Comida ligera

0
468

Te reitero  mi afán  de comer rosas
rosadas, adobadas, rostisadas,
pero es un plato raro
que ya los restaurantes,
al menos los mejores,
no sirven al almuerzo
ni en la cena
y por eso
rara vez las ingiero.
Es mejor prescindir de platos raros
volver a los condumios mas caseros
conformarse con guisos mas comunes:
ratones en cazuela,
rinoceronte en salsa,
renacuajos asados,
huevos de terecay a la ranchera.
Y después reposar,
dormir la siesta
con digestión ligera.
Sin eructos ni flatos que producen
esas rosas rosadas, adobadas, rostisadas
que hoy añoro comer
pero no puedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here