Lo que usted no verá en el documental de Oliver Stone sobre Chávez

64
25

I

En el pasado, hacer documentales implicaba riesgo, aventura, sacrificio y hasta peligro de muerte.

Por ejemplo, el norteamericano Robert Flaherty, uno de los padres fundadores del género, renunció a una vida de confort y lujo por dedicarse a investigar la dura realidad de los esquimales en el Polo Norte.

De allí surge el título emblemático de la historia del cine: “Nanook of the north” , no sólo un hermoso estudio antropológico sino un imperecedero testimonio del desarrollo de la condición humana en situaciones de completa adversidad, donde el director decide despojarse de sus investiduras de autor y de vedette, de semidios del star system, para ir al encuentro del mundo de los mortales, para adoptar la mirada y la postura de sus figuras de a pie. Es decir, para asumir la subjetividad del otro, en un ejercicio de transformación y evolución personal.

Así, Flaherty pudo entender la perseverancia y el compromiso de Nanook, al colocarse en su lugar, al ponerse literalmente sus botas y al compartir todas sus penurias e indigencias, sin verlo desde arriba o a lo lejos. El resultado es una experiencia audiovisual única de aproximación entre cineasta y objeto de observación, al margen de privilegios y prebendas.

Es el posible equivalente del trabajo del polémico Jaques Lizot, quien en aras de comprender la cultura de las etnias originarias del amazonas, opto por descubrirlas y descifrarlas en carne propia, fuera del radio de los hoteles cinco estrellas y más allá del cómodo circuito de la intelectualidad europea consentida y malcriada por el tercer mundo, alrededor de la feria de vanidades del socialismo caviar para la exportación y la importación de barajitas repetidas y agotadas en su espacio de origen.Tal como si reeditáramos el rito o la celebración de bienvenida de los conquistadores,por parte de los ingenuos colonizados del vano ayer, dentro de la absurda literatura etnocéntrica impresa para la época posterior a la llegada del barco de Colón. Algo similar a la caricatura gruesa de cambio de espejitos por pepitas de oro.

II

Otro caso sintomático es el del realizador Hubert Sauper, un modelo de austeridad formal. Primero su obra carece de cualquier aparatosidad técnica .

De hecho, el mismo hace la cámara en la mayoría de sus piezas.Segundo, busca pasar absolutamente desapercibido para las autoridades competentes de los países en donde labora. Y tercero, también se expone a la necesidad y la osadía derivadas de sus temas de análisis.

Prueba fehaciente de ello es el brillante “La Pesadilla de Darwin”, rodado en Tanzania para denunciar las iniquidades en el comercio de Norte a Sur.

La tesis de la cinta es sencilla pero contundente y elocuente en el plano de lo mostrado por el lente: el sur exporta su principal materia prima al norte, a precio vil, mientras el norte exporta armamento de contrabando al sur, para librar guerras civiles intestinas en el África. En resumen, según el demoledor largometraje del cineasta,los aviones se llevan el pescado de Tanzania, al costo de traer cargamentos de fusiles en el viaje de ida. Gracias a su arrojo y valentía, Hubert Sauper sacó a luz el descaro de semejante verdad incómoda.

III

Por último, quedaría por rescatar la impronta de cientos de documentalistas preocupados por captar la esencia de la pobreza y la miseria nacional. El maestro Guedez, sin duda alguna, es el pionero en nuestro país, junto con la dignidad de titanes guerrilleros como Ugo Ulive, siempre al lado de los menos afortunados en la escala darwinista de la sociedad, compartiendo sus victorias y frustraciones en vivo y directo. Ni hablar del autorégimen de ascetismo y frugalidad impuesto por Lilian Blazer en su carrera, todos los días con la misma ropa, la misma moto destartalada y el mismo empuje. Ella es nuestra propia Agnes Varda, la abuelita combativa de la nueva ola francesa, quien no tiene problema en comer hasta basura para hacer un docu sobre la indigencia en Francia, como el caso de la obra maestra, “Los Espigadores y Yo”.

 

IV  

En abierto contraste, y casi como antitesis plena de los patrones anteriormente citados, cabe destacar y revelar el curioso paradigma de boato y derroche ostentado por Oliver Stone en su pasantía por Caracas, con el objetivo de concebir un documental sobre Hugo Chavez Frías y su influencia “en el despertar de la conciencia revolucionaria de América Latina”, en palabras textuales de las agencias oficiales de información.

Para empezar, Oliver Stone se aloja, como rey y midas del celuloide, en una suite de un hotel cinco estrellas de la capital. Específicamente, no en el Alba, antiguo Hilton, sino en el Melía de Chacaíto, el nuevo Habana Libre de la revolución bonita. Saque usted las cuentas y compare con las vacaciones soñadas de Naomi Campbel, Sean Peen y compañía en CCS, bajo la excusa o el pretexto de venir a acá a conocer el meollo del proceso por dentro, cual recorrido turístico de Gabriel García Márquez por el casco histórico de Cuba, de la bodeguita del medio a la Casa de las Américas, parando en la plaza Lenon y terminando con un heladito desabrido de Copelia.  

Después, y siguiendo con la nota de “Looking for Fidel”, Mister teoría de complot acompaña al presidente en su Air Force One, para entrevistarlo y dar cuenta de su apretada agenda de actividades protocolares.

Un esfuerzo banal y en vano, pues ya las cámaras del presidente hacen lo propio, de cara a su eterna y omnímoda campaña de propaganda en las emisoras del estado. Con pedirle las imágenes al canal ocho, basta y sobra.

De seguro, por eso, la estampa de Oliver Stone cargando una gorra de Telesur, no parece descabellada o dislocada. La cachucha le sienta demasiado bien en su fase de relacionista público, próximo a las costumbres de los publicistas y asesores de imagen del teniente coronel.

En efecto, Andrés Izarra vigila, como perro guardian, cada uno de los movimientos de Oliver Stone, al extremo de anular y reducir a la mínima expresión su autonomía , su capacidad de vuelo y su posibilidad de escapar a la lógica de la realidad mediatizada por el entorno de los creadores del consenso de Miraflores.

Por tal motivo, el documental de Stone luce condenado a reproducir la pararealidad o el simulacro de realidad ofrecido, día tras día, por la programación de VTV. Veremos si Oliver Stone puede construir algo creativo, original o diferente con dicho material de partida, aunque, por ahora, los tiros suenan como un fusil de Aló Presidente, cuyo blanco es la crítica a la política exterior del “imperio mesmo”.

Para cerrar con broche de oro, reseñamos una de las últimas cenas de Oliver Stone en el este de Caracas, para desnudar mejor todas las contradicciones del asunto.

A continuación, damos inicio al primer tubazo del año. Una primicia “que usted no verá en el documental de Oliver Stone sobre Chávez”. Agárrese duro porque lo que viene es candela en clave de making off censurado por el MINCI. Por fortuna, esta parte de la revolución sí será televisada por nosotros en panfletonegro.  

IV

El día jueves 8 de enero se celebró una cena de lujo en honor a Oliver Stone.

El restaurante escogido fue Cala*, un bastión del nuevo riquismo en ascenso, administrado y fundado por empresarios de la farándula local. Es como llevar a Morgan Spurlock, el de Super Size Me, a comer hamburguesas en el Hard Rock Café del Sambil. Es como invitar a Michael Moore a almorzar de corbata y chaqueta en Zambal de Los Palos Grandes. Incluso peor, porque la cursilería gastronómica de Cala se las trae y no tiene parangón. En pocas palabras, es un ícono arquitectónico en oposición a la trayectoria de Stone y en oposición al sentido de su documental en Venezuela. Por tanto, su hipocresía moral pica y se extiende. Ningún medio oficial y privado recoge la información. Por algo será. Así de acucioso y serio es el reporterismo venezolano. ¿Duermen ustedes señores del Colegio Nacional  de Periodistas? Por lo visto sí. 

Luego Cala queda en las Mercedes, al este, muy al este  de la Capital, en una zona rosa apartada del caos y el deterioro de la ciudad. Otro simulacro, pues.

Por cierto, Andrés Izarra tiene esa mala costumbre, de llevar a invitados internacionales a comer en resturantes caros y sitios de precios exorbitantes, de su estricto gusto boliburgúes. De hecho, es famosa su aberración de mecenas tropical de haber invitado a Sean Peen a la barra 360 de la azotea del Altamira Suites, a expensas de la caja chica de PDVSA.  

A la velada asisten, entre un grupo de invitados selectos, figuras como Andres Izarra y su esposa, la hija del Alcalde Mayor de Caracas, el adeco corrupto de Antonio Ledezma.Vaya quilombo, vaya cambalache, vaya descaro, vaya baile de máscaras, vaya conflicto de intereses. 

 Al mismo tiempo, no podemos olvidar un detalle: Andrés Izarra es el hijo consentido de uno los hombres más decadentes de la revolución: el comandante William Izarra, aliado de Chavez y sindicado de cometer innumerables abusos de poder.

Verbigracia, el ejemplo de su matrimonio efectuado en la Quinta Anauco, de manera arbitraria, con el consentimiento de Freddy Bernal y sin ningún respeto por el patrimonio histórico de la nación. Interesados en comprobarlo, aquí les dejo un videito del casamiento disponible en internet:http://www.youtube.com/watch?v=QtHzLM3TJwo

Durante la cena, la esposa de Andrés Izarra le lame las botas a Oliver Stone, mientras su marido juega al doble discurso: habla mal a espaldas de Stone, pero le festeja sus salidas en el contacto directo.

La guinda de la noche llega cuando Izarra propone un brindis en reverencia a Stone y exclama textualmente: “Por Simón Bolívar”. A lo cual Stone responde, medio en broma, “y también por la revolución Iraní”, mientras se para echo el loco y apenado por la ridiculez del jala mecate goebelsiano, ex ministro de Información. Con razón es un intocable de la revolución. ¿Cómo serán los brindis que propone en nombre de Chávez? ¿ Por Maisanta, Rosines y el árbol de las tres raíces? ¿Por el cuatro de febrero? ¿Porque todo once tiene su trece? Para morirse de la risa.

Luego, se murmura en la mesa del inminente arribo de Cacique, pero Edgar Ramírez embarca al señor antihollywood. Sin embargo, sí asiste su pareja en la película “Cyrano Fernández”: Jessika Grau, que no Pastor Oviedo. Y Jessika Grau viene con sus superlolas y su cuerpote operado, a enrostrarle la belleza venezolana en la cara al viejo Stone.

Mírame, bucéame, estoy buenísima, estoy riquísima, estoy desubicadísima, no hallo que hablar con Stone, pero igual no importa, porque lo conocí en quince minutos.

Más triste es constatar y saber que el mounstronómico documentalista Albert Maysles, secunda en el equipo de producción a Oliver Stone. Albert Maysles es el director del gigantesco Gimme Shelter, salvaje desmontaje de la celebridad de Los Rolling Stones, y es considerado por Jean Luc Godard como el mejor “camarógrafo americano de la historia”. Ni que decir de Oliver Stone o del resto de su intachable crew, en términos estéticos y creativos.

Lamentablemente, aquí el arte vuelve a ser una trampa al servicio del poder.Una mentira patrocinada y asociada a la oligarquía del dinero.Una cena corrompida y decadente que merece ser equiparada a cualquiera de las tesis conspirativas de Oliver Stone.

Una cena que recuerda los banquetes aristocráticos de sus películas, como Wall Street y JFK. La codicia, la fama, el egocentrismo y el despilfarro reunidos en un solo cliché. Este es el hombre nuevo: un superhombre con un ombligo descomunal, rodeado por otros hombres que envidian su prestigio, su pene metafórico, su falo simbólico.El hedonismo, el placer y el reforzamiento de mitologías en una noche tan linda como ésta.

Oliver Stone y su izquierda de restaurante, que toma vino, champaña y whisky. Oliver Stone y su comunismo de utilería, que consume y se emborracha con los vampiros de la Habana y Caracas. Oliver Stone y lo que ocultan sus documentales. Fin del cuento. El más pendejo, es decir el pueblo, que pague la cuenta. A esta hora, Oliver Stone ya cobro, huyo y no lo pescaron.

¡Salud por los movimientos revolucionarios del tercer mundo!

¡Larga vida a Hugo Chavez!

¡Patria, socialismo, muerte y hasta la victoria secret!

 

   * Información extraída de la página web de Cala: “Hace cinco años el Grupo Gil, el Grupo Sosa, el Grupo Serra y Luigi Morles dieron vida a Cala Restaurant, uno de los sitios de comida internacional más exclusivos de la ciudad de Caracas”.

 

GD Star Rating
loading...
Lo que usted no verá en el documental de Oliver Stone sobre Chávez, 4.1 out of 5 based on 17 ratings

64 Comentarios

  1. Tuve el (hoy dudoso?) honor de conocer a Stone hace medio año. Como era lógico hablamos de Chávez. Le di mi visión, y en pocas palabras me explicó la suya:

    Venezuela es tan sólo un país. El valor histórico que tiene Chávez como símbolo para el curso de la historia de la humanidad, es mucho más importante que lo bueno o malo que sea él como Presidente. Si es malo, dijo, quizá tenga la suerte de que lo maten pronto y nos sirva a todos como símbolo por varias generaciones. Si es bueno, cambiará la historia de manera impresionante.

    La visión de Stone es profundamente injusta con nosotros, pero hace que uno pueda entender su interés en hacer este documental. Pensar que Venezuela se está descoñetando para darle al mundo un símbolo de disidencia (a lo Ché, a lo Fidel), es triste, pero…

    Esperaba un panfleto anti Bush cuando fui a ver W. Me encontré con algo muy diferente. Tengo fé en que Stone, independientemente de los reales que le estén pagando, haga algo que tenga cierto valor, y no una simple propaganda más.

    Y sobre la cena… qué decir… conocí a Stone en una Mansión en Malibú… se caía a pases con su hijo, acompañado de Nikki Sixx y Malgosia Bela. Stone es ante todo un vividor. Un hedonista. Tiene mucho en común, en ese sentido, con la tropa roja.

    ResponderResponder
  2. Cierto, muy bueno el comentario de JJ, es entendible el interés de Stone por hacer el documental. Al comenzar a leer el post, pensé que Oliver debería seguir haciendo películas de ficción y no documentales. Luego pensé (creo que pensé, no sé) otra cosa (que voy a intentar desgranar con la mayor brevedad y sencillez posible.)

    Primero, muy buen espacio el tuyo (¿de ustedes?).
    Segundo, la ultraderecha y la ultraizquierda me parecen espantosas por ser tan iguales, por eso me inclino un poco más hacia el anarquISMO (qué vaina con los ISMOS y la continuidad infinita que le damos los más pendejos), sin embargo, conociendo la naturaleza humana, sé que el anarquismo es una utopía. Entonces, podría decirse, pienso que todos esos motores que nos mueven a cada uno de distinta manera son utopías. Eso no quiere decir que el humanismo anarquista no me parece hermoso, sólo que más allá de la rabia por la injusticia no hay verdad ni llegadero.

    Necesitaba dar esa opinión, para decirles que, aunque comparto la risa por las contradicciones “revolucionarias” y más específicamente de Stone y su obra, creo que el cine de Stone es hollywodense, es de dinero y como ustedes mismos han desmitificado en este espacio, todo lo hollywodense no es necesariamente malo por cultura de masas, por cultura pop. Es sólo una industria más, tiene cosas buenas y malas y en este caso, nada más con (por ejemplo) “Natural born killer” este tipo demuestra que es un descriptor (si me permiten el término) sin límites moralines en su haber creativo. Así como muchos lo criticaron de injusto con la sociedad norteamericana por hacer esa película que luego incentivó a muchos adolescentes a querer ser como Mallory o Miky Nox, así también ustedes lo critican por hedonista y contradictorio. No quiero que piensen que yo vengo a fastidiar sus planteamientos (que leo con atención y/o interés) sino que creo que pudieran revisarse. Sé que alguno (s) de ustedes han estudiado en Francia (lo leí en el post contra Rigoberto), sé que ustedes han tenido sus privilegios intelectuales y hedonistas, no como todos los que militan por la anarquía, pues no todos han tenido el mismo chance de oportunidades. Entonces ¿por qué caernos a coba? a veces caemos en prácticas un poco hipócritas basados sólo en nuestros sentimientos. Sentimos la injusticia y tenemos el derecho de denunciarla, pero no creo que a tal punto de negar nuestra naturaleza y de negar que nos gusta lo bueno, el buen cine, la buena literatura, la buena y fácil comunicación ( una buena computadora que no se quede pegada cuando publicamos por internet, etc), la buena y/o cursi comida de vez en cuando (¿por qué no?), nos gusta lo bueno, entonces, por qué al Stone no le va a gustar? acaso todos tienen que ser como Cristo o el CHe? o Fabrizio Ojeda (que es más anónimo pero más nuestro que el Che tan comercializado).

    Bueno, yo debo tener uno que otro cliché, como todos, pero creo ya haberme deslastrado de ese del ascetismo, incluyendo el documentalista. No todos producen de la misma manera, porque no todas las motivaciones son iguales. Habría que averiguar si la motivación de Flaherty no era el poder de su nombre, más allá de su interés por los esquimales como humanos.

    Sin embargo, aunque sé que lo más seguro es que mi comentario cause incomodidad y/o molestia (que creo no es mi intención), nos vemos en la próxima, porque este tema no tiene fin, y porque yo quiero darle uno.

    Besos y apoyo en las luchas, aunque no parezca.

    ResponderResponder
  3. Gracias por el comentario, Venezolana. Siempre serás bienvenida con tus opiniones oportunas y con tus críticas pertinentes. Seguimos en contacto.

    ResponderResponder
  4. P.D. Tanto creo que (nos) gusta lo bueno, que si ustedes llegan a tener el chance con Jessika Grau, y la tipa les sale (sorprendentemente) inteligente y querendona, se van hasta querer casar con ella.

    Besos.

    ResponderResponder
  5. P.D. 2

    Con lo de oportuna y pertinente haces uso de tu ironía?, si es así, disculpa las molestias causadas, no era mi intención, realmente me agota pensar que sólo sería oportuno y pertinente un comentario de Amén al tuyo.

    Besos.

    ResponderResponder
  6. Venezolana deja de disculparte tanto! Diste en el clavo! La doble moral impera rampante en panfleto y todos muertos de la risa. Periodismo oportunista este de Cobra de chismorrear, cual animador de Sálvece Quien Pueda sobre las cenas y acompañantes farándulescos de Stone, mientras se da golpes de pecho porque en el Colegio de Periodistas sí duermen y él no. Yo también duermo papito y muy bien, es exactamente lo voy hacer ahora porque ya es tarde y mañana trabajo, como todo el mundo, y en el mismo trabajo que tú, sólo que no me las doy de salvadora de la moral nacional persiguiendo a escondidas a los demás como haces tú para después vanagloriarte de tus “tubazos”. Gracias por el desprecio colega, siempre a tu orden!

    P.D. Venezolana te invito a que compruebes que efectivamente el Amén de tu comentario generó el ‘oportuno y pertinente’ comentario del autor. Espero sentada, mejor dicho acostada, por la oportuna y pertinente mentada de madre que me va a echar Cobra porque esta vez no le jalé bolas como a él tanto le gusta.

    P.D. “Este es el hombre nuevo: un superhombre con un ombligo descomunal, rodeado por otros hombres que envidian su prestigio, su pene metafórico, su falo simbólico” Amén a ti mismo papá!!!

    ResponderResponder
  7. Es todo lo que tienes que decir, Andreina? Gracias igual por comentar, pero creo que en tu caso no tienes mucho que aportar, salvo un ataque lleno de envidia por no haber conseguido la primicia. En tu caso, como que funciona bien aquella tesis de Freud de “la envidia del pene”. ¿O es que acaso te estás justificando por tu incompetencia como periodista? En cualquiera de los dos casos, me interesa bien poco lo que tu digas o pienses sobre mí. Al final, el artículo habla más de tu gente que de mí. Preocúpate mejor por eso, colega. Dulces sueños, como siempre.

    ResponderResponder
  8. Primicia ? yo estoy con Andreina eso no es mas que un relato de farandula boliburguesa…

    ResponderResponder
  9. Ya entraron en acción las carajitas del chaborreo.com

    Las hermanitas del alma

    Florecita y Andreína

    ResponderResponder
  10. Bueno, al final no sé si creerle a Andreina o apostar por mi -quizás ingenua- credulidad en este espacio. Quisiera creer que la respuesta del Sr. a mi comentario no fue una ironía, quiero creer que todo este panfleto es más que un chiste.

    Saludos a todos.

    ResponderResponder
  11. No es más que un relato de farándula, Flor?
    Tampoco así, mi pana. No exageres. Explícame que tienen de farándula los tres primeros apartados y después hablamos. Al menos, explícame dónde está la farándula en el fragmento siguiente, para entenderte mejor:

    En el pasado, hacer documentales implicaba riesgo, aventura, sacrificio y hasta peligro de muerte.

    Por ejemplo, el norteamericano Robert Flaherty, uno de los padres fundadores del género, renunció a una vida de confort y lujo por dedicarse a investigar la dura realidad de los esquimales en el Polo Norte.

    De allí surge el título emblemático de la historia del cine: “Nanook of the north” , no sólo un hermoso estudio antropológico sino un imperecedero testimonio del desarrollo de la condición humana en situaciones de completa adversidad, donde el director decide despojarse de sus investiduras de autor y de vedette, de semidios del star system, para ir al encuentro del mundo de los mortales, para adoptar la mirada y la postura de sus figuras de a pie. Es decir, para asumir la subjetividad del otro, en un ejercicio de transformación y evolución personal.

    Así, Flaherty pudo entender la perseverancia y el compromiso de Nanook, al colocarse en su lugar, al ponerse literalmente sus botas y al compartir todas sus penurias e indigencias, sin verlo desde arriba o a lo lejos. El resultado es una experiencia audiovisual única de aproximación entre cineasta y objeto de observación, al margen de privilegios y prebendas.

    Es el posible equivalente del trabajo del polémico Jaques Lizot, quien en aras de comprender la cultura de las etnias originarias del amazonas, opto por descubrirlas y descifrarlas en carne propia, fuera del radio de los hoteles cinco estrellas y más allá del cómodo circuito de la intelectualidad europea consentida y malcriada por el tercer mundo, alrededor de la feria de vanidades del socialismo caviar para la exportación y la importación de barajitas repetidas y agotadas en su espacio de origen.Tal como si reeditáramos el rito o la celebración de bienvenida de los conquistadores,por parte de los ingenuos colonizados del vano ayer, dentro de la absurda literatura etnocéntrica impresa para la época posterior a la llegada del barco de Colón. Algo similar a la caricatura gruesa de cambio de espejitos por pepitas de oro.

    II

    Otro caso sintomático es el del realizador Hubert Sauper, un modelo de austeridad formal. Primero su obra carece de cualquier aparatosidad técnica .

    De hecho, el mismo hace la cámara en la mayoría de sus piezas.Segundo, busca pasar absolutamente desapercibido para las autoridades competentes de los países en donde labora. Y tercero, también se expone a la necesidad y la osadía derivadas de sus temas de análisis.

    Prueba fehaciente de ello es el brillante “La Pesadilla de Darwin”, rodado en Tanzania para denunciar las iniquidades en el comercio de Norte a Sur.

    La tesis de la cinta es sencilla pero contundente y elocuente en el plano de lo mostrado por el lente: el sur exporta su principal materia prima al norte, a precio vil, mientras el norte exporta armamento de contrabando al sur, para librar guerras civiles intestinas en el África. En resumen, según el demoledor largometraje del cineasta,los aviones se llevan el pescado de Tanzania, al costo de traer cargamentos de fusiles en el viaje de ida. Gracias a su arrojo y valentía, Hubert Sauper sacó a luz el descaro de semejante verdad incómoda.

    III

    Por último, quedaría por rescatar la impronta de cientos de documentalistas preocupados por captar la esencia de la pobreza y la miseria nacional. El maestro Guedez, sin duda alguna, es el pionero en nuestro país, junto con la dignidad de titanes guerrilleros como Ugo Ulive, siempre al lado de los menos afortunados en la escala darwinista de la sociedad, compartiendo sus victorias y frustraciones en vivo y directo. Ni hablar del autorégimen de ascetismo y frugalidad impuesto por Lilian Blazer en su carrera, todos los días con la misma ropa, la misma moto destartalada y el mismo empuje. Ella es nuestra propia Agnes Varda, la abuelita combativa de la nueva ola francesa, quien no tiene problema en comer hasta basura para hacer un docu sobre la indigencia en Francia, como el caso de la obra maestra, “Los Espigadores y Yo”.

    IV

    En abierto contraste, y casi como antitesis plena de los patrones anteriormente citados, cabe destacar y revelar el curioso paradigma de boato y derroche ostentado por Oliver Stone en su pasantía por Caracas, con el objetivo de concebir un documental sobre Hugo Chavez Frías y su influencia “en el despertar de la conciencia revolucionaria de América Latina”, en palabras textuales de las agencias oficiales de información.

    ResponderResponder
  12. En efecto, Venezolana, mi comentario no fue hecho con ironía. Te recomiendo no hacerle el menor caso a la gente acomplejada y cizañera del foro. Es una perdida de tiempo hasta responderles. Andreína solo quiere llamar la atención y que le sigan el juego, para victimizarse y hacer todo un drama en panfletonegro, a cuenta de su imagen y su personalidad, a quien nadie le interesa. Fíjate que es tan egocéntrica que me responde en nombre del periodismo nacional, dándose por aludida por el artículo. En realidad, no seas tan rídicula, chica, porque no estaba hablando de tí. Más bien estaba hablando del colegio nacional de periodistas, no del colegio nacional de palangristas. Vaya. Prepárense ahora porque la llorana que viene de Andreína va a ser durísima , larguisima y pavosisima. Jjejejejejejejeje… De resto, estimada Venezolana, bienvenida al foro sin ironía alguna.

    ResponderResponder
  13. En resumen, estimada Venezolana, para mí Andreina es como la Chilindrina de esta vecindad.

    ResponderResponder
  14. Tremendo Post, viejo. Hay otro documental, que seguramente has visto, se llama “promises” y trata sobre el conflicto entre Palestina e Israel, pero enfocado en los niños, de un lado y del otro.

    El resultado es una de las cintas más desgarradoras que he visto en mi vida. Hay una escena en que los niñitos de un lado y otro se ponen a jugar Fútbol y uno de ellos, llorando, comenta: Lo triste es que esto que hemos logrado no es más que una cinta que se olvidará apenas termine. El director, Carlos Bolado, no aguanta y se echa a llorar. Creo que una de las cosas más honestas y verdaderamente comprometidas que he visto en el cine.

    También hablas de los riesgos y si mal no recuerdo hay otra escena de la cinta en que se ve como requisan el vehículo en el que va el equipo de filmación ya que van a cruzar la frontera con una señora palestina montada en el carro.

    Eso si vale la pena. Ahora, venir aquí a hacer un documental, prácticamente patrocinado por el estrado y con el Presidente vanagloriándose de la realización del mismo es cobardía, es rebeldía for export y es despreciable.

    De resto, podrí9a esperar, como dice JJ que Stoned, perdón, Stone, haga algo más o menos razonable, no tan panfletario, pero honestamente no espero mayor cosa.

    ResponderResponder
  15. Sobre Andreina. Has como yo (y perdóname la inmodestia) y deja de responderle. Igual que a Lacán, con eso se les alimenta la gaguera mental.

    ResponderResponder
  16. Venezolana no tienes que creer en mí ni en nadie en particular si no te nace, yo no le digo a nadie lo que tiene que creer o pensar, yo opino aquí como cualquiera, al que le gusta bien y al que no también. Sólo quería darte una pequeña muestra de la libertad de expresión, la tolerancia y el respeto que aqui en panfleto se maneja. Ya viste que EXACTAMENTE COMO DIJE Cobra me insultó, además de otras personas. Así es como se responde en panfleto a quienes no están de acuerdo con sus postulados, y no es un chiste, es en serio. En serio que siempre se le dará la vuelta a cualquier comentario que no les guste y que la única forma al final será apelando al insulto. TE INVITO NUEVAMENTE A QUE TE SIENTES Y PRESENCIES UNA NUEVA RONDA DE OFENSAS QUE GENERARA ESTE COMENTARIO. Igual eres tú la que al final decide en qué o quién cree, esa ni es mi intensión ni me interesa. Por lo demás, bienvenida a panfleto, te vas a divertir que jode! Eso sí te lo garantizo!

    ResponderResponder
  17. …No mezclemos las cosas, venezolana. Una cosa es que a Cobra o JJ le guste “la buena vida” (whatever that means) y escriban artículos o hagan películas sobre cualquier tema; otra cosa es que Izarra pregone una cosa y haga exactamente lo contrario. De eso se trata. No se puede ser tan hipócrita como para mantener un discurso anti-capitalista por un lado, e ir a caerse a güisquis al templo del consumismo escuálido. Es una contradicción inaceptable, y eso es lo que se denuncia aquí.
    Es por eso que se mencionó acá hace un rato al Ché Guevara, porque no se puede ser tan lambucio o contradictorio como para pegar una calcomanía del Ché en una Hummer. Y de eso se trata acá: Oliver Stone está siendo igual de hipócrita que los gobierneros aprovechadores, que hablan de lo lindo que es el pueblo y la pobreza pero prefieren incurrir en prácticas que ellos mismos denuncian como degeneradas.
    De los políticos, no se puede esperar nada, bien lo sabrás tú que eres anarquista. Pero da tristeza ver un artista que produjo trabajos serios como Nixon y JFK, arrodillado ante el poder, compartiendo en la mesa con los mismos gordos que él denunció en sus películas. Que se caiga a pases con Nikki Sixx, qué coño me importa, pero que no se ponga en un pedestal moral por encima de Tommy Lee o Paris Hilton, gente que por lo menos no anda con dobles discursos.

    ResponderResponder
  18. Sí va, Krisis, gracias por comentar. Nada que agregar. Seguimos en contacto.

    ResponderResponder
  19. Cobra, seguro que Andreína no es Yadelcy Amber Machado?
    Ese curioso personaje que rondaba por Panfleto cuando ni la mitad de los foristas de hoy visitaba este oscuro pasquín…
    Yo creo que sí loco!
    Ella quiere que tú seas su Mago Azul
    L.Ch

    ResponderResponder
  20. ANDREINA ES UNA GRAN TRABAJADORA DE LA EMISIORA REVOLUCIONARIA YVKE MUNDIAL

    TODOS LA RESPETAMOS COMO ISIGNE PERIODISTA Y COMUNICADORA DENTRO DE LA GRAN FAMILIA DE YVKE

    EN NOMBRE DE LA REVOLUCION Y EN NOMBRE DE TODOS LAS MUJERES QUE TRABAJAN EN YVKE, EXIJO RESPETO PARA LA CAMARADA ANDREINA GUTIERREZ, VALIENTE DEFENSORA DE LOS DERECHOS LABORALES DE ESTE PROCESO

    QUIERO QUE SEPAN QUE TODOS LOS CRITICAN EN ESTA PAGINA, SON UNA PILA DE COBARDES Y PARA NOSOTROS SON OBJETIVO DE LA REVOLUCION

    JOHN MANUEL SILVA TIENES QUE CUIDARTE PORQUE TARDE O TEMPRANO LA JUSTICIA REVOLUCIONARIA VENDRA POR TI

    JOHN MANUEL SILVA ERES OBJETIVO DE LA REVOLUCION

    TU VIDA CORRE PELIGRO TRONCO DE CARAJITO MAMAGUEVO COBARDE QUE SE METE CON LAS MUJERES

    PRONTO SABRAS QUE HACEMOS EN LAS CARCELES CON LOS CARAJITOS COBARDES COMO TU

    PREPARA ESE CULO MAL PARIDO

    ResponderResponder
  21. Saludos Krisis!,
    entiendo tu explicación, posición, y la comparto. Creo que tienes razón. Sin embargo, sigo pensando que pretender una sola moral (pensamiento y prácticas) en este mundo y en este cuerpo es una utopía. Por eso no estoy de acuerdo cuando me dices “anarquista” a mí, porque a pesar de que prefiero esa ideología a la ultra derecha o ultra izquierda, igual me sigue pareciendo una utopía. En cuanto al documentalismo, alguna vez tuve la oportunidad de hablar con Lilian Blazer, mujer admirable, y en realidad me decepcionaron varias de sus respuestas pues sentí cierta “doble moral”, pero sé que es humana y que en muchas circunstancias no puede escapar del sistema que rechaza con toda legitimidad. Sigue siendo una mujer admirable. De una labor y un ímpetu admirable. El mundo sería peor si no hubieran personas con esa capacidad de crítica.
    Mi posición es que ante todas las utopías cada quien se inclina a su manera, pero no por eso se escapa de la carne y sus deseos o gustos (que muchas veces por prejuicios se condenan como capitalistas o traicioneros). Las cosas que tú vez muy mezcladas, es porque están mezcladas: creo que JJ y Cobra también comparten esa ideología anarquista, y se supone que esa ideología es anticapitalista, entonces se escriben artículos y se hacen películas bajo esa ideología pero a ellos sí les puede gustar “la buena vida” (whatever that means) pero al Stone no?. Yo creo que tanto JJ, como Cobra, como Stone pueden hacer buenos artículos, buenas películas, pero ninguno se escapa de la doble moral cuando de utopías se trata. Y aunque me duela decirlo (porque Izarra me cae pésimo y deberían de sacarlo de Telesur y meter otro que comulgue UN POCO MÁS (un poco más) con lo que pregona) Izarra también. Es humano. Así son las utopías, esos son nuestros motores: imposibles en lo grande, sólo concretos en lo pequeñito.

    Besos.

    ResponderResponder
  22. P.D: si no es mucha incomodidad, me da curiosidad saber la edad de los que aquí escriben por ejemplo: Jhoan Manuel, Cobra, Krisis, Roberto Simancas, etc..

    P.D.2: Andreina, mientras no se ponga la cosa muy belicosa con mis opiniones, me seguiré sintiendo cómoda para venir a este negro no-lugar y debatir algunos puntos. Es comprensible que ellos tomen esa posición contigo sí tú también la tienes con ellos. Todavía no sé muy bien cómo es esta historia. Ya “me iluminarán” ustedes con sus posiciones.

    Y sí, hasta ahora es divertido, espero que no sólo se trate de diversión.

    Saludos a todos.

    ResponderResponder
  23. …Depende de lo que entendemos por el concepto de “utopía”. El historiador Balibar, por ejemplo, aclara que las “utopías” no pueden jamás ser alcanzadas, siempre se erigen como metas que dirigen la sociedad pero que se nos escapan cada vez. Lo mismo aclara Richard Rorty en “Verdad y progreso” a propósito de estas palabras.
    Cualquier sociedad que se reivindica como utopía alcanzada es una sociedad totalitaria que no avanza, estilo 1984. Es por ello que todos los regímenes, como el Nacional Socialismo, utilizan el mito de “la utopía que llegó para quedarse”, para oprimir a la gente. Es por eso que hay que tenerle miedo a la gente que habla de utopías alcanzables.
    Sin embargo, las utopías funcionan como directrices de lo que hacemos y orientación de valores. Aunque no puedan alcanzarse, “la emancipación de la mujer”, como ideal, por ejemplo, puede utilizarse para saber cómo reaccionar ante un ejemplo específico (el rol de la mujer en el trabajo, por ejemplo). Es allí donde la utopía tiene sentido.
    Y es allí también donde veo la contradicción, entre gente que habla de una utopía -la eliminación de factores capitalistas de opresión-, y con sus actos funge como opresor de lo peorcito. Esa contradicción es la que se me hace inaceptable, porque bien lo dijiste tú, humanos somos todos y erramos. Pero una vaina es errar, otra pasar toda la vida combatiendo la plusvalía para luego convertirte en un patrón que monta una maquiladora en Vietnam. Creo que esto aclara un poco lo que quería decir.
    Y en respuesta a tu pregunta: Menos que la edad de la muerte de Cristo.
    Saludos.

    ResponderResponder
  24. Yo sí acabo de cumplir de la edad de Cristo, Venezolana, si es que eso tiene algún tipo de importancia o de relación con lo que escribo y escribimos.

    ResponderResponder
  25. Deberíamos fundar el club de fans de Andreína en Panfletonegro o abrirle como mínimo un página de seguidores en Facebook. De seguro que llegamos a meter más de tres mil personas allí. Cuenten conmigo para eso.

    ResponderResponder
  26. Sí va, brother. Pronto, muy pronto “El Club de Fans de Andreína Gutierrez”, la esperanza roja rojita de YVKE.

    ResponderResponder
  27. Pues ya lo decía yo que Cristo no se escapa ni de los anarquistas utópicos :-D

    Es broma, pero en serio, que Jesucristo es uno de mis ídolos revolucionarios, aunque tanto critiquemos el manoseado y mal utilizado “cristianismo”. Pobre Che ahora ícono de la moda, pero peores cosas han hecho en nombre del pobre Cristo.

    P.D. Sr Cobranza, menos de 33 pueden ser 9, 17 ó 25. Aunque 9 lo dudo.

    Saludos a todos.

    ResponderResponder
  28. P.D.2 y sí Krisis, estamos muy muy de acuerdo en todo eso que dices. Sin embargo sigo pensando que Stone no es un patrón que montó una maquiladora en Vietnam sino un descriptor. Creo que la doble moral de la que hablamos en las utopías muchas veces pasan desapercibidas pero en las comunicaciones siempre es mucho más recriminada, por evidente.

    Saludos.

    ResponderResponder
  29. Menos de 33 y suficientes para haber rebasado la edad legal del matrimonio en 50 Estados, incluyendo Nevada y Santa Helena de Guairén…
    Así que si me quieres invitar a un bar voy pegao’… ;)

    ResponderResponder
  30. …propongo Las Vegas y matamos eso en un fin de semana con un cura disfrazado de Elvis Presley (si los foristas de Panfleto no votan este comentario como irrelevante habremos bajado el estandar de comentarios aceptables a límites subterráneos).

    ResponderResponder
  31. Como gringo ignorante de lo que ocurre en Latinoamerica, mete la pata durisimo con los comentarios. Los chavistas argentinos (peronistas) se arrecharon…

    ——————————————————-

    Oliver Stone, persona non grata en Argentina; llamo a Eva Perón prostituta y santa”

    De acuerdo con la agencia Dpa, agrupaciones peronistas de Argentina declararon al director Oliver Stone como persona non-grata luego que éste calificara a Eva Perón como “una combinación de prostituta y santa” durante su visita a Buenos Aires para entrevistar a la presidenta Cristina Kirchner.

    Siga leyendo la nota de Dpa:

    Las llamadas “62 Organizaciones”, agrupaciones sindicales ligadas históricamente al peronismo, condenaron las declaraciones de Stone, quien pasó por Buenos Aires para entrevistarse con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a su marido, el ex mandatario Néstor Kirchner.

    Stone pasó por algunos países latinoamericanos para entrevistarse con nueve presidentes, desde Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia), el matrimonio Kirchner (Argentina) y Lula Da Silva (Brasil), entre otros, para un documental.

    El ex gobernador de la provincia de Entre Ríos, Jorge Busti, afirmó que: “Indigna que alguien trate como una prostituta a cualquier mujer”.

    “Esas palabras desafortunadas para referirse a Evita, demuestran una absoluta incomprensión de la historia argentina y de la figura de Eva Perón, que está en el corazón de todos los argentinos”, indicó el ex mandatario provincial en declaraciones que reproduce el diario “La Nación”.

    A su vez, las organizaciones sindicales ligadas al peronismo señalaron a través de un comunicado: “Repudiamos las irrespetuosas expresiones del señor Oliver Stone en referencia a la compañera María Eva Duarte de Perón y lo declaramos persona no grata para la militancia peronista”.

    Incluso, los sindicalistas fueron más allá y criticaron la actitud de Stone, al indicar que “a este personaje el vino argentino le soltó la lengua”.

    Asimismo, se señaló que el director de películas como “JFK” o “Pelotón” es un “deplorable provocador y pretendido analista de la realidad latinoamericana”.

    Stone, más allá de las calificaciones que tuvo para con la figura de “Evita”, dijo que los peronistas “no tienen sentido del humor”.

    María Eva Duarte de Perón, popularmente conocida como Evita, fue la segunda esposa del ex presidente Juan Domingo Perón, y murió víctima del cáncer a los 33 años, en 1952, cuando su esposo era aún jefe de Estado.

    ResponderResponder
  32. El articulo como tal estuvo interesante en mi opinion, aunque el cuento de la cena parecia mas, como ya mencionaron: a lo “aji picante”…

    Por el otro lado, no les parece una absurdez esta vaina de “votado como irrelevante”?… pana deja que la gente diga y ponga lo que les venga en gana sin tener que ser eliminado por un guevete con acceso a dos computadoras (IP) que vote hacia abajo (buuu)…

    Un abrazo

    ResponderResponder
  33. Buenas noches a [email protected]:

    Bueno, ya el debate esta largo y fastidioso. El articulo me parecio aceptable de manera general porque muestra que los discursos y las acciones no van siempre de par, pero sobretodo que las contradicciones y metidas de pata del oficialismo son simplemente inaceptables!
    El articulo tambien me divirtio por su lado chepa candela que le da un toque ligero al asunto.
    Ahora bien, la discusion que se genero despues en torno a los comentarios de Venezolana y Andreina me parece reveladora de dos cosas que ya habia notado en panfleto.
    1) El Sr. Cobranza soporta mal ciertas criticas (digamos que es cuestion de temperamento). Lo chimbo es que se pone necio e insulton y gracias a su antiguedad y estatus en panfleto cree que se puede comer a todo el mundo. Lastima.
    2) Cuando uno comienza a conocer la dinamica de panfleto se da cuenta de que existe “clanes” o “escuelas”, cosa natural, que pueden tener tendencias demasiado unitarias… Lo bueno es que igualito [email protected] puede seguir opinando con toda libertad.
    Asi que: Sr. Cobranza, usted esta joven, practique el arte de la flexibilidad mental y aprenda a reflexionar antes de decir cosas de las que se puede arrepentir. Venezolana: escribe, sigue opinando y sigue aprendiendo. Andreina: deja la provocacion, al menos que sea a proposito, y limitate a hacer comentarios inteligentes como muchos de los que he leido.
    Suerte a [email protected]

    ResponderResponder
  34. No es la primera vez que dicen que en PN aplicamos intolerancia. A veces me pregunto si de verdad es así o si es una persección errónea. Pero gracias por el comentario Bruja. Yo, hablo estrictamente por mi, procuro ser amplio cuando escribo y comento. Lo que pasa con Andreina es que ha estado meses jodiendo y ladillando y honestamente uno se cansa de tanta bolsería, igual que con Lacan, pero bueno…

    ResponderResponder
  35. Aqui no se borran comentarios. NI de uno ni de otro lado. No se donde esta la intolerancia.

    Aqui hasta han publicado articulos panfletarios a favor del Mico-mandante, poemas malisimos, cuentos soporiferos, teorias conspiratorias. De todo. Y nada se ha borrado.

    Que algunos se arrechen por comentarios de otros, es normal, es parte de la libertad de expresion.

    Aca se mantiene un nivel de libertad en las discusiones que no existe en ningun medio digital sea de oposicion, neutral o pro-gobierno.

    ResponderResponder
  36. Totalmente, Manu. Panfleto es una página que deja que se publiquen artículos que invitan a cerrarlo. Eso es cierto, pero viene mucha gente y dice que los autores de los post (incluido yo) no permitimos críticas ni disensos, creo que es a eso a lo que se refiere Bruja.

    ResponderResponder
  37. No Manu, no creo que panfleto negro censure nada de nada, al contrario… primera vez desde hace mucho tiempo ecuentro un espacio tan abierto. Hasta estoy de acuerdo con la votacion de relevante/irrelevante, siempre y cuando los vivos no jueguen a votarse a si mismos cambiando de IP…
    Me referia, en efecto, a que a veces, ciertos articulistas son intolerantes y se ponen belicosos, como suele ser el caso de Sr. Cobranza, aunque no siempre es asi… Andreina tambien se pone ladilla, por ejemplo.
    En todo caso, yo seguire leyendo y comentando por aqui (me pondre a escribir cuando me mejore de salud…)

    ResponderResponder
  38. Así, Flaherty pudo entender la perseverancia y el compromiso de Nanook, al colocarse en su lugar, al ponerse literalmente sus botas y al compartir todas sus penurias e indigencias, sin verlo desde arriba o a lo lejos. El resultado es una experiencia audiovisual única de aproximación entre cineasta y objeto de observación, al margen de privilegios y prebendas.

    buehh lo unico que puedo decir Sr.Cobranza…es que no sea ingenuo al pensar que Flaherty lo hizo por amor al arte, yo estudio cine documental y algo que nos piden es leer historia del cine (de libros no de Wikypedia) y a F. Kodak le patrocino las peliculas y el gobierno tambien se lo pago todo, no solo en Alaska sino tambien en las islas del sur (creo q Samoa : S ) los q si pagaron fueron los nativos que no recibieron nadita por su participacion, mientras las compañias mineras hacian uso del documental para poder explotar mas comodamente el sitio.

    tienes razon en cuanto a los documentalistas q hacen todo por amor al arte y a la verdad, en efecto, conozco a Lilian Blazer…y se compro una moto nueva, y alquila habitaciones en una de sus quintas en la Florida, claro con esto no desvirtuo su trabajo, solo que no hay que ver con ojos romanticos el ejercicio del cineasta.

    en el primer encuentro internacional de documentalistas latinoamericanos, celebrado en Caracas, todos ellos (los de afuera) se hospedaron en el ALBA y comieron en el restaurante “la Cota” en el P.H del antiguo Hilton (yo tambien comi ahi…rico yum ;) ) y nadie se quejo de la pobreza del mundo ni nada, entre ellos los mejores cineastas de america y el chileno que fue nominado al oscar en el 2001 creo.
    con esto quiero decir, que si alguien tiene la oportunidad de vivir BIEN la vida, asi sea documentalista, la vive. la mayoria de los documentalistas invitados en el exterior se hospedan en buenos hoteles. esto es, si los CINEASTAS QUE COMEN CON LOS VAGABUNDOS Y CRUZAN DE MOJADOS LAS FRONTERAS PARA FILMAR, LO HACEN POR ELLOS MISMOS, NO PORQUE ESE SEA EL PLUS ULTRA DEL EJERCICIO DOCUMENTAL.
    por supuesto, que es aberrante tanto lujo para un gringo solo porque sea famoso, pero no es algo diferente de otras partes del mundo, ademas, sino hubiera sido el Presidente Chavez, hubiera sido otro…
    ¿o no crees que si Capriles fuera presidente e hicieran un documental de el, el dejaria q Stone comiera en el mercado del Cementerio y se quedara durmiendo en las quince letras???
    no seas ingenuo, la luna no se come.

    saludos a Venezolana.

    ResponderResponder
  39. “Hasta se publican cosas pro-gobierno?” hmm…

    La verdad es que hasta ahora son muy pocos los elementos que hacen honor a eso de “sitio anarquico y participativo” en este lugar. Tengo desde hace raaato escribiendo aqui, pero dejé de hacerlo al ver los foros convertirse al formato de opinión youtube… Me aburre tanta oposición…

    Buen comentario, Noelia. Creo que se necesita mas gente asi por acá, para que deje de convertirse en un globovision.net =).

    ResponderResponder
  40. Hwang, lamento que te hayas retirado por culpa de los comentarios. Lamentablemente, al ser un sitio participativo, la lógica indica que no podemos intervenir en el contenido del sitio.

    Lo máximo que podemos hacer es ponerle un sistema de votación (hecho, por partida doble). No tenemos la culpa de que la gente se sienta libre de escribir y/o comentar.

    Me gusta esa flexión de la lógica que haces al inferir que la anarquía y/o la participación se deben al gobierno, o al poder. Sin duda, es el tipo de razonamiento de un artista valioso, comprometido.

    Me imagino que debe ser una pequeña tragedia burguesa el hecho de que la mayoría de los que escriben en panfletonegro no sean gobierneros. Pero esa es una situación fácilmente solventable, supongo.

    saludos y gracias por comentar.

    ResponderResponder
  41. No hace falta la ironía Daniel…

    Me refiero, a que es difícil hacer un debate (o cualquier tipo de discusión) en un foro cuando las respuestas a un comentario son “si sr cobranza, tienes razón: Fulano.” y luego llega alguien mas “a mi me parece que fulano esta en lo correcto al decirle a cobra que tiene razón”, y que el único elemento opuesto a esto sean las tremendamente irrelevantes intervenciones de Andreína y sus secuaces. Me parece que si algo se debe fomentar aquí, son opiniones como las que sagazmente esgrime Venezolana, o Noelia. Claro esta, previamente puesto el colchón de ideas que inició Cobranza.

    Me gustaría ahondar algo en este tema (sobretodo eso de pequeña tragedia burguesa el hecho de que la mayoría de los que escriben en panfletonegro no sean gobierneros). Si veo que va por un buen camino la cuestión, seguiré de necio meandome por estas esquinas. Gracias, Daniel, por responder.

    ResponderResponder
  42. A mi me parece tan necesario como a ti… creo.

    Yo soy de la opinión de que el reto editorial más difícil de los… um… “nuevos medios” es cómo hacer para coordinar esa conversación de muchos a muchos, sin censura y sin que degenere en lo que vemos en youtube, noticias24 o noticierodigital.

    Tengo la impresión de que hemos hablado antes de eso aquí. Si no, http://www.afinidades.org/archivo/496

    De hecho, es tan urgente el asunto que me parece que salvas la patria si publicas en panfletonegro un artículo al respecto.

    saludos.

    ResponderResponder
  43. La crítica, a pesar de tener validez, peca de miopía.
    ¿Cómo exigir un debate serio, respetuoso, donde se avancen argumentos, en un país acostumbrado al no-debate, a los ad hominem y al conformismo de lectores que sólo quieren leer que sus ideas a priori eran correctas?
    Muchos aspiramos a lograr el debate que añoras.
    Pero creer que puede darse mágicamente en una simple página web mientras el país se cae a insultos y carga a sus ciudadanos para convertirlos en carne de cañón de ideas recicladas de la izquierda y la derecha, es no entender por qué el debate no puede darse.
    Creo que tu reproche debería orientarse más en ese sentido, en buscar las causas y las implicaciones de esta lógica que subyace a la forma de “debatir” no sólo en Panfleto, sino en toda Venezuela.
    Idem, me encantaría leer un artículo al respecto y poder discutirlo seriamente.

    ResponderResponder
  44. Sr. Cobranza: Me ha parecido bastante interesante el modo que ud. ilustra el nivel de compromiso social de los documentalistas con ejemplos concretos. La parte del texto que acá muchos han señalado de “farandulera”, la considero necesaria para demostrar, digamos, la “otra cara” del realizador que se hace el luchador pero resulta ser la misma cosa que quienes pretende criticar.

    Lo que me hubiese gustado es que ud. colocara algún tipo de documento que respaldara su investigación, me entiende, alguna fotografía del evento, un video… Creo que eso le habría dado más fuerza al “tubazo”

    ResponderResponder
  45. Hermano ven acá, si mi crítica peca de miopía, la tuya peca de pesimismo…

    Para mi, eso de que el país esta acostumbrado al no debate me parece una excusa bastante pobre para justificar la comodidad de no exigir seriedad en un debate. Y no me refiero a tí específicamente, porque me parece que tienen peso mucho de tus comentarios.
    Créeme, que si he empezado a comentar, es porque creo que esta conversación se puede convertir en algo interesante. Y pues si de verdad piensas lo que escribiste, ¿entonces para qué molestarse siquiera en escribir?

    Y pues si, si creo que pueda darse -en las condiciones dadas- mágicamente un debate serio en esta pagina web.

    Entonces, Krisis te explico: me importa poco la forma en la que debaten “los venezolanos” porque a pesar de el colectivo estereotípico, hay quienes dan la talla en una conversación. Estoy casi seguro de que no soy el único que encuentra un atisbo de eso en todo esto… ¿por qué no explotarlo? Gracias por responder.

    ResponderResponder
  46. Bueno, lo importante es que, a pesar de que veamos la cosa de manera distinta, los dos estamos de acuerdo en que acá hace falta estimular el debate, así que podemos agarrarnos de se punto común.
    Personalmente no es pesimismo, es un diagnóstico acertado para poder atacar el problema. Si no entendemos cómo funciona nuestra cultura discursiva y democrática, si no analizamos por qué la gente no discute sino que prefiere estar siempre de acuerdo en una sociedad autista del consenso, vamos a estar dando vueltas en círculo sin entender qué es lo que sucede y por qué las cosas no cambian.
    Saludos y estamos conversando,
    K.

    ResponderResponder
  47. Pues yo, valiéndome de mi arrogancia, creo que tengo una respuesta para eso…

    Yo creo, que aquí la mayoría no discute ni debate, porque Venezuela es floja y cómoda. Es muy fácil valerse de argumentos simple como “el gobierno me da comida y eso es lo que importa”, y de igual manera “el gobierno es malo porque me lo dice la tv” para vivir tranquilo, ¿Me comprendes?

    La cosa es que aquí, creo que muchos opinamos que es un poco mas complicado que eso…

    Pero como te dije: Yo creo que entiendo bastante bien el por qué de todo eso que escribes, pero en realidad me importa poco, porque al parecer es una norma bastante global… Asi como hay acéfalos aqui, hay rednecks en USA, hay skinheads en Alemania y bueno, estaríamos aqui todo el día estereotipando a los pendejos útiles de cada lugar…

    Por tal cosa no se me hace muy productivo ahondar en el por qué. Prefiero obviarlo, y tratar de conseguir exepciones para sacarles provecho. Creo, que eso es lo que se puede lograr aqui. Saludos, gracias por responder.

    ResponderResponder
  48. Por cierto Daniel, si tengo chance escribo un artículo pronto. Ya veremos si hay mas tela que cortarle a aquél asunto. Gracias por la oportunidad. ¡Saludos!

    ResponderResponder
  49. Ya el asunto llegó a que es casi tu responsabilidad hacerlo. Un artículo separado, con un buen título, ayudaría sin duda a mantener esta discusión.

    saludos.

    ResponderResponder
  50. Secundo la moción… artículo… Hay mucha tela que cortar en esto. Personalmente, entiendo “la flojera” como una condición lingüística, relativa al peso discursivo-social que tiene el hablar de política. No creo que haya naciones “flojas” per se, ya que este criterio es incluso comparativo.
    Y sí, pendejos incultos hay en todos lados, pero la forma de llevar el debate y el discurso no es para nada la misma, y eso es lo que evita “la flojera” como síntoma generalizado y cultural.
    Yo le comentaba a Daniel que en Francia me sorprendió que hablar de política es un signo de inteligencia que hace que te puedas levantar una mujer en un bar. En París si no hablas de política, libros o música, ninguna mujer te para la más mínima bola.
    En Venezuela es diferente, más bien todo el contrario. La clave es hacerlas reír y lanzar punticas finamente disfrazadas. Habla de política o libros, y sólo te levantarás a la hippie desadaptada que está escuchando discos de Janis Joplin. En fin.
    Allí es que radica una gran diferencia, para mí, del problema del debate (o la ausencia de): Los resultados y el impacto social que puede tener lo que dices. Acá no vale nada, entonces no se debate.
    Seguiremos conversando en tu artículo, espero.
    Saludos…

    ResponderResponder
  51. la verdad , de la verdad es maravilloso por fin llega alguien a ponernos a pensar a todos y esto es maravilloso , pues creo qe como la pelicula de la vida es bella, y a pesar de todo y de todas las opiniones en contra y a favor yyo amo a mi presi. y tambien a un escualido que me hace el amor divino ,en ese momento estoy en el cielo ja ja ja jaja ja. y cuando veo a nuestro presidente , dandole vueltas al mundo entero , me siento inmensamente feliz cha quieranse mucho y sean felices . besos

    ResponderResponder
  52. Hay un viejo refrán de nuestro acervo cultural que reza así: ¡Qué fácil es hablar bien de la mujer ajena cuando no tienes que convivir con ella!

    A este señor Stone lo sucede lo mismo que a Michael Moore y a toda esa pútrida e hipócrita seudoizquierda (en la cual entran los actuales boliburgueses de la cleptocracia chavista) que pregona las bondades del socialismo desde su modesta mansión en Beverlly Hills.

    Yo deploro -con todo respeto- esa posición ecléctica que intenta justificar (como lo ha hecho venezolana en un comentario) el gusto por la vida sibarita mientras simultáneamente se predica lo que no se practica. Gratitud no es hipoteca suele decir mi madre para dar a entender, por ejemplo la admiración por Lilian Blazer a pesar de que sus respuestas nos enrostran la profunda miseria del ser humano que vive con una doble moral, no nos debe cegar ante los defectos de la gente.

    Nadie nos pide que seamos como Jesucristo o “El Che” (de este último tengo una opinión que dista mucho de la del común denominador, para mí Ernesto Guevara fue un asesino a sangre fría tan cruel como lo fue Stalin, con la diferencia de que no tuvo la oportunidad de exterminar a varios millones de individuos que se opusieran a sus ideales “revolucionarios”, pero que sin duda lo hubiera hecho si hubiera tenido la oportunidad) y vivamos en la casi en la indigencia. Lo que sí es cierto es que cuando alguien decide por voluntad propia levantar la arenga de “ser rico es malo” (pregunta retórica y tonta: si ser rico es malo ¿Ser pobre no será peor?), “el marxismo es la vía”, “la revolución es la única salida”, etc. No podemos bajo argumentos tan banales cómo “es que a todos nos gusta la buena vida”, “no podemos escapar del sistema que tanto criticamos” justificar lo injustificable: la hipocresía sin límites y el cinismo de llevar una vida de jeque mientras cerca del 50% de la población gana 25% de lo que cuesta la cesta básica.

    Si a mí me gusta la buena vida y me doy la buena vida sencillamente no puedo ser el líder de un movimiento que pregona la justa redistribución de la riqueza porque resulta que todo el dinero del mundo junto no es suficiente para que los 30 millones de venezolanos nos demos la dolce vita que se dan Oliver Stone, Hugo Chávez, Diosdado Cabello y paro de contar.

    Por otro lado tampoco es cierto que a todos nos guste la buena vida. Yo sí conozco personas, pocas, muy pocas lo admito, que viven felices sus vidas en la más modesta sencillez. Si somos coherentes en la vida, si creemos que se debe practicar lo que se predica, si comprendemos que no puedo decirle a mis hijos que se tomen el tetero de agua de plátano porque es buenísimo si yo mismo no estoy dispuesto a bebérmelo -y que por favor se vea lo figurado del ejemplo- entonces tenemos que, como me dijo un amigo hace unos días, ser maniqueos al respecto. La cosa es blanca o es negra: no se puede estar medio embarazo o medio muerto.

    Yo no considero que sea un pecado ni mucho disfrutar de la buena vida, es más lo reivindico, y lo hago porque no soy dueño de ninguna corporación donde la diferencia de sueldos entre un obrero y un ejecutivo de la plantilla alta es 1:100. Soy liberal y estoy convencido de que el socialismo y el colectivismo ha traído mucha más miseria que el capitalismo, por eso cuando cayó el muro de Berlín fue la RDA la que desapareció y no a la inversa, por eso cuando vemos a Coreal del Norte y Corea del Sur y observamos su desarrollo económico queda patente que el comunismo es un fracaso y que solo los idiotas trasnochados andan desempolvando a Marx cuando en Europa sus propios coterráneos lo enterraron. Por eso China se abre a la globalización y abandona los postulados de Mao. En fin, sé que me salí del tema (aunque casi todos lo han hecho), el punto es que al que le gusta comer caviar no puede predicar que lo mejor son las sardinas.

    Saludos a todos.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here