Estreno de «Zamora» en el Teresa: una telenovela personal

21
991

Capítulo 26: la intempestiva llegada del presidente y la repentina salida de Héctor Soto

Después de 25 capítulos escritos, puedo compartir con ustedes algunas lecciones de la experiencia, antes de ir al grano del día y regresar al Teresa.

En adelante, haré cinco recomendaciones personales, para ser efectivos a la hora de publicar una novela interactiva por la red. Insisto, no son dogmas o votos de castidad fundidos en piedra. Simplemente, son pequeñas enseñanzas aprendidas por mí en el proceso.Ahora procedo a ventilarlas en forma de consejos de autoayuda. Con el perdón de los puristas y de los ortodoxos.

Primero, muchos inician contigo la aventura, pero pocos te acompañan hasta el final, salvo cuando se trata de episodios excepcionales. De resto, la paciencia del lector se agota semana tras semana, mientras la historia se va estirando como el chicle.

En mi caso, cometí el error de pasar de la entrega número 20. Luego de ahí fue un parto mantener el interés del receptor, por más esfuerzos y empeños en ofrecer un buen trabajo. Por eso, la audiencia cayó estrepitosamente en el capítulo 25. Mi sugerencia es resumir el índice a la mitad, si quieres recibir feed back. De lo contrario, dale plomo con tu versión electrónica de “La Comedia Humana”, a riesgo de quedar solo y desamparado a la vuelta de la esquina.

Segundo, considera las cientos de limitaciones del género en internet, para diseñar tu material. Si la respuesta del público no te quita el sueño, olvídalo y continúa con tu experimento de misantropía literaria.

A grosso modo, debes tener en cuenta las siguientes condiciones y adversidades, de cara la durísima competencia de la web: la gente celebra la capacidad de síntesis y abomina de la verborrea retórica; la multitud responde al llamado de la actualidad y de los temas vedados de la agenda oficial, al costo de rechazar la apelación a la complejidad y al análisis de lo histórico; la ficción es menospreciada ante el peso de la realidad; y por último, la dictadura de la masa impone el canon de la estructura aristotélica, a tres actos, con sus intermedios e interludios. Es decir, intenta ceñirte a los códigos cerrados del arco dramático clásico, más allá de proponer su deconstrucción interna, como Tarantino.

Tercera, redacta párrafos breves, oraciones cortas, y piensa en un buen título no sólo para la novela, sino para cada capítulo. Utiliza mi caso como el anti-ejemplo por excelencia: “Estreno de Zamora en el Teresa Carreño, una telenovela personal”. Demasiado largo, farragoso y enredado.Con dos palabras, te basta y sobra. Suprime la grasa. El morbo reclama y prefiere interrogantes malsanas del tipo: ¿Quién es el Hugh Hefner de la revolución? Es la ley del oeste.

Cuarto, no le tengas miedo al periodismo gonzo en primera persona. Salpica tus aventuras de detalles inverosímiles, humor negro, amarillismo y picante narcisista. Invéntate un alter ego, una empresa quijotesca y véndesela al consumidor, a precio de saldo. Total, es gratis y ni enriquece, ni empobrece a nadie. De la jugada, tu saldrás ganando como guionista, individuo y persona.

Quinto, tampoco reprimas tus emociones. Como me dijo un amigo y mejor profesor: ¡pana, sal del closet de una buena vez, deja en paz a Rodrigo Blanco y dedícate a lo tuyo. Es hora de pasar la página, de madurar.Ya tuvimos suficiente de tu crítica y de tu complejo de superioridad. Te llegó el momento de proponer salidas.Ya no eres un carajito!

Lo dicho: asume el barranco de desnudarte ante los demás, con todo y tus carencias. Ponle ganas, haz un cuento de tu vida miserable, y busca divertirte en el camino.

Plantéate el proyecto como un ejercicio de yoga, de budismo zen, de catarsis, de exorcismo de tus demonios. Así acumularás y traspirarás gasolina para llegar a tu destino de desembarque.

A pesar del lugar común, tu alegría y tu pesimismo serán contagiantes, en cuanto se identifiquen con los variantes estados de ánimo de tu generación.

Descubre tu nicho, conservarlo, preservarlo y explótalo sin contemplación, con el respaldo de tus incondicionales y de tus detractores.La polémica siempre es bienvenida.

Si existe el método guerrilla para el cine, aplícalo también para escribir y promocionar tu novela en el mercado virtual. De corazón, mi pana, te deseo la mejor de las suertes.

Yo no me creo la tapa del frasco, ni la esperanza del gremio, ni el mesías redentor de la nueva revolución cultural. Únicamente, me mueve la idea de hablar contigo, discutir y crecer en el trayecto. Gracias por haberme acompañado hasta aquí.

Después del intro, los invito a gozar del espectáculo de la velada. Acaba de terminar mi show de telonero. Ahora sí viene lo bueno. Con ustedes, el caudillo revelado y personificado en carne y hueso.

De ipso facto, el Doctor me despierta de mis cavilaciones y me toca el hombro: “levántate chamín, ponte las pilas, se acabó la espera, papi.” Ni siquiera me da chance de responder, cuando veo a la comitiva presidencial abrirse paso entre la multitud, por uno de los pasillos laterales del Teresa. El fervor contenido explota y estalla en mil pedazos al son de “Uh,Ah, Chavez no se va, Uh, Ah, Chavez no se va”.

Todos se paran de sus butacas a recibir con aplausos a su Presidente, y solo yo tardo en reaccionar, sentado en mi sitio. Diez segundos se proyectan delante de mí en cámara lenta: un señor levanta a su hijo sobre su castigada humanidad, una madre toma fotos a lo loco y a ciegas con su celular, un niño me tropieza sin pedir permiso y se escapa de la muchedumbre con dirección a la escalera. Varios chiquillos lo imitan y me usan como puente de juguete para infantes.

De sopetón, El Doctor me jala por el brazo, me alza a su altura y me grita al oído: “ fúndete en la ovación, chamito, fundente en la ovación. Sonríe. Sólo te falta repetir el coro. No te hagas el loco. Tu lo conoces.” Y los dos nos sumamos al aullido colectivo de “Uh, Ah, Chavez no se va”.

La algarabía dura cerca de quince minutos, porque al teniente lo detienen en cada escalón de su recorrido, para abrazarlo, amapucharlo, cubrirlo de flashes, enroscarle chamitos y bebés recién nacidos en el cuello.

Por casualidad, mientras él desciende al proscenio, sus ministros y familiares suben a sus aposentos reservados, al lado de nosotros, donde figuran desde su hija hasta el Zar Nicolás y José Vicente.

Héctor Soto, el Ministro de Cultura, se le cuadra al Comandante en Jefe, con un dejo cursi de gravedad. Pobrecito. No sabe, a ciencia cierta, cuál será su triste destino. En el estreno de “Zamora” se sentía guapo y apoyado. Tres meses después, lo degradan y le dan de baja para ser sustituido por su antecesor en el cargo, Farruco Sesto, cuyo reintegro lo consolida como una ficha imprescindible del proceso, en su política de enroques y de reciclajes permanentes. Es el drama cíclico de América Latina, de CAP a Caldera, de Alan García a Perón.

Nuestro pronóstico dio en el clavo. Así se cierra una ola de rumores y de augurios, abierta a raíz de la designación del veterinario en el despacho de las artes nacionales. Su papel fue, en definitiva, cuidarle la silla caliente al rey de la construcción y de la autopropaganda, al poeta de La Clase y de la persecución de la disidencia.

El señor de las sombras regresa para culminar su distopía inspirada en McCarthy. Es el retorno de las listas negras, de la cacería de brujas y de la rosca fundacional de la Villa. Sus viudas negras celebran de lo lindo. En cuestión de horas, las cabezas de Soto y sus primos comenzarán a rodar por las dependencias del Perro y la Rana. Farruco vengará así la ambición de poder de su retoño, Héctor, quien se atrevió a renegar de su padre, al intentar matarlo por la espalda , para imponer a su dinastía en el gremio.

Soto se volvió a confiar, a equivocar con la matemática, y el fantasma de Farruco le propinó un jaque mate, al aprovechar el error de cálculo de su discípulo. Sesto recogerá los vidrios de su oscuro legado, y emprenderá la recomposición de su mosaico kitsch, en pro de afianzar la campaña de propaganda del PSUV para las elecciones de la asamblea. Una tarea de alto vuelo, muy por encima de las capacidades y habilidades de Soto. Según fuentes infiltradas, a Héctor lo despiden por el fiasco de “Zamora”, erigiéndose en el chivo expiatorio de su nulo rendimiento en taquilla. El hombre del liqui liqui negro pagó caro por los platos rotos de Chalbaud. Al parecer, nuestra novela anticipó, liquidó y selló su suerte fúnebre. Panfletonegro contribuyó a sepultarlo y a precipitar su caída. Paz a sus restos.

Por eso, resulta conmovedora y grotesca su estampa llanera de sargento García empotrada alrededor de los camaradas de la revolución roja. Chávez le responde el saludo, por compromiso, y se relaja en un abrazo de solidaridad populista con Román y Luis Britto García, antiguo contendiente de la máscara del poder y actual protector de su disfraz demagógico.

Los tres se unen en un apretón de manos, se drogan con el éxtasis de la prole enardecida a sus pies, develan sus dentaduras enfermas por la caries, y deciden encarar su protagonismo prehistórico, al ascender al púlpito principal de la iglesia, para oficiar su misa de bautizo en homenaje al renacimiento de Zamora.

Héctor Soto se les incorpora a la batería de los oradores de orden en la tarima de El Teresa, junto con su prima, Andrea Gouverneur, presidenta del CNAC. A las claras, su primo la quiere ayudar y presentar en sociedad, porque pusieron a David Rodríguez, presidente de la Villa, a jugar banco.

El Doctor nota la desproporción y el despropósito de la puesta en escena, a favor de los intereses de Soto, y me traduce simultáneamente: “Soto cree que Chávez es pendejo, y que le puede vender así a su prima, pasándose el protocolo por el forro. Estas cosas no las perdona Hugo, que es militar, y que cree en las jerarquías. Yo siendo Héctor, hubiese sido más sutil, y hubiese puesto a su prima al lado de David. Pero sacar a David de la foto, del cuadro, para poner a su prima, es algo que se lo van a cobrar a futuro.Anótalo chamín.Venezuela es rencorosa y no perdona”.

En efecto, el presagio del Doctor se cumple en la actualidad, por culpa de la arrogancia y del nepotismo del Ministro de Cultura. Por desgracia, su sucesor tampoco es el remedio, sino la reconfirmación de la enfermedad.

En el próximo capítulo, prometemos describir sus síntomas finales y fatales.

Hasta entonces.

21 Comentarios

  1. Como pequeño saltamontes atesoro sus consejos.
    De verdad muy buenos y acertados.
    Por suerte para el publico no pienso publicar ninguna novela ni en papel ni en la red y tampoco en sueños.
    ya pueden respirar tranquilos,no hay nesecidad de prender hogueras. Las pueden apagar.
    Pero en muy hipotetico caso que escribiera una seguiria esos consejos. Gran maestro Jedi.
    La fuerza este contigo

  2. Gracias a usted, maestro, por la solidaridad. Muchos saludos y reciba un fuerte abrazo desde aquí por su apoyo.

  3. lo de farruco, ya es patetico el tipo deberia de estar en la carcel. Y la cultura… eso puede esperar, al fin y cabo no es imortante, primero la venganza. No quisiera estar en la villa del cine en estos dias. Va a correr sangre

  4. te voy a buscar
    y cuando te vea te voy a REVENTAR A COÑAZOS RELAMBEMAMAGUEVO
    YE VOY A BUSCAR
    CAGATE PUES MARICON

  5. Está bien. Me muero de miedo.Ven a buscarme cuando quieras, Putica. Aquí te estaré esperando. Gracias por comentar.

  6. Argumento de la novela;
    sergio unamañana estaba tomando cafe, y salio rapidamente de la panaderia
    (poner que tenia que ir al baño o algo similar de prosaico)
    Al salir tropieza con parroquiano, le pide disculpa, y no se percata que le derramo el cafe en la camisa, se aleja entre las groserias del parroquiano.
    Este por ese manchon pierde el trabajo y la esposa le pide el divorcio.
    (acentuar las coincidencias)
    Por esa razon, averigua quien fue el desgraciado que provoco la cascada de acontecimiento, que lo llevo a la ruina moral y fisica, y jura venganza
    (copiar parte del argumento del conde de montecristo. Que no se note mucho el plagio)
    Averigua que escribe en una oscura pagina, y para crear la angustia sicologica, primero lo amenaza en esa pagina publicamente, sabiendo que no lo pueden rastrear por su manejo excepcional de los proxys
    (aqui podemos plagiar parte del argumento de la pelicula «se que coño de madre hiciste el verano pasado»)
    Y el desenlace puede ser como en Reservoir dogs o como Bambi,dependiendo de la narracion

  7. jejejejeje…gracias a los dos por comentar.
    Muchos saludos.
    Tomaré en cuenta tus advertencias, Juanito.
    Buen argumento, Luis.

  8. Muy bien,X.
    Dices regresar para dar la batalla por las ideas.
    Pues bien, aquí te espero para debatir, mano a mano.

  9. Dios… ¿Vieron esto muchachos? Del blog de farruco

    «CON VISTA A LA DERECHA

    (publicado hoy en El Correo del Orinoco)

    En el trabajo de caracterización de la derecha venezolana que pacientemente voy haciendo cada jueves a través de esta columna, hoy no puedo dejar de referirme a un evento inesperado. El martes el Presidente Chávez anunció mi retorno al Ministerio de Cultura. Es decir, al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. Eso del Poder Popular es importante y nunca hay que olvidarlo. No es un eslogan. Es un principio. Es el componente ideológico básico en este hermoso proyecto de transformación.

    Ahora me va a tocar relacionarme institucionalmente, es decir, desde un cargo oficial, con todos los venezolanos y venezolanas a quienes debe alcanzar la gestión cultural y, de un modo muy particular, con los intelectuales y artistas, entre los cuales una parte a tener en cuenta es oposicionista.

    Como en cualquier paisaje humano allí hay de todo. Gente sensata con la que se puede hablar, trabajar, y hasta desarrollar proyectos de interés mutuo. Y así lo haremos. Gente con la que se puede establecer una buena polémica que, como ellos mismos saben, en lo personal nunca rehúyo cuando el tema vale la pena. Bien, espero que podamos hablar y discutir con altura. Pondré mi voluntad y buena fe en ello. Me gusta la batalla de las ideas.

    Pero también hay algunos oposicionistas, obcecados y obsesivos, que
    de nuevo abrirán fuego y nos llamarán censores, estalinistas, comisarios, y todas esas pendejadas producto del odio y el fanatismo oposicionista. A ellos les aseguro que no les daré tregua.»

    http://confarruco.blogspot.com/2010/02/retorno-40210.html

    Que cuchi Sexto…

    Vamos a darle pues… a ver cómo es que se bate el cobre Furruco.

    Te tocó un tema difícil mi pana

    la cultura no es soplar y reprimir boleta…

    Es mucho, pero mucho, más que eso.

    Adriana

  10. Tienes toda la razón, Adriana. Gracias por comentar.

    De paso, el tipo quiere regresar en plan de reconciliación, pero al final cierra con una amenaza: no les daré tregua. Demasiado contradictorio, demasiado loco.

    Saludos.

  11. Lo insólito es el jalab… clientelar que puede verse en ese blog. Si se meten en algunas entradas, verán comentarios donde la gente lo adula al tiempo que «se pone a la orden» y hasta le deja el teléfono. De pana, qué arrastrados son algunos venezolanos…

  12. uff,gracias por el dato mi pana esos consejos estan demasiado brutales…
    lo demas,como te explico, ya se hace como costumbre no… ya el presidente es un idolo pop and rock…
    saludos men muy bueno

  13. Gracias a todos por reaparecer!
    El bajón del 25 estuvo fuerte.
    Pero de momento, recuperamos el rating!
    Menos mal!
    jejejeje…
    Saludos!

  14. entre esos que dejan el telefono en el blog de Sesto debe haber muchos «intelectuales», «artistas» y hasta pintores de brocha gorda de quince y ultimo.

  15. Grupo Mexicano de Viajes.
    Top Ten Mexican Wholesaler.
    Somos un Tour operador especializado en la organización de
    congresos y convenciones de todo segmento. Miembro de Redes
    Mundiales de Negocios, ofrecemos servicios integrales de viaje para
    toda clase de viajeros.
    “Tu felicidad es nuestro destino”, hemos logrado la satisfacción de
    nuestros viajeros en relación, valor y costo.
    Diseñamos y ejecutamos viajes a la medida.
    Nuestras especialidades:
    Turismo de golf, turismo de bisturí, turismo de congresos, turismo
    de pesca, turismo religioso, turismo de salud, agroturismo,
    ecoturismo, turismo deportivo, turismo científico y turismo
    histórico-cultural.
    Ponemos a su disposición los mejores recintos en México y el
    mundo. Nuestra división de marketing y comercialización ejecutan
    campañas de alto impacto y de alcance mundial.
    Somos un motor generador de empleos, expertos en negocios en la
    industria turística y mercados emergentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here