Anarcocapitalismo, del Estado a la Libertad

26
170

El mejor gobierno es el que menos gobierna, diría Thomas Jefferson. Todo Estado, desde el punto de vista anarquista, coarta la libertad, libertad para decidir sobre sí mismo, de qué se quiere y qué no, y la libertad implica la libertad del mercado. El Estado, al controlar empresas, los precios, el cambio de divisas, además de los medios de comunicación, libre tránsito, ectétera, está coartando la libertad de cada individuo, por tanto, para que haya más libertad debe haber menos Estado, o menos gobierno.

La teoría o doctrina que defiende toda forma de gobierno (socialismo, socialdemocracia, comunismo, etc.) es opresiva, es decir, lo que para la socialdemocracia, o socialismo, o toda propuesta de “izquierda” que intente, a través del control económico, impuestos a las empresas, control de precios, expropiaciones, para que con ello “distribuir equitativamente bienes y servicios” sería, desde este punto de vista, antilibertario.

Es la propiedad privada, no estadal, no comunal, la que garantizaría esa libertad individual. la reducción del Estado no significaría caos, ya que precisamente son los Estados, con sus medidas restrictivas, los que originan el caos -la locura de la guerra y la arbitrariedad de la regulación gubernamental y el saqueo-.

Para algunos detractores de esta teoría es que el capitalismo es opresor, pero lo que es realmente opresor son los Estados capitalistas, al no haber Estado, o reducido en su máxima expresión, no tendría que haber opresión, ya que sería mutuo acuerdo en la libertad del mercado.

La premisa de peso que defiende esta teoría es que nadie debe gobernar a nadie, ni nadie debe permitir ser gobernado. Por tanto, este sistema de gobierno actual venezolano, que tiene el eufemismo de “socialismo”, como cualquier tipo de gobierno que pretenda en algún modo controlar el mercado o el pensamiento, es, en definitiva, contrario a la libertad.

GD Star Rating
loading...
Anarcocapitalismo, del Estado a la Libertad, 5.0 out of 5 based on 4 ratings
Artículo anteriorJohn Carter: Avatares de la Fantasía Líquida
Artículo siguienteAitor:fin del experimento troll
avieso libertino pitiyanqui facineroso inicuo vago y maleante hereje indecente acosador sexual xenofóbico fascista salaz proxeneta polígamo malhablado patán homofóbico solipsista corruptor de menores cruel perverso ríspido golpista cabillero siniestro agente de la cia tratante de blancas desvergonzado hampón insolente iconoclasta mafioso neonazi lacra social infiel deicida cáustico infame mordaz perverso jacobino ruin pornográfico maligno pérfido lascivo sádico jíbaro lujurioso sicario lacayo del imperio psicópata mujeriego procaz chulo sanguinario uroxicida puto racista fugitivo de la justicia soez lascivo antisocial detestable canalla blasfemo despiadado escoria obsceno cabecilla de crápulas faccioso despreciable aficionado al estupro pinche drogadicto apátrida incestuoso sabandija tocador de damas sicalíptico terrorista sibarita antisemita sectario promiscuo antisocial e hinchapelotas

26 Comentarios

  1. No soy demasiado seguidor de esta linea ideologica (Comulgo mas con el anarcocomunismo).

    El capitalismo seguiria existiendo, por ende el valor simbolico de las cosas, la cosificacion y el trabajo de la gente seguiria teniendo un valor impuesto que no tendria sentido. Soy de los que piensa que el valor de las cosas es algo imposible de calcular, y el anarcocapitalismo basicamente dictaria lo que muchos piden por aqui: Libre mercado, y seguirian existiendo desigualdades en tanto todos pudieran ponerle precios de locura a las cosas que trabajan “porque asi sienten que su esfuerzo es recompensado”.

    Donde queda el cooperativismo, la ayuda mutua, la politica del regalo, pues ahi si que no se.

    Habra que leer mas sobre el anarcocapitalismo para saber. Pero a simple vista parece un reclamo al Estado que no permite el libre mercado, siendo asi que el anarcocapitalista deja de serlo en tanto este se permita, “haiga o no haiga Estado”.

    ResponderResponder
  2. Tampoco soy experto en el anarcocapitalismo (no soy experto en nada), pero de lo poco que entiendo podría quizá responder algunas cosas, a medida que me vaya metiendo en el tema podría ir agregando más cosas.

    Según entiendo no habría imposición de nada, por tanto hablar de “valor impuesto” no cabría en esta propuesta, se podría decir más bien “valor consensuado”.

    Los precios de locura tampoco tendría sentido, ya que sería lo que se llama la ley de oferta y demanda la que controlaría, por decirlo de algún modo, las alzas y bajas de los precios.

    “Donde queda el cooperativismo, la ayuda mutua, la politica del regalo, pues ahi si que no se.”

    Esa pregunta, compa, la dejo de tarea, trataré de responderla luego.

    ResponderResponder
  3. Yo no creo (demasiado) en la ley de oferta y demanda. A veces me pregunto si en realidad se da lo que se pide o se impone algo y luego se compra. Quizas son ambas cosas.

    ¿Valor consensuado? Yo digo que es imposible calcular el precio de algo. El precio monetario. El trabajo en si mismo tiene demasiadas variantes, desde el esfuerzo, el estado emocional, las herramientas usadas, las condiciones climaticas, etc. Demasiados factores que no se tienen en cuenta, asi, ¿Como puede una persona estar de acuerdo con otra en cual es el valor capital de su producto/produccion? Ahi entra la “mano invisible” del mercado, la ley de oferta y demanda, que establecen un precio que, casi al azar, consideran como el justo y el que se debe pagar.

    No hay apoyo mutuo en tanto se siga apoyando un sistema que va, principalmente, de enriquecimiento individual, obviando a los demas. Basicamente, seguiria siendo competencia, en mi opinion.

    Y de existir capital, eso implicaria que seguiriamos hablando de propiedad privada, cosa en la que no creo. Aunque no llego al extremo de no creer en la propiedad en si misma (hay algunos asi), si creo que la propiedad, asi como puede ser privada, tambien puede ser colectiva, al alcance de cualquiera, vaya.

    Por cierto, lo que dices de que el Estado controla todos los factores de produccion no siempre es asi. Eso es solo en gobiernos totalitarios y “comunistas” donde la mayoria de los medios de produccion los controla el Estado. Pero hay otros paises donde se les da cancha a las empresas privadas para que hagan lo que “quieran”. Se fomenta el libre comercio, etc etc.

    ResponderResponder
  4. Chorizo, la solidaridad no puede ser decretada bajo ningun sistema, si fuera decretada mediante impuestos para pagar X cantidad de ayudas ya no es solidaridad, el anarco-capitalismo solo da libertad si quieres ser solidario hazlo, nadie te detiene pero no puedes exigirle a los demas que lo sean.

    Es cierto cada quien hace un juicio de valor, de su trabajo y las cosas que compra, pero nadie hace un intercambio comercial sin ser en beneficio mutuo entre el comerciante y el comprador, los precios bajan en el libre mercado porque la competencia lo exige, si pones el precio alto nadie te compra y si lo pones muy bajo no tienes ganancia, la ley de la oferta y demanda no puede ser decretada o inutilizada siempre esta hay, bajo todos los sistemas solo que muchos piensan que la pueden controlar y fallan.

    Y no dudo que en el libre mercado, hay mucha desigualdad pero siguiendo una cita de Arturo Uslar Pietri que explica mejor mi punto de vista:
    “No se puede ser libre e igual. ¿Por qué? Porque si hubiera una libertad absoluta entre todos los hombres la desigualdad sería monstruosa: no todos los hombres somos igualmente fuertes, no todos los hombres somos igualmente inteligentes, no todos los hombres somos igualmente aptos para muchas cosas. (…). De manera que la igualdad y la libertad son contradictorias como término”.

    Si lo que pides es igualdad de resultados entonces pides la eliminacion del estado de derecho, porque si el estado quiere igualdad de resultados debera tratar a cada una de las personas de manera diferente, y esto se llama vulgarmente corrupción.

    ResponderResponder
  5. “Yo digo que es imposible calcular el precio de algo”.

    ¿Cómo calcular algo incalculable? Concibes que, por ejemplo, vayas al mercado y le preguntes al verdulero:

    -Oiga, ¿en cuánto vende los tomates?

    -Pues no sé, don, ¿en cuánto me los compra?

    -Pues no sé… Usted dígame en cuánto.

    -Es que no sé, usted dígame en cuánto me los compra.

    ¿Y así ad infinitum?

    El apoyo mutuo es que yo te doy algo que necesitas, y vos me das algo que yo necesito, y le damos un valor de cambio consensuado, porque podríamos hablar de trueque, que de pronto me digas “te doy diez quilos de papas por quince de tomates, ¿va?”, pero entonces te digo, “no bro, no quiero papas”, y es lo único que tenés, ¿entonces? Hay que darle un valor monetario, por eso tampoco confío en el trueque.

    Cierto que hay gobiernos que fomenten el libre comercio, pero aún controlan ciertos aspectos económicos, como los impuestos, por ejemplo.

    ResponderResponder
  6. @Chorizo
    Esto es introducción a la economía.
    Supongo hablas del “punto de equilibrio”, que claro que se puede calcular:
    “El postulado de la oferta y la demanda implica tres leyes:

    I.- Cuando, al precio corriente, la demanda excede la oferta, el precio tiende a aumentar. Inversamente, cuando la oferta excede la demanda, el precio tiende a disminuir.

    II.- Un aumento en el precio tiende, más tarde o más temprano, a disminuir la demanda y a aumentar la oferta. Inversamente, una disminución en el precio tiende, más tarde o más temprano, a aumentar la demanda y disminuir la oferta.

    III: El precio tiende al nivel en el cual la demanda iguala la oferta”.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Oferta_y_demanda

    Y así sucesivamente. ¿El interés de discutir esto en 2012 es… cuál, exactamente?

    ResponderResponder
  7. No, no es eso de lo que hablo. Hablo de que calcular el precio de algo en base a ciertas directrices es dificil no, imposible. Porque no es solo la mano de obra, sino el estado emocional del trabajador en cuestion, las herramientas utilizadas que a su vez provienen de alguien mas, y asi.

    ¿Interes? Pues hablar paja, al menos por mi parte. Es un tema que me gusta, las distintas variantes del anarquismo. Poco mas..

    ResponderResponder
  8. La verdad que de economía sé lo que sé de ingeniería aeronáutica, por tanto esas preguntas que hacés no las podré responder por ahora, podés consultar con la audiencia o llamar a un amigo.

    Para ciertos “puristas” del anarquismo, el anarcocapitalismo no es anarquismo, sino una especie de “extremo-neoliberalismo”, que no hay que confundir con el rechazo o intento de abolición del Estado del anarquismo con el “lassez-faire” absoluto del libre mercado del anarcocapitalismo, que el anarquismo está en contra del capitalismo. Puede que tengan razón, quizá los que impulsan o defienden esta teoría podrían replantear el nombre, qué se yo.

    Aún así, creo que el anarcocapitalismo sí coincide con el concepto originario del anarquismo, que es la libertad absoluta de cualquier tipo de coacción, venga de donde venga, y si, como entiendo del anarcocapitalismo, que no es el capitalismo en sí el opresor sino los Estados, los gobiernos, que usan el capitalismo como ente opresor.

    Pienso también que esta teoría estaría más emparentada con nuestros tiempos, aunque llame la atención el anarcocomunismo, como decís vos en uno de tus post, suena muy bonito sobre el papel, pero creo que en esta época, tal y como nos desenvolvemos, es imposible.

    Seguramente estaré bien equivocado, pero es lo que creo.

    ResponderResponder
  9. Si nuestros antepasados no hubieran sido mejores que los demás en cierto sentido, no estaríamos acá.

    El ser humano es competitivo por naturaleza.

    ResponderResponder
  10. Si nuestros antepasados no hubiesen cooperado no estariamos aqui.

    El ser humano no es competitivo por naturaleza.

    ResponderResponder
  11. Ciertamente no “cooperaron” con las otra especies de homínidos a las cuales EXTERMINARON.

    ResponderResponder
  12. Y eso de no “creer” en la ley de oferta y demanda me huele a que es lo mismo que no “creer” en la ley de gravedad.

    Ya se sabe lo que le pasa a los que no “creen” en la ley de gravedad.

    ResponderResponder
  13. Antes de cualquier observación estéril y fuera de lugar: las otras especies de homínidos estaban formadas por individuos tan humanos como lo podemos ser nosotros, de manera que si H. Sapiens fuera tan solidario y desprendido de por sí, se hubiera cuidado mucho de no exterminar a dichas especies.

    Es sólo que había un detallito… la competencia por el sustento era feroz (¿competencia, dije? qué mala costumbre la mía).

    Pero claro que ante los prejuicios ideológicos la evidencia paleontológica es puro gamelote.

    ResponderResponder
  14. ¿Son quemados como herejes igual que los que no creian que la tierra era plana? :D

    ResponderResponder
  15. “¿Son quemados como herejes igual que los que no creian que la tierra era plana? :D”

    De nuevo: cuando aprenda a plantear su argumento como un hombrecito y se deje de mamaderitas de gallo, estaré más que dispuesto a conversar.

    Y si no, no.

    ResponderResponder
  16. Pero ciñéndonos al tema, eso del anarcocapitalismo no me parece buena idea en absoluto. Después del desastre financiero del 2008 está bastante claro que hace falta alguna regulación. Entre menos, mejor, pero alguna.

    ResponderResponder
  17. “Y eso de no “creer” en la ley de oferta y demanda me huele a que es lo mismo que no “creer” en la ley de gravedad”.

    Hay que recordar que la la ley de la gravedad es una ley natural, la ley de la oferta y la demanda es una ley creada por el Hombre, y todo lo que es creado por el Hombre puede ser destruido por el Hombre mismo, a la gravedad no.

    “eso del anarcocapitalismo no me parece buena idea en absoluto. Después del desastre financiero del 2008 está bastante claro que hace falta alguna regulación. Entre menos, mejor, pero alguna.”

    Ahí está lo jodido, porque entonces un tipo de regulación de dónde vendría, del Estado?, de “la sociedad civil”?

    ResponderResponder
  18. “Hay que recordar que la la ley de la gravedad es una ley natural, la ley de la oferta y la demanda es una ley creada por el Hombre…”

    Quizá la Ley de Oferta y Demanda no sea una ley “Física”, pero es una ley económica que se cumple siempre y cuando los bienes sean escasos (limitados, o sea, casi todos), es decir, se cumple todo el tiempo.

    Contestando a Frank, en el anarco-capitalismo si existen controles, solo que éstos no son generados e impuestos desde un gobierno centralizado sino que son creados y aplicados por las distintas jurisdicciones a las que deciden acogerse los individuos. Por eso ala anarcocapitalismo se le conoce también como sistema de ley policéntrica.

    ResponderResponder
  19. Lo que quise decir Corbu es que el dinero, en que se basa la ley de la oferta y la demanda, es creación humana, por tanto puede destruirse, en cambio la ley de la gravedad es basada en la fuerza de la gravedad, que no puede nunca ser destruida, ¿me explico?

    Y gracias por la explicación de la ley policéntrica, ahí vamos aprendiendo.

    ResponderResponder
  20. “Lo que quise decir Corbu es que el dinero, en que se basa la ley de la oferta y la demanda, es creación humana, por tanto puede destruirse.”

    No creo. Esa ley no se basa en el dinero. Es perfectamente aplicable a un sistema de trueques.

    Porque en el fondo comprar (con dinero) es simplemente hacer un trueque, un intercambio: yo te doy dinero y tú me das un CD, o un par de zapatos, o un serrucho. Luego el que me vendió el CD va a la farmacia y cambia ese dinero por un antigripal, y el farmacéutico va al supermercado y cambia el dinero por una mano de cambures, and so on…

    Lo que causa por ejemplo la inflación, y esto se lo vas a escuchar a cualquier economista serio con el que converses (yo no soy economista, pero he hablado con varios sobre estos temas) es la escasez relativa de bienes para transar. Si hay mucha liquidez, los precios aumentan casi que automáticamente.

    Suponte que mañana deja de haber dinero y que tú tienes unas gallinas. Las gallinas ponen huevos, pero no puedes comer sólo huevos. Entonces vas donde un tipo que vende queso y le dices que te de medio kilo de queso por una docena de huevos. Suponte que TODOS tus vecinos van a ofrecerle el mismo trato. Para el tipo es muy fácil obtener una docena de huevos. Pero también necesita, por ejemplo, zanahorias. Si le llega sólo un tipo con un huacal de zanahorias, para él las zanahorias van a tener más valor que los huevos. Las zanahorias del carajo podrán comprar más queso que tu docena de huevos.

    No sé si el ejemplo está claro. No soy economista, pero es lo que entiendo del problema (he tratado de informarme, porque me afecta directamente).

    El que piense que los precios pueden bajar gracias a la solidaridad humana está meando a tres kilómetros de la bacinilla. Esa vaina nunca va a pasar.

    ResponderResponder
  21. Yo dije que no creia “demasiado” por algo. Porque vale, uno puede pensar que en tanto un producto tiene mas demanda, mas oferta. Ok. Pero como saber cuando no te estan imponiendo algo?

    El ejemplo mas claro es la musica. Viene el Grunge, y uno puede pensar que era una movida que el publico pedia, pero en cambio, si se estudia el mercado, se crea una necesidad, una demanda, y a partir de ahi, se satisface. Y a partir de ahi sale entonces la oferta de la ley y de la demanda.

    No se si me explico.

    ResponderResponder
  22. “Por eso ala anarcocapitalismo se le conoce también como sistema de ley policéntrica”.

    Interesante concepto.

    ResponderResponder
  23. “Porque vale, uno puede pensar que en tanto un producto tiene mas demanda, mas oferta. Ok. Pero como saber cuando no te estan imponiendo algo?”

    Porque se trata de un efecto perfectamente observable y medible, que los economistas se han encargado de verificar.

    Por alguna razón, se ha creado un sistema que permite la creación *artificial* de demanda, es cierto. Pero eso no invalida el hecho observado: a mayor *demanda* de un bien (aún cuando sea creada artificialmente), mayor su precio.

    Si ese sistema de creación artificial de demanda no existiera, el principio básico se seguiría observando.

    ResponderResponder
  24. Y un detalle, que este sistema de “libre mercado” lo veo como un pac man que come, come, come… pero en algún momento las pastillas se tienen que acabar, ¿no?, y eso como que se está viendo, ¿no?, según que algo así pasó en la isla de pascua.

    ResponderResponder
  25. Si que deberían de buscarse un nuevo nombre a su ideucha esos desgraciados.
    Esos carajos quieren un mundo de vigilantes privados, de “libre mercado” en donde sabemos que lo que de verdad les importa es su dinero porque ellos son productores. Ellos asalarian a quienes matan de hambre y piensan que “son libres de aceptar” la basura de trabajo que les ofrezco.
    ¿Porque estos carajos no hablan nunca que pasa con el plus valor?
    Porque ellos creen que van a cambiar el mundo si siguen planteando el trabajo asalariado y proteger los bienes???, sus bienes claro, que consiguieron explotando a miles de miles todo este tiempo.
    ¿Saben ustedes que piensan ustedes los anarcocapitalistas de el tema de la lucha armada? o de la defensa o autodefensa como ellos les llaman….. Son casi unos aguilas negras, son unos asesinos de pobres a plomo limpio, son en resumen lo mas reaccionario en cuanto adefensa de la propiedad privada. Ellos plantean familias armadas defendiendose de las hordas de pobres.
    Pero Ribertrop tiene razón, no solo le viene bien a Venezuela, le viene tan bien, que vivimos esta mierda liberal extrema maquillada de democracia y socialismo desde hace quien sabe cuanto.
    FARSANTES Y CHARLATANES!!!!!
    LA ANARQUÍA JAMAS SERÁ COMPATIBLE CON EL CAPITALISMO

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here