Diálogo con mis demonios

0
876

Si quisiera concluir mi aprendizaje en la vida,
si es que ha habido alguno,
¿Cual sería?

No he madurado,
soy un eterno adolescente,
un rebelde sin causa,
un consentido al que la vida le ha sonreído,
aunque en el fondo la vida no sonríe,
la vida es un espejo que refleja afuera nuestra cara interior…

Ya esto es un lugar común claramente identificado en la vida cotidiana
y que te llevará día a día a la realización de todas y cada una
de las metas que te has propuesto…
lento pero sin pausa.

– Toda esta alharaca filosófica se centra en quien eres
y los mecanismos para alcanzar tus metas.
¿Esas son tus conclusiones en la vida
ególatra hiperbólico?


Claro,
también hay restos de demonios castigadores
y perturbadores
que emiten felizmente juicios y consejos cada vez mas inútiles,
cada vez mas insignificantes,
cada vez mas sordos.

Pero sigo sin concluir…
¿Cual ha sido mi aprendizaje en la vida?
¿Ha habido alguno?

La vida es un coleccionar experiencias,
a veces confundimos la colección con los objetos,
pero nada se lleva uno en esta vida sino su ‘alma’,
su ‘ego’,
su baúl de experiencias,
digeridas o por digerir,
no importa,
solo las experiencias de profunda impresión consciente se trasladan,
es el único tesoro…
o el único castigo.

Por mi parte he cargado mi morral de impresiones de fuerte carga emocional,
principalmente de carácter melomaníaco y erótico
con una particular predilección por las experiencias invisibles
que me han llevado a descubrir,
de manera completamente fortuita,
grandes espacios mentales
de carácter netamente invisible.

– ¿Y el aprendizaje?
¿Un coleccionista de experiencias invisibles?
Gran guevona’
eso te convierte en buscador,
no en encontrador.
¿O me equivoco?


¿Es la meta el camino?

¿Es el camino la meta?

Creo que el coleccionismo invisible es el método,
no el aprendizaje.

¿Cual ha sido mi aprendizaje entonces?

He aprendido que la vida es un sueño.

Existen muchos caminos,
ninguno es correcto,
ninguno es definitivo,
naces en una encrucijada
y en cada respiro nuevas opciones pluri-dimensionales aparecen
para desvanecerse en el siguiente aliento.

¿Cual camino elegir?

¿Cual es el siguiente paso?

Esto solo depende del pensamiento que decidas seguir o abandonar.
de la palabra que decidas pronunciar
o callar,
del paso que decidas dar,
posponer,
olvidar.

¿Cual es la decisión correcta?

Ninguna.

¿Cuando es el momento correcto?

Los momentos son ilusiones,
el ahora dura pocos segundos.

¿Cual es el lugar correcto?

Ninguno,
la vida es un sueño,
se puede estar donde se quiera con sólo desearlo.

La vida es sueño.

– ¡Vaya caletre espiritual!,
cualquier turista espiritualoide
dotado de una cámara mental de 1 megapixel
conseguiría mejores disparos,
y no sólo un escupitajo de los secretos caídos de los reinos superiores,
enseñanzas ya aprobadas por la jerarquía,
ya vertidas en el vulgo humano mediante canciones,
películas de bajo presupuesto
y poesía barata como esta que intentas venderme.

– !Por Sócrates! profundiza en la razón.
¡Por Siddharta! abre tu corazón a la realidad
¡Por Lao Tse! ¡Concéntrate en la sabiduría del vacío esencial
que hace a las casas habitables y no en las paredes de lo evidente!


El libre albedrío,
el karma,
la causa y efecto,
es lo mismo.
Vieja sabiduría ancestral.

El potencial de la mente,
la ley de atracción,
lo que la mente humana es capaz de idear,
la misma mente es capaz de realizar,
el secreto mejor guardado
y mas difundido de la historia.

Otro secreto ampliamente divulgado
– que raya en lo cursi –
que el amor,
la alegría
y toda la energía del universo
esta dentro de nosotros.

Estas son revelaciones,
constituyen mi aprendizaje de las conclusiones de otros,
no mis conclusiones.

Simple tecnología mental,
usar las intuiciones de otros para el propio beneficio.

¿Cual son mis conclusiones entonces?

La vida humana transcurre como el reflejo de un espejo.

El objeto es el mundo físico,
la refracción de la luz en el material pulido es la percepción sensorial,
la imagen invertida que recibimos es nuestra imagen de nosotros mismos,
tergiversada,
reflejada en el espejo de la vida.

El otro lado del espejo es oscuro,
invisible,
inexistente,
imaginario,
si te paras detrás del espejo nada puedes ver,
si te paras delante de él todo un mundo se muestra,
invertido.

El objeto es luminoso,
claro,
real,
existente.

El reflejo es fantasmal,
intangible,
misterioso,
imaginario.

Sin embargo son parte de lo mismo,
juntos el objeto,
el reflejo
y el acto de reflejarse
son unidad.

No se concibe uno sin el otro.
Son caras de la misma moneda.
Es la bipolaridad de todo lo que existe.
Bueno-Malo,
Real-Imaginario,
Brutal-Sutil,
Correcto-Incorrecto,
Grotesco-Sensual,
Infinito-Cotidiano,
Físico-Mental.

La delgada superficie que forma el espejo es el umbral,
es el delgado filo que divide lo bipolar de la experiencia,
es la membrana que divide el 0 y el 1 de un voltaje eléctrico,
es la dimensión que separa lo vivo de lo inerte.

Es el fin de la materia y el comienzo de la energía,
es el fin del cuerpo y el comienzo de la mente,
es el fin de la máquina y el comienzo del sistema,
es el fin de la vida y el comienzo de la muerte.

Se separan sólo por la lógica
están unidos por naturaleza.

Es la interconexión total,
donde la acción de uno es la reacción del otro,
es un conglomerado unido de átomos de conciencia.

He visto nobleza en personas descartadas por la sociedad,
he visto bajeza en los personajes que aclaman a gritos las masas.

He visto sutileza en las situaciones mas rudas,
he visto crueldad en las acciones mas amorosas.

He visto estupidez sin límites en las personas mas sabias,
mejor dotadas,
mas agraciadas.

He visto una sabiduría ilimitada en los seres mas ignorantes,
mas desprotegidos,
mas ignorados.

No hay separación entre unos y otros,
el espejo sonríe con una mueca torcida a todos.

El loco da clases de mecánica cuántica al catedrático,
la puta enseña valores humanos a la monja,
el mendigo da clases de riqueza al hombre de éxito.

El loco es sabio de tiempo,
porque no tiene futuro,
el catedrático no entiende nada
porque analiza el mañana con los ojos en el ayer.

La puta no tiene nada que perder,
así que tiene todo por ganar,
la monja no vive
ni deja vivir.

El mendigo es millonario de estrellas y bacterias,
el rico es pobre
porque compró su seguridad con un papel.

Todos son uno,
reflejados en el espejo de la vida.

Cada uno mira su doble invertido
en el espejo de la consciencia.

– Bonita versión de Alicia en el país de las maravillas
teñida con la teoría del caos,
nada nuevo bajo el sol,
solo un paternal sentido de la analogía le da vida tus ideas…
¿Es todo lo que tienes en tu arsenal de experiencias?
¿Para esto has recorrido ríos,
montañas,
selvas,
sabanas,
músicas,
místicos,
filósofos,
maestros,
artistas,
iluminados
y alumbrados?
Dispara tu arma mas grande de una vez y para siempre,
tu,
aprendiz analógico…


Tu objetivo como ente demoníaco es una caída en espiral,
“la miseria busca compañía”,
pero aún los agujeros negros son puertas a infinitas dimensiones,
todo es un ciclo,
nuestra misión es temporal,
partimos del gran depósito de conciencias
y a él volveremos cargados de impresiones
cuando finalice el aprendizaje cíclico terrestre
que nos mantiene atados por simple inercia gravitatoria mental.

Como raza
somos mensajeros,
no somos el mensaje,
estamos en construcción,
somos piezas en desarrollo.

Mi misión es observar,
ser testigo,
entender y procesar en silencio,
tu misión es devorar,
pero tarde o temprano debes excretar,
absorberás todo lo negativo
y expulsarás las conciencias
livianas,
purificadas,
recuerda el demonio sin rostro que palideció ante la dignidad de una niña,
recuerda las historias circulares
insidiosamente repetidas por miles de directores,
cineastas,
autores,
cuenteros.

Observa que el ojo mira a través de un túnel vacío,
siente como el aire fluye por un agujero
y sale de inmediato nutriendo de vida en el proceso,
descubre la comunión de todo lo que sucede,
recuerda la fuerza del viento…

Recuerda que tú y yo no estamos separados,
recuerda que sino tú, será alguien más,
recuerda que sino yo, otro vendrá…

El demonio cerró sus alas negras,
Escondió su cabeza,
Un tercer ojo apareció en su nuca,
Y me miró en silencio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here