Carisma se escribe con CH

 

Hay miles de lecturas posibles sobre los resultados de las elecciones presidenciales en Venezuela. Decidí compartir la mía porque he visto mucha confusión y frustración en las opiniones expresadas a través de  las redes sociales.  La mayoría no entiende cómo es posible que después de 14 años un gobierno ineficiente con tantos problemas críticos todavía cuente con un respaldo masivo. Si eres de los que creen que Chávez no tiene seguidores y que solo ganó con trampa te recomiendo que dejes de leer y recorras el país, especialmente las ciudades y pueblos más pequeños del interior. Mi análisis es para aquellos que no pueden encontrar una lógica en la decisión que tomaron casi 8 millones de venezolanos.

Primero hay que dejar algo claro para descartarlo: Es cierto que Chávez utilizó todos los recursos monetarios y mediáticos para impulsar su campaña y que tuvo enormes ventajas sobre Capriles. Es cierto que se debió haber depurado el Registro Electoral Permanente antes de aceptar ir a elecciones, y que la oposición cayó en una trampa al permitir que a última hora algunos partidos retiraran el apoyo a Capriles para así aumentar el porcentaje de votos nulos. Es cierto que los resultados están maquillados por distintas irregularidades que incluyen extranjeros cedulados, empleados públicos amenazados, y un largo etcétera. Pero la realidad es que esas irregularidades no decidieron las elecciones y tampoco explican el apoyo a la figura de Chávez.

Max Weber, uno de los pensadores más importantes de la teoría política del siglo XX, explica que existen tres relaciones fundamentales entre los líderes y sus pueblos. No quiero aburrirlos aquí hablando de los dos primeros tipos. El tercero es el que nos interesa: la relación carismática. Lo que la define es su carácter irracional porque no responde a argumentos lógicos e impersonales. Su crecimiento o deterioro depende exclusivamente de la personalidad del líder y de la conexión emocional que éste tenga con la población. Elementos como el heroísmo, la simpatía y la grandeza determinan la fortaleza del vínculo. El asunto no es que el líder sea un héroe o no, sino que la gente lo perciba como tal. Una vez que la relación carismática se ha consolidado es difícil destruirla porque la pasión de las masas es muy intensa.

La relación de Chávez con sus simpatizantes es completamente carismática, nace en la boca del estómago, en las entrañas. En él ven a alguien que los entiende y que les habla en su lenguaje, directamente y sin intermediarios. Cuando nadie los tomaba en cuenta, ni siquiera para mentirles, él les dio algo fundamental: reconocimiento. Recuerden que lo importante no es que sea así realmente sino que sea percibido de ese modo, y eso es lo que el 54% cree, pero sobre todo siente.

La historia nos ha demostrado muchas veces que las emociones y las pasiones son más fuertes que la razón, que la rabia y el resentimiento pueden más que los argumentos. El pueblo alemán, tal vez el más culto del planeta, se dejó arrastrar por Hitler a una fantasía demencial que le costó a Europa 50 millones de muertos. Lo mismo sucedió con Stalin en la Unión Soviética y con Kim Jong en Corea del Norte. Fidel Castro y el Che ejecutaron en dos años el mismo número de personas que murieron durante toda la dictadura de Batista y el primero sigue en el poder. No se puede subestimar el efecto que producen los sentimientos en el comportamiento del ser humano, la devoción de las masas es la mayor garantía de lealtad.

Cuando Chávez dijo durante la campaña que no importaba si estaban descontentos y que hubiera problemas, que lo único que importaba era la patria se refería a eso: lo único que importa es esta conexión, este reconocimiento mutuo. Yo soy su líder y juntos somos invencibles. Si yo no estoy sus voces dejarán de ser escuchadas.  Por algo el slogan fue “Corazón de mi Patria”. ¿Apunta a la razón? No, es pura emoción.

Los argumentos de Capriles, sustentados con cifras, estadísticas y lecturas de las promesas incumplidas del gobierno fueron una estrategia inteligente pero poco efectiva. Apela a la parte racional de las preferencias políticas de la gente, precisamente la que no está involucrada con Chávez. El resultado es que la campaña logró convencer y movilizar a muchos indecisos y apáticos que no votaron por Rosales en las elecciones anteriores, pero no al chavismo. El movimiento político oficialista se ha estancado pero no se redujo, de hecho creció un 9% en relación a las votaciones de 2006.

El problema verdadero no son aquellos que no se inscribieron o los que como Oscar D’León no votaron para no ser desleales con ninguno de los bandos. La diferencia no es la abstención, el  80% de participación está muy por encima del promedio de los procesos electorales de casi todos los países democráticos. Pretender que voten todos es absurdo e irreal.  El problema de fondo es que todavía nadie ha logrado desmontar el chavismo en sus propios términos, no se ha conseguido destruir ese vínculo emocional que solo puede romperse con un sentimiento renovado y más fuerte.

El pueblo tiene que SENTIR, no pensar, que hay alguien mejor que Chávez para representarlos y ocuparse de sus problemas, que el Comandante no es su salvador. Es una tarea difícil porque Venezuela tiene una larga historia de amoríos con caudillos militares convertidos en leyenda y Chávez cumple todos los requisitos para encarnar a esa figura. Además, durante estos 14 años las políticas populistas han acostumbrado a las clases más humildes a recibir atenciones y beneficios del gobierno, aunque solo sean paliativos y no soluciones verdaderas. De nuevo, eso no es lo importante.

A largo plazo es posible educar a la gente para que entienda por qué votar por un candidato solo porque habla bien o te parece chévere es el peor error que se puede cometer, pero mientras tanto hay que ganarse a los seguidores de Chávez con pasiones, y ese camino aún nadie lo ha encontrado. El gobierno va a continuar con su estrategia de mantener las condiciones que lo hacen necesario apoyado en el carisma de Chávez, y es una apuesta segura. Ningún gobernante con semejantes recursos, 14 años en el poder y 54% de apoyo electoral va a perder una elección, jamás. Nos guste o no, hay que entenderlo. Para que la situación en Venezuela pueda cambiar es necesario un activismo viral y masivo que logre socavar los cimientos del trono en el que la masa ha colocado al mito de Chávez. Ojalá sea pronto.

GD Star Rating
loading...
Carisma se escribe con CH, 4.9 out of 5 based on 16 ratings
DazMedrano

DazMedrano

Músico y escritor, me gusta compartir todo lo que le da sentido a la vida. Comentarista de la cultura.

Más posts - Website


TwitterFacebook

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

10 Comentarios

  1. Sawyer dijo:

    Estoy totalmente de acuerdo, excelente articulo!

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. carque dijo:

    Estoy de acuerdo contigo DazMedrano.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. carque dijo:

    Es cierto. Y por eso mismo pongo en duda aquel refrán que dice “amor con hambre no dura”, la emoción pude más que la razón. Quedo claro el pasado domingo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. mirco ferri sette dijo:

    Sucedieron cosas difíciles de digerir, como por ejemplo la alta votación en el municipio adjacente a Amuay en donde obtuvo más del 60 %, o el triunfo en el Zulia. Es cuesta arriba lidiar con ese tipo de liderazgo emocional, al cual no se le ven visos de deterioro; después de 14 años sería de suponer un decaimiento en esa relación pero parece que, tal cual pasa en las parejas en donde una de las partes es abusadora, con los maltratos se fortalece.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. resistencia dijo:

    (((Si eres de los que creen que Chávez no tiene seguidores y que solo ganó con trampa te recomiendo que dejes de leer y recorras el país, especialmente las ciudades y pueblos más pequeños del interior.)))
    Muy acertado este comentario, ya se lo voy a recordar a los opositores que están gritando: Fraude.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Juan Carlos dijo:

    Yo en lo particular no estoy tan seguro que todo el voto de Chavez se deba al carisma y a la identificación. Hay una parte considerable de su voto que se debe al mantenimiento o ilusión de acceso a prebendas de diverso tipo. Por otro lado, considerando los descubrimientos de la psicología cognitiva-conductal, no es cierto que las emociones dominen la conducta o superen a la razón. Lo que sucede generalmente es que cierta filosofía de vida (conjunto de ideas) sostenida el tiempo por los individuos que dispara esa emocionalidad que conduce a la conducta de apego al lider. Un conjunto de ideas sostenidas que dan lugar a la conformación en el tiempo de una personalidad autoritaria. El mito o la creencia en el caudillo providencial – en que los políticos deben ser como seres que mágicamente resuelven todos tus problemas (no solos los relacionados con las condiciones de vida, sino hasta psicológicos – como necesidades de afecto, seguridad en el futuro, reconocimiento, etc) es el motor principal de esa adhesión histérica hacia el lider. Lo curioso y problemático es que esa visión de vida también es compartida por la otra mitad del país. “Ese es el hombre” también lo hemos oído de la otra parte. Mientras estemos en esa onda como pais seguran apareciendo los Chavez para suplir la demanda de caudillos providenciales.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Daz Medrano dijo:

    Saludos a todos y gracias por sus comentarios. Lo importante es pensar un poco y compartir ideas. Estos espacios siempre son necesarios.

    Seis años son largos. Es tiempo suficiente para que todo el escenario político pueda cambiar, pero la maquinaria del gobierno va a impedirlo. Hay que hacer mucho más y no descargar toda la responsabilidad en Capriles. Como escribió Juan Carlos, muchos opositores se comportan con él como los oficialistas con Chávez. Hay que evitar los delirios mesiánicos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Juan Carlos dijo:

    Mirco: “tal cual pasa en las parejas en donde una de las partes es abusadora, con los maltratos se fortalece.”

    Pues si, ya lo advertia hace 2000 años el filosofo estoico Epicteto “no nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede.” Hay mucha gente que a partir de una diversidad de creencias convierte situaciones dañinas y lesivas para si mismos en soportables y hasta placenteras. Hay ejemplos extremos como los fakirs de la India, que se acuestan en camas de clavos y que a través del poder de la creencia no sienten nada. Y no se trata de que estén locos o algo así, sino que han escogido un marco de representación de la realidad que los lleva a eso del tipo: “Chavez es el único que me quiere, no importa si a veces tiene errores que no son toda su culpa sino de la derecha endogena y de los infiltrados en el gobierno.”

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Tarzan dijo:

    Esta muy bueno tu articulo, yo creo que ya se discutió por allí, pero el PSUV tiene una estructura (y participantes)que le viene de AD, recuérdense que AD tenia su casa del pueblo en cada pueblito manque no tuviera plaza Bolívar. Eso es algo que ayudo también, se han metido como la polar, en cuanto rincón hay y eso rinde frutos.
    Si el carisma cuenta, también cuenta esa faceta del venezolano pobre que siempre tiene la esperanza que le van a resolver el problema “por arriba” no echándole bolitas.
    Los que venimos de familias inmigrantes, sabemos que siempre se hablaba de trabajar, eso de becas y subsidios era algo lejano, no quiere esto decir que las becas son malas, no lo malo es solo anotarse en las misiones y “mas na”, ya yo escuche a gente el 7 en la noche …”bueno fulano ahora lo que te queda es meterte en todas las misiones que puedas” en fin eso es lo que la gente quiere, un mesías, un poco de rial (15 y ultimo, pero sin el trabajo que va en el medio) y por supuesto el único esfuerzo que tienen que hacer es ir cada cierto tiempo a votar por el magnánimo dador de todo
    conho discúlpenme lo largo y lo desordenado pero bueh así escribo, espero siga la discusión
    saludos

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top