de la Noche” y en menor medida, “The Prestige”, cumbre del estilo sofisticado del realizador.

En paralelo, la ambición del director por sus estrategias de ilusionismo, lo conducen a tocar el fondo de su abismo creativo, al caer en el puro vacío, a desvelar sus cartas marcadas, a ser descubierto por propios y extraños.

Un ejemplo de ello es “El Origen”, desnudada en su falsedad e inconsistencia por varios redactores de “El Amante Cine”, al compararla con las verdaderas pesadillas surrealistas de David Lynch, a años luz, según ellos, del higiénico empaque onírico de “Inception”, conformado por un imaginario “high concept”, equivalente al encuentro imposible entre Hollywood y El Perro Andaluz, Luis Buñuel y Jerry Brukheimer.

Es decir, algo así como la inseminación artificial de una idea, supuestamente compleja, en el óvulo de un blockbuster paquidérmico, hegemónico y reaccionario como “Transformers”.Simple caballo de Troya de la ofensiva monopólica de la industria en el apogeo de la recesión.

Por tanto, del cruce genético pueden surgir dos posibles mutaciones, una benigna y otra maligna. “Dark Knight” pertenecería a la primera clase. “Inception” debería entenderse y explicarse como un híbrido de ambas concepciones, como un film desigual e irregular a grandes rasgos.

Por un lado, despierta el sano interés del público por participar en el desciframiento de las claves y los códigos herméticos de la historia, al activar nuestros adormilados grados de percepción. Nada diferente, por cierto, a lo estipulado por las plataformas multimedias de cuarta generación, aunque preferible al desarrollo pasivo y conformista de los relatos canónicos de la modernidad en fase de agotamiento y declive semiótico, por la reiteración de sus clichés.

Si bien el guión de la pieza no escapa de las prácticas demagógicas al uso(protagonista atormentado en procura de redención, trama lineal pero deconstruida, integración del plano real con el ficticio, metas dramáticas definidas), al menos intenta rehuir del lugar común de la oferta de temporada de verano, por medio de diversas apuestas arriesgadas(en el papel).

Lamentablemente, el compromiso por abarcar el mayor margen de audiencia, impide al autor liberarse de sus represiones y fantasmas comerciales por completo, en el sentido de terminar por reafirmar los cimientos de la meca tradicional, con su canto a la familia unida, el complejo de culpa por la paternidad irresponsable y el ejercicio del pirateo intelectual, las críticas superficiales al orden dominante del universo corporativo (causante de la crisis económica), las imposiciones populistas del pan y circo y el inevitable triunfo del efectismo por encima del reforzamiento de la abstracción experimental.

En consecuencia, la puesta en escena, segundo a segundo, perderá brillo y originalidad expresiva para decantarse por los mismos derroteros implantados por la burocracia del entretenimiento desde la época de los Hermanos Wachowsky. De ahí el sentimiento compartido de deja vu en relación con “Matrix”.

Verbigracia, las coreografías aburridas y cursis dentro de los pasillos y ascensores de un edificio elegante. Un espectáculo digno de las funciones kistch de la compañía “De La Guarda”(con mucho ruido y pocas nueces).

Por ende, el aporte final es pobre y limitado, después de la innecesaria extensión de la intriga de suspenso, la torpe justificación de los vericuetos del libreto y la puritana resolución del subtexto.

Luego de dos horas de palabrería hueca sobre tópicos de arquitectura, urbanismo digital y psicoanálisis para aficionados, “Inception” deviene en un franco retroceso para Nolan y en una clara decepción para nosotros, fanáticos del terrorismo y del cripticismo del Guasón.

“¿Why So Serious?”, le hubiese preguntado el Joker al director a la hora de rematar “El Origen”, saldada con la clásica apelación a los sentimientos encontrados de un antihéroe trágico en vías de recuperación y rehabilitación.

La doble moral del cineasta vuelve a apoderarse de la pantalla, para inocularnos un concepto de reunificación familiar como tabla de salvación en tiempos de depresión, capitalismo salvaje y competencia darwinista. Un programa caduco e hipócrita similar al de “Wall Street 2”.

Como chivo expiatorio del complot, un japonés orquestará la conspiración para absorber el negocio del rival occidental. Típica metáfora del pánico amarillo sembrada, como semilla de “Inception”, a lo largo de la historia del siglo XX.

El último contrabando conservador, incluido en el metraje, nos llevará a identificarnos con el trauma infantil del millonario engatusado, según el esquema de Rosebud en “Ciudadano Kane”, con una enorme diferencia.

Allá era símbolo del retorno a una humanidad y a una ingenuidad perdidas.

Acá es una vulgar tapadera, un encubrimiento de los delitos perpetrados por los culpables del crack de la bolsa.

Todos son exculpados o condenados a la ligera por el trabajo de Nolan. El perfecto alter ego de la generación de Obama en el cine. Ofuscada por la fantasía de un cambio Gatorpardiano, donde nada cambia.

Así es “El Origen” para el período de vacaciones.

Como dicen en Venezuela, ni chicha ni limonada.

Una cinta fallida, pedante, solemne y pretenciosa.

Una terapia new age al borde del ridículo.

Hasta le falta mucho para ser choronga.

El esnobismo la canonizará por consenso ante la ausencia de alternativas.

Por supuesto, frente a “Somos con Niños”, es una obra maestra.

Pero en la confrontación con la anterior de Batman, sale derrotada con creces.

Para cerrar, los dejo con una cita de Eulalia Iglesias en referencia a uno de los últimos largometrajes de George Clooney: “convencional y sentimentaloide, Up in The Air resulta un buen ejemplo de cómo afronta su mala conciencia ante la crisis el Hollywood que se siente alternativo:bajo la falsa apariencia de un film de denuncia se acaba legitimando el sistema que supuestamente se critica”.

GD Star Rating
loading...
Inception:El Origen de La Decepción, 2.4 out of 5 based on 19 ratings

31 Comentarios

  1. jajajajaja… coño Sergio le diste hasta con el tobo por esa cedula no??????
    pero bueno no esperaba menos de ti…
    la mejor forma de resumirlo fue la comparacion con Grown ups y The Dark Knight, solo con que el personaje de Harvey Dent le diera la pela a toda la gente principal de inception, ni hablar del joker y mucho menos de David Bowie como Tesla en The Prestige, nos da mucho de que pensar, este cine de hoy esta muy pobre, por lo menos el que nos muestran en las salas de cine…
    pero bueno cuando uno ve a Michael Cain y a Cillian Murphy, provoca mandar al Joker y preguntar Why so Serious????? porque esta de pana como que está muy opaca, pero bueno es mi opinion…
    igual todavia esta de 3 en imdb… pero avatar tambien estaba de 3 y ahora va de 150 y algo, cosas de la fiebre…
    solo hay que rogar a Dios que la tercera de batman no le pase lo mismo…
    saludos

    ResponderResponder
  2. Tal cual, hermano. Una locura lo del medidor de IMDB.
    Gracias por el feed back.
    Saludos y abrazos.

    ResponderResponder
  3. Existen críticas sanas que buscan desmarañar un film por sus virtudes y mediocridades, otras críticas jalan demasiado bolas y resultan aburridas y otras buscan generar ruido a punta de palabras rebuscadas. Digamos que ésta entra dentro de la última categoría.

    Eso me recuerda hace un par de años cuando salió Inland Empire (estoy completamente seguro que el escritor de este artículo es alto fan de Lynch, lo digo porque es previsible) que en blogdecine.com la destruyeron con cosas como “David Lynch no sabe lo que hace” o “no es tan complicada, sólo es un desastre”, digamos que ese tipo de cosas son las que se pueden leer en este mismísimo artículo.

    Pero bueno, existe una clase de gente que va al cine a criticar, a criticar especialmente los films taquilleros, así sean buenos o malos, la única idea es criticarlo. Esa clase de gente suelen ser cineastas frustrados, profesores de alguna escuela de medios audiovisuales ó escritores de oficio que buscan sacar de sí la arrechera de hacerle caso a sus padres y jamás haber estudiado cine.

    Inception no es un film perfecto y podría decir que me pareció “cualquier cosa”, pero no por lo que cita el autor, sino porque realmente no es mi clase de películas. Pero es precisamente esa la razón por lo que no escribo un review de ella, me parece absurdo hablar de algo que no es lo mío, hipócrita quizás. Por eso me parece que escribir para: quejarse, burlarse y criticar de manera malsana (todo buscando palabras que denoten un conocimiento profundo, pero que en el fondo suponen una profunda frustración) no solo me parece un acto inmaduro, sino una muestra de que el autor espera llenar el tablón de comentarios buscando protagonismo (es un hecho de que se llenará de mensajes insultándolo).

    Saludos,

    Danny

    ResponderResponder
  4. Cuando será el día que en Panfleto Negro hagan una Critica de algo que les gusto; que no sea el bodrio de “Hermanos” que solo les medio gusto porque era de aqui. Que raro es ver una critica de algo que les guste en la pagina

    ResponderResponder
  5. Danny, pierdes todo tu tiempo al querer buscarle una explicación personal a mi crítica.
    Ahórrate para la próxima tu psicología de manual conmigo. No es pertinente ni tiene sentido.
    De paso, te equivocas enormenmente,porque aquí hemos hablado bien de películas taquilleras como “Caballero de la Noche”,”Up” y “Adventureland”.Por tanto, tus categorías binarias tampoco vienen al caso.

    ResponderResponder
  6. Aunque entiendo el punto de vista del autor de la reseña, me parece que podría haber dejado más clara la idea si se hubiesen pulido un par de cosas al escribirla.
    Aunque la ortografía y el vocabulario están intachables, a veces es mejor no utilizar oraciones que suenen tan complicadas y tan densas con tanta frecuencia ya que, en vez de lograr una pieza digna de leer, puede tornar el articulo en algo pesado y aburrido.
    Por último, me parece que es poco adecuado colocar referencias a reseñas de otros sitios en una propia, pero eso es más por gusto personal que por otra cosa.
    En cuanto a la película, que es el punto a tratar, opino de forma diferente, me pareció bien lograda, y con una estética impecable, lo único lamentable es que la trama es predecible y el desenlace final era de esperarse, sin embargo, vale la pena verla y disfrutarla.
    Saludos =)

    ResponderResponder
  7. Gracias por comentar Maria, y además por descontaminar el debate de alusiones personales. Aprecio tus críticas y la manera de expresarlas. Las tomaré muy en cuenta. Saludos!!!

    ResponderResponder
  8. No la metiste en la lista de obras fusiladas, pero la he visto de nuevo en estos días y Total Recall me sigue pareciendo muy superior a muchas de las cosas que se hacen actualmente. Y a pesar de Arnold (o precisamente por el, así pienso yo por lo menos) la película es todavía tremenda muestra de ciencia-ficción. No será la ciencia ficción remozada y sesuda de Nolan (a mi me gustó mucho la película ojo, pero si la sentí desabrida, sobretodo después de verla por tercera vez) sino una ciencia ficción grotesca, sucia y sin concesiones, ciencia ficción al fin.

    Y Verhoeven dejó su marca, aún sin reconocer por muchos, en ese apartado. Alguna duda? Ver Total Recall, Robocop y Starship Troopers en una sola sentada.

    ResponderResponder
  9. Me quedo con el primer acto de la peli, la cosa me atrapó hasta que secuestraron a Fisher, cuando empieza el supuesto lomito nos sirven una chancleta. Quizá a partir de ese punto le tocó a Nolan hacer las concesiones de blockbuster, una hora y media después ya el guión era irrescatable.

    La peli tiene temas muy interesantes pero lástima que los haya abordado tan superficialmente, como el de la culpa. Lo otro que le hizo daño fue DiCaprio repitiendo el papel de “Isla Siniestra”.

    Una aproximación mucho más ambigua e impactante sobre la culpa y de la imposibilidad de construir un mundo feliz partiendo de un “pècado original” en un sueño lo vi en “The end of evangelion”, la escena final es demoledora. Por eso da risa el final edulcorado de Inception.

    ResponderResponder
  10. Estupenda referencia la de Verhovenn. Muy acertada Juanito. Gracias por compartirla.

    ResponderResponder
  11. Puma, estoy de acuerdo. Tu reflexión da en el clavo. La película se derrumba después del primer acto.
    Gracias por comentar.

    Saludos!!!

    ResponderResponder
  12. He leído algunas de tus críticas. Un par sobre películas (no recuerdo cuáles pero muy probablemente no te gustaron), la de PEMDLC, la de los “gafapastas” y esta. Creo que es la primera vez que dejo un comentario y lo hago porque es anecdótico. El día que vi Inception fue el mismo día que leí lo de los “gafapastas”, una crítica bien particular por cierto, porque prácticamente todo lo que criticas se aplica a tu propio texto. En fin, al terminar la película estuve 100% seguro de que Inception sería tu próxima víctima. ¿Por qué? Porque incluso para mi, que te he leído poco, eres aburrido y predecible. Lo que podría ser una discusión interesante se va al diablo cuando escribes cosas como “Mientras los chicos hacen videos con las uñas, Nolan quiere pisarlos con tanques de millones de dólares. Vaya guerra asimétrica.” Después de leer eso, perdóname, no pude sino reírme y leer el resto rapidito sólo para darme cuenta de que esta es la misma crítica que ya he leído una y otra vez. Hasta he llegado a pensar que tienes un formato en Word y sólo ajustas detalles y palabras para la víctima de turno ¿es así? :(

    ResponderResponder
  13. Sí JC, me descubriste, sobre todo aquí:”Por ende, el aporte final es pobre y limitado, después de la innecesaria extensión de la intriga de suspenso, la torpe justificación de los vericuetos del libreto y la puritana resolución del subtexto.”

    Y acá también: “Un ejemplo de ello es “El Origen”, desnudada en su falsedad e inconsistencia por varios redactores de “El Amante Cine”, al compararla con las verdaderas pesadillas surrealistas de David Lynch, a años luz, según ellos, del higiénico empaque onírico de “Inception”, conformado por un imaginario “high concept”, equivalente al encuentro imposible entre Hollywood y El Perro Andaluz, Luis Buñuel y Jerry Brukheimer.”

    ResponderResponder
  14. Quieres discutir en serio, o te vas a limitar a llamarme predecible y aburrido?¿A reírte?
    Si quieres comienzo por tu punto de discordia:
    te guste o no, hay una batalla abierta entre el cine mainstream y el ámbito amaetur por youtube. Por ello, rescataron el formato panorámico del 3D. Por cierto, no es una teoría inventada por mí. La sostiene Cahiers Du Cinema. Vamos a ver cómo la refutas. Estoy ansioso por descubrir tus conocimientos.

    ResponderResponder
  15. Relájate Sergio, es sólo una película. ¿Por qué querría yo refutar una teoría de Cahiers du Cinema? Allá ellos con lo que escriben y allá tú si lo repites. Yo, como espectador, con no estar de acuerdo tengo suficiente. No se trata únicamente del conocimiento porque si nos ponemos a hablar seguramente tú sabes más que yo. O no. Quién sabe. Pero así como tú expresas libremente tu opinión en cada crítica, yo expresé la mía en un comentario. Y así como no esperaba que estuvieras de acuerdo, tú tampoco debes esperar que tus críticas y tú estilo sean santa palabra.

    ResponderResponder
  16. En el pasado he leido varias de tus críticas y en general tiendo a estar en desacuerdo con tu tono constante de “esto es una mierda” dicho con muchas palabras tecnicas y argumentos bien estructurados, no porque no suela estar de acuerdo con algunas de tus ideas sino porque siempre se tornan en una desvalorizacion masiva y a mi juicio exagerada de cualquier obra que puede tener una gran cantidad de interpretaciones y significados para quienes la miran. A pesar de esto, debo disentir con algunos de los que te han atacado ya que al leer tu crítica de Inception me pareció bastante precisa en muchos sentidos y creo que le dio voz a la gran decepción que tuve con esta película. El filtro de Hollywood cada vez nos deja más obras impecablemente vacías y termina por repetir los mismos clichés conservadores masticados que, no se porque, esperamos desde nuestra ingenuidad que no contaminen tanto a los buenos realizadores como Nolan. Creo que este tipo de obras solo justifican un poco su existencia al servir como puerta de entrada a las mentes jovenes inquietas que buscan abrir un poco los marcos de su percepción y hacer un mayor esfuerzo intelectual del que hacen comunmente con cualquier otro blockbuster, eso solo quizas sirva para que estas hipoteticas mentes jovenes busquen ir más allá de esto y encuentren otras alternativas en el cine y en el arte en general para agregar complejidad a sus vidas y no conformarse con lo que cotidianamente nos ofrecen los medios de comunicación masivos y la cultura dominante en general. Claro que esto es solo mi esperanza que quizas sea demasiado optimista.

    ResponderResponder
  17. coño, leyendo uno de los comentarios arriba y utilizando el buscador, conseguí que jamás he leído un review de Sergio de Inland Empire! Nos debes esa!

    ResponderResponder
  18. Si debemos entender que Katsushiro Otomo, Alejandro Amenabar y Steven Spielberg son los pobres y abusados autores de obras sin suficiente reconocimiento, que a su vez han sido plagiadas por los “tíos-malos-como-Nolan-que-hacen-películas-que-recorren-el-mundo-entero-ganándose-el-reconocimiento-de-todos-y-forrando-al-autor-en-billetes”, me doy la media vuelta y me voy. O no entendí, o realmente la inclusión de tales ejemplos en el contexto que venías describiendo en el párrafo anterior no tiene sentido alguno. Es absurdo y hasta hipócrita plantear este lenguaje “binario” en que se ven enfrentado “pequeños creativos, indefensos y faltos de reconocimiento” contra los “súper tanques”, donde las alusiones que has hecho –nuevamente– están totalmente fuera de lugar.

    Respecto a la columna en su totalidad, vaya un voto en favor de la argumentación de Danny. Una prosa pomposa y así de rimbombante no puede sino –sin ánimo alguno de ofrecer pseudo cátedras de psicoanálisis– ocultar un planteamiento difuso, vago, ambiguo y altamente diluible (lo peor de todo es que disfrazado de inteligente).

    Sin ir más lejos, cuando leía las últimas líneas de esta columna, no podía sino alabar el ingenio del autor, quien (quizá sin advertirlo) se robaba cada uno de los epítetos que posteriormente podrían ser empleados por algún disidente en su contra. En efecto, creo que si hay algo de lo que parece pecar esta columna, es snobismo. Es pretensiosa (manifestando unas ínfulas fuera de serie), absurda (arrojando críticas dispersas cuyo sentido auténtico se pierde entre tanta verborrea) y, sobre todo, pedante (cuestión que queda patente en mayor magnitud una vez que se leen los comentarios del propio autor de la columna).

    Puede discreparse o no con la calidad del film y, más aún, con la sobredimensionada reacción de la crítica, pero la criminalidad con que se trató a Inception en esta nota evidencia una notable búsqueda de atención, perfectamente extrapolable al oficio del crítico de cine –cuya esencia, cómo no, consiste en criticar–: ¿acaso no es común el nado contra la corriente, a fin de parecer “brillante”? Se trata de una élite autoproclamada que ve negro cuando todos ven blanco, más aún cuando la diana a ser abatida no es sino una megaproducción como Inception. Blanco perfecto.

    No me interesa ir más allá en el tema de las frustraciones que formarían al crítico de cine, como aventuradamente hizo alguien por allí, pero sí puedo y quiero permitirme el lujo de despotricar contra el oficio mismo y el arte de tapar una a una sus inconsistentes críticas con palabritas rebuscadas que, dejando al lector más preocupado por la forma que por el fondo, terminan configurando una columna SOPORÍFERA de principio a fin.

    ¿E Inception? Como observador de películas “de a pie” (lo siento, pero no da para cinéfilo), puedo decir que la película me pareció interesante. Si me apuran, excelente, y con justicia lo mejor del 2010. Eso sí, no da para top 3 en la historia del cine ni mucho menos, pero como ya apuntaba un opinante anteriormente, es el candor del momento…

    Saludos.

    ResponderResponder
  19. Gracias por lo que me toca, intenté ser honesto pero puedo notar que al autor de este post le encanta hacer críticas de las obras de otro pero poco acepta lo que otros criticamos de él.

    Sergio, yo no quise utilizar lo que llamas “psicología de manual”, utilicé la honestidad. El problema es llamar cosas tan simples y comunes y edulcorarla con palabras que denoten conocimiento, cuando lo que das a entender es frustración e inmadurez.

    Como dice el comentario anterior y lo que he leído en la mayoría de los comentarios de los posts de tu autoría, no entiendo el punto de querer llamar todo de una manera tan rebuscada cuando películas como estas no son más que una respuesta divertida al cine común que suele lanzar Hollywood. Buscar la quinta pata al gato a Inception es como ponerse a discutir de física cuántica con un grupo de niños de un jardín de infancia. Mi mayor crítica es a eso, yo entendía el contexto de la crítica en una película de Jean-Pierre Jeunet (quien ya ha experimentado con Hollywood), Danny Boyle o Quentin Tarantino, entre otros.

    Pero no intento ofender ni mucho menos despotricar, pero si es importante que aceptes que tus críticas no tienen porque gustarle a todos y que, como dije arriba, a veces dan a entender que son precisamente los comentarios negativos los que tú buscas.

    ResponderResponder
  20. Joder!! que me tienes hasta los huevos con tus críticas pseudo intelectuales, y despues acusás de chorongas pelis cuando tus mismas criticas son tan chorongas como las pelis. A veces me pregunto si sabes de lo que hablas o si aplicas la tecnica que Arjona usa para escribir sus canciones. ·”Ojo” y no me refiero a que no sepas de cine, sino a la manera en que te expresas en tus criticas. Buscas verte tan rebuscado y a la final hablas tanta paja que no dices nada, a Dios gracias no eres guionista porque ya me imagino, serias como Memo Arriaga, a quien criticas por su predecible estructura narrativa pero q se parece a la tuya a la hora de criticar…
    Ojo y si te lo tomas personal es tu problema, tan modernillo y posmoderno q te la das, entonces asume que si tus criticas son subjetivas, debes estar sujeto a la opinion de cualquiera. Si ofendes a cineastas y a todo un equipo de producción, no se porque te molesta que te digan lo tuyo…
    Chamo es hora de que te revises, El Amante y Cahiers no son la biblia, por algo en las mismas revistas hay distintas opiniones de una peli, favorables y no. No te excuses mas con esa, porque cansado de leerlas estoy y nunca utilizan un nivel tan grosero como el tuyo a veces. Creo que cuando formabas parte de tu ahora tan odiado mainstream nacional de prensa, escribias mejor… Y la critica de Porta Fuz me gustó más…
    Con respecto al Origen, no es mala, no es una obra maestra, es una pelicula para ganar plata y bien por Nolan, mis felicitaciones a él. No tiene porque lanzarse un fume a lo Lynch, Buñuel o Cronenberg!

    Ahi nos vemos, mis respetos y take it easy viejo!!!

    ResponderResponder
  21. Otra de las evidencias de que El origen es sólo un producto de marketing es que la pelicula está estructurada en forma de video juego, a través de sus actos esquemáticos y casi de niveles que deben superar los protagonistas. Nivel 1: reunir al team, NIvel 2: secuestrar al objetivo Nivel 3 : primer sueño y pelear con las defensas del inconsciente, etc.
    Casi listo para su lanzamiento en PS3 y XBOX.

    Y otra de las antecesoras pienso que sería “el aterno resplandor de la mente sin recuerdos” hasta la maquinita de sueños se la trajo Nolan de ahí.Es interesante ver que tienen casi el mismo argumewnto pero El tramiento del “eterno resplandor…” se mete en los personajes nadamos en sus complejos, sentimientos y culpas y hasta nos creemos la redención, la trama es divertida y envolvente y eso sí, ni un piche tiro ni efecto apoteosico cosas de las que tiene que abusar Nolan porque no quiso profundizar en los personajes que son la fuente de la trama.

    ResponderResponder
  22. Sergio, definitivamente te hace falta algo de sexo. XDD

    Espero que después de haber destrozado esta película (y estás en tu derecho) no hayas previamente alabado la mierda de Cameron, Avatar.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here