Hancock o el primer mundo al revés

La comparación es tan obvia que resulta insultante. Es tan obvia, que dan ganas de propinarle una paliza al compañero de butaca. ”Hancock”, la versión cinematográfica de la lucha por la conquista de las primarias del Partido Demócrata, genera lágrimas negras. Negras, idénticas al protagonista. Idénticas a Obama, el hombre que pactó con la lejía. También produce muecas rubias. Rubias, idénticas a la coprotagonista. Idénticas a nuestra nunca bien ponderada Hillary Clinton.

El argumento de la película: un negraca alcohólico, pordiosero, que no sabe utilizar sus superpoderes, parece salido de la cabeza de un demócrata con ademanes sociatas. Un argumento tan cursi que sólo un rojito del primer mundo puede crear. El negraca, domesticado por la perspicacia del blanco bueno, cambia su ropa, su aspecto sureñomississippitomsawyer, por un traje de cuero a lo Villa People. Y a salvar el mundo, que ya estás tardando. ¡Copón!

Estados Unidos necesita al negraca. Pero él debe cambiar. Adoptar aptitudes blancas. Padecer amnesia. Dejar el bourbon y el blues. Empezar a actuar. Los negracas pueden ser patriotas. Sí señor. Hay que cerrar viejas heridas, viejos actos racistas. Los negracas ya forman parte de América.

Resulta curioso: muchos antiyanquis apoyan a Obama. No sé por qué lo hacen. Obama es el revulsivo que necesita Estados Unidos. Si gana, el axioma de que el poder yanqui sólo es para los WASP, se va a la mierda. ¿Y qué dirán los rojitos de Europa, de Sudamérica, los rojitos de Occidente cuando el presidente moreno aplique mano dura a, por ejemplo, Irán? Otra decepción para sus corazones.

La película dibuja un panorama político tan mazorca de maíz+pollo frito+Coca Cola XXL que provoca sacar el látigo y volver a repartir. La película (salvo los torpes actos heroicos que, si estás fumado, producen risa) es mala. Obatala, muy mala. Las escenas de Obama y Hillary rozan la vulgaridad de las telenovelas. El guionista, sin duda, se exprimió la mollera. Pobrico, es un hombre que vive intensamente el liderazgo posible, el que vendrá: un gitano en España; un moro en Francia; un albanés en Italia; un judío en Alemania; un paquistaní en Inglaterra; un africano en Holanda.

El primer mundo al revés, o sea: feliz, justo y, por supuesto, multicolor.

¡Apaga y vámonos!

GD Star Rating
loading...

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

5 Comentarios

  1. Calíope dijo:

    No hay nada más peligroso (y ridículo) que un teórico izquierdista sentado en un escritorio escribiendo detrás de un monitor.

    ResponderResponder
  2. krisis dijo:

    Hancock no empieza mal, con un intento de decir algo “subversivo” sobre las películas de super-héroes. Pero se le va la chaveta a la mitad, cuando obligado a resolver el dilema del héroe, aparecen nuevas cláusulas (la debilidad, el pasado, otros héroes, etc.), y cae en una vulgar película como las que critica.
    Dentro de todo, Peter Berg sigue tratando de experimentar dentro de Hollywood, y eso es bueno, aparte de que Jason Bateman continua subiendo.
    Sobre las analogías políticas, a pesar de que pintas una linda metáfora, no lo veo tan claro. Si empezamos así, también podríamos decir que McCain es Kung Fu Panda, Zapatero Walle-e y Chávez el caballero negro, por qué no…

    ResponderResponder
  3. Pescador dijo:

    Maravillado con la crítica racista y con la imitación de los coloquialismos españoles. ¿Será el fantasma de la gordita que se decía anoréxica?

    “Apaga y vámonos”, locución cubana y puesta de moda entre 1959 y 1961. “El primer mundo”, modo respetuoso y sumiso con que los naturales de naciones pobres llaman a los de las ricas y blancas.

    Humboldt, viajero por el trópico, recordaba a un negro que se decía blanco. Así somos los suramericanos. Nuestro mundo, donde nada cambia, parece hecho por Parménides.

    Saludos

    ResponderResponder
  4. Pescador dijo:

    En realidad es como el oficial Torrente hablando de películas.

    ResponderResponder
  5. evy dijo:

    Me parece que realmente racista aqui eres tú mismo porque una persona tiene distintas formas de interpretar una pelicula, sabias que tu vas más a lo racista que a criticar la formaa y la historia de esta pelicula…me parece que antes de escribir esto deberias pensarlo mejor pues si crees realmente esto estas muy mal.
    A mi parecer Will Smith es un gran y espectacular actor.
    Y esta peli fue muy buena xq nos presenta algo nuevo y no como otras que intentan repetirlo mismo(ejm.Batman).

    ResponderResponder
Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top