El porno del futuro y la programación cerebral

0
119

people-try-virtual-reality-porn-for-the-first-time_e9aa

El siguiente artículo es un análisis personal, sobre la evolución del porno y de cómo cada día repercute más en nuestras relaciones interpersonales, incluso haciéndolas prescindibles. En ningún momento pretendo crear patrones de conducta, más bien, es una apreciación respecto a los ya establecidos y una reflexión sobre cómo podrían seguir cambiando.

Antes y después de petardas.

Llevar imágenes sexuales a un nivel grafico ocurre desde tiempos remotos, se comenzó por pinturas, esculturas, que a través del arte mostraban desnudos y contenidos sexuales, que con el pasar de los años se volvieron más explícitos; a través de fotos y filmes que se apoderaron de la escena -Playboy llego a la cima- y de pronto apareció la Internet, que revoluciono al mundo y por consiguiente la industria.

Al menos en Latinoamérica y España el porno tiene un antes y un después de petardas, aquella web que iluminaba de rojo las habitaciones de muchos, o la mayoría de las salas de cibercafés en distintos rincones del planeta -tan populares en los noventas y actualmente casi extintas- superpuestas a ese rojo se podía acceder a un catálogo de imágenes ordenadas por categorías donde había “bastante” para elegir, pero la industria seguía evolucionando, las velocidades de conexión crecían exponencialmente y ahora el público quería películas en la web, bien sea profesional o amateurs.

Hemos llegado a un punto donde al ciudadano promedio no le da vergüenza admitir que es un consumidor habitual de porno a través de internet.

Los usuarios.

Pro-users: Son aquellos usuarios que prefieren el porno profesional, y esto no radica solamente en la “belleza” escultural de sus actrices o actores porque la belleza depende en cierta parte del gusto del espectador, es más sobre la calidad de la filmación- el HD llegó para quedarse- actualmente ya se graba porno en 3D Y 4K, proyectos de realidad virtual cómo Drone Boning avanzan en ese campo.

Amateur-users: la evolución no solo del internet, sino de la tecnología en general, ha permitido que los usuarios puedan subir sus propios contenidos a la web, esto crea un dilema en cuanto a la privacidad y el consentimiento de los involucrados –hoy en día todavía se debaten estas cuestiones- aunque filmar de forma no profesional se puede hacer desde “hace años”, el poder subir los contenidos y que existan plataformas donde los puedes alojar gratuitamente es algo de “hace poco”, fue a partir de ahí, cuando comenzamos a ver la categoría “amateur” los usuarios comenzaron a producir porno, y a unos cuantos les empezó a gustar. Las razones por las que este tipo de usuarios prefiere el contenido amateur pueden ser varias, pero las principales son, que en la vida real el sexo no se ve así y que la mayoría de las actrices y actores en las películas “pro” son modelos con una belleza que no se ajusta al común de su entorno, la “belleza” cómo dije antes es algo discutible en la categoría profesional.

Programación Cerebral y el futuro del porno.

Consideramos nuestro cerebro, la pieza más avanzada de nuestro hardware humano, la cual no hemos podido utilizar a su máxima capacidad con la excepción de algunos que han logrado utilizarlo un poco más allá del promedio, nacemos con la mínima capacidad de procesamiento, pero a medida que vamos creciendo aumentamos dicha capacidad, recibimos más información de nuestro entorno, aprendemos a movernos mejor, a hablar, a razonar, y empezamos a tener conocimiento. De alguna forma programamos uno de los órganos más preciados y ahora mismo lo estoy utilizando para hablar de porno(give me five), entonces se podría decir que lo más parecido a nuestro cerebro es el procesador de un ordenador, este se vale de algoritmos para generar una “realidad” que puede ser vista en un monitor. Este procesador puede acceder a gran cantidad de información (conocimiento) en distintas formas, y por supuesto puede acceder a contenido sexual, que se muestra en pantalla y salta a la vista de cualquiera, lo procesamos y el resto ya lo sabemos.

La masturbación.

La masturbación, tanto femenina como masculina, es la estimulación de los órganos genitales con el objeto de obtener placer sexual, pudiendo llegar o no al orgasmo. La masturbación puede realizarse por uno mismo en solitario o como estimulación realizada sobre los genitales de otra persona con los mismos fines placenteros, como ocurre en la masturbación mutua. (fuente: Wikipedia) .

La masturbación requiere de una estimulación física y mental, sin dudas nuestros ancestros tenían que forzar más el cerebro durante el acto masturbación en solitario, debido a que es muy común recurrir a imágenes que recreen la desnudez o una escena de sexo que facilitan el fin último, que es el orgasmo, esto en la actualidad es mucho más fácil, podemos traer a nuestra mente imágenes sexuales, de una forma rápida y las podemos tener allí durante el periodo de tiempo que creamos necesario y si nos aburre cambiamos a otra ¿Parecido al internet, no creen?, Sin embargo mirarlo en la pantalla, es mucho más cómodo, usar solo nuestro cerebro para ello solo es válido cuando tenemos problemas de conexión a Internet.
En caso de que la conexión a Internet falle, se puede tener acceso a un banco de imágenes, que hemos podido almacenar a través de los años en nuestra mente, viendo porno, algunos con solo ver el órgano genital saben a qué actriz o actor pertenece, se han quedado en nuestra mente incluso aquellas escenas que no desearíamos recordar, es decir tenemos nuestro patrón de gustos, y podemos traer solo aquellas imágenes o escenas que sean de nuestro agrado.

Algunos dicen que la combinación porno y masturbación en solitario de manera continuada, es una formula riesgosa, ya que se puede llegar a prescindir del contacto sexual con otras personas, por distintas razones, una de ella es que la masturbación puede traer como consecuencia la eyaculación precoz, esto genera un sentimiento de vergüenza en los individuos que los puede llevar a prescindir cómo dije anteriormente del contacto físico, por temor a quedar ma, y en vista de la capacidad de procesamiento de nuestro cerebro actualmente, pudiendo acceder a ese banco de imágenes, harían que todo se diera más fácil.

El porno en el futuro.

Actualmente se discute mucho sobre la posibilidad de que un futuro, nuestro cerebro pueda tener una conexión a internet, que no necesitemos de grandes aparatos ni de una pantalla cómo tal para poder tener acceso, sobre este tema tengo varias opiniones y pronto publicare un artículo sobre ese tópico, lo cierto es que seguimos evolucionando y la tecnología cada vez lo hace más rápido que nosotros, lo que me genera la siguientes preguntas ¿Será ese proceso que llevamos a cabo durante al acto de masturbación en solitario, un beta de la internet del futuro ;)? Sí está bien, podremos acceder a otro tipo de contenidos, pero ahora estamos hablando de sexo en la Internet.

Por cierto, ¿Qué tipo de usuario eres tú?

Astro-c

GD Star Rating
loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here