Madre e hija – En el día mundial contra la homofobia.

1
318

!Marica! me dije cuando me corté la mano cocinando, y súbitamente recordé que esas y otras expresiones similares estaban, desde ayer prohibidas en mi casa y en mi vida. La carta que me llevó a esas decisiones está aún fresca en mi mente:

Querida mamita;

Pareciera que te estoy diciendo esto como si fuera una mala nota de la escuela o un hábito horrible ( quizás tu puedas pensar que es, yo espero que no). Escribo como si estuviese avergonzada, como si esperara total incomprensión de tu parte. Desearía no esperar esto de tí, pero a veces no estoy segura. Simplemente no espero que estes contenta con esto que te voy a decir, no importa desde que punto de vista lo vea.

Mis sospechas de tu incomodidad comenzaron cuando te pedí el libro “Manteniéndote en secreto”, cuando te mandé el enlace, tu rudamente me dijistes “No me gusta el tema”.

Por lo tanto, yo no pude sino imaginarme que hay dos aspectos del libro que no podían gustarte, uno era el aspecto gay o el de mantener en secreto algo asi de tus padres. Aunque no quería creerlo, concluí que era lo primero lo que no te gustaba y no puedo negar lo doloroso que resultó darme cuenta de ello.

Luego vino un día en que me recojiste en la escuela, y dos de mis amigas se daban la mano: pusiste una cara de repulsión y me preguntaste porqué estaban ellas haciendo eso. Recuerdo haberme encogido de hombros pensando que era esta la prueba que necesitaba para saber de que lado estarías, potencialmente. Me pusiste otra cara, cuando yo te respondí que eran cosas de niñas.

Yo no sé que concluir de esto. Okey, parecía un simple juego, pero si ellas hubiesen sido homosexuales, hubiese eso sido mejor? O era ese aspecto el problema?, no lo sé. Yo siempre he querido preguntarte que piensas de las parejas homosexuales. Sé que papá piensa que mientras yo este respirando, sana y viva, a él no le importa. Esto es algo con lo que nacen las personas, y no tiene sentido sentirse asqueado por eso, o querer “curarlo”. Pero no sé que piensas tú y no, no pienso que tu eres un monstruo horrible que me condenará al infierno y mas allá por ello. Pero tengo una amiga que no quiero nombrar, cuya madre reaccionó peor que el padre. Su mamá no habla con ella de eso, y como mi amiga es “bi”, la mama no hace nada sino tratar de alimentar la parte masculina del asunto. También tengo otra amiga – también sin nombre – quién es mi mejor amiga en este mundo que fué cambiada de escuela por ser gay, por ser quien es, todo por culpa de su madre. El padre estaba listo para decirle que a él no le importaba, mientras su mamá no podía ni verla, y en alguna ocasión le dijo “Prefiero verte muerta que de esta manera”.

Yo no creo que seas así, mamá. Me gusta pensar mas bien que soy la hija que te ayuda cuando estás enferma, que te acompaña al mercado, que bromea contigo, en fin tu hija. Pero si mamá, soy homosexual. No bi, no en estado de confusión, sino gay. Y no importa por cuales horrores me hagas pasar, o que creas que es por el abuso que sufrí en manos del abuelo y me lleves a un psiquiatra, o por mis amigos y me cambies de escuela, aunque hagast todo eso yo siempre seré asi.

Podemos hablar de esto luego, tengo que irme a la escuela. Yo espero encontrate calmada para entonces. Yo lamento si te estoy lastimando de alguna manera, porque nunca lo haría a propósito. Esto es quién soy, y yo quiero que sepas quien soy, mereces saberlo después de 14, casi 15 años. Espero que hablemos de esto como otro momento de unión, otro momento para compartir conmigo y no una tragedia que enlutaría el resto de nuestras vidas. Te quiero con toda mi alma, mamá

Solo espero que tu también me ames, independientemente de cualquier cosa,

Tu hija,

M.

__________________________________________________________

Querida hija,

Estoy orgullosa de tí y te quiero, sin el “independientemente de cualquier cosa”.

Lamento haberte confundido con mis actitudes. Yo de corazón creo en la tolerancia, pero debes entender que no fuí criada de esta manera, asi que algunas veces no me comportaré como sé que debo. Tu serás un hermoso reto para mí, necesitaré tu ayuda.

Si no me siento completamente feliz con tu anuncio, es porqué sé que viene un duro camino para tí, de intolerancia, de odio, y es por ello que te ratifico que puedes contar conmigo y tu papá para lo que sea. Lo importante es que estés sana, y feliz lo cual se agrega a tu inteligencia y madurez.

Demás no está decirte que nada ha cambiado con este anuncio, tu eres mi niña y lo serás por siempre, aunque esta carta me haga pensar lo contrario.

Un beso inmenso,

Tu mamá

1 Comentario

  1. wao.!! esta reacción debe ser de un pequeño porcentaje de padres q comprenden esta situación ojala todos dieran esa respuesta asi seriamos mejor ser humano comprencibles y razonal ante este tema la homosexualidad no es una enfermedad la homofobia si, hasta un punto en matar gays por el simple hecho de odiarlos estos si tienen q ir a psicologos o psiquiatras con el instinto de asesino q llevan por dentro, pero en vzla aun existe el tabu asi q faltara tiempo para q eso se tome a la ligera tengo amigos y conocidos gays y son muy inteligentes trabajadores sociables muy buenas personas al igual q todos nosotros ademas tengo una prima que es gay pero es un sol la quiero mucho ella no nos a dicho en nuestras caras pero ella sabe que sabemos y no la hecho diferente de los demas asi q espero que algun dia este tema se maneje maduramente.

    feliz dia ;)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here