Por qué no voy a votar en las próximas elecciones…

5
32

vamospor-ti.jpg
Hoy es 08 de Mayo y ya he decidido que no votaré en las elecciones del próximo 23 de Noviembre.

Uno siempre vota, por pendejo y por pajúo. Uno siempre vota porque a uno le da culillo quedarse en casa, porque nos han dicho tantas veces que el que no vota no tiene derecho a opinar que uno se aliena con ese mensaje y termina votando. Uno se las tiras dizque de rebelde y al final no puede evitar ir a votar.

Uno vota porque cree que en algún momento algún cambio se producirá, porque uno es un soberanísimo bolsas. Un becerro pues. ¿Qué se le hace?

Yo voté por primera vez el pasado 15 de agosto de 2004, tenía 20 años y lo hice, perdí.

Yo voté en las elecciones regionales que se hicieron meses después y a las que nadie fue a votar, voté en menos de cinco minutos y perdí.

Yo voté en las presidenciales de 2006, perdí.

Yo voté en el referéndum Constitucional y gané.

Pero yo no votaré en las próximas elecciones.

No lo haré porque será decidir entre el cáncer y el sida, entre la lepra y la sarna, entre una infección y una enfermedad degenerativa. Porque en las próximas elecciones decidiremos si queremos morir de un balazo o mutilados. Es decir, no decidiremos un coño.

Las elecciones de Noviembre son una farsa. Será el festival electoral en el que nos debatiremos si ir a votar por los designados por Chávez o los elegidos en conciábulo de la oposición. Entre los delfines del Comandante o los delfines de Rosales y Borges.

Las elecciones son las mismas de siempre; tanto, que la campaña electoral no ha comenzado formalmente y ya nos estamos enfrentando a la basura propagandística de siempre:

Propaganda populista y demagógica, candidatos que escurren el bulto cuando se les pregunta quien los financia, cuñitas donde los pobres son manipulados al peor estilo de Chucho y sus cuñas con cara de bolsa. El mismo conductismo publicitario, la misma impostura del candidato que visita un barrio por primera vez y cree que por eso es un héroe.

La disposición de las cuñas es la misma. Una visión apocalíptica de las cosas, una visión deprimente y triste ambientada con música lúgubre. Entonces aparece la cara preocupada del candidato y la musiquita se torna esperanzadora y triunfal, la solución mesiánica y la promesa de futuro. Ahí tienen a Augusto Bravo un señor con serios complejos de Carlos Andrés Pérez de Luís Herrera Campins, del Tigre durmiendo una noche en un rancho.

El chantaje empieza en el gobierno y sus medio lunáticas amenazas y en la oposición que siempre nos extorsiona con la gafedad de que si no votamos por ellos entonces si viene la dictadura.

Los adecos se niegan a morir, son como Los Rolling Stones, pero sin el talento de Mick Jagger y su gente, además Keith Richards es un tipo demasiado arrecho, en cambio Allup es un personaje despreciable. Los adecos siguen con el conciábulo con la visión política corrupta y miserable, con el sentido de repartición, del dame lo mío, del pónganme donde haiga, del que yo quiero tantos candidatos porque me toca y quiero mi nicho, mi tajada, mi pedazo de la torta que yo mismo ayudé a poner y porque los adecos, adecos son hasta la muerte.

Los babyboys de Primero Justicia andan en una de destape, ya está cada vez más claro que quieren ser la versión venezolana del Partido Popular, ya está clarito que Julio Borges tiene complejo de Aznar y de Calderón; otro que quiere ser un Bush tropicaliente.

Los de Un Nuevo Tiempo son como los adecos en sus buenos tiempos. Rosales es una especie de Carlos Andrés reloaded y Leopoldo López es un digno heredero de la escuela de Cira Romero y Elías Santana, el tipo perfecto para pasearse por un cerro a besar bebés y a besar viejitas, solo le falta un documental en donde hable de sus humildes orígenes para completar el producto perfecto de la demagogia caraqueña. A Leopoldo puedo imaginármelo dentro de algunos pocos años conformando ese club dorado de los ex-gobernadores y ex-alcaldes de los que ahora son parte William Dávila, El Cura Calderón, Andrés Velásquez, Enrique Mendoza, Luis Lipa, y otros más. O mejor aún, veremos a Leopoldo con un programa de televisión del tipo “La calle y su gente”

Los Copeyanos se han renovado, pero su renovación es similar a la que se da cuando el gobierno cambia de gabinete, los chicos de Copei son las caras nuevas de la vieja política, las caras limpia de la suciedad y las caras maquilladas de la mediocridad y el clientelismo político. Lo mismo pasa en el Mas y en la Causa R donde se han dado cambios gatopardianos, es decir, han cambiado los rostros pero sigue siendo la misma mierda.

El Psuv, el pesuv, o el pasón como me gusta decirle, no es un partido. Eso es un regimiento, es el Mvr con nuevas siglas, es la redición del polo patriçótico, del fir y a discre ciónnnnnnnnnn. El psuv es el partido de Chávez gobernado por Chávez padroteado por Chávez y donde Chávez decide y los demás obedecen. Está prohibido postularse sin la bendición del padrino, está prohibido pensar y opinar; la norma es ser como William Lara obediente y modosito so pena de recibir una patada en los glúteos y ser echado, no sin antes recibir una buena humillada. Además el que se va se va y luego lo desprestigian, le sacan sus trapitos sucios al sol y lo vuelven ñoña; es la política vista como espacio para el revanchismo y la venganza personal, son las mismas tácticas chantajistas de Carmelo Lauría y de Carlos Croes cuando era ministro de Lusinchi.

El PPT es el partido de las sectas, de los trasnochados y de los oportunistas que manipulan el idioma castellano para decir una cosa y no decir nada; creo que el comunicado que José Albornoz leyó el día en que anunciaron que no se unirían al pasón es una pieza dialéctica digna de ser estudiada: “Si pero no lo más probable es que no se o quien sabe a lo mejor puede ser tal vez”. A propósito, Pdvsa no es de todos, Pdvsa es del PPT de Alí Rodríguez y de Mario Isea.

Pero si hay algún grupo que se lleva el premio mayor ese es, sin duda alguna Podemos.

Tascón. ¡Quien te viera y quien te ve

Los de Podemos pueden. Claro que pueden, de bolas que pueden. Pueden amar a Chávez hasta endiosarlo, pueden romper con el Mas y montar su carpa aparte, pueden patear a Rafael Simón Jiménez (otro maestro del oportunismo) y pueden prometerle a Chávez una lealtad perruna. No olvidemos que Ismael García fue uno de los directamente involucrados en la tasconada, ¿o se nos olvida que ese señor fue dirigente del Comando Ayacucho? Por cierto que Luís Tascón ahora quiere ser el nuevo Bernal; yo no voto en Caracas, pero me gustaría saber quien tiene las bolas de votar por este despreciable personaje.

Luego los de Podemos pueden cambiarse el traje y aliarse con los políticos que despotricaban, aliarse con “la cuarta república” aliarse y hermanarse con esos “malditos adecos” que tanto odiaban. ¿Quieren ejemplos?

Pues aquí hay uno: En Los Teques, Municipio Guaicaipuro, hay un señor llamado Rómulo Herrera. Dueño de un periódico local, un cisnecitos pues. Este tipo utilizó las páginas de su diario Avance para atacar y desprestigiar a la gente de Podemos, les dijo de todo y ahora que se lanza a candidato para ocupar el ayuntamiento de ésta ciudad con el apoyo de Ad, Unt y Podemos. Mágicamente el diario Avance deja de atacar a los chicos de Podemos y hasta los alaba por responder a su conciencia. Definitivamente el periodismo venezolano es de lo mejor!!!!!!!!!!

En fin. No voy a seguir, creo que ya quedó claro mi punto.

Yo no voto porque no quiero que el charlatán y fanfarrón de Pablo Medina venga por mí. Yo no voto porque Diosdado ha puesto una inigualable cagada en Miranda, pero no pienso suplantarlo por Enrique Mendoza. Yo no voto porque no me calo los conciertitos de Barreto o los de Leopoldo, no me subo ni al autobús de la historia del gordo Juan ni al autobús multiétnico del payaso López, cuyo papel como chofer de autobuses en la cuñita esa le queda de lo más chimbo e impostado.

Yo no voto porque estoy harto del feudalismo del Comandante con su designadera y su irrespeto, estoy cansado de que Chávez se crea con el poder de decirnos a todos que debemos hacer y por quien votar, estoy cansado de su chantaje y de sus truculentas denuncias de conspiraciones y complots que siempre terminan en un cirquito validado por los pseudoanálisis semiológicos de Mario Silva o las dizque investigaciones de Eva Gollinger. Yo no voto porque al hacerlo estaré del lado del Million Dollar Baby de Goicoechea, al lado de los supuestos dirigentes estudiantiles que hace menos de un año decían no tener nada que ver con el pasado y ahora andan metidos en el burdel de la coordinadora democrática, prostituyéndose como todos los que se meten en política en Venezuela.

Yo no voto, ¿y tú?

John Manuel Silva

PD: Los que quieran pueden pasarse por un pequeño espacio que he creado en Facebook y compartir opiniones.

GD Star Rating
loading...
Por qué no voy a votar en las próximas elecciones..., 3.0 out of 5 based on 2 ratings

5 Comentarios

  1. Estimado,

    He copiado su texto aquí:
    http://www.enterateprimero.com/forum/viewtopic.php?p=1053#1053

    Por dos razones:

    1) Porque está excelente y super válido. Este tipo de mensaje necesita divulgación.

    2) Para intentar fomentar una discusión al respecto. Donde lo copié es un foro, así que el objetivo es permitir tal debate.

    En todo caso, siempre será bienvenido a visitarnos, inscribirse y participar. Buscamos este tipo de mensaje a ver si concientizamos al venezolano.

    Saludos,

    AR

    ResponderResponder
  2. Por pajuos y marico como tu, resentido es que este país esta como esta, si no te expresas correctamente siempre vamos a estar escoñetados y tu eres corresponsable de los desastres que viene haciendo el gobierno de chavez. Lastima pero eres un pobre resentido y envidioso, das pena, asi no se construye un pais, vete que lo menos que eres es venezolano ratica

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here