Eso que llaman “la oposición”.

Luego de haber hecho una de las peores y más torpes campañas de la historia electoral de Venezuela, la oposición logró tres cosas: 1) Quitarle la mayoría calificada al gobierno. 2) Conseguirle trabajo a William Ojeda y 3) hacer que Chávez reeditara su celebre ‘victoria de mierda’; esta vez, denostando a una periodista qué, con la agudeza de la que carecen todos los voceros opositores, le dejó ver la obvia manipulación de circuitos electorales que le permitió, con menos del voto popular, lograr la mayoría de cargos en disputa, al peor (¿mejor?) estilo de George Bush en la Florida, durante las fraudulentas elecciones gringas en el 2000. Remitirse al excelente artículo de Chamán Urbano al respecto.

Aparte de saber si William Ojeda podrá conservar su nuevo empleo, surgen otras preguntas, la más importante de todas es: ¿surgirá por fin una oposición seria de cara al 2012?

Cuando anunciaban los resultados realmente creí que era injusto, luego de un trabajo tan pobre, la oposición estaba obteniendo demasiado. Parece increíble que luego de casi 12 años de chavismo, todavía el Presidente tenga frente a sí a una gama inmensamente incompetente de políticos que se le oponen. En doce años no han podido articular una propuesta coherente, transformarla en consignas y llevarla a todos los rincones del país. A menos de dos años de la próxima elección presidencial, han sido incapaces de elaborar un cúmulo de políticas públicas de impacto inmediato y convertirlas en banderas. Y aún, no consiguen unos cuatro voceros que sepan elaborar un concepto y resumirlo en menos de un minuto; y que además, sepan confrontar a, ejem, “periodistas” pendencieros y burlones, con inteligencia y burlas más inteligentes.

Resulta insólito pensar que el Presidente, con medio país en contra —y medio país de los que le apoya absteniéndose o apoyándolo por mera falta de opciones— sigue siendo el único político que puede ganar las elecciones de 2012.

Obviamente, no se trata de mesianismo, o de estar pidiendo un “líder” del lado contrario, pero sí de que a estas alturas uno esperaría que del lado de las fuerzas políticas contrarias al gobierno, hubiera algo concreto que se parezca un poco a un ejercicio serio (y por tanto malicioso) de la política. Pero si ustedes fueron de los que se quedaron hasta la madrugada esperando el primer boletín habrán notado, como lo hice yo, que los opositores parecían niños comiendo algodón de azúcar, cuando escucharon el anuncio hecho por Tibisay Lucena. Podría jurar que los resultados los agarraron de sorpresa, que no esperaban estos niveles de participación, y que para colmo se daban por satisfechos.

Creo que cuando un grupo político lleva adelante una campaña electoral y no tiene proyectado el posible resultado, y por tanto no tiene un plan para asumirlo, puede decirse que ese grupo político es incompetente. Es que los políticos que hace tres noches estaban —como leí en un brillante tweet— parados en semicírculo, como si con eso estuvieran amenazando al gobierno, no estaban listos, ni para cuidar los resultados cerrados (obviamente porque daban por perdidos esos circuitos), ni para asumir la victoria en lugares imposibles (caso Anzoátegui). Es que ni las gracias le dieron a los anzoatiguenses, a pesar de ser una zona en la que siempre había ganado el gobierno cómodamente.

Sin ánimos de pontificar, creo que quedan dos años para:

1) Elaborar un plan de gobierno. Presentarlo al país (lean bien: al país, no al Cafetal), desglosarlo y convertirlo en consignas, en piezas comunicacionales que sirvan para:

2) Diferenciarse del gobierno. Arrebatarle el discurso social y desentramparse de sus propias contradicciones. Pasar de: “Estamos de acuerdo con las misiones, pero queremos mejorarlas”, a: “Con un gobierno encabezado por nosotros las misiones no serán necesarias, porque articularemos políticas reales de salud, educación y empleo como por ejemplo: TAL, TAL y TAL que serán perdurables y no pañitos calientes, y así se garantizará el mejoramiento de la calidad de vida de los venezolanos”. Los TAL deben llenarse con propuestas inteligentes, no debe ser tan difícil.

3) Convencer. ¿A quienes? Al sector blando del chavismo —más grande de lo que muchos piensan—, a los descontentos, y a los escépticos que sistemáticamente se vienen absteniendo en las elecciones recientes, esos son más de cuatro millones de personas.

4) Lograr una candidatura medianamente decente. Preferiblemente surgida de un proceso de primarias que permita dejar atrás el desagradable pescueceo que, presumiblemente, surgirá al momento de escoger dicha candidatura.

5) Descentralizar el voto opositor. Especialmente porque el gobierno lo hace particularmente fácil: la provincia es la que más sufre los cortes de luz, la carencia de servicios de salud, el deterioro de las vías de comunicación, el desabastecimiento de productos de primera necesidad, la pobreza, la falta de viviendas y un larguísimo etcétera, y sin embargo, es también la que más vota hacia el chavismo. Entre otras cosas, porque la oposición sigue empeñada en enclaustrarse en la urbe, e incluso, en ciertas partes de la urbe. Resulta increíble que en el 23 de enero se estuvo a menos de dos puntos de lograr una victoria opositora, y eso con una oposición para la que el 23 de enero no existe. ¿La oposición existe entre el campesinado?, ¿entre los pescadores?, ¿en los llanos? ¿Tienen planeando abordar esos nichos con propuestas y trabajo de calle?

6) Lograr condiciones justas. Un comentarista habitual de esta página se abstuvo, ¿sus razones? Cree que la oposición fue colaboracionista al aceptar esas draconianas condiciones para ir a votar. Ya va siendo hora de que esos señores que declaran todo el día en TV, tengan las bolas de frenar las artimañas legales que los llevan siempre en desventaja a los procesos electorales. Con 65 diputados, y algo de coraje, esto puede lograrse.

7) Hacer una campaña electoral. Hasta ahora, la oposición ha hecho campañas publicitarias y campañas de autoayuda. Pero una campaña electoral, no. A este grupo político le falta inteligencia, burdel y malicia para tener una agresiva campaña en los medios y en las calles que los lleve a concretar el punto 2. En tal sentido, el candidato surgido del punto 3 no debe tenerle alergia a la gente, no debe sufrir de ningún problema psicomotor que le impida caminar, no debe tener problema en sudar muchas camisas y recorrer de punta a punta todo el país, y en el camino, debe ser capaz de responderle a periodistas incómodos, improvisar discursos, conmover y motivar a las personas, y resumir la propuesta opositora en pocas palabras. Incluso, no estaría demás, que supiera desestabilizar al jefe de estado, y dejarlo en ridículo, como sí pueden hacerlo ciertos periodistas.

8) Defender el voto. A sabiendas de que es posible lograr una mayoría de votos en 2012, la pregunta es si dejarán que se los arrebaten, o sabrán articular una maquinaría que tenga la capacidad no sólo de lograr votos, sino también de hacerlos valer.

Technorati Tags: , ,

GD Star Rating
loading...
Eso que llaman “la oposición”., 4.4 out of 5 based on 11 ratings

John Manuel Silva

Escribo... No sé si mal o bien, pero al menos trato de hacerlo honestamente. Página personal.

Más posts - Website


TwitterFacebook

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

9 Comentarios

  1. Edgar B. dijo:

    Excelente Articulo. en el #8 preguntas ” la pregunta es si dejarán que se los arrebaten….?”. Si…sin duda alguna dejaran q les hagan eso y mas.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Frank dijo:

    Me parece injusta tu actitud, es como de “manager de tribuna”.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. xluis dijo:

    ojala solo fuera de incompetencia que sufre buena parte de nuestra clase politica. Por lo menos eso tiene cura.
    Vi con mas asombro que otra cosa, como muchos siguieron sus ambiciones aun en desmedro de obtener una mayoria si ibamos unidos. Los ejemplos sobran. Me sorpredio que no se dieran cuenta, que no captaran la magnitud del conpromiso en comparacion de sus minusculas ambiciones. y no renunciaran.
    Y eso si no se cura, son casos perdidos. el partido ecologico resto muchos votos, de la misma manera que otros partiditos..
    Me parece este escrito mas de ficcion algo parecido a la novela de Mark twain sobre como seria USA en e futuro. buenas intenciones, cosas de sentido comun para un politico razonable, el unico problema es que no existe politicos razonables, en ningun bando.
    de cualquier manera estas recomendaciones estan muy bien para un sistema normal. Pero esto no es normal. Hay que estar claro que en vez de calmarse, ahora vienen con todo, en estos tres meses van a tirar la ley de educacion, la ley de las comunas, y cualquier otra vaina que se le parezca, el gobierno no sabe y no quiere dialogar.
    La mayoria de tus propuestas, por mas razonables que parezcan no tienen sentido a este gobierno, algunas si sirven para esto.
    Pero te lo repito a los politicos de opo ni que se lo grites. es gastar pòlvora en zamuro

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. lenguaeniple dijo:

    Todo lo que escribí se borró por un error de la página, así que seré breve esta vez.

    Me pregunto si quien hace este escrito participa activamente en su Consejo Comunal/Asociación de Vecinos, en la planificación del presupuesto local mediante el Consejo Local de Planificación Pública, o al menos participa en las juntas de condominio de su edificio, o en la asociación culturas, deportiva o de padres y representantes del colegio de sus chamos. Es decir, me pregunto si el autor del escrito practica lo que predica o es uno más de tantos ha tomado por hobby ver la paja en el ojo ajeno sin ver la viga en el propio.

    Tengo serias diferencias con varios de los puntos planteados. Veamos: ¿con qué se come eso de “un cúmulo de políticas públicas de impacto inmediato”? Esa vaina me suena, así sin explicaciones, a más socialismo, más estatismo y más populismo demagógico.

    Difiero radicalmente del simplismo con el que se expresa en el punto número 6. Ojo no estoy en desacuerdo con la teleología del punto planteado, sino con la profusa ignorancia sobre política real y es que al final del punto 6 yo agregaría una pregunta: ¿Cómo? ¿Cómo con 65 diputados se puede lograr la modificación de la LOPE por ejemplo? El autor ignora que en política SOLO hay DOS formas de lograr un objetivo cuando se tiene enfrente a una oposición: negociar o usar la fuerza. Con el gobierno, con ESTE gobierno no hay negociación posible para abandone sus ventajismos, y la fuerza significa tener 83 votos, tener las armas o tenemos 2 millones de venezolanos movilizados en la calle como el 11 de abril de 2002. Insisto entonces con mis preguntas: ¿Cómo? ¿Cómo pueden lograr condiciones justas?

    También estoy en desacuerdo con el 8, el cual se presenta casi como un cliché pero que lleva veneno adentro pues solapadamente (aunque de forma evidente) deja entrever que la oposición se ha dejado robar en elecciones anteriores, sino fuera así no habría necesidad alguna de hacer esta afirmación. En este país hay gente tan ilusa (no digo que sea el caso del autor del escrito, aunque podría serlo) que todavía que cree que la oposición ganó el referéndum revocatorio de 2004 y nos los dejamos robar (digo nos porque soy opositor, no porque milite en partido alguno), aun cuando todas las encuestadoras (incluyendo Keller, IVAD, Datanálisis y Consultores 21) daban a Chávez ganador.

    De modo que, salvo que el autor afirme aquí que si participa activamente en la política local de donde vive, y si practica lo que predica, comparto plenamente la opinión de Frank: es la típica del manager de tribuna, que jamás se ha metido dentro del diamante, no sabe como se bate el cobre allí adentro y no tiene idea de la presión que tienen encima cada uno de los jugadores (y hasta los umpires) en el partido.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. John Manuel dijo:

    Gracias, Edgar.

    Xluis: Tal sea un poco naif. Pero bueno, considéralo un servicio público :)

    Frank: Ajá. Según tú, es “injusto” hacer estos planteamientos. Y entonces, ¿qué es lo justo para ti?

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. John Manuel Silva dijo:

    Hola, Lengua. Confieso que si alguien quería que comentara el artículo eres tú, porque he leído con admiración tus post en esta página y me parece que siempre has sabido señalar con agudeza las contradicciones opositoras que yo intento esbozar en este post.

    Para responder a tu pregunta: Sí. Fui observador del bloque opositor durante el referéndum para la enmienda constitucional que permitía la reelección indefinida. Y sí, participo de muchas actividades ciudadanas, en mi área (cultura), ya que no soy político, pero sí soy ciudadano y me interesa ser parte de las cosas que pasan. No voy “al colegio de mis chamos” porque no tengo, y probablemente nunca tendré.

    “Veamos: ¿con qué se come eso de “un cúmulo de políticas públicas de impacto inmediato”? Esa vaina me suena, así sin explicaciones, a más socialismo, más estatismo y más populismo demagógico”

    Es exactamente al contrario. Si algo admiro de tus textos es que siempre has dicho que te parece absurdo que la oposición siempre diga que su proyecto es el mismo de Chávez, “pero más democrático”. Cuando hablo de hacer una propuesta, me refiero, entre otras cosas, a definir claramente:

    ¿Qué sistema político y económico defienden los opositores? Es decir, ¿creen y respetan la propiedad privada?

    ¿Respetaran todos los preceptos de la democracia?

    ¿Piensan reformar el Sistema de Seguridad Social? Y si es así, ¿cómo?

    ¿Qué sistema de salud pública proponen?

    ¿Qué reformas en el sector educativo?

    ¿Cómo afrontarán el problema de la violencia y criminalidad?

    Creo que esas preguntas no son ni retóricas, ni simplistas, y mucho menos ingenuas: son las preguntas que cualquier persona que decida postularse para gobernar un país debería responder. Y más aún, deberían poder responderlas un grupo de partidos políticos que se venden a sí mismos como la alternativa al chavismo. Y si no pueden responderlas, entonces, definitivamente estamos jodidos.

    ¿“Populismo demagógico”? Eso es *exactamente* lo que viene ofreciendo la oposición. La campaña presidencial de 2006 falló precisamente allí: cuando a Rosales le preguntaban algo, siempre respondía cosas como “yo creo en las misiones, pero hay que mejorarlas”, “yo soy socialista, pero un socialista suave”, “yo creo que el socialismo es posible, pero con democracia”. Creo que la oposición de cara al 2012 debería plantear algo mejor que eso, algo más concreto, definir que es lo que vendrá después de Chávez, y no sólo pedir que votemos por ellos porque son antichavistas. ¿No te parece?

    “Difiero radicalmente del simplismo con el que se expresa en el punto número 6. Ojo no estoy en desacuerdo con la teleología del punto planteado, sino con la profusa ignorancia sobre política real y es que al final del punto 6 yo agregaría una pregunta: ¿Cómo? ¿Cómo con 65 diputados se puede lograr la modificación de la LOPE por ejemplo? El autor ignora que en política SOLO hay DOS formas de lograr un objetivo cuando se tiene enfrente a una oposición: negociar o usar la fuerza. Con el gobierno, con ESTE gobierno no hay negociación posible para abandone sus ventajismos, y la fuerza significa tener 83 votos, tener las armas o tenemos 2 millones de venezolanos movilizados en la calle como el 11 de abril de 2002. Insisto entonces con mis preguntas: ¿Cómo? ¿Cómo pueden lograr condiciones justas?”

    “También estoy en desacuerdo con el 8, el cual se presenta casi como un cliché pero que lleva veneno adentro pues solapadamente (aunque de forma evidente) deja entrever que la oposición se ha dejado robar en elecciones anteriores…”

    De la misma forma que se lograron condiciones relativamente justas para las presidenciales de 2006, y hasta para el referéndum de 2007. De la misma forma que se obligó a reconocer el triunfo de gobernadores opositores en sitios donde era casi inaceptable para el Presidente.

    Yo vivo en Miranda, y te puedo decir que aquí, específicamente a Los Teques y a Los Valles del Tuy, vino el Presidente varias veces a decir que no aceptaría jamás que “ratonsky” que ganara la gobernación. Pero al final debió aceptarlo, ¿por qué? Porque Primero Justicia, y los movimientos que apoyaron a Radonsky, se plantaron en los centros electorales, particularmente en los más incómodos, y defendieron los votos, realizaron las auditorias, y no se fueron de allí hasta que no les dieran las actas que le permitían al comando de campaña de Radonsky defender su triunfo. Hasta coñazas hubo en algunos centros de Los Teques y los Valles del Tuy.

    Tú visión de la fuerza es limitada: “ la fuerza significa tener 83 votos, tener las armas o tenemos 2 millones de venezolanos movilizados en la calle como el 11 de abril de 2002”
    No necesariamente. Fuerza también es ir bien preparados para unas elecciones en desventaja, saber defender los resultados, no dejar que nos tomen por pendejos, etc…

    Si te sirve una anécdota. Yo fui observador en un centro de San Antonio de los altos (zona casi absolutamente opositora, donde el chavismo es una insignificante minoría). Y aún así aquello fue un pulseo con los observadores chavistas, que no querían que se cerrara el centro, aunque ya no había electores en la cola, y luego todo un show para sortear la caja y hacer la auditoría en caliente. Pero nuestra presencia allí (la de todos los que éramos observadores por el bloque del no) fue fundamental para que el observador al que le tocaba irse con el acta, finalmente pudiera acerlo, como de hecho lo hizo. A pesar de que al final perdimos. Limpiamente, no lo niego.

    ¿La oposición se ha dejado robar elecciones nacionales? No. De ninguna forma, la mayoría del país ha votado por Hugo Chávez. Eso ni lo discuto, y llevo rato escribiendo en esta página al respecto. Pero yo si tengo dudas sobre, por ejemplo, el triunfo de Acosta Carlez en Carabobo, durante las regionales de 2004.

    Y de hecho, en el referéndum para la reforma, si los opositores, que esa noche *SÍ* actuaron correctamente, no se hubieran batido a las puertas del CNE para obligar al CNE a que diera los resultados que ya se conocían en todo el país, nos hubieran robado. ¿O no?

    Además, hay cientos de irregularidades, que tal vez no hayan afectado de manera significativa los resultados, pero que siguen allí, sin que los políticos opositores siquiera hablen de ellas. Por ejemplo, la gente con múltiples cédulas, o la gente que votó dos veces en el referéndum de la enmienda (Coño, Aristóbulo incluso votó dos veces frente a las cámaras de televisión), etc.

    ¿En las reuniones que se hacen previas a los procesos electorales, y en las que participa la dirigencia opositora, se han denunciado estas irregularidades? ¿Qué acaso esos dirigentes no suelen salir de esas reuniones diciendo “estamos satisfechos con la actitud del cne”, y salen *después de las elecciones* a señalar estas irregularidades cuando es inútil hacerlo?

    Yo, por supuesto, no he dicho que se pueda negociar con el gobierno. Coño, Lengua, yo no soy idiota, ¿sí? Pero sí, al menos dejar constancia de ello. Ir a las elecciones bajo protesta, dejando notar que a pesar de esas irregularidades se asiste a sufragar, pero que de ninguna manera se convalidan. Pero aceptarlas con una sonrisa, y luego, cuando ya es inútil, quejarse de ello, me parece un ejercicio fútil, por no decir, meramente fanfarrón.

    Y aquí, Lengua, entramos en una especulación muy personal: Yo creo que Chávez no va a entregar al poder fácilmente, creo que las elecciones de 2012 no sólo hay que ganarlas, sino hay que estar listos para defenderlas. Y eso, no sólo no es ingenuidad, es lo contrario. Tal vez mi error sea decir “la oposición” reduciéndolo a los dirigentes políticos opositores, debí decir que esa es labor de todos los que estamos opuestos al gobierno.

    Finalmente, yo no me presenté como observador en estas elecciones, porque francamente, la campaña me parecía tan vergonzosa y la propuesta tan contradictoria, que decidí no hacerlo, estaba desmotivado. Pero es muy probable que sí lo haga para las próximas presidenciales.

    Saludos de vuelta.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. lenguaeniple dijo:

    John, creo que son más cosas en las que estamos de acuerdo que en las que no. Mi posición político-ideológica (soy liberal) y mi participación en la política (que nunca la he hecho desde dentro de los partidos aunque en su oportunidad me invitaron a varios) estimo que me permite ser verdaderamente independientemente en mis análisis. Como quiera que sea, expreso mi agradecimiento por tus deferentes palabras en el post anterior.

    Creo que como casi todos, también pasé por esa etapa en la cual me parecía justo y necesario criticar a la oposición hasta que me di cuenta que mi posición era un tanto facilista y simplista (y quizás irresponsable): criticar los toros (o los toreros) desde la barrera es sumamente sencillo.

    Los políticos (chavistas y opositores) son los mejores que podemos tener con la ciudadanía que tenemos, es decir, los políticos son un reflejo de la sociedad que tenemos, hace algunas semanas releía un escrito que se le atribuye a Carlos Sicilia y que tiene varios años rodando por internet el cual suscribo plenamente. Se puede ver aquí bajo el título “Reflexiones de Carlos Sicilia”: http://dryiceman.ve.tripod.com/adkyndia/id12.html

    Cuando hablé de tener la fuerza y dije 83 votos, las armas o 2 millones de personas como el 11 de abril, esa última posibilidad creo que se puede entender como enunciativa y no taxativa. No tienen que ser exactamente 2 millones, y tampoco tienen necesariamente que estar marchando hacia Miraflores. Digo esto por lo siguiente: una cosa es defender lo que hemos logrado (llámese la victoria de la enmienda en 2007 por poner un ejemplo emblemático) y otra cosa muy distinta es hacer retroceder al gobierno en el ventajismo que ya este tiene. Según reflejan las encuestas la época en la que el presidente tuvo su menor apoyo popular fue en 2003 (cuando se convocó originalmente el Referendo Revocatorio y luego echaron para atrás las planillas y sacaron a Pizani del CNE dejándolo acéfalo hasta que pusieron a aquellas figuras que entraran al museo de la infamia como fueron Francisco Carrasquero, Jorge Rodríguez y aquel combo que tuvimos en el CNE). Chavéz lanzó una fuerte ofensiva social con las Misiones y a pesar de que teníamos 80 diputados (que son más que 65) en la Asamblea Nacional fuimos en brutales condiciones de desventaja al referendum del 2004. Estoy resumiendo esto al máximo, y tocando esto muy a grosso modo. Durante esa época yo me desempeñaba como Coordinador de Telemática y Proyectos de Súmate en el Estado Carabobo y negociar con los partidos (principalmente con Proyecto Venezuela) lo referente a la selección de los centros (200 centros de recolección de firmas de entre 335 centros de votación, y que los necios de ProVe para no quedarse callados objetaron UNO de los 200 centros de la propuesta que yo les presente) fue una tarea titánica, especialmente lo relacionado a los voluntarios donde todos los partidos querían que se les dieran vacantes para luego no poder llenarlas porque no tenían gente en muchos lugares. En fin, el punto es que debemos entender que luego de la catástrofe de 2004 con la derrota que sufrimos en el RR y donde nos dijeron o nos hicieron creer que nos habían robado el triunfo la oposición de calle casi desapareció, luego decidimos no participar en las elecciones a la AN en 2005 para reaparecer tímidamente de nuevo en 2007 encabezados por los estudiantes a propósito de la renovación a la concesión de RCTV.

    A lo que me refiero con todo lo anterior es que, sabiendo que con este gobierno no se negociar (aunque recordemos que en política no hay imposibles), lo que nos queda es aguantar y no retroceder, pero olvídemonos de lograr “condiciones justas” para ningún proceso electoral futuro, eso es irreal e ingenuo. No te engañes hermano, estemos conscientes que a cualquier proceso que vayamos lucharemos en desventaja y nunca en igualdad de condiciones. Entendamos entonces que la balanza (electoralmente) no se va voltear cuando en la calle tengamos 50,01% en las encuestas, sino cuando por cada 4 chavistas en el barrio hayan 6, en el mismo barrio, que están hartos de esta revolución de miseria, atraso, opresión e inseguridad.

    Tú haces una crítica sobre un punto que es álgido y es el hecho de que la oposición *acepta* las irregularidades para luego del acto electoral quejarse que fue injusto. Lo que sucede es lo siguiente, en el manejo real de la política tú tienes que sopesar elementos que no se toman en cuenta cuando escribimos críticas por internet. Por ejemplo, si denuncio que el proceso está amañado y que el gobierno tiene un grosero ventajismo y que el gerrymandering es una aberración que acaba con la representación proporcional, ¿no estoy jugando minando mi target electoral? Es decir, si yo sé que no puedo hacer al gobierno retroceder para lograr *condiciones justas* ¿no estoy haciéndome un daño enorme al hacer una denuncia que lo único que puede lograr es elevar la abstención perjudicándome directamente? La política, sin ánimo alguno de ofender, es más complicada de lo que parece desde un foro semi/pro-anarquista en internet.

    Admito que fui a votar con un pañuelo en la nariz pues ninguno de los candidatos por los cuales voté siento que me representa, pero la coyuntura me obliga a sobreponerme pues era eso o permitir, por inacción, el avance del proyecto comunista en Venezuela (y ya veo a Krisis venir por ahí a discutirme por enésima vez que Chávez no es comunista).

    Finalmente, hay algo que me preocupa un poco, tú dices “yo no soy político”, si te refieres a político militante de un partido, la gran mayoría no lo somos (incluyendo a quienes participamos en el Consejo Comunal, la Junta de Condominio, etc.), si te refieres (como debería ser) a ser un “animal político” (parafraseando a Aristóteles), todos los somos, solo que algunos le tienen cierto *asquito* a la palabra, pero por supuesto que somos políticos. Dejo solo como reflexión unas palabras de Bertolt Brecht para ilustrar la importancia que tiene SÍ ser político: “El peor analfabeta es el analfabeta político. El no ve, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. El no sabe que el costo de la vida, el precio del poroto, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado o del remedio, dependen de decisiones políticas… El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece e hincha el pecho diciendo que odia la política; no sabe que de su ignorancia política nacen la prostituta, el menor abandonado, el asaltante y el peor de todos los ladrones, que es el político corrupto, lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.

    Saludos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Frank dijo:

    Bueno John tampoco te molestes. Simplemente pienso que está pasando algo muy bueno en la política nacional y es que se está dejando en manos de los políticos. La estrategia política de la “sociedad civil” fue verdaderamente nefasta para el país con sus paros petroleros, sus bailantas y sus guarimbas. Ahora la oposición se está agrupando en torno a partidos políticos con una dirigencia política y me parece que la estrategia está resultando. Las cosas nunca se dan de la noche a la mañana, todo es un proceso que lleva tiempo. Aquí estuvimos jugando a la antipolítica durante muchos años, nos salió el tiro por la culata con el frankenstein este y apenas ahora es cuando se está intentando volver la política a su justo lugar en la sociedad. Creo que es un esfuerzo que vale la pena apoyar. Tus planteamientos están muy buenos, creo que esa es la dirección que se está tomando, pero me parece que hay que tener un poco de paciencia.

    Gran Saludo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. LetraAnalfabeta dijo:

    Muy buen artículo.

    Pienso que si la oposición desea capitalizar un triunfo en el 2012 debe de una buena vez comprender que Chavez no es un demócrata y que con simplemente llamar al voto y luego cruzar los dedos esperando a ver que sale de la caja de pandora del CNE no es suficiente.

    El pana Chavez es maquiavélico. Mientras la oposición estaba festejando en rueda de prensa, el otro señor no salió al balcón del pueblo porque estaba echando números, sacando cuentas y seguramente trazando la estrategia para ENYUCARNOS otra vez en el 2012.

    ¿Cuál es el próximo artilugio maligno que lanzará el presidente para asegurar la próxima victoria electoral? Esa es la pregunta que debe hacerse la oposición ahora y salirle al paso.

    Es verdad, en estas elecciones la oposición obtuvo una victoria, pero por carambola. Casi que ni se lo esperaban.

    Un punto a favor: La unidad. Quedó claro que no caben personalismos políticos, que deben sumarse voluntades de manera desinteresada. Hay que seguir trabajando en ello, la unidad se debe fortalecer y constituirse como un pilar para el próximo gobierno.

    Me parece importante el rol de Guillermo Aveledo, que actúo como coach de todos los demás candidatos permitiendo que ellos se encargaran de hacer su trabajo de político de comercial de TV. Hace falta eso, un estratega, una figura central garante de la unidad pero sin pretensiones personalistas (¿será posible alcanzar esto?)

    Cuando me pongo a pensar en el próximo presidente del país, prefiero que no tenga rostro. Me gustaría tener a alguien suficientemente humilde como para agradecer y confiar de la colaboración de terceros, de la unión de esfuerzos y una visión compartida.

    Es así, el proximo presidente no debe tener rostro, como la catira regional. Y por qué no? que esté tan buena como ella.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top