patología científicas en los medios populares


 Por lo general los periódicos y revistas para meter la coba que también sus lectores leen sobre ciencia (En vez de promocionar a los aristides bastidas) revisan las páginas de PloS, science o Nature y buscan los trabajos mas bizarros y los traducen para sus lectores.
 No digo que eso sea malo, por si mismo, el problema es que por lo regular toman trabajos que aun no han sido debidamente comprobados, por otros laboratorios independientes.
 El ejemplo máximo de esa manía fue el “descubrimiento de la fusion en frio”, cuando lei la noticia en el periódico, yo un lego en fisica, no me la crei, casi enseguida hable con mi hermano que el si sabia de fisica, pero era pesimo para explicar, y ahí si salí confundido, pero creí entender (tenia un pizarrón y lo llenaba de formulas locas) que el tampoco lo creía.
 La noticia apareció en Newsweek, Time y en todos los periódicos.
 A los pocos meses fue desmentida.
 Y en muy pocos medios apareció el desmentido y si apareció fue en un recuadrito.
 Eso pasa mas frecuentemente de lo que se piensa.
 II
En el año 2006  un grupo anunciaron un gran hallazgo, descubrieron que el retrovirus de los ratones XMRV estaba estrechamente relacionado con el cáncer de próstata.
 (eso si salio en los medios)
 Otros  laboratorios  no estaban de acuerdo, pero la controversia continuaba. En medio de ella, otro grupo publico en el 2009 que el XMRV estaba relacionado con lafatiga crónica, un síndrome que se pensaba que era sicosomático.
(esto también salio en todos los medios)
 Naturalmente se formo la zanpadera, todos gritaban, algunos se jalaban los cabellos, otros iban a una orgia y el motivo era el XMRV.
 El asunto fue tan grave que termino con un investigador en la cárcel, amenazas de muertes y el descrédito de las hipótesis del retrovirus
 (eso si NO salio en los medios)
¿Qué fue lo que paso?
 Ya sabemos que los políticos son unas nulidades en ciencia, leyeron los periódicos y las revistas, ellos pensaban que era una ley como la relatividad y se alarmaron, nadie les dijo que ese paper aun no había validado.
 Y ¿Cómo responden los políticos? Pensaron que eso afectaba el suministro de sangre y pusieron un gran grupo de investigadores a saber si las muestras de sangre estaban contaminadas, otros grupos se pusieron a buscar en la sangre los marcadores para la fatiga crónica.
 Millones de dólares se repartieron, algunas comisiones fueron jugosas y pagaron un fin de semana con las porristas de los Cowboys de Dallas.
 Los investigadores no son tontos y antes la perspectiva de un fin de semana con las Cheeleader se volcaron como locos a investigar el retrovirus.
 Al poco tiempo comenzaron los problemas, como es sabido detectar los retrovirus es complicado Y no consiguieron detectar el virus ni en los pacientes con SFC ni con los de próstata.
 En vista de ello algunos comenzaron a buscar soluciones alternativas  a ello. Al final se encontró que las muestras estaban contaminadas con el XMRV de ratones en las que habían dado positivos y mas grave aun también descubrieron que los proveedores también habían mandado material contaminado para realizar las pruebas y se concluyo que  los virus no tenían nada que ver con esas enfermedades y que fue solo contaminación.
 (¿A que eso no lo leyeron en los periódicos?)
 La prueba concluyente fue con un análisis evolutivo del retrovirus; Fue contaminación y no hay tu tía.
 Eso no ha evitado que muchas personas sigan pensando que el SFC y el cáncer de próstata tiene que ver con los retrovirus.
 Y todo debido a que una investigadora Judy Mikovits continúo con el tacataca
 Y convenció a los pacientes de esas dolencias que era una conspiración para evitar que ellos se curaran.

 La vaina comenzó a convertirse en un movimiento y sacaron  pegantita para los autos diciendo ““It’s the virus/XMRV” Estos activistas comenzaron a bombardear a los investigadores pidiéndoles que  “dijesen la verdad” (¿alguien se recuerda de esa frase?) Los llevaron a los comités de Éticas de las universidades alegando que esos científicos “estaban a sueldo de las imperialistas y capitalistas empresas farmacéuticas” Y hasta amenazas de muertes.
 El caldo estaba pasando a morado.
 Es claro que Judy Mikovits no promovió directamente esos comportamientos, pero no hizo nada para evitarlos y menos para tratar de ser razonable.
 Cuando otros investigadores (ya acusados de fraude por los seguidores de ella) le pidieron una muestra de la cepa que ella utilizo, se negó. Otro fue despedido (ella era la directora del instituto) al pedirle la muestra.
 Un Blogger de temas científicos consiguió una diapositiva donde ella mostraba sus resultados, Y resulto ser muy diferente al que ella presento a la revista Science.
 Eso en mi país se llama fraude.
 Claro que se defendió, diciendo que esto y lo otro. Pero fraude.
 Ella entonces tuvo una idea genial, saco sus cuadernos de trabajo y toda la data de la computadora para que no se pudiera demostrar que realizo fraude.
 Fue acusada de robar propiedad del instituto y el hecho que se negara a compartir las cepas es una grave falta a la ética.
 Le salio cana.  (cárcel)
 El comportamiento de ella no es único, muchos investigadores en campos como el cambio climático, seguridad de las vacunas y la investigación con animales, alimentos y otros hacen lo mismo
Por suerte la ciencia tiene un proceso de realimentación que evita esos fraudes en lo posible, esas publicaciones pasan el peer  ya que los datos suelen ser coherentes, y si tiene alguna falla solo se vera luego cuando se repliquen.
 Pero antes de ello los medios lo sacan en crudo y las personas en su mayoría ignorantes de todas las sutilizas lo toman como cierto.
 “Se descubrió un gen para el embarazo precoz” aparece en la tapa de todos los periódicos y luego cuando se sabe que es falso, nadie lo dice y queda como una verdad en la mayoría de las personas.
 Y si sale que era falso, crea mas falta de credibilidad en la ciencia, ya que dicen una cosa un día y al día siguiente se retractan.
 Y terminan por no creer en nada que venga de la ciencia.
 Es por eso, por la falta de divulgadores de la ciencia serios como Aristides bastida
 ¡Señor! Ten piedad de nosotros.
GD Star Rating
loading...
patología científicas en los medios populares, 3.8 out of 5 based on 4 ratings

xluis

aun estoy vivo y en venezuela,eso es algo que no es trivial. Soy gigolo profesional y buhunero free lance, actualmente estudio en la universidad bolivariana Marxismo aplicado a la geologia y sicopatologia del escualidismo

Más posts - Website


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

7 Comentarios

  1. Irina López dijo:

    Desde el punto de vista periodístico son dos los problemas: los cables noticiosos y los periodistas.

    Muchos de los cables que llegan a las salas de redacción, escritos por una agencia de noticia o el jefe de prensa de un instituto científico, tienen la audacia de afirmar que estos hechos son ciertos. Casi siempre llevan por título: «Resientes estudios (porque no saben adjetivar) demuestran que la fatiga crónica es causada por un virus».

    El lead es algo como: «Científicos de la Universidad de North Carolina, Estados Unidos, han descubierto que la fatiga crónica puede ser causada por un virus. Experimentos llevados a cabo con ratones ‘sugieren’ que…»

    ¿Notas la primera falla? Ahora viene la segunda. Muchos periodistas, por cuestiones de tiempo (hay que llenar con 300 caracteres la publicidad que se cayó en la página 5 del cuarto cuerpo) o de flojera, omiten la presencia de ese verbo transitivo en el lead: «sugieren».

    Para ellos la noticia no es que uno de los cientos de experimentos llevados a cabo cada año «insinúa» que un resultado pueda ser cierto. Eso en la jerga periodística es un «caliche». La noticia, en un mundo donde a pocos les interesa el tema científico, es que se descubrió o se está descubriendo la razón –la posible cura– del mal que aqueja a muchos lectores.

    El periodista en este caso no es periodista, es un mal publicista. Claro, suponiendo que el comunicador social se tome la molestia de redactar esa noticia, porque 80% sólo la copia. Son lo que llamamos «choriceros». Los de los noticieros (radio y TV) se llevan la diadema.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. xluis dijo:

    Caramba, Irina gracias por esa explicacion tan clara, no sabia de todo ese proceso, que me hace ver mas claro el problema.
    En este trato un problema y en el proximo voy a tratar el mismo problema de las divulgaciones cientificas, pero desde el punto de vista del investigador, para tratar de explicar la razon por la cual me muestro escéptico cuando me mandan un link sobre un tema.
    En dos articulos “comida peligrosa y en la critica a ZEITGEST me han puesto como refutacion a lo digo una serie de articulos cientificos, y como les doy poca credibilidad a la mayoria (no todos) me critican debido a que yo quiero saber mas que los demas.
    El proximo sera sobre la razon que muchos cientificos luego que publican sus paper los rechazan y la cantidad de ellos sube año a año, pero a pesar que sus mismos autores lo consideran falso o incompleto quedan en la red y muchas personas lo utilizan como referencias

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Gyubari dijo:

    Me irán a linchar por aquí pero siempre he creído que la gran debacle de los medios empezó el día en que inventaron la carrera más inútil del siglo: Comunicación Social. ¿De verdad se tardan cinco años en sacar lo que debería ser un diplomado o una especialización para profesionales? Estábamos mucho mejor cuando el periodismo era un oficio, a mi parecer. Por eso es que para enterarnos de las cosas seguimos leyendo a profesionales a los que les gusta escribir.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Irina López dijo:

    Interesante, Luis. Cuando publiques el artículo, házmelo saber, por favor.

    Gyubari, algunas escuelas de Comunicación Social intentan durante cinco años enseñarle a sus alumnos ética y objetividad, y no lo logran. Les dan herramientas como la semántica, lingüística, talleres de escritura, dicción, psicología social, filosofía, sociología, economía, estadísticas, etc., etc., etc., y todavía pesa el más el lado de la balanza en el que se encuentran los periodistas que: no saben entrevistar, desconocen lo que es un lead, cuerpo y cola, no tienen respeto por la lengua hablada o escrita, no se meten en los barrios, al primer tiroteo entran en pánico, no están dispuestos a trabajar 10 ó 20 horas al día, son corruptos, le temen a la búsqueda de la verdad, porque en la mayoría de los casos ésta podría ponerle fin a sus vidas, no saben mantener la compostura ni librarse de la carga emocional que hereda la monstruosidad: tragedias naturales, genocidios, cuerpos mutilados, cadáveres descompuestos, etc.

    Si todo esto pasa con personas que se formaron para ello (pregrado), no quiero imaginar lo qué sería si el periodismo fuera un postgrado.

    El resto de los profesionales que les gusta escribir o que se han sido picados por el mosquito noticioso, lo hacen, y son llamados columnistas en la prensa escrita y conductores de programas en la prensa radiofónica y televisiva. Y ¿quieres que te diga algo? Toma horas, valiosas horas del día –en una empresa donde un minuto en TV puede costar mil dólares, donde sesenta segundos puede significar la pérdida de una primicia para una revista, diario o portal en Internet, lo que generaría una fuga de lectores, pérdidas de publicidad, y sin dinero no hay salarios– corregir los textos de los columnistas, no sólo por problemas gramaticales, de estructura y de coherencia lineal, también por todos sus “ismos”, lo radical y lo turbio que puede ser su contenido.

    Sí, son columnistas, personas libres de dar su opinión –cosa que los buenos periodistas no pueden hacer–, pero la empresa no se puede dar el lujo de que un racista, clasista, homofóbico, pedófilo o violento, inste a través de su columna a la población a seguir su ejemplo. Y en radio y televisión ni se diga, ahí tienes a Mario Silva y a Oscar Yanes, dos ejemplares que aseguran que para ejercer el periodismo no se necesita estudiar una carrera.

    También te sorprendería saber que detrás de muchos blogs exitosos hay un pana editor-periodista o escritor que le echa un último vistazo a cada post antes de ser publicado.

    En fin, si ahorita el periodismo está en la etapa «plaga de langostas», tu solución es «Hercólubus», aunque entiendo tu molestia. De hecho, coincido contigo en un punto: se debe hacer algo para solucionar este problema. ¿Mi propuesta?: ponderar la nómina de profesores y ajustar el filtro; evitar que cuanto narciso sin talento, con aspiraciones a ser famoso sólo para contemplarse en las aguas mass media, no entre o no continúe la carrera. El que repita materias claves como los talleres de redacción, los periodismos, Radio, Cine, Televisión, Publicidad tres veces, para afuera. Que ese cupo le sea otorgado a alguien que sirva.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Irina López dijo:

    ¿Sabes qué, Gyubari? Olvida todo lo que puse arriba. Mejor escribo un cuento, y así, periodistas, no periodistas, jubilados del Seguro Social, me caen todos encima, o si bien les place, me ignoran ; )

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Gyubari dijo:

    Sí, me pasé de malacopa…pero es que esos ejemplos que pone xluis no son ni los más frescos, ni los más graves.
    Pero está mal meter a todos los profesionales en eso y a la carrera. Al igual que tú pienso que deberían incrementar los filtros pero no tanto en la universidad, porque si alguien quiere estudiar para cubrir noticias de farándula está en su derecho. Eso también es una industria y que genera bastante dinero y empleos, por cierto. El problema también son los dueños de los periódicos, ya no digamos radio y tv, que por ahorrarse unos reales no emplean a gente capacitada o no invierten lo suficiente en el personal de edición. Así es poco lo que se puede esperar.
    Espero el cuento, pa que me mandes a callar con estilo, jeje.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Frank dijo:

    Gyubari: eso es exactamente lo que he dicho siempre.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top