Franz Ferdinand 2010: a propósito de la amarga leche en polvo de Vinilo y Famasloop

72
333

Arribamos a Sambil a las siete y cuarto, con la copia de la entrada impresa en papel bond. El intricado sistema de “Water Brothers” confunde calidad de servicio con trámite burocrático, y nos obliga a hacer dos colas para entrar, en lugar de una. La primera para canjear el ticket. La segunda para ingresar al recinto. Era una situación kafkiana como de película de Terry Gilliam y Tomás Gutiérrez Alea.

Igual, tanta pompa corporativa en la organización se iba al garete, cuando los mismos empleados de la empresa te ofrecían pasarte a la grada de El Sambil, a cambio de cincuenta mil bolívares, para no hacer la fila india de niñitos con cara de regañados.

En mi caso, me abstuve de pagar por adelantado, para no despertar la ira de los puristas de la corrección política, quienes no me perdonaron el hecho de sobornar a un seguridad para acceder a la zona VIP de Metallica.

De cualquier modo, prefería ahorrarme el dinero para gastarlo en cerveza y comida, después de invertir una alta suma en la reserva de las localidades( pues fui con mi pareja).

En lo personal, y aquí va la crítica inaugural de la reseña, considero un robo la tarifa de “Franz Ferdinand”, cuyo repertorio no justifica el desembolso de 120 y hasta 200 dólares por persona.

Así, discriminamos a un gentío de poder disfrutar de la experiencia, y volvemos a convertir a la cultura en un asunto de exclusivo regocijo para una reducida élite de “supuestos entendidos”, de una pequeña burguesía de provincia con aires de superioridad cosmopolita.

De hecho, la compañía gusta jugar con la reafirmación de dichos complejos en su mercado, en su target de jovencitos y adultos contemporáneos, víctimas del fashion de la modernidad. Una ridiculez absoluta, una completa impostura, un mito alimentado por emisoras de radio, especuladores de oficio, una red de periodistas aduladores, un circuito de nuevas bandas y hasta un pelotón de diseñadores criollos.

Es la mentada ebullición de una generación de relevo, de creativos y afines, reconocidos por la prensa complaciente de la capital, en su empeño demagógico por conservar y consentir a su demanda, ante la ausencia de referentes y la necesidad de proyectar imágenes banales para la identificación colectiva.

Allí entra, como una punta acerada, la campaña de Felix Alluevca por hacer de los experimentos fallidos de su fundación, una alternativa sólida para el negocio de la oferta musical prefabricada, en respuesta al declive de la vieja escuela. Pero los descendientes de Zapato, Sentimiento, Caramelos y Desorden, siguen sin poder deslastrarse de la matriz estalinista de sus mentores, al depender de la aprobación del cogollito de costumbre, para surgir, tocar, luchar y tener vida en la escena nacional.

Por eso, la resistencia todavía es una materia pendiente, de cara a la vigencia de la dictadura de los verdaderos gestores de nuestra revolución de colores, de témpera, de papel lustrillo.

No basta con prometer el desafío a la norma, si continuamos lamiéndome las botas a la macolla de generales y coroneles del gremio. Al final, todo el esfuerzo por recuperar un actitud irreverente perdida en la historia, pareciera devenir en un irónico reforzamiento del status quo, de lado y lado.

El impacto es nulo en términos de real trascendencia política, y se diluye como un buche de Coca Cola entre los dientes de leche de una audiencia desnutrida, maleable, carenciada, desinformada, desactualizada y fácil de dominar a través de los paraísos artificiales de la fama, el éxito y la seducción mediática.

La imagen, la publicidad y el diseño se tragan a la música. Y la música tampoco es tan buena.

Si a ello sumamos, el estado de censura y de control de la radio contemporánea, el panorama dibuja un contexto nada halagador para el futuro de la expresión estética en el ámbito de la movida acústico-urbana. De seguro, la polarización también influye en la necesidad de levantar y erigir barreras donde no las debería haber.

En efecto,hay mucho de esnobismo en el entramado conceptual del concierto de ayer. En especial, de parte de la concurrencia estudiantil,casi infantil, y además de la incómoda representación vernácula en tarima. De lo peor de la noche. Un auténtico desastre digno para amenizar una fiesta de cumpleaños en las caballerizas del Country Club. De lo necio a lo cursi. De la falta de identidad a la soberbia de creerse con la facultad de descubrir el agua tibia en un río revuelto de nimiedades, clichés y cuestiones trilladas, ya superadas y vistas hasta la saciedad, de los sesenta en adelante.

No es recomendable tirárselas diferentes y de provocadores, cuando recaemos en el lugar común, en el manual de poses y convenciones de la maquinaría trituradora y procesadora del pasto de lo cool.Pero mejor comencemos por orden de irrelevancias y trivialidades.

A Vinilo Versus le asignaron, a dedo, la tarea de abrir fuegos en el desagradable anfiteatro del Sambil, donde te quitan los puestos al menor descuido, donde pagas por asientos, aunque las condiciones del espacio te obligan a ver el espectáculo de pie. Para la próxima, quítense la careta y tumben, de una buena vez, las butacas para el piso.

De paso, nunca entiendes la dirección de la sillas, si es hacia la derecha o hacia la izquierda, y por eso siempre tienes problemas para conseguir tu puesto. Anoche no fue la excepción, y corrimos con las consecuencias, sin apoyo de la desbordada delegación de protocolo. Cinco chamas y chamos, con cara de fastidiados, ubicando a la gente a los trancazos.

Tu por allá, tu por acá, sube, baja y encuéntralo por tu propia cuenta, mientras te llevas por delante las rodillas de como veinte desafortunados, en una gradas lamentables de escaso valor. El mantenimiento brilla por su ausencia.

Entonces, nos aposentamos y nos acomodamos, como pudimos, para escuchar a Vinilo Versus. Por supuesto, escuchar es un decir. Si acaso, la padecimos, la sufrimos y la asimilamos con sentido del humor, gracias a la ingente dosis de humor involuntario suministrada por la banda. Encima, para el momento, las birritas comenzaban a hacer efecto sobre nuestro organismo.Por tanto, la situación se prestaba para burlarnos y reírnos del disparate en vivo. El fantasmeo marcaba la pauta.

Ellos se vacilaban una de paveo rock star al estilo de Asier y El Enano, con look de galancitos de “High School Musical”, cantando una de serie de frivolidades ininteligibles. Ellos se querían solemnes, graves, serios, profesionales y seguros en su trabajo.

Nosotros los tripeabamos como una secuela inconsciente de ISA TKM, o como un remake de los Jonas Brothers en 3D. En pocas palabras, una vulgar sustitución de importaciones. Otros cuatro imitadores superfluos para la granja de clones del dueño de la hacienda.

Durante su breve rito de iniciación, el vocalista aprovechó para derrochar físico, modelar y desfilar con su porte de candidato de Mister Venezuela, más preocupado por el perfil de su copete que por el contenido de sus intervenciones en directo. Al concluir, tuvo la pésima idea de cerrar con el consabido llamado a “reconocer el talento nacional”, y a celebrarlo de forma ciega, más allá de su discutible calidad.En la prensa mainstream, atenderían a su invitación, al aplaudirle su tonta faena.

De tal manera, es imposible evolucionar, echa raíces y aprender a distinguir el grano de la paja. Ahí radica, colegas, una de las funciones del periodismo cultural.No la descarten por razones de compromiso,condescendencia y temor. Si la fuente se molesta, allá ella. Insisto, nuestra misión no es aplaudir o escribir panegíricos. Repito, nuestro norte es analizar, desmontar, replicar y cuestionar.

Luego Famasloop ascendió al proscenio y el desencanto se multiplicó por cien, debido a la inconsistencia de la cacareada propuesta de la banda, aupada por las páginas de Todo en Domingo y La Dosis.Acá las pretensiones son excesivas frente a los escasos resultados obtenidos.

Los integrantes llegaron con su escenografía de diseño a cuestas, para quemar sus fuegos fatuos en menos de treinta minutos. En esta oportunidad, la cantidad de periquitos, de parafernalia y de pirotecnia audiovisual, busca secundar o disimular la evidente puerilidad de un repertorio insípido y vanidoso, falsamente conceptual y original.

No es Cortazar, ni Rimbaud. Es poesía de kinder ilustrada y explicada para “dummies”, con casitas de Lego derribadas al menor soplido.

Famasloop se vende como un grupo de avanzada y de vanguardia, ideal para niños intensos. No obstante, camina a la retaguardia del género, dentro y fuera del país, detrás de lo clausurado y agotado por el funk de los Amigos, la fusión melancólica de los Cafetas, el tecno pop de los Británicos enganchados en la onda manga como Gorillaz, y el ingenuo experimentalismo de la tercera edad del Rock, de Pink Floyd a los inicios carnestolendos de Génesis, cuando se vestían de perros y de animales mutantes. Rebeldías estereotipadas consumidas, deglutidas e integradas en “This Is England” y en la Caracas de ayer.

Ver a “Famas” es como observar con hastío la repetición de un video loop de promociones de Sony Televisión, al calor de su tema paradigmático, “Nada que Ver”, bella declaración de principios del grado cero, de la entropía y de la pasteurización de la leche de la vaca, la puta de la vaca. ¿O era la Cabra? En fin, el adjetivo anglosajón de “wannabe” le cuadra a la perfección al sabor mimético y descremado de la ubre de Alian Gómez, adecuada para saciar la sed y el hambre de distinción de una tropa de compradores compulsivos de Platanoverde, Urbe y toda suerte de mercadería cool canchera en plan de revisitación irónica de nuestro acervo pop.

No en balde, “Famasloop” proyectó unos visuales con la cara de José Luis Rodríguez, para reírse de él. Por desgracia, el chiste es repetido, no produce gracia, y hace extrañar la presencia de El Puma en tarima, quien a diferencia de “Famas”, sí haría vibrar y saltar a la concurrencia, de arriba a abajo.

El momento cumbre de la perfomance del grupo, tuvo lugar cuando invitaron a Henry de “La Vida Boheme” al proscenio, para cantar “La Vaca”. Todos se pusieron su cachucha de ubre en la cabeza y Henry se la aguantó como sujetador.

De inmediato, estalló el climax de la sobreactuación, a la cadencia de los temblores y los movimientos hiperkineticos fotocopiados de un álbum de barajitas descoloridas de Mick Jagger, Pelle Almqvist de “The Hives” y “Green Day”. En paralelo, se fagocitaba la herencia epiléptica de Ian Curtis, al punto de desnaturalizar y pervertir la esencia del arrebato de locura dadaísta y anarcoide.

Antes, el desate y el descontrol del postpunk de Joy Division, Beastie Boys y The Clash traducían el descontento por la crisis y la depresión económica. Hoy, el mismo legado es prostituido como efecto, como forma carente de contenido, para servir de vehículo a una ideología conformista y adocenada, enarbolada y entonada para no ofender a nadie. Es un canto a la resignación y al escapismo como estilo de vida.

Henry grita, Alain se descarga con la guitarra y la energía se apodera de la atmósfera. ¿Pero para qué? ¿ Para desahogar el odio y la furia contra la máquina? No señor. Para cantar “la Vaca, la Vaca, la puta de la Vaca”. Parece una sátira, un gag de Saturday Night Live. Una mofa iconoclasta a lo “Spinal Tap”.

Definitivamente, los jóvenes talentos de Venezuela no necesitan de alguien dispuesto a caricaturizarlos. En realidad, ellos son la mejor parodia de sí mismos.Se matan solos como Chacumbele. Lamentablemente, cuentan con el respaldo de un aforo indulgente y benigno. Sea como sea, el Rey del Rock Nacional sigue desnudo a la espera de ser desenmascarado por ustedes.

Queda por saber si hay voluntad para la autocrítica, o es preferible mantener en alto el velo de la autocensura y la farsa teenager.

En último caso, “Famas” y “Vinilo” son dos esquemas cándidos e ingenuos, urgidos de refrescamiento y cambio de timón. De lo contrario, sucumbirán a la aplanadora de la historia, como sendos ganchos y anzuelos para el circuito local de la contracultura como show bussines, como materialismo histérico. Un círculo vicioso instrumental para consolidar el anillo endógeno de la revolución bonita. Aprendan la lección de Cuba, donde el rock le propina dolores de cabeza a la nomeclatura de los hermanos Castro.

Es tiempo de salir de la burbujita de cristal, del mundo feliz. Es hora de sacudir estructuras y de no limitarse a fungir de teloneros dóciles de “Franz Ferdinand”.

Obviamente, los escoceses vienen a Venezuela como turistas, a cumplir con su labor de hacernos pasar un buen rato. Y lo logran con creces. No hay discusión. Los tipos son increíbles y genuinos en lo suyo.

Sin embargo, nosotros como venezolanos debemos guardar una compostura diferente a la del extranjero visitante. Es decir, no podemos hacernos la vista gorda y vivir en la fantasía de Peter Pan por siempre.

El reto es crecer y desprenderse de los cordones umbilicales conectados a la memoria de los programadores de consenso.

Bienvenidos al debate por el futuro.

72 Comentarios

  1. Gracias Juan.
    Seguimos en el combate.
    ¿Aparecerán los implicados para discutir?
    Amenecerá y veremos.
    Aquí los esperamos con los brazos abiertos.

  2. Ojalá que no escurran el bulto.
    La idea es debatir con ellos y con sus fanáticos.

  3. Ooook!!! aquí es q uno se da cuenta de los resentidos que son pana!!! jajajajaja sean felices :-) sonrian,atrevanse a sacar ese nuevo rostro del rock nacional…dónde estan??? detrás de un blog lleno de críticas destructivas disfrazadas de palabritas intelectuales… transformen la vaina pues, en lugar de estar destruyendo a estos panas que sin ningún tipo de apoyo han logrado siquiera montarse en tarima con los franz ferdinand… y no se si sabían, pero a las bandas nacionales no se les permite subir ni utilizar el volumen adecuado para este tipo de espacios para no nivelarse con las bandas invitadas… no tuvieron prueba de sonido porque lo imbéciles de la aduana les retuvieron los equipos a los de franz ferdinand, obligándolos a pagar unos falsos impuestos que ya habían sido cancelados… qué verguenza de estado y de gente que los apoya, no se cansan de tanta corrupción, de vaina los únicos en probar sonido fueron los invitados (obviamente)… hoy más que nunca gritaremos esa PUTA DE LA VACA CON SU FALSA REVOLUCIÓN… entonces mis compatriotas, a hacer país, a trabajar duro para tener mayor diversidad… no los veo, A TRABAJAR CUERDA DE BECERROS!!!!

  4. Hola Sergio, debo decir que siempre me causa cierta ambivalencia el leer tus publicaciones porque por un lado subrayas cosas interesantes sobre las realidades que analizas y por otro lado a veces me parece que haces una descarga de rabia infantil maquillada con un palabrerío intelectualoide y presumido que siempre se vuelve desagradable. Me llama la atención la contradicción y el doble discurso con el que te manejas, te pones en la posición de criticar el trabajo de las bandas nacionales por su falta de trascendencia política y su conformismo y mientras tanto actuas de la misma manera al pagar tu entrada para el concierto a los precios que imponen las empresas e ir a consumir lo que te ofrecen, perpetuas el sistema corrupto que dices cuestionar al sobornar a los guardias para que te den acceso al area VIP de Metallica que ibas dispuesto a destruir supuestamente en ese momento. Entonces, desde tu hedonismo, si justificas la dosis de entretenimiento que te dan las bandas extranjeras pero no les das el mismo chance a las venezolanas que no parecieran tener el derecho de hacer su música y cantar sobre las banalidades que les de la gana porque deberían tener un compromiso mayor con alguna ideología específica. Es como si no soportaras los aspectos de ti mismo que ves en ellos, ese hedonismo y evitación en el cual están inmersos toda esta generación de niños criados por lo peor de MTV también forma parte de ti, eres incapaz de reconocer al otro de manera integrada con sus aspectos positivos y negativos ya que lo positivo esta escotomizado completamente de la imagen.

    ¿Realmente consideras que el entretenimiento por si mismo esta mal? Entonces deberías actuar en consecuencia.

    ¿Crees que toda propuesta artística debería tener una intención política y de cambio social?
    Eso suena como una postura bastante ingenua, además el arte entra primero en el plano de la estética que en el de la ética, en el mundo de los placeres antes que en el mundo del bien y el mal, forma parte de la diversidad de cosas que motivan a los humanos a moverse. Una cosas es evaluar a una banda por su propuesta estética y otra es juzgarla porque no responden a ciertos estandares éticos definidos por ti.

    Desruir y no reconocer el producto del otro nunca sera la manera de crear un futuro mejor ni de generar un cambio cultural verdaderamente positivo.

  5. uhm…ta bien…
    me agrada tu articulo, es bien conciso e interesante, lo menos que hablaste fue de franz, pero ya estoy acostumbrado a tus notas…
    igual Vinilo son divertidos, aunque loseran mas luego que se desteten de felix allueva, famasloop, igual…
    ademas el anfiteatro del sambil, es una estafa, todo lo que vaya para alla,asi sea popy lo enguevan a minimo 400 mil, y con el poco espacio lo meten a uno todo amuñuñao
    saludos men le seguimos leyendo

  6. Bien Yoko, aquí también estamos en lo mismo. No eres la única que trabaja. No sé cuál es tu problema o tu complejo con el hecho intelectual. En cualquier caso, tu defensa me resulta pobre e inane. Es casi una justificación. Ni refutas ni desmontas mi teoría. Más bien me acabas por dar la razón. Y finalmente me exiges pasar a la acción. En lo personal no me corresponde. Sólo cumplo con mi trabjajo de criticar lo que veo. Es todo.
    Gracias por comentar.

  7. Marco, creo que estás personalizando la discusión en demasía, para evadir el verdadero punto de la discusión. Vuelves a rebatirme, demostrando mis contradicciones, de las cuales ya hablamos a lo largo del artículo de Metallica.
    Dicho esto, pasas a decir que aplico un doble rasero, porque le acepto a Franz Ferdinand, lo que supuestamente le critico a las bandas nacionales. Yo no sé si no entendiste o si estás manipulando lo que leíste para no dejar tan mal parado al talento nacional, empeñándote en decir que el equivocado soy yo y no Vinilo y compañía. Eso es viejo, pana. Es una treta anticuada. Vuelve a leer. Yo estoy haciendo unas críticas bien puntuales al rock nacional, e intento separar del rollo a la representación internacional. Pero si quieres irte por ahí, me parece perfecto. Sin embargo, la comparación de Franz Ferdinand con Famasloop, poco le conviene a la última banda. La diferecia es del cielo a la tierra. De paso, Franz Ferdinand es consecuente con el estado de su entorno. Viene de un país del primer mundo, donde no te matan en cada esquina, tienes seguridad y puedes vivir tranquilo. No es el caso de Venezuela. Por ende, el pop de Vinilo y Famasloop me resulta y me parece tan desconectado de su realidad. Sea como sea, como bandas de gozadera y hedonismo, también dejan muchísimo que desear. Así que, Marco, la discusión no viene por aquí. Estamos claros que ambos grupos son de un perfil amateur más que obvio.

  8. “Es como si no soportaras los aspectos de ti mismo que ves en ellos” BINGO!!!!!!

  9. Es casi como que no soportaras los aspectos de tí misma que ves en mí.
    Buuuuuuuu!!!!

  10. Sergio, varias cosas:

    Primero, me dio la impresión de que me confundes con alguien más, ya que no comente nada en tu artículo de Metallica.

    Segundo, yo no digo que le aceptes a Franz Ferdinand lo que no le pasas a las otras bandas, se que hay diferencias en la calidad y en la propuesta de las mismas y que provienen de contextos distintos, etc. Lo que critico en primer lugar es la congruencia de tu discurso y tu acción, y sí, en este caso mi intención quizás es personalizar un poco la discusión porque me parece inadecuado que juzgues a 2 bandas bajo unos criterios que no pareces aplicar a ti mismo.

    Adicionalmente, no creo que te hayas tomado el tiempo de revisar el trabajo de Viniloversus y/o Famasloop ni antes ni después del concierto, lo cual es válido ya que si no te gustan no tienes porque escucharlos pero si vas a hacer una crítica decente si deberías revisar su producción de una manera mas extendida y no juzgarlos por una muestra de 30 minutos en un concierto. Es cierto que son amateur pero, si no me equivoco, nadie nace profesional. Simplemente creo que llegaste al concierto y como uno mas del montón de automatas altercentristas te dedicaste a decir “que ladilla estas banditas wannabe, quiero que empiece el espectaculo por el cual pagué” y desde ahí la crítica que puedes hacer es super banal.

    Toda lo que dices sobre Felix Allueva, de la Fundación Nuevas bandas
    y del control que tienen sobre la pobre industria venezolana del rock me parece valido y por eso no lo discuto, pero quisiera saber que otros caminos puede haber para las bandas que surgen sino es, por lo menos al principio, sacar provecho de los contactos que puedan ganarse con quienes manejan los medios que les pueden permitir darse a conocer. Se que es una comparación muy distante pero por ejemplo Trent Reznor no podría entregar su música gratuitamente por internet si no tuviese los millones que gano a través de la firma con disqueras que necesitó en un momento y que ahora puede criticar. Entonces, ¿Como pretendes que hagan las bandas venezolanas para darse a conocer? porque si tienes otras opciones estoy seguro que a muchos les gustaría escucharlas.

    Comparto contigo la idea de que las bandas no deberían vender facilmente sus almas y hacer la música que Felix Allueva y su combo quieren escuchar pero eso ya es una decisión personal y la gente que no tiene talento y que no trabaja duro por su vaina al final igual no perdura.

    Traigo un ejemplo a la discusión, La Vida Boheme, fueron ganadores del festival de Nuevas Bandas y esto les dio un puente para alcanzar otras cosas en su carrera. Y si revisas su material y vas a sus conciertos te puedes dar cuenta de lo interesante que es su propuesta, como no se pierde entre la monotonía de la mayoría de las banditas de rock venezolanas y lo mas importante la conexión que tienen con el público.

    Me parece que si vas a criticar al rock nacional tienes que contextualizarlo también en relación a las limitaciones reales que existen para las bandas de aquí. No creo que esto implique ser conformista ante proyectos mediocres, creo que esto puede implicar reconocer el esfuerzo y el trabajo del otro y a su vez fomentarlo.

  11. wowwwww qué inteligente soy!!! deberías lanzarte a la asamblea, allá pegarías perfectamente al lado de los disfraces nefastos que allí concurren…RESENTIDO!!! buuuuuuuuuu… eres un musiquillo frustradin?? ya se! te propongo escribirle directamente a los panas de vinilo y famas para que debatas abiertamente con ellos, porque de vaina caí en tu blog, obviamente colocando en el twitter los nombres de las bandas que tú aquí destruyes. Bueno capaz ellos también leyeron tu básica y triste crítica, pero estarán tan ocupados haciendo realmente bien su trabajo que no se molestan en responderle a tus fundamentos fatuos. Qué triste saber que te falta taaaaaaanto, toma unas clasesillas con alguien que te ayude a sacar tu odio interno, no se, o mejor averigua algún grupo de autoayuda, porque lo único que logras proyectar de ti como ser humano es lástima … mientras tanto aquí la gente depinga y buena vibra seguiremos gritando QUÉ VIVA EL ROCK NACIONAL!!! “EL SENTIMIENTO HA MUERTO” es hora de continuar… love guy!

  12. jajjaajajaja que risa tu articulo pana… necesitas relajarte. Hazte la paja (por alguna razon asumo que no tienes alguien que te haga la segunda) y sino fumate un porro. haz algo que no sea escribir tanta lloradera… PAra que cono fuiste al concierto si sabias que iba a ser una mierda…

    Creo que tanto vinilo como famas se dieron durisimo para las condiciones en las que se presentaron…

    me pregunto si tu tendrias las bolas de pararte frente a esa muchedumbre bajo esas circunstancias…

    Seguro toda esta critica surge a causa de algun resentimiento personal que tu tienes… sigue con tu blogsito y de repente las cosas van a mejorar… jajaja

    saludos… PAJUO!

  13. Bueno, Marco, te concedo el punto de la plataforma, aunque lo pongo en duda. En lo personal, considero a la fundación de Felix una institución caduca. Más hoy con las plataformas alternativas de lanzamiento y de proyección digital, disponibles para todo público a través de internet, donde ya no es necesario contar con el apoyo de Padrinos, mafias y cogollos industriales de la música. Por otro lado, lo del respaldo del público también te lo acepto. Sin embargo, ello no es garantía o sinónimo de calidad. Los chamos de ISA TKM tienen una base sólida de fanáticos, y no por eso, yo voy a salir a considerarlos o a respetarlos por encima de verdaderos profesionales desconocidos o casi anónimos. Cuento con un grupo de amigos, a quienes no les gusta figurar. Y ellos son treinta veces más valiosos que Henry, Vinilo y compañía. Sólo que no están en la onda del fashoneo, el cotilleo y el faranduleo. Finalmente, si he tenido tiempo de investigar en la materia. De hecho, hago la reseña con pleno conocimiento de causa. La única diferencia es que yo no me la paso de toque en toque, jugando con tempera, o esperando que Alian y Henry me iluminen con su sabiduría.
    Por último, no sé qué me quieres de mí, para que sea más consistente con lo que digo. ¿No salir de mi casa? ¿No hacer mi trabajo?¿No tomar cerveza, no ir al Sambil para no cooperar con el sistema de consumo? ¿Tirar bombas? Por favor. Mi labor es sencilla: hacer mis coberturas, mis análisis y mis críticas, como periodista y comunicador social que soy. Si para ello, tengo que compartir con un conjura de necios, pues lo haré. Así ha sido a lo largo de la historia. El papel del periodismo siempre ha sido ese, desde la época de los clásicos hasta la era dorada de Watergate. Hunter Thompson lo hizo así, por décadas. Igual Tom Wolfe y Norman Mailer. Yo quiero hacer algo similar en mi país. Desnudar y deconstruir nuestras fachadas de comodidad y estabilidad.Es todo.

  14. Sigue escribiendo así, Jason. Cada una de tus oraciones, de tus intervenciones, arrima agua al molino de mi punto de vista. Darme la razón. ¿Hacerme la paja? ¿No tienes una mejor idea para responder? ¿Crees que todos tenemos las mismas carencias que tú? ¿Crees que mi función es pararme delante de un escenario y hacer el ridículo? ¿No sabes que existe la crítica musical y la de cine? ¿ Qué crees que hacen los músicos de Green Day cada vez que les escriben una reseña negativa de unos de sus toques en la revista Rollling Stone?¿Llamar al editor y decirle que es un llorón y que nadie lo consuela, y que es un perdedor, y que no es tipo hecho y derecho, porque no se para delante de una muchedumbre? Nos seas ingenuo. Trancaría el teléfono en dos segundos y se echaría a reír.
    Por último, si eres tan valiente y malandrito, te invito a firmar con tu nombre y apellido para la próxima. Vamos a ver quién es el “pajuo” aquí. De pana, necesitas relajarte.

  15. Saludos, me alegra el dia tu artículo. Por los comentarios me recuerda a un cuento de Philip Dick donde el protagonista ve un ahorcado en una plaza y nadie parece verlo, lo denuncia a las autoridades y estos le explican que es un sistema para detectar a los mas despiertos y convertirlos en los próximos ahorcados.
    Totalmente de acuerdo en que las bandas deberian tener mas responsabilidad social ene sta sociedad del Gran hermano siglo XXI, sobre todo gracias al poder médiatico y la actitud servil que los groopis les otorgan. Creo que Baudrillard da el ejemplo de Warhol como genio en sus comienzos para luego convertirse en productor de copias sin escrúpulos, quitándole al arte todo valor y convirtiendolo en otro producto consumista fashion. Creo que es necesario esperar mas de todo, el conformismo es una cosa seria, gracias por escribir.

  16. Suerte con eso de ser un “comunicador social” que no acepta réplicas, y que “concede puntos” que rebate en las siguientes lineas. Tal vez algún día dejes de ser un wannabe de toda esa gente que mencionas…

    “Desnudar y deconstruir nuestras fachadas de comodidad y estabilidad” ¿ante quien? ante un grupo de amigos selectos que piensan igual que tu y que consideran que sus productos son demasiado valiosos para compartirlos con las personas inferiores y “menos valiosas” que conforman el resto del mundo, esa es una actitud bien desgastada también que debería decaer un poco con el paso de la adolescencia a la adultez.

  17. Bueno Sergio, ¿qué querés que te diga, ché… si esos chamos un día se despertaron y dijeron “papi, quiero ser rockero” y al otro día tenían sendas Mac G5, sendas Stratocaster y sendos Marshall?

    No patearon calle, no se montaron en buseta, no se quedaron sin empleo durante la era Thatcher, no son marginados sociales; no son muchachos de estos de Londres que, o se meten a estrellas de fútbol, o se meten a estrellas de rock, o se meten un tiro en la sien para no terminar como hooligans imbecilizados. No son como W. Axl Rose pasando hambre en LA antes de pegar con Guns, ni como Cobain que de verdad estaba recontrajodido en la vida y tenía que tocar para no morirse de la arrechera.

    Que no son ná, tío.

    Que no hay propuestas, que no hay ideas, que se soban y se resoban ideas viejísimas concebidas “hace muchos años, en una galaxia muy, muy lejana”. Que la rebeldía es triste e impostada.

    Es que el negocio era ese: la rebeldía. Una rebeldía esencial. La búsqueda de una libertad negada por unos adultos fosilizados y unas instituciones caducas v.g. el viejo Elvis meneando el esqueleto de forma obscena y fagocitando músicas afroamericanas en el Sur aquél del KKK y el Bible Belt. Un camionero con sobredosis de gomina e hijo devoto, con mucha más rebeldía dentro que éstos niñatos de Converse y lentecitos de pasta.

    Aunque te digo que no es culpa de ellos ni de Mr. Allueva. El rock and roll tiene años en coma, más o menos desde que St. Cobain se pegó el tiro.

  18. Sergio

    Encuentro tu articulo increiblemente obtuso.

    Debes tomar en cuenta, por lo menos en el caso de Vinilo, que son una banda que está empezando y que no ha madurado. Yo al igual que tu me parece que su musica es muy “jonas”, pero hay que reconocer su mérito.

    Me encant famasloop, me parece una banda muy interesante, que a ti no te guste es otro tema, pero tienes que darte cuenta del talento que tienen.

    Considero que La Vida Bóheme es lo más innovador que tiene Venezuela en ese momento.

    Trata de calmarte un poco y dejar de ser tan obtuso.

  19. No puedo evitar leer “es lo más innovador que tiene Venezuela en ese momento”, y reirme un poco al recordar otra banda innovadora que por el efecto del hype propiciado por su misma fanáticada y por negarse a relajarse y escuchar criticas, sencillamente crash and burn al chasquear los dedos. ¿Recuerdan a Todosantos? ¿Recuerdan?

    Los “alimentadores del ego” jamás han permitido (ni permitirán) que las bandas crezcan porque al instante en el que alguna se atreve a rebelarse en contra el falso establishment en manos de los mismos dinosaurios de siempre, ellos mismos se encargarán de destruirlas. Sólo que no tienen suficientes bolas para admitirlo.

    Creo que el público venezolano debe dejar de ser tan conformista, permitir que las productoras sigan abusando de la necesidad de entretenimiento en el pais, y aprender diferenciar una banda con la experiencia sufienciente para abrir un espectaculo internacional de la talla de Franz Ferdinand, a una banda que sólo puede cerrar un show intercolegial.

    Deseos no empreñan, asi como una palanca no le da credibilidad a una banda que no se la ha ganado.

  20. Gracias a Juan y a Frank por sus comentarios. Me levantan el ánimo. De verdad, sus post dan el clavo. Saludos.

  21. Estimado Sergio:
    A mi si me gusta la musica de Vinilo Versus. Respeto tu opinion, pero creo que yo no espero que Vinilo Versus haga musica de protesta, ya en el pasado cometi un error al pensar que Zapato 3, haria musica de protesta, cuando en verdad los que querian hacer algo de protesta era Desorden Publico, Seguridad Nacional, con su letra de la cancion: “Superman”. bueno y en general vi a un monton de grupos en los años 90 que tenian mucha letra de protesta pero de alguna manera desaparecieron de la escena subterranea, a esos grupos yo si les pediria que hicieran musica de protesta, mientras tanto hay que estar como los Babasonicos: “Haciendo lo que mas me gusta”… Los que hacen musica para la gozadera y para evadirse, tienen derecho a eso, y perderas el tiempo en criticarles su no-critica al sistema. tal vez esa sea su forma de criticar al sistema, algo muy indirecto…
    Yo conozco a suficientes Rockeros que estan en la miseria, y nisiquiera escriben una letra de protesta, por algo sera, a lo mejor sus espiritus estan adormmecidos, quien sabe…

    Posdata: ¿Puedes hacer una critica a la agrupacion: “Dame pa’ matala”?

  22. Curioso. En panfletonegro hay sendas reseñas de los discos de Famasloop y Viniloversus, uno que otro cartel de Vida Boheme e historias sobre el nuevas bandas. Casi todas positivas. Pero nadie comentó nada en ellas. ¿Será que tienen una policía del pensamiento activada?

    Creo que la deconstrucción que hace Sergio de ambas bandas es –cuando menos– argumentable. Hace treinta años la postura de apoyar ciegamente al “rock” “nacional” (énfasis en comillas) tenía algún sentido. Considerando que hoy puedo bajarme legal o ilegalmente todas las influencias de bandas como famasloop, viniloversus y sus pares en otros países, es absolutamente lógico y racional que los compare con un mercado y una propuesta mucho más amplia.

    Me llama la atención que siempre instan a Sergio a montar un evento o una banda. Nadie le pide que escriba una crítica o haga un documental. Me pregunto a la vez por qué esa gente no funda un partido político para salvar al rock y al país.

  23. Que tal Sergio M!

    Buscando los rasgos que hacen a un artista ser genuino y honesto?
    No hay ninguna cosa que pueda decir que un artista es genuino y honesto.
    Insistimos en estereotipar al artista real y al artista vendido.

    Si criticas la pretencion…
    la pretencion no tiene que ver con la honestidad
    la pretencion suele ser mas por ingenuidad que por deshonestidad.

    No sirve de mucho tampoco escribir tan enredado man.

    A las bandas venezolanas les falta bastante
    bueno, tiempo al tiempo.

    La farandula y el negocio de la musica son una mierda
    que le vamos a hacer? habra que aprender a vivir con eso.

    Que puedes escribir de un grupo que no sea de este tema?

    E

  24. El Mensaje: no men, yo tampoco le pido peras al olmo. Sin embargo, espero un poquito más de consistencia tanto musical como conceptual. Lo mismo pido para Famas. Es todo.

    Dame pa Matala, bro, es un fraude de la revolución. Es un emblema del gobierno. Un grupo que se quiere de izquierda, apoyando a un estado de derecha y haciéndole propaganda al presidente. Eso no tiene sentido. De paso, musicalmente es una copia de Mano Negra y tantos ensambles por el estilo.

    Gracias por comentar, mi pana.

  25. Daniel: tal cual, pana. En panfleto, utilizando las palabras de algún comentarista reciente, existe una base sólida de fanáticos de Famas y La Vida Boheme. Pero agazapada. No entiendo por qué ahora sí aparecen y discuten en el foro. Debe ser, como tu dices, la policía del pensamiento, el miedo y el temor a quien opina distinto a nosotros. La necesidad de castrar al diferente. En fin.
    De igual modo, comparto tu visión del tema. Hoy estamos inmersos en un mercado internacional y eso influye sobre el desarrollo de la movida interna, guste o no.
    Gracias por comentar y por la invitación a hacer el documental.
    Un abrazo.

  26. Negro, men, no puedo cambiar, ese es mi estilo, padre. Pero igual seguiré tu consejo de escribir menos enredado para la próxima. Tiempo al tiempo, mi pana.
    Gracias por comentar, bro.
    Estamos de acuerdo.
    Recibe un abrazo.

  27. Gracias a todos por participar en el debate, a favor y en contra.
    La idea era discutir y en parte se logró. En parte porque todavía esperamos por los aludidos y por los señalados en el artículo. Todavía están a tiempo de aparecer. No rehuyan del diálogo con sus fans y con sus críticos. Eso los hace crecer. Aprendan el ejemplo de las bandas de afuera, en donde se guindan en los foros de Twitter e internet, para defender sus puntos.
    Aquí aguardamos por ustedes.

  28. Es necesario dejar de justificar la mediocridad en este país, con la falta de oportunidades o con la carencia de madurez, y al menos Sergio tiene las bolas de decirlo con nombre y apellido.

    Todas estas banditas nuevas que parecen el hijo abortado de bloc party, hablando de candados, vacas y crestas, lo que hacen es adormecerle más el cerebro a todos esos carajitos que se supone seran la generación de relevo, a muchos podra parecerles que se le da demasiada importancia pero la verdad es que, estamos cultivando un centenar de mentes atrofiadas, de pura imagen y consumismo parejo.

    Si no se va a ser serio es mejor no ponerse una guitarra encima, hay una responsabilidad detras del papelito de “rockstar” y el que no tenga los pantalones para enfrentarlo que se vaya bajando de la tarima.

  29. Pana, Novim, me quito el sombrero con tu intervención!
    No puedo estar más de acuerdo.
    Gracias por comentar, mi pana.
    Un gran saludo!

  30. Por ultimo quisiera agregar (ironicamente pues yo tambien soy un ingenuo) que es ingenuo criticar la ingenuidad.
    No se confunda ingenuidad con mediocridad.
    Hay quienes solo quieren la parte bonita del espectaculo y hacen lo que sea para obtener aunque sea solo un flash de una camara.

    Hay muchas bandas en Venezuela que de verdad quieren hacer las cosas bien
    solo que no saben cómo.

    Es dificil distinguir

    Es por eso importante documentarse y hacer criticas objetivas y puntuales para hablar de otros temas en la musica que no sea la superficialidad.

    La superficialidad es algo con lo que se ha vivido siempre y se vivira siempre y qué tanto necesita ser juzgada por los curiosos que buscan algo mas?

    aqui hay mucha confusion de terminos y muchas emociones involucradas que tienen que ver con la busquedad de la identidad en un mundo de come mierdas y de hipocrecia.

    No habra alguna decision que represente quienes somos de verdad.
    Y hay que tratar de estar en paz con que todos tratamos de cualquier manera de salir bien en la foto.
    Partiendo de ahi podemos hacer criticas que despierten la curiosidad.

    Vaya
    Un abrazo.

    E

  31. Buen comentario, Negro, inspirado, inspirador, constructivo. Te voy a tomar la palabra. Muchos saludos, men. Recibe un abrazo. Por cierto, ¿alguien sabe algo de cómo estuvo ayer lo Guns?Cuando puedan, hagan el reporte. Saludos a todos.

  32. Me agrada leer los comentarios de este foro mientras escucho el excelente disco de Famasloop que me descargue gratuitamente de su pagina web y recuerdo el excelente concierto que dio La Vida Boheme en Maracay el viernes pasado…

  33. Me llama la atención lo puritana que es la gente en Venezuela en cuanto a la crítica. En el momento en que sale alguien a expresar su opinión de una forma que constradiga la ‘moral y las buenas costumbres’ de lo que se considera debería ser una crítica, aparece la turba de linchamiento buscando que mar a cuanta bruja se les cruce en el camino. Me pregunto por qué en otros países se puede hacer una crítica ácida y mordaz sin que nadie arme una alaraca. Incluso en medios mainstream como The Guardian uno puede leer críticas punzantes de deportes, cine, teatro y arte plásticas sin que salga nadie a acusarlos de traidores a la patria, de que no quieren a su mamá o de que no se masturban lo suficiente.

    De pana que en Venezuela todavía estamos en pañales, con una mentalidad provinciana del tipo si te metes con mis panas te metes conmigo. Con un periodismo que es de todo menos crítico, que se dedica a estimular la auto-complacencia. Me pregunto cómo harían las bandas venezolanas (y los medios que escriben sobre música) con un blog como Hipster Runoff, donde se satiriza de la forma más ácida a la movida indie americana, a sus groupies y a la ‘crítica’ que se dedica a inflarla.

    Para los que no conocen el blog pueden darle una visita, para que vean que Sergio es hasta considerado con quienes son objeto de sus críticas:

    http://www.hipsterrunoff.com/

  34. Sergio, bro (maldito embarcador). No tengo ningún peo en admitir que soy fanático de Vinilo Versus, me parecen, de lejos, la mejor banda de Venezuela. Y al mismo tiempo, como señala Daniel, ¿por qué algunos se acomplejan en deconstruir a la banda?

    Vinilo suena, a largos ratos, como Arctic Monkeys con Bloc Party. ¿Su mérito? Tomar el revival del britpop y explotarlo en español. Por eso suena tan bien, y por eso mismo es tan fácil verle las costuras al grupo. Es como cuando ves las fotos de Los Telecasters, y te tripeas como los tipos hasta tratan de posar igualitos a The Strokes en 2001 :)

    A La Vida Boheme no los había escuchado nunca, pero el sábado pasado los vi en Discovery y me fascinaron, me descargué su disco y me está gustando bastante. Sin embargo, también son blanco fácil. LVB representa esa especie de rebeldía domesticada y Prêt-à-porter que le hace tanto daño al “rock nacional” (como dicen los discípulos de la bandera de Paul Gilman). Los pana preguntan, ¿les podemos ensuciar la ropa?, ¿quién deja que lo bañemos de pintura?, ¿les podemos echar agua? No sé tú, pero yo no puedo imaginarme a Johnny Rotten diciendo algo parecido. Es como sí, somos rebeldes y arrechos, pero con cordura y mosca, no nos vayamos a hacer daño. Después del toque, en la madrugada, los encontramos en una arepera de Las Mercedes, comiendo arepas con jugo de lechoza :)

    ¿Decir eso es “no apoyar al rock nacional”? Well, Fuck OFf, panita, alguien tiene que decirlo. Y eso no me impide tripearme su música, porque, al manos a mi, me suenan del carajo ambas bandas.

    Saludos y rock and roll.

  35. Sí va, JM. Disculpa el embarque, bro. Nos agarró una enfermedad tropical y no teníamos la fuerza suficiente como para ir.
    Me gusta tu lectura sobre el tema, mi pana.
    Gracias por comentar.

  36. Tal cual, Warholio.
    Muchas gracias por tu acertada intervención.
    Aquí estamos en pañales en muchas cosas.
    Y la crítica no es la excepción.
    Ojalá nos vayamos quitando esos prejuicios y esos tabús de encima.
    Se le saluda.

  37. A los famasloop no los he visto aun en vivo, es una banda que recién comienzo a escuchar, lo que me llamo la atención sobre ellos fue su video de “De fuego en fuego” http://www.youtube.com/watch?v=eryHgrtAolY creo que he visto pocos videos de bandas venezolanas que me gusten tanto, tienen una propuesta visual interesante.

    Por cierto y ya que hablan del punk, alguien vio a NOFX?, no vi ninguna reseña de ese concierto por aquí, pero siempre pense que hacer ese concierto en la UNIMET era como inadecuado…

  38. El Warholio,

    A mi me encanta llamarle a ese tipo de comportamiento: doble moral ó hipocrecia.

    Tu decides.

  39. Sí pana. Esperemos, al menos, que la cosa funcione con Megadeth.
    Gracias por comentar.
    Estoy de acuerdo, Juan.
    Muchos saludos.

  40. Coincido con lo del precio. Si por estos lares (EEUU) a FF se le ocurriese cobrar esas cifras, desaparece. Nadie va. No creo que llegue a las 100 pepas…O que a estas alturas todavía tengan fechas EEUU. Lo único que se me ocurre del precio de los tickets es que, ahy que ser…

  41. Sí, la útima vez que me medio interesé en Franz F., el costo del boleto eran sólo, ¡28 euros! Además, esa banda no tiene repertorio para cobrar eso… Qué valurdo. Sólo en Venezuela, el país donde se aúpa a cualquier valurdo que viene de afuera. No que FF sea malo, ¿pero cómo van a cobrar lo mismo que el tour “I scratch your back” de Peter Gabriel?
    No joda. Hasta que el venezolano no aplique la del concierto de El General, es decir, que sólo vayan 300 personas para mandar el mensaje claro: “esto es una basura y además, es caro”, nada cambiará. Qué mangüangua: voy a Venezuela, hago 4 veces más de lo que hago en cualquier bareto grande (que es donde toca FF en Europa, no te creas que va a llenar estadios), la gente me trata como estrella de rock y el público se traga cualquier payasada que haga con la guitarra porque son un musiú.
    Después hablan de colonialismo.
    Saludos, bro…

  42. sergio fuiste al concierto de Axel Rose y su banda tributo a Guns and Roses? coño ese fue un atraco colonialista y el peor ejemplo (superando a Metallica con Evenpro) de maltrato al pueblo. Aparte de que cobraron 700 y 1100 bolos segun el tipo de entrada, el “divo” quemado de Axl se tardo 5 horas en llegar.

  43. No men, no fui. Me temía lo peor, y por eso, preferí quedarme en casa, con mi recuerdo del concierto del 92.
    Deberías animarte a escribir la reseña, pana. Tus comentarios y tus análisis hacen falta por aquí. Ojalá te animes. Gracias por comentar y muchos saludos.

  44. Me tomo la libertad de extraer un comentario de la cuenta de Facebook de panfleto, para compartirlo con ustedes. Espero les interese:

    Juan Carlos Ascanio Motta :
    Yo siempre he sido un crítico severo de la producción cultural nacional, especialmente del rock y el cine. Estoy de acuerdo con no apoyar las propuestas locales a ciegas y sólo porque son nacionales. También creo que la buena crítica ayuda a que las propuestas maduren. Pero no me agradó la crítica de Panfleto Negro. Esa actitud de “todo es una mierda excepto lo que a mi me gusta” es tan ridícula como cualquier producto nacional mal hecho. No se puede ir por la vida diciendo “todo es una mierda” sin aunque sea mostrar una luz, un camino, una alternativa, algo rescatable. No soy fan de Viniloversus ni de Famasloop, pero tampoco me molesta lo que hacen. Y al que le moleste demasiado siempre tiene la opción de mirar para otro lado, comprar otra música y de vacilar otro espectáculo ¿no? Digo, se nos va la vida criticando y criticando… ¿y además me tengo que hacer fan de ustedes para poder comentar? Nah!

  45. Simplemente me alegro que el espectáculo de Alex & Co. fue tan genial que se me quitó de una el mal sabor que habían dejado los teloneros…
    Coincido 100% contigo al decir que fueron “Increibles y genuinos” y esperemos que en el futuro la producción nacional nos de razones para decir cosas positivas de su puesta en escena o que nos saquen sonrisas al gato de Cheshire de Alicia como lo hicieron los escoceses de FF…

  46. Sergio, lastima que no nos vimos en Franz Ferdinand, por fin hubieramos compartido experiencias person to person; en lo personal me esperaba unas palabras acerca de esta banda en un post acerca de este concierto y no sólo tu discurso Hater de costumbre acerca de las bandas nacionales, por lo que me pregunto: ¿Viste y escuchaste a Franz Ferdinand o saliste del reciento en cuanto termino Famas? No sé por qué te resultó traumático el ingreso al resinto y la orientación para ubicar tu puesto, porque yo ingresé y me orienté en un abrir y cerrar de ojos, creo que eso de que las birras te empezaron a hacer efecto te afecto la ubicuidad geográfica, pero bueno… Ya lo decía el pana en su comentario de Facebook que has tenido a bien citar acá, tu canción siempre es la misma: “Esa actitud de “todo es una mierda excepto lo que a mi me gusta” No deja nada más que agregar, te has convertido en un simple Hater y no hay aporte en tu discurso. Coincido contigo en que el costo de las entradas para este (y cualquier) concierto en este país es un robo, bastante lo he discutido con amigos y penosamente, eso no va a cambiar porque la gente agota las entradas de lo que sea, supongo que por el afán de al menos salirse de la rutina. Era inimaginable ver a Franz Ferdinand en Caracas, pero ocurrió, ha expensas de los bolsillos de unos cuantos eso si, pero fue un show (me refiero al de Franz Ferdinand) impecable: una puesta en escena simple y un sonido excelente, lastima que te lo hayas perdido mientras le dedicabas tus neuronas creativas a la crítica para las bandas nacionales. Suerte y Gaceta Hípica.

    P.D: Estoy a la espera de tus comentarios a Des-Autorizados, allí nos veremos de nuevo.

  47. No me digas que te gustó, men!
    Igual voy por ella.
    Hablamos luego.
    Gracias por comentar.

  48. “todo es una mierda excepto lo que a mi me gusta”.
    Disco viejo, Train.
    Ya lo hemos discutido mil veces.

  49. Buenas… coincido con los panas, realmente no se puede ir por ahi criticandolo todo de manera aplastante, siempre hay algo bueno q decir. Ademas, tan patetico el baile lelo de las masas detras las producciones comerciales como la negación a admitir q de vez en cuando entre la pudrición de los miles de singles prefabricados hay uno q duras dias tarareando secretamente. Sergio, tu reseño me parecio como hecha por el equipo del miss venezuela… super acartonada, y con una redacción pesada y rebuscada. Aunq es obvio q tienes razón en muchos de tus comentarios (sobre todo el del costo de las entradas) pero dale un giro a tu critica y conviertela en constructiva.

  50. Olvídalo, mi niña. No le voy a dar ningún giro.Voy a seguir escribiendo lo que veo y lo que pienso. Conmigo no cuentes para escribir críticas constructivas. No se me dan, querida. Y menos con la música nacional, y con el cine. Si tienes algo que discutir, adelante. Pero no me digas cómo tengo que hacer las cosas, con tu tonito de perdonavidas que no te queda. Si quieres pavosadas constructivas, pues escríbelas tú con Train. Publiquen un post sobre el rock nacional y salgan en su defensa, a ver cuántos comentarios levantan. Publica tú uno a ver cómo te sale. De seguro será tan acartonado como tus notas para Radio Rumbos. A mi no me hacen faltan tus consejos de autoayuda.

  51. En dos platos, tu eres la que tiene darle un vuelco a tu carrera, mi vida, porque nadie te lee.

  52. Epa! Ya va, esa Andreina no soy yo, yo soy la original, la que amas y adoras y de la que estás tan pendiente en facebook (ya regresé por cierto!). Esta Andreina que se diferencie bien la próxima vez que escriba, yo soy única e irrepetible! Dígalo ahí! ;D

  53. Claro! Todo sigue igual querido, puedes seguir averiguándome la vida para sacarme los trapitos por acá como siempre!

  54. Me resulta un poco fastidioso leer este tipo de reseñas sin ningún aporte constructivo, porque al final se quedan en bytes y pixeles destinados a complacer únicamente el espíritu onanista del autor del blog. Pero cada quien hace lo que quiere en su espacio digital y eso lo respeto, ojo.

    No se puede comparar el poder adquisitivo de la gente que va al festival de Glastonbury (por nombrar algún festival grande que haya contado con la participación de FF) con el de nosotros. Ni el tamaño de cualquier recinto europeo -por ejemplo- con el espacio destinado al concierto de FF en el Anfiteatro del Sambil. Podrá sonar clasista de mi parte, pero Franz Ferdinand no sube cerro, así que toca pagar lo que pidan por ellos para verlos en Venezuela.

    Personalmente me gusta lo que Viniloversus está haciendo a pesar de la pésima actitud en tarima del cantante: demasiada pose y un terrible discurso “irreverente”, en el cual siempre desliza alguna estupidez trillada como lo de apoyar al talento nacional. Lo ha hecho hasta cuando tocan en El Teatro, ¡basta!

    Famasloop definitivamente no está para este tipo de espectáculos, puesto que su música ni siquiera se parece en algo al estilo de la banda a la cual les tocó servir de teloneros…

    Franz Ferdinand me pareció una banda increíble en vivo: Transmiten una energía que se contagia al público apenas al llegar a la tarima. Además los chicos -bueh, no tan chicos- se conectan con la gente de las primeras filas como nunca lo había visto. Y sí, quedé enamorada de Alex Kapranos… :)

    Sergio: Cuéntanos qué te pareció en sí el concierto de Franz Ferdinand, tratando de olvidar un poco la mala, malísima impresión que dejaron los teloneros en tí.

  55. Me tomo la libertad de hacer una ficha de este artículo, y resaltaría:

    “El fantasmeo marcaba la pauta”

    “Ellos se vacilaban una de paveo rock star al estilo de Asier y El Enano, con look de galancitos de “High School Musical”, cantando una de serie de frivolidades ininteligibles. Ellos se querían solemnes, graves, serios, profesionales y seguros en su trabajo.”

    “Nosotros los tripeabamos como una secuela inconsciente de ISA TKM, o como un remake de los Jonas Brothers en 3D”

    “Durante su breve rito de iniciación, el vocalista aprovechó para derrochar físico, modelar y desfilar con su porte de candidato de Mister Venezuela, más preocupado por el perfil de su copete que por el contenido de sus intervenciones en directo. Al concluir, tuvo la pésima idea de cerrar con el consabido llamado a “reconocer el talento nacional”, y a celebrarlo de forma ciega, más allá de su discutible calidad.En la prensa mainstream, atenderían a su invitación, al aplaudirle su tonta faena.”

    (muy especialmente, subrayada con pelelojo) “De tal manera, es imposible evolucionar, echa raíces y aprender a distinguir el grano de la paja. Ahí radica, colegas, una de las funciones del periodismo cultural.No la descarten por razones de compromiso,condescendencia y temor. Si la fuente se molesta, allá ella. Insisto, nuestra misión no es aplaudir o escribir panegíricos. Repito, nuestro norte es analizar, desmontar, replicar y cuestionar.”

    De famasloop:

    “No es Cortazar, ni Rimbaud. Es poesía de kinder ilustrada y explicada para “dummies”, con casitas de Lego derribadas al menor soplido.”

    A lo que concluyo, estimado Sergio: tenías razón, si publicabas la reseña en facebook te iban a crucificar y antes de viernes santo :D

    Saludos Bro, ¡y que que no te endulzen ni con splenda!

    R.

  56. Tal cual, Rodo. Gracias por llegar hasta aquí. Recibe un abrazo. Me salvé de un linchamiento innecesario en Facebook, donde la gente es poco tolerante y abierta a la disidencia, sobre todo cuando no es para alimentarles el ego y subirles el ánimo.
    Saludos!

  57. tan malos son los vinilo y famas q estan nominados al grammy con tener menos de diez años juntos como bandas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here