Silencio!

0
206

El silencio denso absorbido  por profundos respiros
inundo a la reunion en una profunda desunion
la mas leve crispación originaba inmensos abismos a su alrededor
infinitos gradosde separación.
Mar indomito que volvia ascuas los nervios macizos de los hombres
alli sentados, como la ultima de flor de otoño suspiraban con mesura y clamaban por calor humano.
Silencio que se fragmenta con una brisa muy tardia y estallan las luces acariciando los rostros con tajadas muy finas.
Rostros de arena, de tiempos que sobrevivian silencios
de lluvias agridulces que empapaban las heridas debajo de sus pupilas
estigmas, amargos estigmas de noches infinitas que se gestaban en la iris 
surcada de tritezas y teñida de un matiz opaco.
Viejos mutilados poseedores de un “abismo sin musica ni luz”
de norte a sur de este a oeste y en su frente adusta una hoguera con una
“lumbre inapagable” que subsistia de rencores de penas y desamores, enfiebrando la amistad sensata desechando la verdad y usurpando la vanguardia de una adultez sabia.
El silencio los devoraba al sentirse distantes estando hombro a hombro rozandoce en instantes.
El silencio trajo la noche desprendiendo a la luna en su desatino
despejando los cielos de estrellas absurdas que emanen aliento
el silencio obtuvo la quietud de los arbustos de las delicadas hojas de los arboles vetustos. El silencio concerto con el ruido provocando una atmosfera de abatimiento y soledad.
El silencio sirvio el ron desabrido en copas rotas que pertenecian  a otra reunion sin aviso.
El humo denso de los cigarrillos extralargos que se consumian presurosos
se posaba sobre ellos como si de un aura oscura se tratara
El silencio los condujo por atrevidos caminos dentro de sus  razonamientos
el vino sumergido entre rocas heladas emergio en forma de exitación
el silencio transgresor,aspero y ensordecedor cedio ante la naturaleza humana. El agudo eco que taponaba sus oidos desparecio y el tacto de las copas de cristal retumbaron e hicieron a las cenizas del corazon
atonitas estrellas veian soslayadamente desde el gran manto celeste
la  locura de la carne putrefacta que danzaba sudorosa apretujada y hambrienta en sordidez.
Relamiendo oquedades fantasticas o miserias que causan repulsion a los angeles con las alas manchadas en semen,
las honduras extasiadas, desangradas
los poros saturados de saliba hedonista
la cruz enterrada sin vaselina ni lamentos
succionando los licores que expelia el placer al friccionar piel con piel
todas las miradas ven con desdén por que la tierra es fertil y el firmamento es esteril
por que los siervos son como lombrices que disfrutamos pisotear.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here