Monstruo de la Cobardía

3
346

No sabes cuánto deseo estar contigo en ese único templo en el que te puedo ver, en el que puedo admirar el aura de calidez que infundes en el aire.

Ese aire que es tan tuyo y mío y que es lo único que compartimos.

Ansiedad de reencontrarnos un día más en ese templo.

Dormir con la esperanza y con la maldita cobardía de poder algún día acercarme a ti.

Maldita cobardía, maldita seas.

Eres tan frágil que no me perdonaría un comentario desatinado.

Tienes magia, eres magia, con una sonrisa puedes cambiar el día de un simple mortal.

Yo soy un mago, un triste mago que aparece en tus ojos y en un parpadeo torpe desaparece.

Espero paciente en medio de tu camino para tener al menos una aparición.

Triste acto de magia que se repite a diario.

No me dejes, no me dejes aquí tirado esperando una sonrisa, soy un árbol a medio morir que necesita un poco de tu agua, una mirada, una mirada mujer, no sabes el poder que tiene tu mirada.

Quisiera robar un poco de tu aura de dulzura y guardarla para mis momentos más agrios.

Podría pausar el tiempo mientras mis ojos idiotas te admiran y sería feliz el resto de mis solitarios días.

Sentarme a tu lado es sentir ese temor, ese temor que me consume a fuego lento, temor que quisiera arrancar, pero me aferro a él como se aferran mis ojos a tus delicadas manos.

Tenerte cerca, tenerte cerca es un premio.

A veces me pregunto, como puede existir alguien tan frágil, tengo el deseo inmenso de protegerte.

Pero soy más frágil que tú.

Mataría monstruos por ti, pero no puedo matar a esa maldita cobardía que me invade.

Fue un premio o un castigo del destino conocerte ese día, ¿alegrías a momentáneas o desconsuelo eterno?.

Son tantas preguntas en mi cabeza desordenada, pero que al reencontrarnos en ese templo, se esfuman como una tenue bocanada de tu aliento.

Y al descubrir que es otro día tan cerca y lejos de ti, vuelven a crecer como hierba mala.

¿El amor verdadero espera desconsolado en sótanos oscuros?

Acabo esta nota, me voy a la cama con el  sedación angustiada y nostálgica de mañana comenzar este bucle de fantasías y necesidades nuevamente.

Maldito monstruo, algún día te venceré.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here