Breve reflexión sobre un cáncer

0
203

Cancer

Me voy a meter en camisa de once varas realizando una metáfora médica (y de antemano que me disculpen los galenos presentes). La cosa va así: cuando un cáncer es diagnosticado en su etapa inicial es altamente tratable, se puede extirpar el órgano/tumor y luego tratar con radio y/o quimio.

Cuando un cáncer es diagnosticado y está en fase terminal al paciente simplemente se le ayuda a que sus últimas días sean lo menos doloroso posibles.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando el cáncer es diagnosticado en fase intermedia? Allí donde algunos oncólogos te dicen que es tratable pero riesgoso, otros te afirman que se puede atacar agresivamente y existen posibilidades considerables de sobrevivir al cáncer y otros te aseveran que las probabilidades de hacer retroceder el cáncer y reponerse al tratamiento son realmente muy escasas, sin mencionar altamente costosas.

Probablemente no existe un punto objetivo de no retorno en el que todos estén de acuerdo ni en las Ciencias Médicas (en un caso como este) ni en las Ciencias Sociales cuando hablamos de un cáncer social, tampoco hay garantías de que un tratamiento sea salvador; la única garantía segura que queda es que el tiempo corre en contra del paciente, y que bien sea para asumir una ortotanasia o un tratamiento contra el cáncer, esperar sólo agrava la situación aún más.

Hoy más que nunca recuerdo las palabras de Rand: “puedes ignorar la realidad, pero no puedes ignorar las consecuencias de ignorar la realidad”. Desgraciadamente pareciera que en este país abunda la gente que cree que puede ignorar la realidad y también sus efectos.

GD Star Rating
loading...
Breve reflexión sobre un cáncer, 4.6 out of 5 based on 10 ratings
Artículo anterior¿A que se debe que sigamos discutiendo si votamos o no?
Artículo siguienteNo votar por la MUD
Cuarto hombre en pisar la Luna, promotor de un concurso estudiantil para primaria y secundaria llamado "La Craneoteca", único estudiante en obtener 20,5 puntos en un examen de Cálculo Diferencial e Integral, empleado de la CIA (aun en espera del primer cheque), ex-delegado de curso por votación y luego por desierto de candidatos, ex-columnista del Diario "El Carabobeño", aprendiz de escritor de poesía, amante de la música de Silvio Rodríguez pero no de su filiación político-ideológica, uno de los que leyó "La Generación de Relevo vs. El Estado Omnipotente". Ah, y también abogado de la república, creyente del concepto de justicia de Ulpiano como la constante y perpetua voluntad de darle a cada quien lo que le corresponde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here