Notas sobre el arte y las revoluciones

0
937

Hace mas tiempo del que quiero recordarme alguien me regalo la revista “literatura soviética” Lo extraño del asunto es que era el primer y único numero que salio en español, (1949) debe de tener algo de valor y por eso la guardo.

En ella el critico V.Kamenov hace un juicio del arte contemporáneo y dice cosas como estas;

 El arte burgues actual esta al servicio de la burguesía imperialista, en forma oculta o descubierta, directa o subrepcia, refinada o vulgar, según sea la situación de los países capitalistas y las posibilidades y medios de las manifestaciones artísticas……”

“ En el arte burgues de hoy están reflejadas con especial vigor las concesiones reaccionarias  mas características; el antirealismo, que niega la significación de la realidad objetiva, su existencia, sus leyes y la posibilidad de su conocimiento: El antihumanismo, que aborda el tema del “hombre” en forma destinada a matar todo lo que existe de humano en el: El irracionalismo, negación de la fuerza del pensamiento, de la conciencia, de la claridad de la lógica, que sustituye por el trinfo del misticismo, de la de la subconsciencia, de la paranoia.

Pasaran los años y las generaciones venideras que al estudiar la historia de la cultura burguesa de la época del imperialismo, tengan que trabar conocimientos de la obra de Picasso y Sartre, Jaques Lipschitz, Paul Nash, Henry Moore, joan miro y otros por el estilo, invitaran a un siquiatra  y no a un critico de arte….”

El pobre no se daba cuenta que el realismo socialista y sus dogmas son en realidad una de las variantes del viejo naturalismo burgués, y para colmo una de las mas triviales, de una estética superficial y por supuesto reaccionaria.

Stanlin no estaba solo. También Hitler y casi con los mismo argumentos denuncio y prohibió el arte europeo y lo califico de “morboso y decadente” entre los ejemplos que puso Hitler estaba las pinturas de Picasso y Klee, al igual prohibió la obra de Proust y Kafka y las quemo públicamente.

No solo son ellos-los regímenes fascistas- quienes atacan el arte. Confucio solo apreciaba el arte que estaba al servicio que podía prestarle al estado. Platon solo admitía los poemas en honor a los héroes y dioses y en su libro las Leyes prohíbe todo arte que no sea útil a la republica.

La revolución francesa siempre se pone como epitome de lo que una revolución buena, que luego se corrompió, pero no es de esa manera ya Rouseseau denunciaba el carácter corrupto del arte. Saint Just en la Fiesta de la Razon exige que la razón sea personificada por una persona virtuosa antes que bella. Tambien llevaron a la guillotina   al único poeta de ese tiempo, mientras en los escenarios se estrenaban obras con titulo como “ El esposo republicano” o “Virgen”, luego alguien invariablemente se le ocurre la genial idea, los saint simonianos exigen que la creación artística sea “socialmente util” otros para no quedarse atrás exigen que la creación artística este al servicio del mejoramiento de la humanidad.

En los años finales de 1800 los nihilistas rusos decían que un par de botas era mas util que todo Shakespeare.

Con esta mínima historia se puede entender que Graham Greene dijese que la benevolencia del estado y su interés por el arte es más peligrosa que su indiferencia.

Eso no solo pasa en los estados totalitarios, si no en los capitalistas, que ofrecen dadivas a los artistas, para que se las paguen con su apoyo o por lo menos que no digan la verdad sobre las lacras que carcomen a todas las sociedades. Los domestica “dame la patica artista”

El verdadero artista es el que esta insatisfecho con lo que ve y busca cambiarlo o minimo denunciar lo que esta mal en eso, incluso en nosotros. Giger denuncia desde sus imágenes de pèsadilla la extrema sexualizacion de nuestra civilización y el influjo de las maquinas en nosotros, donde solo somos engranajes, felices, que podemos elegir lo que comemos, o lo que queremos, pero engranajes, en ese aspecto su obra es subversiva, y ese es el papel del artista de ser subversivo, por eso ese afán de censurarlo.

Ante ello se ha levantado una horda de supuestos artistas que hacen arte complaciente o mas a menudo intrascendente, para no levantar olas, que todos estén felices, la gran mayoría del arte que se hace actualmente en el país es de esa manera, ¿alguien recuerda alguna obra de teatro similar a las de chocron en estos años de revolución?

Se puede decir que es casi una obligación de cualquier revolución acabar con el arte verdadero, ese que es salvaje, Ese por lo menos como el que hace Cristobal Ochoa son los que nos dan esperanza en medio del circo.

cristobal ochoa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here