Socialismo*

3
531

Lo que ocurre en Venezuela no es comunismo, ni socialismo serio. No tiene ni la disciplina ideológica ni mucho menos. Es… bueno, uno de esos Socialismos*, o Socialismos Asterisco, de esos que fueron introducidos a lo largo y ancho del Tercer Mundo por el muy carismático Hombre Fuerte-Presidente Vitalicio-Caudillo-Comandante de su momento y lugar, a veces militar, casi siempre autodefinido visionario, invariablemente con un sancocho de ideas en la cabeza. De esos *-ismos (substituya el asterisco con el nombre del Jefe-Comandante-Prócer en Vida, ya ve que fácil es: Peronismo, Chavismo…), Socialismo estilo *, a la * (ponga aquí el gentilicio, continental o nacional). Cualquiera que sea el nombre, Ud. sabe que es uno de esos sistemas que ayudaron a convertir tantas naciones prometedoras en Repúblicas Bananeras, Huecos del Mapa, en fin, Cuarto Mundo. De esas «ideologías» que han sido fuente de inspiración para la sátira y comediografía Europea y Estadunidense posterior, y que han dado tanto quehacer y una razón de ser a las agencias de asistencia humanitaria de emergencia y de paz de las Naciones Unidas. Acaso Carlos Rangel desde el más allá, dado que vivió en la época en la que estaban en auge les tenga un nombre mas ingenioso. En cualquier caso, ahora estamos en el período kleptocrático-traficante, donde gobierna, bueno, domina la corruptísima camarilla que es el legado inevitable del finado Comandante, eso, aparte de armas de dudosa  utilidad y una deuda externa gigantesca. Visto que el país va derechito al infierno y no pueden ocultarlo, los de la camarilla deciden saquear todo lo saqueable, y traficar todo lo traficable mientras haya chance. En este período o lo que queda de la sociedad se despierta y lanza una rebelión exitosa, o continúa la decadencia y la represión que cimentará la situación de Estado Fracasado del país en cuestión.Mugabe

3 Comentarios

  1. Jocoso tu artículo. A mi fíjate que si me parece que es comunismo es sus líneas generales. Un esbozo de comunismo si le pudiera poner una palabra con connotación artística ya que implantarlo es más un arte que una ciencia. Lo que pasa es que el esbozo de un Fidel Castro no será nunca igual al de un Chávez, etc. etc. de ahí que en líneas generales estemos ante el mismo fenómeno pero esbozado con distintos colores y trazos.

    La impresión y la experiencia de estas pérfidas obras magnas del intelecto humano sí que son iguales. El hambre se siente igual en Cumana que en la Habana. El desespero por no encontrar medicinas igual. Aparte de los británicos, no creo que a nadie en este mundo le guste hacer una cola de más media hora para comprar algo miserable, digamos papel higiénico. Entre otras características de este cuadro de El Bosco.

    Luego la conversión como tu bien dices de tantas naciones prometedoras en huecos calcutenses del inframundo es de lo más comunista que hay. No en su fase Marxista pero sí en su fase Leninista (no en vano su libro “El imperialismo, fase superior del capitalismo”). Recordemos que todo comunista que se respete se auto-cataloga como Marxista-Leninista. Casi ninguna nación vivió la transición al socialismo partiendo de ser una nación independiente y democrática (por mas chucuta que fuera ésta última). Al camino al socialismo históricamente se llegó a partir de guerras (Europa del Este después de la Segunda Guerra mundial), procesos de descolonización (Angola) o ambas cosas al mismo tiempo (Vietnam). Toma cualquier ejemplo: Cuba, en teoría independiente pero en verdad el patio trasero de USA. En Chile estuvo a punto de darse un caso único pero aborto y se terminó dando en Venezuela décadas después. Hasta ahí ha llegado la excepcionalidad y el surrealismo venezolano. Un comunismo implantando no como producto de un proceso de descolonización, no como producto de una guerra, sino con la vaselina democrática.

  2. @Gordon Garcwyn: Mira, yo estoy entre liberal clásico y libertario. A mi el comunismo no me inspira ninguna simpatía. La pérdida de toda libertad es simplemente indefendible, es inútil tratar de planificar una sociedad en forma centralizada. Pero hemos de reconocer que por desgracia, regímenes como el cubano y el soviético han sido serios. Hablo de adoctrinamiento, de ejecuciones, de un gulag. El chavismo y otros Socialismos* tienen malandros a sueldo. De un proyecto a largo plazo. El plazo mas largo que el chavismo se podía figurar era hasta el 2021. Hablamos de colectivización forzada y de tratar de crear un nuevo proletariado. El chavismo y los otros Socialismos* lo mas que llegaron fue a la parte del arrebatón, sabra Dios que sus jerarcas se han vuelto latifundistas y amos del país con lo robado y lo comprado a pérdida. El comunismo tuvo una obsesión genuina por el progreso, el conocimiento y todos sus paramentos. Los soviéticos y los chinos han hecho tal énfasis en la educación en matemáticas e ingeniería, en producir obras, avances vistosos (dos de los dos principales programa espaciales del siglo XX nada menos), y en tratar de estar a la par con las naciones mas avanzadas. Lenin decía: «Colectivización y electrificación, eso es comunismo», al menos intentaron seriamente la parte de la electrificación, aparte de la colectivización. Los representantes de los Socialismos* lo que demuestran es un total desprecio por el conocimiento, la ingeniería y la industria. Me es imposible imaginarme a los chavistas fundando una editorial MIR. Espero haberme explicado mas o menos malamente. Los Socialismos* son autoritarismos primitivos con poco mas que un barniz rojo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here