EL SEÑOR ESTÁ DESNUDO: EL CRISTIANISMO OBTUSO Y SUS DESFASES

25
81

El único cristiano que yo conozco murió en la cruz

Friederich Nietzsche

La semana santa ya está encima y, con ella, esos pequeños gestos que nos recuerdan que seguimos oprimidos por el discurso religioso. Calles trancadas por las procesiones, palmas y palmeros, doñas excitadísimas con rosarios y paseos por templos, sacerdotes felices al estar rodeados de “juventud, divino tesoro”… Claro que el peso de la religión es cada vez menor en nuestra vida diaria, afortunadamente. Sin embargo, y aunque a algunos les cueste admitirlo, sigue teniendo un impacto que entorpece la convivencia en una sociedad secular.

Por eso es importante que pongamos el tema sobre la mesa. Nuestra realidad inmediata es la de una presencia agobiante de cristianismo: gente que cree descalificar con el “pero no cree en Dios” o “es que no sigue los mandatos de la iglesia” (porque en el fondo esto es lo que dicen cuando critican a los gays, a los divorciados, a los poliamorosos y a todos aquellos que no nos conformamos a la imagen reducida de sociedad, familia e individuo que tienen los cristianos).

Hasta creo estar en lo correcto al decir que cada vez que dejamos pasar alguna de las estupideces que salen de bocas cristianas, somos cómplices de su visión retorcida de las cosas; de sus problemas con las pulsiones sexuales; con el placer, con la realidad social misma. Los pobres parecen no darse cuenta que la Edad Media se acabó hace muchos siglos, que la apelación a la autoridad es una falacia y que su mente estrecha, primero, no es la única forma de organizar a las sociedades y, más importante, no es ni siquiera la mejor. Sólo miren lo que pasa cuando se intenta negar la condición sexual de los humanos: curas enloquecidos por cuerpecitos ajenos.

Pareciera que la condición básica para ser cristiano, en cualquiera de sus formas se condensa en dos premisas fundamentales:

1. Obviar el hecho de que la biblia es solo un libro

2. Actúar como si nadie tuviese derecho a pensar distinto

Ambas caracteristicas se enlazan en una sola palabra, autoritarismo. La primera condición aludida expresa el autoritarismo epistemológico: “yo tengo la verdad en mis manos y está acá en este libro del año pum”; la segunda con el autoritarismo político: “como yo tengo la verdad tú tienes que hacer lo que yo diga, pues lo distinto a esto es falso y malo”.

Si nos aprendemos estas dos notas y cómo responder a ellas, dejaremos sin poder a cualquier cristiano con ínfulas de salvaguarda del reino (del más allá). Para aquellos interesados en devolver el golpe (en vez de poner la otra mejilla) dejó acá un modelo de réplica posible:

Mire usted caballero, o doñita emperifollada (¡me tienta cortar esta palabra con un guión!), resulta que, está bien, usted cree que su dios, como no tenía email mandaba libros sagrados. El asunto es que nosotros no creemos en eso. Punto. No, no hay discusión posible. Es usted el que tiene que demostrar que ese libro es sagrado de modo universal. La tiene difícil por cierto, pues ese “libro” es un pasticho de textos, provenientes de distintos sitios, en distintos lenguajes, con hechos absurdos, imposibles y hasta contradictorios. Así que, cada quien es libre de creer en lo que quiera, como hace el otro 83% de la población mundial (“cada quien es libre” debe enfatizarse furiosamente, y sí, los cristianos representan solo 17% de la humanidad actual). Así que crea y deje que otros crean lo que les de la gana, o que no crean, que al fin y al cabo eso es otra creencia.

Luego de esto, y precisamente porque tienen esas dos premisas escritas con sangre en la mente, el interlocutor va a seguir intentando convencernos, de manera epiléptica, como si fuese incapaz de entender lo que le decimos (¡así de embrutecedor es el cristianismo!). Si esto ocurre, desafortunadamente, no hay nivel para la conversación. Y lo que queda es trabajar para protegernos, cerrarles el paso porque sí, ellos tienen derecho a creer, pero no tienen ningún derecho en intentar dominarnos. En unos pocos casos la persona entiende y, sin respetarnos de todos modos, se va pensando que pasaremos la eternidad en el infierno. Por cierto, no te asustes si antes de dejar la conversación te da la bendición o te recita algún verso sacado de…, exactamente, del famoso librito.

Por todo esto es que son de cuidar, y por eso debemos afianzarnos en nuestro derecho a pensar distinto. Con esto entramos en el segundo punto, el de la lucha contra el autoritarismo político. Con esos buenos deseos, con esas ganas de que todos entremos al cielo (despues de amargarnos el aquí y el ahora con sus creencias), los cristianos terminen siendo peligrosos. No hay otro modo de decirlo: joden, joden y joden la paciencia. No son capaces de quedarse quietos, mucho menos callados fuera de sus iglesias. Se sienten envalentonados en su misión de traernos buenas nuevas a nosotros que no se las hemos pedido (como los españoles con los pobladores originarios de América). No se dan cuenta que tenemos cabeza para pensar (y ahora que lo pienso, tal vez es ese su problema).

A estas alturas del siglo XXI, algo que debe darnos confianza es que son ellos los que deben justificarse. No nosotros. Y, eso sí, la tienen dificil. Por ejemplo, ¿por qué tenemos que reproducirnos en este mundo superpoblado? ¿Por qué Cristo sobre Krishna o Buda? ¿De donde proviene la autoridad moral de la iglesia católica, toda vez que ya está más que derrumbada? ¿Dado su proceder, no aplica a Benedicto la definición de terrorista? Estas serían unas de las cientos de inquietudes que deberían plantearse antes de siquiera empezar con su retahila de regaños.

Así que cuando Eduardo Monzón ([email protected]) nos indica en el suplemento Iglesia Católica en Valencia de Notitarde del domingo 17 de Abril de 2011 que “las creaciones de Dios son perfectas” y bla, bla, bla, la cosa se despacha rapidito. Nos está repitiendo los lugares comunes sacados de ese libro que algunos creen sagrado. Venga, el que quiera tiene derecho a ahorcarse en el palo que mejor le guste o convenga. Pero por favor, no pretenda que eso va a cambiar el pensamientos de una mayoría que, simplemente, dejó de creer en cuentos de hadas.

Y para que vean que tanto amor al prójimo es de todo menos sincero, el autor en cuestión nos deja la perla de Leviticos: “Si alguno se juntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre”. ¡Imagínense un mundo regido por ideales católicos! En este mundo ya abierto a la diversidad, el posible escenario es claro: inquisición de nuevo, y pena de muerte para los gays: “han de ser muertos, sobre ellos será su sangre” (Lv 20: 13).

No soy yo quien lo dice, son ellos quienes piden a gritos que contengamos esa furia asesina que se presenta como “el amor de Dios”.

GD Star Rating
loading...
EL SEÑOR ESTÁ DESNUDO: EL CRISTIANISMO OBTUSO Y SUS DESFASES, 3.8 out of 5 based on 11 ratings

25 Comentarios

  1. Chamán, tú sabes que te aprecio y que me pareces un tipo muy lúcido… cuando escribes sobre otros temas.

    Acá no he podido pasar del cuarto párrafo sin ceder a la tentación de preguntar (aún a riesgo de que el resto del artículo responda la pregunta) ¿qué propones? ¿acabar con el cristianismo? ¿con los cristianos? ¿ninguna de las anteriores? ¿todas las anteriores? ¿perseguir a una comunidad por lo que piensan y por como actúan? (esto último debería sonarte familiar).

    Mucho ojo con esto, porque tengo la impresión de que en nombre de preservar los valores de la revolución liberal (que comenzó con las revoluciones de independencia y con la francesa) se pretende ahora perseguir por razones religiosas.

    Saludos.

    ResponderResponder
  2. “Con esos buenos deseos, con esas ganas de que todos entremos al cielo (despues de amargarnos el aquí y el ahora con sus creencias), los cristianos terminen siendo peligrosos. No hay otro modo de decirlo: joden, joden y joden la paciencia. No son capaces de quedarse quietos, mucho menos callados fuera de sus iglesias.”

    Me parece que estás siendo peligrosamente autoritario también. Espero estar malinterpretando tu texto, pero esto me parece un obvio ataque a la libertad de expresión.

    ResponderResponder
  3. “cada vez que dejamos pasar alguna de las estupideces que salen de bocas cristianas, somos cómplices de su visión retorcida de las cosas”

    ¡Excelente, chamán! No había querido leer el tuyo hasta haber redactado el mío, para evitar influencias y tal, un cuidado un tanto tonto si se tiene en cuenta que al criticar lo mismo, probablemente se hará en líneas similares, como creo que ha sido el resultado.

    Lamentable lo de Notitarde. Mucho más lamentable que seguramente se escuden detrás de la ridiculez de que las opiniones que aparecen reflejadas en los los artículos publicados no son responsabilidad del diario sino exclusivamente de los autores. Pero en el caso de ayer, les salió terrible. Les dieron durísimo, las críticas por twitter no cesaron en todo el día de ayer e incluso todavía hoy continúan, además de las críticas a viva voz y por otros medios, como ésta, la mía, y también las de otras amistades.

    ¡Saludos!

    ResponderResponder
  4. Frank, leo tu crítica y reconozco que teniendo la oportunidad acabaría no con los cristianos sino con el cristianismo (en realidad acabaría con la idea de dios a secas, sea cual fuere). Así soy yo. Lo siento. Pero yo no ando por el mundo tratando de convencer a quien cree que deje de creer, ni mucho menos condenándolo a un castigo eterno del alma por hacerlo.

    El problema no es el cristianismo como tal. La fe puede tener alguna utilidad en lo personal. El problema es el poder detrás de las religiones, que no es otro que el poder de moldear y dirigir sociedades, cuando no al mundo entero. Y esto dista muchísimo de ser el caso de la opinión de Chamán, la tuya o la mía.

    Siempre que se exponga una opinión, sea quien sea el autor, se pretende de una u otra forma afectar a la opinión del otro, sea para modificarla, afianzarla, reducirla al ridículo o molestarle. Pero cuando esa opinión, que no es más que eso, tiene el poder de orientar a la sociedad en uno u otro sentido, es ya un arma peligrosísima.

    OJO: No pretendo responder aquí por Chamán. Espero su respuesta.

    ResponderResponder
  5. Me parece que ustedes están siendo peligrosamente generalizadores. Que por UN articulista en UN medio determinado no se puede condenar a TODO un grupo humano. De hecho he tenido esa misma impresión leyendo el artículo de Chamán.

    ¿Cuál es la idea? De lo que ustedes están escribiendo a las persecuciones hay un trecho muy corto. De nuevo: ojo. La manera de liberarse no es esclavizando a los demás y la forma de pedir tolerancia y respeto no es eliminando a los otros.

    ResponderResponder
  6. “Frank, leo tu crítica y reconozco que teniendo la oportunidad acabaría no con los cristianos sino con el cristianismo (en realidad acabaría con la idea de dios a secas, sea cual fuere). Así soy yo. Lo siento. Pero yo no ando por el mundo tratando de convencer a quien cree que deje de creer, ni mucho menos condenándolo a un castigo eterno del alma por hacerlo.”

    Esta respuesta es fascismo puro, chamo. ¿Cómo es eso de “acabar con los cristianos”? ¿estás diciendo que los mandarías a campos de exterminio?

    No, ya veo que no andas convenciendo a nadie de que deje de creer, solamente lo pondrías ante la disyutiva (si pudieras) de escoger entre la vida o sus creencias.

    Torquemada estaría orgullosísimo de discípulos como ustedes.

    ResponderResponder
  7. Leíste mal. No dije acabar con los cristianos. Dije acabar con el cristianismo. Y luego agregué que no sólo con el cristianismo, sino con la idea de dios. Luego reconocí que en el plano personal la fe puede tener alguna utilidad. Es decir, que para mí el mundo perfecto es el mundo sin religiones institucionalizadas.

    También acabaría con la política (pero no con los políticos, quienes tendrían que dedicarse a otra cosa).

    ResponderResponder
  8. sí, me acabo de dar cuenta de que metí un “sólo” después del “no”.

    En todo caso lo de “acabar con el cristianismo” sigue siendo autoritario. Cada vez que alguien dice que hay que “acabar con el Islam”, por ejemplo, se arma la gorda. Alguien dice que hay que acabar con el cristianismo, y aquí no pasa nada.

    ¿Cómo se acabaría con el cristianismo? ¿se prohíbe, se mata gente, se encarcela? Sigo sin saber, y la idea sigue sin gustarme.

    ResponderResponder
  9. Pana, tu sabes que he tratado de razonar contigo sobre ese tema, al parecer te niegas aceptar todo tipo de razonamiento, o todos los argumentos que te he dado contra esa postura los has desechado, quizas debido a que te no deseas dejar ese tipo de odio, quizás por razones personales. En realidad te respeto cuando hablas de otras cosas, pero cuando dejas que tus mas oscuras obsesiones salgan de su madriguera, la cagas. Te voy a responder en un post, para poder explayarme

    ResponderResponder
  10. Creo que el ideal de una verdad absoluta y universal es un absurdo, que toda tendencia que intenta generalizar y obligar a una variedad tan grande de seres como la humanidad a encajar en un modo de funcionar en el mundo es un absurdo. Pero algunos necesitan entrar en una categoría, defiende la elección que has hecho sin ofender la de otros como los cristianos, sino eres lo mismo que criticas. “ser y dejar ser”. es un juego peligroso el de criticar un sistema de creencias sin aceptar que tu critica también deviene de un sistema de creencias. te la dejo pa q la pienses esta semana santa …y a los q se lo preguntan no soy cristiana

    ResponderResponder
  11. Unas par ideas para los críticos de este artículo:

    1) Decir ‘¿por qué criticar a los cristianos y no a los musulmanes que son peores con los gays?’ es caer en la misma necedad de los chavistas cuando dice que por qué criticar a Gadafi cuando los gringos han hecho cosas iguales o peores.

    2) Para acabar con el cristianismo y cualquier otro culto parecido (incluidas las sectas ideológicas) no hace falta matar a nadie. Sólo se necesita estimular el pensamineto crítico en el sistema educativo. Con crítica y razón se acaban los dogmas de fe.

    3) La comunidad homosexual está en todo su derecho de criticar y denunciar con dureza todo aquel que promueva el odio contra ellos/ellas. La iglesia católica tiene un discurso de odio público y notorio contra la comunidad homosexual, comenzando por su líder máximo en la tierra (el senador Palpatine). Asimismo, la religión cristiana considera sagrado un libro de ficción que profesa el odio contra la comunidad homosexual y otros grupos. Pronunciarse en contra de estos hechos públicos y notorios es, no sólo correcto desde el punto de vista ético, sino un deber de cualquiera que se considere defensor de los principios de igualdad.

    4) Salir con la excusa de que no todos los cristianos/católicos/musulmanes son intolerantes es, aparte que irrelevante para el punto en discusión, peligroso y dañino. Con esta posición se pretende invisibilizar principios que son dogma dentro de estos cultos. Se calla el debate sobre lo perjudicial de tales dogmas y se le da cobijo a los fundamentalistas, quienes terminan cubiertos bajo el paraguas de la tolerancia a las creencias religiosas. De hecho me decepciona ver las opiniones de ciertas personas que salen horrorizadas y ofendidas por este texto, cual doñas conservadoras y reaccionarias de la alta sociedad caraqueña (ojo, es una analogía en cuanto al comportamiento, nada de lucha de clases ni otras sandeces).

    Aquí Sam Harris explica de forma más clara y elocuente el problema con los moderados y con los apologistas que salieron por acá a abogar por el respeto de las creencias de los pobres católicos oprimidos de Venezuela:

    http://youtu.be/yalud8JPV7Q

    Los primeros 2 minutos del video lo dicen todo claramente

    ResponderResponder
  12. Sí, Warholio, lo que tú digas. Todos los católicos y sus cómplices somos una pila de guevones que no sabemos ni dónde estamos parados.

    De pinga la nueva tónica de Panfleto Negro.

    ResponderResponder
  13. Deja el victimismo Frank. Responde con argumentos.

    Explica por qué no hay contradicción entre ser ‘tolerante’ mientras y formar parte de un culto cuyos dogmas de fe incluyen una condena eterna de horror y sufrimiento para quien no los comparta.

    Convéncenos de que se puede ser tolerante e ir todos los domingos a un ritual dictado por alguien cuya misión consiste en regar el mensaje de que todo aquel que no forme parte del culto (incluidos los homosexuales, of course) merecen esa eternidad de horror y sufrimiento. También te agradecería que me señalaras las diferencias con las feministas chavistas que van a mítines en el balcón del pueblo a oir a Chávez decir que a Condoleezza le hace falta macho.

    Y más importante aún, explícanos por qué no se pueden criticar la prédica del odio contenida en dogmas actualmente aceptados por iglesias como la católica.

    ResponderResponder
  14. Warholio: entre todo lo que escribiste no hay ni una sola verdad. Para mí está claro que no sabes de lo que hablas.

    No tiene sentido responder con “argumentos” (qué sabrás tú lo que es eso, ninguno de ustedes tiene la más lejana idea de lo que significa “argumentar” salvo, quizá la que pueda tener un abogado) porque eso requeriría un interlocutor libre de prejuicios para dar fruto alguno. Para mí está claro que tú no eres ese interlocutor.

    Por otro lado, la tarea me sobrepasa. Emocionalmente no estoy apto para ello. Este tipo de discusión me deprime y no me da la gana en estos momentos.

    Saludos.

    ResponderResponder
  15. ‘qué sabrás tú lo que es eso, ninguno de ustedes tiene la más lejana idea de lo que significa “argumentar” salvo, quizá la que pueda tener un abogado’

    Por favor, ¿ahora vas a salir con una falacia ad hominem? ¿Es eso lo que te queda? Triste y lamentable. Echas tierrita y no juegas más. ¿Te vas a llevar tus juguetes también?

    Por cierto resulta irónico que vengas acá indignado por las supuestas generalizaciones que hace Chamán para luego llamar brutos a todos los abogados del planeta, a quienes les salió de retruque, sin tener vela en este entierro.

    En fin, ahí quedan afirmaciones que cuestionan la enorme contradicción entre llamarse tolerante y formar parte de cultos inherentemente intolerantes. También cuestiono la contradicción de quienes han predicado aquí sobre la validez de señalar las enormes inconsistencias de determinados grupos del status quo pero que ahora pretenden condenar esa crítica en nombre de no herir sensibilidades.

    Falta que ahora me salgan con una de ‘deja la criticadera y ponte hacer algo productivo’.

    ResponderResponder
  16. epale chaman. excelentemente redactado tu articulo (como siempre), pero pana, de contenido cero. chamo, no se si queda entre pataleta o culebra que tienes con lo catolicos o como La Puta de Babilonia de Vallejo, que queda solo en insultos y half-baked arguments. mi estimado, demasiado vision de tunel, todo es discutible, argumentable, criticable y mejorable, pero generalizando asi no llegamos a ninguna parte.

    esta vendiendo tu realidad como la REALIDAD (unica y exclusiva), y cada quien tiene la suya propia (valga la redundancia)
    Saludos

    ResponderResponder
  17. “Por cierto resulta irónico que vengas acá indignado por las supuestas generalizaciones que hace Chamán para luego llamar brutos a todos los abogados del planeta”

    Creo no haber dicho semejante cosa. Eso que estás haciendo se llama falacia del Hombre de Paja. No los he llamado brutos, sólo he dicho que tienen una idea un tanto sui generis de lo que significa “argumentar”, y que esa es la idea que suele tener el vulgo.

    ¿Se entendió, o se precisa una ilustración?

    Si fueras un interlocutor válido, entiéndase un interlocutor de buena fe, discutiría contigo. Pero no lo eres. No es que no tenga nada qué decir, es que no tengo a quién.

    ResponderResponder
  18. USTED ESTA SENCILLAMENTE MOLESTO CON LAS RELIGIONES… DIOS ES MAS QUE EL CRISTIANISMO. DIOS ES MAS QUE EL CONCEPTO QUE TENEMOS DE EL, HEREDADO DE LA ANTIGUA GRECIA… DIOS ES EL ALPHA Y EL OMEGA…

    ResponderResponder
  19. Excelente Chamán, siempre disfruto tus escritos, levantaste mucha roncha por ahí jeje…

    Frank: qué decepción viejo, otro católico más que patea la mesa y se va, en vez de argumentar sus posturas en favor de la Iglesia.

    ResponderResponder
  20. Clerici: lamento decepcionar a un completo desconocido que se esconde tras un seudónimo. Creo que no voy a poder dormir esta noche.

    ResponderResponder
  21. Por cierto, como hoy ando ladillado y con ganas de no hacer lo que debo hacer, me pongo a leer comentarios y veo que la mayoría se centran principalmente en el rollo de las generalizaciones.

    Con esa visión de que no hay crítica válida al cristianismo (o cualquier otra religión) como ideología porque ‘no todo los cristianos son iguales’ o ‘porque existen otros gupos iguales o peores’, entonces vamos a tener que evitar cualquier tipo de críticas a grupos o colectivos en general. Porque para tener algo de credibilidad hay por lo menos que tratar de ser medianamente coherentes.

    Van a tener que aplicar la misma perspectiva a los posts donde se ponen en evidencia las fallas y contradicciones del chavismo, la MUD, la clase media y la comunidad de artistas-hipster-intensos venezolanos, por nombrar algunos. Porque todos sabemos que en esos grupos (al igual que en cualquier otro) hay cierto nivel diversidad entre sus miembros. Olvídense de caricatiruzar o satirizar a ningún grupo.

    ¿O será que verdaderamente piensan que la totalidad de las personas que conforman la clase media venezolana son una manga de mongólicos que se la pasan twiteando sobre el olor del peo que se acaban de soltar?

    De repente el lenguaje figurado está prohibido en panfleto y no me había enterado.

    ¿O será más bien que está bien criticar a todo el mundo menos a los grupos religiosos?

    ¿De cuando acá son las religiones y deidades intocables en panfleto? A mi no me llegó ese memo.

    ¿Ahora resulta que panfleto está lleno defensores de lo políticamente correcto?

    ¿Pretenden que quienes expresemos duras críticas a cualquier culto de fe coloquemos un disclaimer antes de cada comentario donde explicamos que estamos conscientes que no todos los miembros de ese culto son ‘malos’ y que no abogamos por su destrucción física? ¿A ese nivel hay que llegar?

    Al final me parece irónico, que quienes parezcan necesitar de esa explicación sean los mismos quienes correctamente han explicado en el pasado lo absurdo que es el tener que incluir un párrafo de crítica a los adecos y copeyanos antes de cualquier crítica al chavismo.

    Yo en lo personal no me anoto en una de doble moral de cantarle sus cuatro a unos y ser permisivos con otros.

    Esa sí es una tónica para nada de pinga.

    ResponderResponder
  22. yo creo que el cristianismo es para la gente jodida, jesus el crucificado no hace ni ara nada por la gente que dia a dia meure condenada , masacrada hambrienta. y es estupido aquello que le corrsponde a la humanidad ayudar, nadie ayuda, cada quien trabaja por sus propios intereses. y eldios del que los cristianos y los catolicos se llenan la boca con la frase estupida de que es misericirdioso, no es mas que un labado de cerebro, los mantienen con la iusion de que seran premiados por dios si aguantan las injusticias de la vida. entoces que? hay que ser jodidos, destrozados, masacrados, hambrientos, explotados, para poder merecer el cielo.

    y claro que viven en la mentira aquellos acaudalados, que se dicen cristianos, porque piensan que con dar unas migajas a los mas jodidos, ya estan salvados, que estupidos.

    ResponderResponder
  23. DESDEMONA: Porque dices que dios es mas grande que el cristianismo? Esa afirmación vacua solo deja ver a una persona fanática e irracional. Dios no puede ser mas que un concepto amorfo. ¿Que le interesa a la humanidad si es alfa u omega??? Eso es irrelevante para los problemas de la humanidad, ostentar títulos sobrenaturales…

    ResponderResponder
  24. Excelente ensayo amigo. Pues, patear la mesa e irse. Algo así como cuando debates con un chavista y…

    De eso se tratan los dogmas: Creencias sin ningún tipo de fundamentos, y bajo un manto de intocabilidad impenetrable. Chávez es el salvador de Venezuela, Chávez es el culpable de absolutamente todo, Dios existe y me ama… Son cosas que jamás se cuestionan ante el que se halla poseído por el dogma. Saludos.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here