Sobre mi primera teoría conspiratoria

iceberg-towing-illustration-dassault-systemes

La primera teoría conspiratoria de la que tenga memoria se la oí a mi mama a una muy temprana edad. Tendría yo unos 13 o 14 años y mi mama, viniendo de una familia de emprendedores por generaciones, me soltaba de vez en cuando mientras paseábamos por Las Mercedes o por Altamira y La Castellana lo de “un restaurante es tremendo negocio. Ojala montaras tu uno algún día. Mira todos están full vale, ¡es que no se dan abasto!“ o la cantinela no ya de ella sino de todo bien pensante en esta ciudad de que “hay crisis pero los restaurantes están full. ¡Rial hay!”.

Con el tiempo y afortunadamente no experimentándolo en carne propia me di cuenta lo jodido, difícil y competitivo que es llevar un restaurante o cualquier otro negocio relacionado con la comida no solo en este país sino en cualquier otra parte en el mundo. La dicotomía sin embargo, o más bien la paradoja, era que efectivamente los restaurantes, al menos en Caracas, estaban siempre “full” y si estaban llenos era porque eran exitosos, pensaba. ¿Cómo cotejar lo jodido de esta industria con el hecho de que al menos al ojo desnudo lucía efectivamente como un buen negocio?

Luego de crecer, leer y madurar, además de la bofetada que fueron un par de experiencias catastróficas de un amigo y un familiar cercano en este negocio me di cuenta que no necesariamente tener movimiento en un restaurante implicaba que fuera rentable. Sin entrar en detalles, esto no es necesariamente una verdad irrefutable. Depende de muchas cosas una de las cuales por ejemplo es que tanto alcohol se venda en el local. La comida por lo general es deficitaria.

Pero asumiendo que fuera una verdad absoluta. Asumiendo que movimiento implique ganancias hay un hecho mucho más trascendental que pasa desapercibido y lo hace porque es una evidencia oculta. Uno solo ve los restaurantes exitosos, por eso están ahí, funcionando y generando beneficios de lo contrario estarían cerrados. Y he ahí el detalle, uno no ve los restaurantes cerrados al menos no por un periodo prolongado de tiempo (hablo de la Venezuela pre-comunista; pequeño pero importante detalle) ya que al cerrar uno abrirá otro ahí mismo o inclusive otro negocio totalmente distinto.

Detrás de cada restaurante exitoso hay 40 fantasmas. Uno no nos los ve, nos lo puede ver porque simplemente no están ahí pero mi mama, en la mejor de sus intenciones, me incitaba a meterme en un peo en donde tenía solo 1 en 41 chances de pegarla. ¿Cuánto es esto? ¿Un 2% de probabilidades de ser exitoso?

 

La opacidad de la realidad y la necesidad humana de creer en algo

La realidad es muy opaca. De hecho es como un iceberg. La evidencia oculta suele ser con frecuencia de una magnitud tal que puede cambiar en 180 grados nuestras conclusiones con respecto a los hechos sean cuales sean. Los grandes consejos de mi madre en cuanto a las “bondades” de la industria de la restauración en realidad resultaron ser radicalmente inútiles. Es una industria notoriamente difícil y repito no solo en Venezuela sino en todas partes. Ella solo veía ese 2% de restaurantes exitosos y sacaba sus conclusiones que en honor a la verdad eran lógicamente sólidas.

Esta opacidad tan característica de la realidad aunado a la necesidad humana de conectar los puntos, de fabricarse una realidad a la cual asirse y creer en ella fervientemente, es el origen de toda teoría conspiratoria. Se ve la punta del iceberg flotando por encima del mar y ¡voilà! el hielo es menos denso que el agua. Ante la opacidad de la evidencia nos recreamos una narrativa que nos resulte atractiva, a veces reconfortante y casi todas las veces ajustada a nuestros valores y creencias. De las docenas de cosas prosaicas que le pudieron haber pasado al vuelo MH370 es fácil caer en la tentación de que fue secuestrado por un comando americano-israelí, “silenciado” en pleno vuelo y su carga “diplomática”, de tecnología de punta de drones robada en Afganistán por los talibanes y transportada a China junto con 8 científicos chinos, desaparecida para siempre en el medio de la nada. ¿Para qué quiero ir al cine?

De hecho toda teoría conspirativa es una elucubración ex-ante de lo que pudiera ser la evidencia oculta. Hasta que la verdadera evidencia oculta no salga a la luz no hay nada mejor y divertido que creer que a JFK lo asesinaron por haber sabido demasiado con respecto a los extraterrestres que murieron en el accidente en Roswell.

Ante esta epidemia de teorías conspirativas que veo hacer mella en las mentes de mis amigos, a los cuales considero inteligentes y educados, les recomiendo solo una cosa: que sean escépticos. Esto requiere de mucha disciplina, cierto. No es nada fácil más en un país donde la Verdad cambia de un día para otro. La evidencia oculta puede que nunca salga a luz o puede tardar muchísimo en salir pero en el ínterin, antes de caer en trampas lógicas y bochornosas, lo único que podemos hacer es permanecer escépticos. Con la mente abierta claro está ya que lo cortés no quita lo valiente pero en el fondo escépticos. Además de que nos puede ahorrar unos reales.

 

“The main thing that I learned about conspiracy theory, is that conspiracy theorists believe in a conspiracy because that is more comforting. The truth of the world is that it is actually chaotic. The truth is that it is not The Iluminati, or The Jewish Banking Conspiracy, or the Gray Alien Theory.

The truth is far more frightening – Nobody is in control.

The world is rudderless.”

― Alan Moore

http://patanium.wordpress.com/

 

 

 

GD Star Rating
loading...
Sobre mi primera teoría conspiratoria, 4.8 out of 5 based on 16 ratings

Gordon Garcwyn

Clásico ejemplo de una personalidad INTJ. Escribir, para mí, me acerca a mis emociones pero sobre todo me resulta de terapia para darme cuenta de que no todo en este mundo está sujeto a interpretarse. Escribir es descubrir y una de las cosas que he descubierto es que sobre lo que no escribo, porque simplemente no puedo hacerlo, es infinitamente más importante y relevante que sobre lo que puedo escribir, es decir, sobre lo que puedo interpretar. http://patanium.wordpress.com/

Más posts

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

3 Comentarios

  1. loroferoz dijo:

    Excelente entrada. La unica que me llamo la atencion mirando por aqui hoy. Lo comenzaste con un ejemplo que mejor no podia ser. La evidencia sumergida (o no aparente) y evidencia aparente. La teoria de conspiracion puede negar la existencia de esa evidencia, o elucubrar sobre ella.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. M-1 dijo:

    Pues digamelo tu. He tratado de postear un comentario inofensivo en respuesta de una que apoya al gobierno nacional que deberia leer la reflexion escrita por Adriana sobre los progres y no me deja, y eso que he tratado de no vincularlo como que si fuese una conspiracion por parte de los moderadores de esta pagina.

    Por cierto, deberias leer los libros de Antony Bourdain si quieres abrir un restaurant en el futuro xD

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Gordon Garcwyn dijo:

    Los sistemas muy complejos en condiciones extremas son los que por lo general muestran una alta opacidad. El tema es fascinante y a simple vista por ejemplo esta opacidad puede ser atribuida a la rapidez con que el sistema se autocorrige. Una rapidez que hace muy difícil hacerle seguimiento y documentarlo. Es esta velocidad de muestreo tan lenta que tenemos los seres humanos la semilla o el gusano por donde vienen una gran parte de las teorías conspiratorias.

    En el texto arriba toco la industria de la restauración. Esos 40 (o 20, el punto es el mismo) restaurantes fracasados nadie los ve. Pero por ejemplo esos cientos de granjeros y campesinos pequeños que se suicidan en la India porque no tienen como pagarle a Monsanto. ¿De qué estadística forman parte? Aparte de Baikal, ¿cuantos lagos se han secado en los últimos tres siglos? Nunca lo podremos saber con exactitud ya que a lo mejor no aparecían en los mapas de la época.

    Cuando era adolescente y en mis lecturas aprendí cuantas especies desaparecían en nuestra época mi impresión fue sobrepasada cuando luego le di contexto a este conocimiento con el hecho de que siempre ha sido así y cientos de miles sino millones de especies han desaparecido para siempre de la faz de la Tierra mucho antes de que el hombre apareciera. Así como en criminología sino hay muerto no hay asesinato, en el mundo natural no hay especies sino hay fósil. ¿Quién nos asegura que la tasa de extinción se ha acelerado en los dos últimos siglos?

    Como digo el tema es fascinante. Me gustaría agregar además que aparte de recomendarle a mis amigos ser escépticos es muy importante retraerse de sacar conclusiones finales con respecto a sistemas complejos ya que muy probablemente uno solo está analizando el 2% del universo.

    Sistemas complejos:

    La economía de un país
    La política de un país (cuantas veces al principio de los 2000 oía el cuento de que “es que ellos son solo una minoría”)
    La distribución de la riqueza en un país
    La tasa de innovación en cualquier industria
    La tasa de éxito en cualquier industria donde la competitividad sea alta (en un sistema capitalista)
    La evolución de las especies
    La tasa de efectividad de una medicina nueva
    La evolución de los mercados
    El clima
    El futuro

    Sistemas no complejos:

    La altura y el peso de una población (sin conocer a los 1.2 billones de chinos personalmente, cualquiera que viaje a la China se puede dar cuenta de que la estatura promedio es más baja que la de un país occidental desarrollado. De igual manera en USA se pueden sacar conclusiones bien acertadas con respecto al peso de la población)
    La calidad de una fruta a priori
    La calidad del ganado a priori
    La prognosis de una enfermedad conocida (valga decir que no incluyo el cáncer aquí)

    Lamentablemente las cosas que podemos saber con seguridad y derivar conclusiones razonables de una muestra pequeña, no son tan importantes en comparación con las cuestiones de las que no podemos saber con tanta facilidad. Este ámbito también aplica a los expertos. Por ejemplo, yo no creo en economistas ni en analistas políticos. Mucho menos en futurólogos llámese dos Santos o el que escribe en El Universal. Sin embargo si quisiera comprar ganado contraria a un experto. Al frutero también le suelo hacer caso.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top