Cinco Taras del Cine Nacional

13
25


Las comprimimos en 5 para no pasarnos de rosca. Debemos buscar la manera de exorcizarlas y contenerlas. De ello depende la buena salud de la industria. Tu las conoces. A continuación las exponemos como una enfermedad. La idea es encontrarle una cura al cáncer.

Nepotismo

Dícese del afán de los directores por comportarse como padrotes de hacienda y poner a los peones de su familia en el negocio, a costa de la calidad, de los concursos de oposición y de los méritos reales de cada persona. La oscura tradición la heredamos de los tiempos de dictadura de Gómez, quien nombró a su sobrino al frente de Maracay Films, con el propósito de construirle pedestales ecuestres y estatuas de bronce bajo el filtro de las cámaras importadas. A partir de entonces, varias familias se entronizaron en la industria, comportándose como dinastías inconmovibles de origen Chino. El ejercicio continuista de Hugo Rafael Chávez Frías, procede de la misma piedra filosofal. No en balde, él también puso a su linaje a valer, a batirse el cobre. Hoy son una casta próspera y rica. Intenta no replicarlo en la casa de La Villa y El CNAC.

Amiguismo

Es una derivación natural del caso anterior. Consiste en repartir los cambures, de los presupuestos oficiales concedidos por los entes gubernamentales, con los panas de la rosca dulce. Supuestamente, es una relación ganar ganar, para los favorecidos por la movida. Tu me das trabajo. Yo te recompenso a corto o largo plazo. Por lo general, provoca e incita la falta de rigor y transparencia. Siempre desemboca en fiasco y decepción. Aprende una lección. Los colegas son para tomarse las birras y hacer parrillas. Por supuesto, hay excepciones a la regla. Sea como sea, procura no convertir tu set de filmación en una extensión de tu fiesta de cumpleaños o graduación. Zapatero a su zapato.
Burocracia
Kafka escribiría una secuela de “El Proceso” inspirado en la plataforma criolla, donde el papeleo marca la agenda de la gerencia y facilita el trámite de la censura. Tomás Gutiérrez Alea desarrollaría un remake de su obra maestra cubana al constatar el grado de burocratización de muchos de nuestros autores, especializados en el arte de fabricar proyectos de la nada y presentarlos con vistosas carpetas de colores, al estilo de CADIVI. Su inteligencia muere allí. Luego reciben la plata y no saben como salir de la ecuación de los sellos, las inscripciones y membretes. Es famosa la historia de aquella muchacha simpática, cultivada en el ring de la diplomacia con guante de seda. Con su sonrisa e imagen, consiguió destrabar la cerradura blindada y actualmente labora al ritmo de una fábrica. Es popular la leyenda del hombre ignorante y patán curtido en la batalla de disfrazarse de angelito delante de sus superiores, para obtener prebendas y millones, a efecto de concebir sus mamotretos. Los dos arriban a las salas con frecuencia. Pontifican y dictan ponencias en Festivales. El gremio los ennobleció. Aunque estrenan unos largometrajes infumables, patéticos y desastrosos. Ustedes lo recuerdan. No los imites.

Progresismo

Es una consecuencia de la causa de arriba. La revolución impuso un cuello de botella a la luz de su Misión Cultura. En adelante, el realismo social, con conciencia paternalista y demagógica, guiará el norte ideológico de nuestra construcción audiovisual. Una lista de temas contarán con el respaldo y la venia de los jurados: ancianos querendones, pobres dignificados, soldados épicos, próceres del tabernáculo gubernamental, personajes izquierdosos, paisajes del pretérito, color local, postales del trópico, minorías reivindicadas e integradas, jóvenes en busca de sueños y redenciones dentro de la patria grande. Irónicamente, el país se desangra por culpa del sectarismo, la intolerancia y la exclusión de la disidencia, de la oposición, de la resistencia. Por tanto, la corrección política funge de ley tácita para decantar y depurar los contenidos molestos, incómodos a los ojos de los funcionaros rojos rojitos. Los verdaderos genios desactivan el sistema y logran derrotarlo con sus propias armas. Los mediocres figuran en las tapas de la revistas y se transforman en las esperanzas blancas del cuadro de honor. Tu decides cuál es tu lugar en el mundo.

Superficialidad

Es la característica central de la industria. Los asuntos se abordan con la óptica de un manual de autoayuda. Es el grado cero de la expresión, según los códigos del género “choronga”. Nos exigimos contar historias lineales y plúmbeas, exentas de garra experimental. Evadimos la ocasión de romper con el molde de la escritura convencional, saturada de referencias literarias, teatrales y televisivas fuera de orden, anacrónicas. Así hemos retrocedido a la época de los treinta y cuarenta en Venezuela, cuando descubrimos el agua tibia de recrear un guión de hierro en imágenes. Por ende, somos derrotamos por el mazo del culebrón, del show frívolo, de la radio con locutores y estrellas de provincia. Imposible evolucionar en semejantes condiciones. Es hora de mirar hacia el futuro con sentido crítico. De lo contrario, permaneceremos en la fase de las cinco taras del cine nacional, hasta el 2021. Al Comandante le conviene. Piénsatelo.
Ante la ausencia de contraloría, florece la corrupción.

GD Star Rating
loading...
Cinco Taras del Cine Nacional, 3.9 out of 5 based on 11 ratings

13 Comentarios

  1. Hola Sergio, quiero hacerte una pregunta: por qué prodavinci tiene un sección fija en el programa La Agenda Éxitos en Éxitos FM?, qué hace que prodavinci lo tenga y panfletonegro no?.

    Personalmente prodavinci no me parece tan bueno ni tan intelectual o reflexivo como lo publicitan, por qué se mantiene esa sección ahí?.

    La verdad yo no sé nada del mundo de las letras, he leído muchos libros científicos, pero de ahí para afuera es decir libros de ¨humanidades¨ no tanto; desde la ignorancia total hago las preguntas de arriba.

    No entiendo por qué o como Wily Mckey se hizo tan famoso, la verdad no me parece tan bueno tampoco, habla mucho, se enrreda y no dice nada … quizás lo vea así por mi cerebro acostumbrado a ver la vida desde el lado de la ciencia, igual me parece que tiene poco contenido.

    Lo vengo notando porque escucho esa emisora y casualmente a la hora del almuerzo pasan ese programa y nombran mucho a McKey.

    En fin, gracias por las respuestas. Por cierto eres bastante lindo, te ví en el evento de Arquitectura de La Central.

    ResponderResponder
  2. A ver, entonces según este comentario aleccionador -siempre tono de dar cátedra, típico nuestro, si no Chávez no sería tan popular ¿verdad?, Bach no podía haber enseñado a sus hijos música y ponerlos a tocar en la misma iglesia que él. Ingrid Bergman no habría podido actuar en las películas de Rossellini porque éste era su esposo. No sé, no es mi intención discutir acerca de la honestidad de que el ex productor ejecutivo de la Villa, por ejemplo, haya puesto a su madre y familiares en los cargos de esta institución -por cierto, este señor salió de ahí hace tieeeempo-, pero creo que el punto, en oficios artísticos es discutible. Después de todo, las artes son facultades que se heredan y lo que importa es el trabajo y su calidad. ¿Los hermanos Wachowski no pueden optar a un financiamiento porque son hermanos? No sé. Hay que profundizar la discusión.

    Respecto a eso de “enriquecerse” con financiamientos del Estado para hacer películas. ¿Realmente han habido directores venezolanos enriquecidos con financiamientos del Estado? ¿Dónde están? De pana, no conozco a ninguno que se haya hecho millonario a costa de hacer películas. Por el contrario, veo a muchos con deudas y rebuscándose trabajos que nada tiene que ver con el oficio, viviendo como clases medias cualquieras. ¿Son millonarios acaso Antonio Llerandi -profesor jubilado de la escuela de Administración de la UCV- Solveig Hoogestein, Carlos Malavé, Román Chalbaud, Thaelmann Urgelles, Andrea Ríos, Hermanos Rodríguez, Atahualpa Lichi, Carlos Caridad Montero, Alfredo Anzola, John Petrizzeli, Carmen Roa, Rafael Marziano, Mariana Rondón, Oscar Lucién, Carlos Azpúrua, Marcel Rasquín, Alejandro Bellame, Carmen Roa, Malena Roncayolo, Luis Alberto Lamata, Carlos Malavé, Miguel Curiel, Gustavo Rondón, el recientemente fallecido Rodolfo Santana, Miguel Ferrari, Donald Myerston, Diego Velasco, Hernán Jabés, Carlos Oteyza, entre muchos otros? ¿O te estarás refiriendo a cineastas contados con los dedos de una mano, es decir, excepciones, que han recibido onerosos recursos del Estado con los que han comprado bienes en otros países? No dudo que haya algunos que de pronto se cogieran unos reales, pero creo que son poquitos. Es decir, son excepción, no son LA regla.

    Siempre me he preguntado por qué en Venezuela se humilla a quienes logran cosas loables. Tus comentarios, por lo general, no salen de ese común denominador idiosincrático. Es terrible que el gobierno joda a cineastas que por lo general quedan endeudados después de sus películas para que además, haya críticos que se dicen colegas y que aupen la actitud gobernante. En este sentido, dan lástima los cineastas nacionales, no pegan una con nadie. Cada vez que leo este tipo de cosas, los estimo más. También levanta suspicacias el hecho de que, siendo tu un denunciante de oficio de actitudes clientelares, siempre tengas comentarios positivos hacía hacedores del audiovisual de tu escuela. Esos sí son buenos y honestos para ti. Es decir, sin ánimo de ofender, parecieras repetir esa actitud cogollesca. Tus compañeros de escuela sí son buenos, los demás son corruptos y cómplices. Ojo, no niego que entre los hacedores de historias de la escuela de Comunicación de la UCV haya gente valiosa, pero también la hay en otros ámbitos. ¿Has pensado en eso o quizás eres parte de lo mismo que criticas, es decir, favoreces solo a tu cogollo, a tus amigos?

    Pienso en Reverón y en tanta gente valiosa en el país que ha sido difamada y dañada moralmente por estas acusaciones exageradas. ¿Por qué generalizar con la excepción y no referirse a la regla? ¿De verdad crees que la gente que consigue financiamientos para hacer pelis es, en su mayoría, gente corrupta, nepotista, clientelar, anti progresista y superficial? Ummm… No sé, creo que hay que ver más adentro, despojándose de ese fuerte prejuicio idiosincrático.

    Saludos.

    ResponderResponder
  3. Son -o han sido- corruptos, clientelares, anti progresistas y superficiales, “eniquecidos y milonarios” con dineros del Estado: Eduardo Barberena, Jesús Enrique Guédez, Lilianne Blaser, Alberto Arvelo, Amábilis Cordero, Margarita Cadenas, Iván Feo, Diego Rísquez, Fina Torres, Jorge Hernández Aldana, Luis Armando Roche, Andrés Agustí, Miguel Curiel, Fina Torres, Caupolicán Ovalles, Frank Spano, Alejandro García Wiedemann, Carlos Castillo, Héctor Puche, Mauricio Wallerstein, Gastón Goldman, Manuela Blanco, Marilda Vera, Patricia Ortega, Kaori Flores, Olegario Barrera? No sé, sólo pregunto para aterrizar la acusación.

    ResponderResponder
  4. Tu quieres personalizar la discusión. Yo no voy pendiente. Los casos existen desde hace mucho. Carece de sentido callárselos y exponerlos. Es otra de las taras del cine nacional. La condescendencia.

    ResponderResponder
  5. El progresismo es uno de los múltiples síntomas de la enfermedad. Aqueja sobre todo al CNAC y la Villa, bajo un sistema de autocensura.

    ResponderResponder
  6. No, no se trata de personalizar la discusión. Se trata de que un académico establece juicios en base a hechos empíricos, es decir, comprobables. Para eso los académicos de verdad y en general los profesionales, se basan en estadísticas y casos concretos al formular una hipótesis. Claro está que no es el caso de quien escribe este post.

    Constatar una vez más el techo bajo profesional y deterioro educativo de Venezuela es una lástima, sobre todo en un generación de “relevo” como quien escribe este ¿artículo? Pero bueno, por suerte muchos han salido a educarse a fuera y no en nuestras universidades donde claramente hay profesores que escriben este tipo de cosas sin poderlas comprobar. Fue mi error, lo acepto. Buscaba información seria y di en el lugar equivocado.

    Saludos.

    ResponderResponder
  7. Si vale, sergio no te has dado cuenta de la importancia y relevancia de los datos de validación utilizando métodos ortogonales en especial cuando son datos intensivos. Recuerdate validar los datos con metodos de microarrays. Pana entra al siglo XXI. Que bolas, aun estas en siglo XVII en la validacion de datos. Claro quizas tu equipo no tenga la capacidad para tanto, pero cçpuedes alquilar un supercomputadora para manejar N-datos en tiempo real

    ResponderResponder
  8. Me vas a venir con la nota paternalista. Pobrecito. Te decepcionamos otra vez en panfleto, donde escribimos una pila de irresponsables. Te pregunto. ¿No hay autocensura en el cine nacional?
    ¿Tampoco progresismo? Existe hasta una lista negra tácita. No seas ingenuo. ¿Generación de relevo? Yo estoy bien viejo para la gracia.

    ResponderResponder
  9. Ana, Panfleto no tiene pauta porque es un sitio anárquico. Esto significa sin estructura jerárquica (no hay presidente, vocal, ejecutivo de cuentas, tesorero).
    Ante la ausencia de dicha estructura, pues te podrás imaginar lo complicado que es hacer pautas publicitarias pues. Empezando por el tema del dinero, ¿de donde saldrían los fondos? ¿quien los administraría? etc.
    Volviendo al tema de Sergio, creo que hay una similitud entre hacer TV y hacer Cine, al menos en lo que “eso sube/no sube cerro” se refiere.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here