20 Microcuentos

3
350

Gato muerto (2)

La sirenita quería ser puta, pero cuando los hombres se lo pedían, no podía abrir las piernas.

El funcionario público pegó en la puerta de su oficina una carpeta manila que tenía escrito con marcador: «No hay despecho».

La amaba tanto que no se atrevió a morderla. El vampiro prefirió masturbarse todas las noches encima de esa mujer.

El poeta y el Ministro de Cultura se encuentran en un café. Juntos preparan su próximo atentado contra la belleza.

Apenas abrió su cuenta en Instagram, el gato supo que jamás subiría la foto de un humano.

A sus cuarenta años, luego de cagarla de nuevo, Pedro vio otra vez a su ratón moral escrutándolo con lástima. Le sonrió y lo invitó a una copa.

Luego de acabar, mientras ella respiraba, él comenzó a planear su fuga.

La vio con el otro y no se sintió tan mal como esperaba. Tampoco la esperaba ya.

El boxeador retirado miró con lástima al novato cuando se percató de que le tenía miedo al dolor.

Acostumbrada ya a las decepciones, a Flor no le importó no acabar. Se quitó al hombre de encima, se volteó y se quedó dormida.

Era tan corto, que ese cuento siempre vivió acomplejado.

Se empeñó tanto en reducir la vida a sofismas, que le quedó muy chiquita cuando quiso volver a ella.

El filósofo se cansó de hacerse preguntas. Fue a un bar. Habló con una jeva. Bailaron. Se la cogió. Al día siguiente, por fin tenía una respuesta.

Él le consoló el despecho a ella. Ambos se emborracharon. Se fumaron un porro. Rieron. Escucharon música y, como siempre, se acostaron en cucharita. Pero esa noche, él le agarró una teta y se la pidió. Ella lo rechazó, ya tenía bastantes errores encima.

La canción trajo su recuerdo. Él estaba tan viejo, que en vez de llorar apagó el radio.

Se pelearon a gritos, se hirieron, se revolvieron el pasado, se insultaron las familias. Luego se pidieron perdón, se quitaron la ropa y comenzaron otra batalla.

Quería mucho a su mamá, pero era tan hijo de su tiempo que le tomó una foto al ataúd y la subió a Instagram.

Informe I
País: Venezuela.
Año: 2014
Observaciones: siguen odiándose.

Informe II
País: Venezuela.
Año: 2024
Observaciones: Esta gente sigue obsesionada con su pasado.

Informe III:
País: Venezuela.
Año: 2034
Población total: 0

3 Comentarios

  1. Todos los microcuentos estan buenos. Pero el que me gustó mas fue este: El filósofo se cansó de hacerse preguntas. Fue a un bar. Habló con una jeva. Bailaron. Se la cogió. Al día siguiente, por fin tenía una respuesta.

    Pero no entendi lo del informe III.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here