Never Sorry: Aprendamos la lección de Ai Weiwei

0
108

pinterest_awwns
“Never Sorry” era una de las fuertes candidatas a obtener la nominación al Óscar. De manera sospechosa, quedó por fuera de la categoría.
El presagio del propio film se cumple en la realidad de otra entrega de premios.
Ai Weiwei parece condenado a ser discriminado de por vida. ¿Su pecado? Denunciar la erosión de los derechos humanos en la China, donde lo detienen, encarcelan y golpean por abogar por la libertad de expresión a través de su arte conceptual de protesta.
El film revela cruda y biográficamente todas las facetas del creador asiático, desde su origen humilde hasta conquistar la fama global, por medio de las redes sociales, a pesar de erigirse en un blanco andante de la censura, las veinticuatro horas del día.
Sin embargo, él no da su brazo a torcer y aplica nuevas formas de militancia, aprovechándose de los recursos caseros de la tecnología y el internet. Al frente suyo, somos niños de pecho.
En dicho sentido, el largometraje es una obra maestra de la educación política 2.0.
Yo lo tengo en casa y me ofrezco para compartirlo, si les interesa, en un cine foro, donde el micrófono quedaría abierto, sin panales fastidiosos y eruditos.
En cualquier caso, una enorme lección para la Venezuela complicada de los tiempos por venir.
Por lo demás, permite comprender el lado humano y crítico del personaje, no exento de contradicciones. Ahí radica su valor. También se encuentra por los caminos verdes.
Recomendado para descubrir un presente dibujado en el futuro distópico del país.
Ai Weiwei recoge dramas sociales con su cámara y luego los guinda en Twitter.
Posteriormente, la policía lo humilla a palos. Defiende al Nóbel de la Paz y considera una farsa el Nóbel de literatura.
Se atreve a ventilar la masacre de la Plaza de Tian’anmen. Desnuda la mala conciencia del gobierno.
Su legado es un ejemplo de resistencia y disidencia.
A cojer dato.
Imposible de comparar con nuestros cineastas y directores complacientes.
La automordaza no es el camino.

GD Star Rating
loading...
Never Sorry: Aprendamos la lección de Ai Weiwei, 5.0 out of 5 based on 10 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here