Cosas incomprensibles en la Biblia (Ateo hasta nuevo aviso)

29
547

 

 

 

 

Empiezo aclarando que no soy para nada experto en la materia y que, como casi todos, fui bautizado sin que se me preguntara si estaba de acuerdo. Pataleé, lloré, opuse resistencia; pero al final terminé sumergido de todas todas en el agua “bendita”. Es por eso que si escribo esto, no es para criticar ni para quejarme, es simplemente para pedir que, si alguien entendió lo que aparece en la Biblia, pues que tenga la amabilidad de escribirme un emailcito y me aclare la cosa.
Digamos que, en primer lugar, la estructura de la Biblia no es exactamente lo más prolijo que uno pueda encontrar en literatura. El Antiguo Testamento parece haber sido escrito por Quentin Tarantino en pleno síndrome de abstinencia de cocaína: Una cosa de arrasar pueblos, enviar plagas, cortar cabezas, ahogar gente, tumbar torres, sacar ojos, echar a los leones y pare de contar. Es que ni el guión de Hostel, mano. No me negarán que, desde un punto de vista Moral, las decisiones de Dios son algo sospechosas en este tomo: Está bien matar a todos los hijos de los egipcios, mandar langostas voladoras, convertir a todo el mundo en Sodoma y Gomorra en sal; pero “no debes hacerle daño al prójimo”. Uno imagina a Moisés en pleno diálogo en el monte Sinaí recriminando a Dios: “Loco, ¿qué estás haciendo? Para un poco men, ¡para! Ya esta bueno de matar a estos pobres huevones, ¿qué culpa tienen ellos de creer en Amon-Ra, Ba, Budha, Allah o qué sé yo? Hombre, ¡esta es la religión del amor, bróder! Esta gente lo que está es muerta de miedo, jefe, no llena de amor. Si apenas se van cinco minutos a adorar su vaquita sagrada (que hasta linda les quedó, no me negarás) y ya, ¡zas! Les caes durísimo. Tranquilo, jefe, tómese un Atamel, fúmese un cigarro, vaya al bar un rato, no sé, pero esto así no puede seguir…”.
Pero luego aparece la explicación de todo, cuando, en el segundo tomo –El imperio contraataca de las religiones-, Dios mismo viene a sacarnos de la confusión. O tal vez no. Porque aquí la cosa es para el otro lado: Sanemos a los leprosos, resucitemos a los muertos, démosle pan a todo el mundo, caminemos en las aguas, tornemos la otra mejilla, amemos a nuestros enemigos… ¿Este es el mismo tipo que en el primer libro andaba por ahí como Atila, el Rey de los Hunos? Yo, como buen venezolano criado por las telenovelas de Delia Fiallo, pensaba que la cosa era crear la tensión. Que Cristo andaba por ahí dejándose flagelar, enajenar, torturar para que se confiaran, porque al final iba a bajar de la cruz y darle a todos esos romanos y fariseos su merecido. Pero no. Es que ni en Braveheart, de Mel Gibson, el final es tan trágico. Okey, matan a Mel, cierto, pero al final sale un epílogo en letrica pequeña que explica que no todo fue en vano: Poco después, escocia fue liberada. Uff. Uno respira de nuevo. Pero en la Biblia no; al pobre bróder lo matan, lo descuartizan y lo hacen sufrir, y al final lo único que pasa es que llueve, truena y relampaguea. Imagino a Tom Cruise o Keanu Reaves leyendo el guión de La pasión de Cristo para interrumpir cada cinco minutos y preguntar: “¡Aja! Esta es la parte donde bajo de la cruz y le doy su merecido a todos, ¿no? ¿Ah, no? ¿Sigo ahí? ¿Sufre que sufre? ¿Y entonces? ¿Nunca bajo y salvo al mundo? ¡Bueh! ¡Cómo me hacen perder mi tiempo!”.
Porque no me negarán que la vaina es un anti-clímax. Y encima, el héroe, para más, se va con esta perla: “Padre, ¿por qué me has abandonado?”. ¡Carajo! Por qué me has abandonado. He ahí la pregunta. Cristo tenía que haber bajado de la cruz como un X-men, echando rayos por los ojos y achicharrando a todos los infieles. Ahí uno sí diría, “¡ése es el mío, chico!”. Rocky Balboa, caído pero haciendo todo para levantarse. Aquí no hay nada de eso, el tipo lo abandonó, como abandonan a Willem Dafoe en Platoon de Oliver Stone. Qué final.
Sin embargo, lo que más me preocupa es la parte teológica de la cosa. Es decir: El Padre que es hijo pero es Padre a la vez. Medio edípico, no me negarán. Y uno anota en el cuaderno durante el curso de catequesis, “La Santísima Trinidad”. Es que es simple: Es una onda que es partícula pero es onda también. Una cosa cuántica ahí. O si quieren, véanlo como un Chicken McNugget: Pollo que no es pollo pero es pollo a la vez. Ajá. ¿Confundidos? Apenas estamos empezando: También está El Espíritu Santo (traducido en inglés con el nombre macabro de “Holly Ghost”, el fantasma sagrado) que, como para enredar algo difícil de complicar más, también es parte de la tríada. Es Dios, pero es el Espíritu Santo. “A” igual a “A” pero diferente a “A” a la misma vez. Esto, enseñado a niños de diez años. Pregunto: ¿Quién diablos sabe qué es el Espíritu Santo? Si me preguntan a mí, la única función de esta entelequia, es equilibrar el cuadro de El Greco para darle un punto de fuga hacia arriba. De ahí para adelante, lo demás es interrogación. ¿De qué sirve? ¿Qué hace? ¿Le da fuerza a Sansón, como Dios? ¿Cura leprosos, como Cristo? ¿Ve el futuro? ¿Controla objetos metálicos? ¿Comanda a los animales, como Tarzán? No. Este tipo o “cosa”, no hace nada: Esta ahí, como pajarito con un ramo en el pico, y es importante aunque nadie entiende qué es ni cuál es su función.

Greco

Claro que, si de complicaciones se trata, nada peor que la Transubstanciación: Ese momento mágico en el cual el cura transforma la ostia en carne de Cristo y el vino en sangre del crucificado. El cura opera su magia y aparece, ahí, el cuerpo mismo del señor. Felices pesadillas, niños. Luego viene lo peor: Uno va y se lo come. El tipo te dice: “Esta es la carne de nuestro salvador” y el creyente, en vez de salir corriendo para el otro lado, se traga la vaina. Y pensar que la gente se indigna con el video de Tyson comiéndose la oreja de Hollyfield. ¡Pero si esto es más terrible! Además, ¿cada pedacito de ostia es la misma parte del cuerpo de Cristo (digamos, un muslito) o son partes distintas? ¿No podemos echar cien ostias ahí, las juntamos y ¡shazaam!, resucitamos al tipo?

Y el vino por supuesto que es la sangre de Cristo. Seremos vampiros, entonces. Luego se asombran cuando un cura, a estas alturas antropófago y adicto a beber sangre, va y acosa a un monaguillo. Era lo único que le faltaba. A quién no se le van a cruzar los cables, después de años de abstinencia, bebiendo sangre de Cristo y tratando de entender qué carajo es El Espíritu Santo. Eso no es una iglesia, es un hospital psiquiátrico, por Dios. Transformar el vino en sangre. ¿No se consigue algo más útil que hacer que simplemente bebérsela? Pensar que tantos tipos internados esperando una transfusión y no podemos mandar a un cura con una botellita de Rioja a que ayude al compadre:

-Padre, Padre, ¡necesitamos darle sangre al paciente ya o se nos muere!”.

-Tranquilo, hijo mío, yo me encargo. Esto es una cosa que ni Copperfield, mano. Concentración… ¡zas! ¡He transformado el vino en sangre! ¡Alabado sea el señor! ¿Cómo le quedó el ojo, ah, especie de ateo?

Impresionante, a decir la verdad… Quién lo hubiera creído… Pero mire, Padre, un detallito… No sé cómo decírselo… Es que el paciente es AB- y usted nos dio una botella de B+… Gracias, de todos modos…

¡Santísimo! ¡Qué metida de pata! Yo sabía que tenía que haber traído era la botella de Gato Negro… Lo siento, es que me aplazaron en Transmutación II, cuando estudiamos las equivalencias… ¿Quiere que confiese al paciente, entonces?
 

Podríamos terminar con los Diez Mandamientos, que luego uno aprende puede ser que eran más (nadie sabe a ciencia cierta), pero que Moisés, algo torpe y lleno de ira, rompió una tablilla. Entonces, en qué quedamos. No sólo tenemos el lapidario “Padre, por qué me has abandonado” sino que ahora nos enteramos de que, a pesar de que sigas al pie de la letra los diez mandamientos, es posible que haya otros mandamientos ocultos por ahí que nadie conoce. Uno puede fregarse la vida tratando de no desear a la mujer del vecino, así sea Catherine Zeta-Jones, tratando de no robar o matar a toda la retahíla de desgraciados que han destruido nuestro país con corrupción y demás. Pero no basta. Luego vas al cielo y resulta que rompiste el mandamiento trece o quince. Habráse visto. “Lo siento, pero reglas son reglas… Tome la escalera descendiente, por favor…”. “Pero yo no sabía, no es justo, no es mi culpa…”. “Seguridad, seguridad, por favor. Tenemos una situación aquí con otro antisocial que no leyó los mandamientos que faltaban… Manden a San Jorge o a San Miguel, y lo decapitamos de una vez…”.
 

¿Cuáles serán, en definitiva, esos otros mandamientos? Deben ser cosas claras; si los primeros son no matarás, robarás, etc., los otros también deben ser explícitos. Algo como: “Quien ordene la Pizza Domino’s con bolitas de carne, irá directo al infierno por guarra con mal gusto”. Porque eso no sólo es un atentado a la estética, sino que demuestra una moral bastante cuestionable, no me negarán. O quien, borracho en una discoteca y sin dinero, rellene su copa con todos los fondos sobrantes que consiga en las demás mesas. Eso es imperdonable, estoy seguro. En fin, si eso no es una mandamiento, ¿de qué clase de religión estamos hablando?
 

Francamente, cuando releo la Biblia, tengo la impresión de que el público al cual va dirigido es un grupo de carpinteros, pescadores y pueblerinos de todo tipo. Y digo con toda la sinceridad posible que eso no me interesa. Tiene que haber más a la vida que eso. Y si a ello agregamos la cantidad de datos teóricos incomprensibles antes mencionados, ¿quién en su sano juicio puede seguir siendo católico? No pretendo juzgar a nadie. Pero reitero la pregunta: Si alguien por ahí entendió mejor que yo lo antes mencionado, manifiéstese. Multiplique los e-mails, Dios. Mande un virus divino a acabar con todo este ciber-espacio de perversión y pecados. Sino… Hagamos un pacto: Quédese usted por su lado y yo por el mío y si nos vemos hacemos como que no nos conocemos, ¿sí? Porque ya basta de criticadera y pecados, no puedes mirar a esta tipa, no puedes desearle la muerte a Pinochet (poco tarde)…

¿Parece razonable? Creo que sí. Es la única forma que he encontrado para resolver este dilema. Ustedes dirán…

Artículo anteriorLa muchacha de la cocoya gigante
Artículo siguienteAgitación de magma.
Barman, guía turístico, sirviente y amo de casa, traductor, profesor de lenguas, niñero, encuestador en la calle, extra de películas, vigilante nocturno, obrero de mudanzas, editor de películas, músico de Metro; eso hasta ahora. Aparte de sus incursiones en el mundo laboral, escribió y publicó novelas (https://www.panfletonegro.com/v/2010/11/22/yo-mate-a-simon-bolivar/), colaboró con periódicos y revistas electrónicas y participó en debates y mesas redondas. Hoy en día, colabora con oscuros y desconocidos artistas de todo tipo y añora realizar su sueño, ser dueño de un circo. Por las noches lleva a cabo audiciones para el puesto de “tragadora de espadas” con mujeres de todo tipo. Jamás ha practicado patinaje artístico.

29 Comentarios

  1. A decir verdad no creí que alguien pudiese expresar esta santa confusión o como nos afecta, así que felicitaciones porque desmentiste eso. Personalmente también estoy en desacuerdo con un montón de cosas de la iglesia, pero tiene una que quedarse Shh!! porque si cuestionas la santidad de toda la cosa eres una mala persona, que mente tan cerrada tienen algunos.

    Y bueno, si alguien te manda el email y te explica, te agradecería que me notificases por favor.

    Me despido…!! Bye.

  2. NO A LA CENSURA EN PANFLETO, no borren mensajes Yadelsy, deja la censura
    NO A LA CENSURA EN PANFLETO, no borren mensajes Yadelsy, deja la censura
    NO A LA CENSURA EN PANFLETO, no borren mensajes Yadelsy, deja la censura
    NO A LA CENSURA EN PANFLETO, no borren mensajes Yadelsy, deja la censura

  3. …Hasta ahora he recibido mas justificaciones que aclaratorias. Tampoco me he achicharrado, asi que algo de razon tendré.
    …No conozco a la tal Yadelsy. No sé cual sea su politica de borrar mensajes, ni qué quiere conseguir con eso. Si la veo le pregunto… Por mi, escriban lo que les dé la gana.
    K.

  4. Que tal Krisis, de nuevo haciendo de las tuyas. Putas que me he reído leyendo esto. Tienes una capacidad de humor perfecta, a flor de piel, o a flor de letra o como sea…
    Desde un punto de vista un poquito más analítico puedo decir que la verdad yo hace ya nuchos años que no me hago problema por esto. El que quiere pendejear con la biblia a ya, siempre he desconfiado de todos esos tipos que se aferran a la religión de manera obsesiva y ciega…y bueno pues con el perdon de mi abuela los comeostias me aburren.
    Por eso yo profeso mi propia religión y tampoco la sigo al pie de la letra..

    Saludos y bienvenido al pueblo

  5. Saludos, loco; yo también tengo mi propia forma de ver las cosas, soy mas mistico de lo que puede parecer. Por eso es que me bronca que me quieran meter lo de la religion con cucharilla, sobre todo cuando su concepion de Dios es tan banal y ridicula.
    Te leeré cuando publiques por aqui… Este site comienza a estar atestado de poesia, lo cual no es tan bueno como parece (sobre todo cuando la calidad de la poesia también es algo cuestionable). Pero bueno, méritos y problemas del anarquismo mediatico, supongo…
    Nos vemos.
    K.

  6. Antes de contestar a tu pregunta de que si alguien entiende lo que aparece en la Biblia, te diré que me gusta el pegoste ese de El Grego, sin o con espíritu santo.

    Yo estuve tambaleando si volverme o no atea con ese rollo dizque de inspiración divina, pero cuando descubrí a Carl Jung entendí que Dios el absoluto no tiene nada que hacer aquí, el rollo lo llevamos nosotros en el inconciente quien siente una atracción para novelar desde su inicio. La Biblia es una mitología igual que la griega, la romana, o los libros Vedas y otras muchos mitos y leyendas. La griega al menos no presume de ser divina…. Y lo que descubrió Jung es la forma en que los pueblos compartimos el inconsciente colectivo…

    Como mencionas a Mike Tyson, te contaré en qué personaje del antiguo tetamento, encarnó ese tipo come orejas… Pero será en la próxima porque lleva tiempo y voy a comer. Ciao.

  7. Pero ya regresé, aquí donde vivo es domingo en la mañana y hace un frio de la chingada, se espera nieve, muy linda, pero ah, que joda caminar sobre el hielo.

    Pues decíamos ayer… La historia de Sansón me la sé de memoria porque escribí una novela, uno de los personajes lo mencionaba en forma irónica, al final suprimí esta parte, pero me reí tanto de mi calenturienta imaginación, que no deseché del todo mi pensamiento hacia ese fortachón y bruto Sansón, dizque Juez de no sé que pueblo, imaginate si así estaban los jueces, cómo estarían los ciudadanos normales.

    Resulta que iba Sansón a visitar a su novia, y en el camino se encontró un león al cual mató con su enormes manazas. Pasado el tiempo iba a casarse con su novia y pasando por el camino se encontró con que en el esqueleto del leon había un panal de abejas, del cual tomó la miel para irsela comiendo por el camino. Ya en la boda, se puso a exigirles a sus invitados la respuesta a una adivinanza en relación con esto, la adivinanza era más o menos así: Del que era fiero, nació dulzura, el que era muerto, resulto vida, algo así, un versito de lo más tonto. Entonces los invitados no pudieron adivinar su aventura gastronómica y en un descuido le exigieron a la novia la respuesta, le dijeron que si no le sacaba la respuesta la matarían a ella y a su padre. Ante perspectiva semejante, ella le sacó la respuesta, seguramente en la cama. Entonces los invitados ganaron la apuesta, que era de ropa. Muy enojado devolvió la esposa a su suego. Pasado algun tiempo regresó pues una luna de miel no sabe a nada sin una esposa, seguro. Pero el suegro ya la había regalado a otro, (seguramente a alguien que no le gustaran las adivinanzas). Sansón para tranquilizar sus deseos de mujer, (seguro, eso le pasaba) se largó al campo y tomo a 300 zorras, y luego puso una antorcha encendida en cada rabo y solto a los pobres animales en los campos sembrados de trigo de sus enemigos los filisteos. En algun momento de la historia los filisteos se vengan y lo amarran con sogas nuevas, (así dice nuevas) pero el espíritu de Dios se apoderó de Sansón y rompió las sogas. Y eso que eras nuevas, la biblia siempre trata de impresionar tontamente. Al final viene lo de la Dalia que supongo que también en la cama, le sacó el secreto de su fuerza que estaba en su pelo, y le cortó los mugrientos pelos con unas tijeras. Los enemigos se apoderaron de él, lo amarraron en una columna dentro de un templo, y un día cuando le había crecido la greña, echó abajo la columna y se mató lo mismo que todos los que estaban dentro… Esa es la historia, si no me crees, léela. El fue, lo he pensado muchas veces, el personaje en que re encarnó Mike Tyson, mira, es mujeriego y desaforado, acuerdate que hace tiempo le hicieron un juicio por violador, no piensa, es un bruto con dinero y unas enormes manazas. No piensa porque no se rodea de gente que lo quiera por él, sino por el dinero.

    Ahora, ya en serio… Uno piensa, cómo es esta mamada algo divino !!!!… Pero entonces viene Jung con su teoría del inconsiente universal colectivo y dice que los seres humanos compartimos símbolos, por ejemplo hay torres de Babel, hay Moises y tablas de la Ley, hay reyes magos, y hay mesías en las diferentes cosmogonías, y la razón es nuetro inconsciente, nuestra mente es una maravilla, tanto que no sabemos, no la podemos alumbrar con la luz de la razón, porque andamos hechos unos lios, personalmente pienso que no podremos entenderla hasta que aprendamos a conocer el corazón… (bueno, soy algo romantica en eso, como ves). Te recomiendo que leas el libro El Cristianismo, un mito más. de Ed. Porrua.
    Dice que el cristianismo ni siquiera es original, que en la antigua Turquía, existió hace miles de años antes, un mesías. Lo mismo que Christna, Buda, Confucio, quienes nacieron de virgenes, reyes magos los fueron adorar, etc. Nunca son coincidenias exactamente iguales, sino similares, y es bastante.

    Pienso que viendo así las cosas, la Biblia es divina, aunque sus profetas y escritores nunca hayan podido distinguir entre un deseo de su imaginación personal, y un momento de mistisismo, es decir, de iluminación verdadera. Puede que hasta haya habido momentos de esquisofrenia, ya no digo ensoñaciones personales.

    Espero me hayas entendido. Ciao, Krisis… Nos vemos por aquí (si hay movimiento por que a mi los foros sin movimiento me revientan).

    Hay otro libro que se llama La Biblia contada a los adultos, de Fernando Diez Plaja, de lo más divertido.

  8. Saludos Isis ( esposa de Neftis):
    Te comento que siempre fui escéptico con Jung. Era el momento, imagino, de andar por ahí descubriendo estructuras universales, pero en lo personal no me convence aquello de que haya imágenes compartidas por los seres humanos. Vamos, para Jung los libros de su biblioteca se caían siguiendo complicados códigos y mensajes místicos.
    Me pregunto si un indio tribal ve Tablas y Torres cuando sueña. Siempre habrá lugar para la interpretación (“el ve un árbol grande, ergo la torre”), pero no es más de lo mismo, un psicólogo tratando de sentir que encontró una estructura común inexistente, más que la estructura de verdad estando ahí.
    La Biblia es un desastre. Una vez leí unos párrafos que no se incluyeron en la Biblia “final” (recordemos que no era más que un compendio de cuentos distintos), algunos completamente hilarantes, como Jesús, cuando niño, transformó a un amigo en sapo por burlarse de él. Cosas por el estilo se dejaron afuera por el Concilio de Nicae, menos mal.
    Saludos desde acá,
    K.

  9. Hermano Mio… digame de donde es usted…. Por que le Voy a dar… un abrazo… como me rei… estube horas sentado caga’o e la risa… por lo visto manejas muy bien las compraciones satiricas con el cine de los Angeles… te felicito… se lo he pasado a todo mundo…

  10. Para eso estamos… Ruédalo por ahi, es el mejor agradecimiento al que se pueda aspirar.
    Saludos…
    K.

  11. Krisis, la biblia no es un desastre, es un libro genial, pero me parece que es un error leerlo como un libro religioso. en principio es una compilación de manuscritos de diferentes épocas y escritos por diferentes personas, compilados muy posteriormente, por lo tanto es imposible que haya una unidad. Tu artículo es muy divertido, me reí muchísimo; son una serie de comparaciones graciosas pero fáciles. La biblia da para mucho mas que eso.

    Creo que puede leerse perfectamente como un libro de aventuras, o como si te estuvieses leyendo Las mil y una noches. De esta manera se consiguen cosas buenísimas. Por ejemplo: una de las razones que expone el Génesis por las cuales Dios decide hacer el diluvio universal es porque los ángeles se habían enamorado de algunas mujeres de la tierra y habían engendrado hijos con estas, a su vez que en esos encuentros había revelado secretos “celestiales” a estas mujeres (esto, entre otras cosas, habría dejado claro aquella discusión bizantina sobre el sexo de los ángles. Además me encanta la idea de ver a los ángeles como seres lascivos, seduciendo mujeres por todos lados). Así que los humanos “sabían” demasiados secretos y no era pruedente que continuaran tal como estaban. Otra de las razones es que Dios en principio permitía al hombre comer exclusivamente plantas, pero los hombres empezaron a comerse unos a otros (tenían prácticas caníbales), a Dios le pareció abominable y decidió que mejor los ahogaba todos. A los que se salvaron les dió permiso para matar a los animales y comer su carne, quizás se dió cuenta de que su creación no le había salido vegetariana precisamente, y decidió rectificar.

    Hay miles de ejemplos, a mí me encanta la historia de Job (a ese que Dios le mata los hijos, le desaparece las cabras, y lo llena de pústulas solo para demostrarle al demonio que Job es fiel y lo quiere mucho, y por lo tanto nunca renegará de él). Me gusta, no porque demuestra que Job es un siervo leal, como lo interpreta la iglesia, si no porque demuestra que Dios cae en la tentación del demonio. Luego Dios se arrepiente y le devuelve todo el bienestar a Job, pero en realidad el está expuesto a la tentación y cae. Es un Dios falible, caprichoso, soberbio y colérico, que, además, peca(lo que tú dices sobre el antiguo testamento).

    Luego hay dos textos geniales: el Elesiastés (sobretodo la primera parte) porque allí ya están planteadas todas las preguntas que los existencialistas se hicieron siglos depués, y nos demuestra que no hemos cambiado nada, somos siempre los mismos desorientados haciendonos siempre las mismas preguntas sin encontrar mayores respuestas.

    Otro que me gusta es el Cantar de los cantares, un libro erótico y poético atribuido a Salomón que la iglesia cita poco. Es un diálogo, con cantos como si hubiese un coro presente, entre dos amantes.

    Finalmente, en la segunda, creo, carta de San Pablo a los Corintios (sobre la preeminencia del amor sobre los otros dones espirituales) vemos en las últimas líneas, casi al final, como se asoma la caverna del Platón en el texto.

    Lo otro bueno de la Biblia, son todas las releccturas posteriores y los textos escritos apartir de ella, porque es como si el libro se multiplicara hasta el infinito y se hiciera inagotable. Como ese texto buenismo de Borges que se llama Tres versiones de Judas, en el que el autor propone que Judas es el verdadero Cristo, por tener que asumir el papel de traidor durante toda la eternidad, solo para que Cristo pueda hacer el papel del bueno. Es decir, Judas, se sacrifica por el Cristo.

    Bueno, esto ha quedado largo. El caso es que me encanta la biblia, al final es simplemente un libro que habla de cómo un pueblo comprendía su mundo y su tiempo, nada más que eso. Un sistema de símbolos para representar el universo.

    PD. Como dato curioso, si te lees los evangelios también vas a ver que ninguno habla de la ascensión de María al cielo. Ninguno de los cuatro evangelistas menciona la muerte de la virgen pero tampoco la ascención. La iglesia se lo inventó y lo instauró en un concilio. Gracioso no? Luego crearon los misterios del rosario (Gozosos, creo que se llaman los que se refieren a la ascención de María al cielo en cuerpo y alma, como para darle “legalidad”?, “credibilidad”?, al asunto. Cosas de la iglesia).

    Ahora si me voy, salute y suerte.

  12. Salute pa’ ti, “sudaca”. Por supuesto que la Biblia tiene pasajes bastante buenos, hay muchos poemas dignos de estudiar. Pero no creo que estemos hablando de lo mismo. A mí lo que me hincha los cojones es la postura antropocéntrica, judeo-cristiana occidental, que busca fundar las bases de la ética y de nuestros códigos de vida en un libro por más cuestionable. Que se lea como una fábula está bien, y cada quien le saca el provecho que le parezca; pero la Biblia detiene un puesto socialmente (demasiado) importante en nuestras sociedades, al punto de poder competir con las teoría evolutiva en los colegios de USA (semejante disparate).
    Si se pretende hacer, como hacen los fundamentalistas católicos (que obviamente no es tu caso), de la Biblia un libro “central” y “coherente” para dictar nuestra conducta, entonces merece ser escrutada y estudiada hasta sus últimas consecuencias, donde yo sólo señalo las más jocosas y las más extremas.
    Para mí, la escogencia de una religión debería ser igual que el de pareja sexual, algo privado en lo cual poco o nada tienen que ver los demás, ni la forma en la que afecta nuestras vidas. Pero mientras haya imberbes postulando “dioses únicos” y amenazando con quemar a los infieles, no llegaremos a ningún lado. Creo que la religión es importante. Pero no creo que, en ningún momento y bajo ningún pretexto, debe tener un puesto preeminente en la conducta humana, por encima del intelecto, el raciocinio, la ciencia y la filosofía. A eso apuntaba…
    Saludos,
    K.

  13. Bueno, sobre las religiones cada quien que decida en qué creer y en cómo le va a afectar, al final es una decisión individual, aunque -tristemente- no siempre sea así. Creo que problema con el fundamentalismo no está en lo que uno cree, si no en no respetar lo que creen los otros.

    Sobre la biblia sigo pensando que es un gran libro y que es una tontería leerla pensando en revelaciones espirituales o en una aplicación práctica a la vida actual, pero en fin, la iglesia está allí, depende de uno la importancia que le asigna: poca, mucha, ninguna.

    Siempre pienso que uno de los grandes logros de Occidente de los últimos tiempos ha sido la creacción de estados laicos y la separación del poder político y del religioso. Y hace como dos meses sale Ratzinger diciendo que lamentaba en laicismo que imperaba en Occidente. Es impresionante que alguien pueda decir eso cuando vemos lo que está pasando con el fundamentalismo religioso, sobretodo en Oriente.

    Con declaraciones tan absurdas como esa, o con la postura de la iglesia en contra de los condones y a favor de la abstienencia, ¿por qué extrañarse de que alguien crea fielmente en la transustansación, en la virgen, o en el espíritu santo? No sé, ahí lo dejo.

    Salu2

  14. Personalmente creo que la aparición de fundamentalismos de todo tipo no es más que la consecuencia de la aplicación de un modelo unívoco de manera globalizada, modelo que se vende como la panacea para resolver todos los problemas humanos y que resulta vacío cuando se aplica. De allí que la gente frustrada por poseer el trabajo que le dijeron, el carro que le dijeron y la esposa que le dijeron conduciría a la plena libertad, se sienta excluida de la vida, como que siempre está participando en la película de su vida como extra, no como protagonista. De ahí que rellenen este hueco con basura espiritista como la New-Age, las fórmulas mágicas de felicidad, los manuales de auto-ayuda y las novelas de Coelho. Todo no es más que el síntoma del mismo fracaso, una propuesta sobre el ser humano que termina siendo todo menos humana.
    Que la iglesia se quiera aprovechar de esto no me extraña, todo lo contrario. Mucho menos el hecho de que en un mundo sobre-sexuado como el nuestro (hay más sexo en las películas y la publicidad que en la vida real), la clave sea el sacrificio corpóreo, el mea culpa y el renunciar a todo lo que se nos vende. Las demás religiones fundamentalistas piden esencialmente lo mismo, y no es por casualidad.
    Saludos…
    K.

  15. lo primero que hay que saber es que la Iglesia ha añadido una serie de cosas que no estàn en la Biblia como la transubstanciacion, el rosario, etc eso es un invento de la Biblia. Las ghuerras en el A. Testamento se debieron a que los pueblos vecinos quisieron conquistar a Israel y ellos no se dejaron, los hijos de los egipcios murieron porque Dios les dijo que si no dejaban salir al pueblo de Dios eso iba a pasar y lo mas importantye en la Biblia. Jesus no muriò para ser X-men, Batman o Superman, dio su vida por ti y por mi, en lugar nuestro y asi darnos la oportunidad de tener una relacion personal con Dios, no hay otra forma.

  16. Recitificacion:
    lo primero que hay que saber es que la Iglesia ha añadido una serie de cosas que no estàn en la Biblia como la transubstanciacion, el rosario, etc eso es un invento de la Iglesia. Las guerras en el A. Testamento se debieron a que los pueblos vecinos quisieron conquistar a Israel y ellos no se dejaron, los hijos de los egipcios murieron porque Dios les dijo que si no dejaban salir al pueblo de Dios eso iba a pasar y lo mas importantye en la Biblia. Jesus no muriò para ser X-men, Batman o Superman, dio su vida por ti y por mi, en lugar nuestro y asi darnos la oportunidad de tener una relacion personal con Dios, no hay otra forma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here