¿Cuántos iraníes hacen a un Víctor Jara?

13
82

neda-jara

El 16 de septiembre de 1973, los militares del régimen pinochetista ametrallaron el cuerpo de Víctor Jara. Después de varios días de tortura durante los cuales los milicos le reventaron las manos y se regodearon en el hecho de que no pudiese cantar más, el chileno recibió 44 disparos y su cuerpo fue arrojado a unos matorrales alrededor del Cementerio Metropolitano.

El 20 de junio de 2009, la estudiante de filosofía Neda Agha Soltan fue asesinada por francotiradores de la milicia Basij en las calles de Teherán. Recibió un tiro en el pecho cuando se dirigía a una manifestación para denunciar el fraude electoral y cayó moribunda para desangrarse y toser sangre ante las cámaras de todo el mundo (el video aficionado de Youtube que captura su muerte, puede verse aquí. Contenido altamente sensible).

Usted encontrará en el sitio del Ministerio de la Verdad, o Aporrea, una serie de artículos burlándose de la lucha de los iraníes quienes dejaron no poca sangre en el pavimento de sus ciudades durante el 2009. No encontrará ninguna manifestación de solidaridad, ni condenas a la masacre orquestada por el Estado teocrático.

Lo que sí leerá son decenas de artículos sobre los manifestantes pro-Zelaya reprimidos por el gobierno de facto hondureño. Leerá denuncias sobre la violación a los Derechos Humanos en Guantánamo. Verá fotos de niños palestinos.

¿Habrá algo sobre el genocida sudanés Omar-Al Bashir? ¿Sobre los Derechos Humanos en Zimbabwe y las hambrunas manipuladas electoralmente por Robert Mugabe? ¿Sobre los escritores presos en China y Cuba? Por supuesto que no.

La derecha autocrática que gobierna a Venezuela posterga todo juicio, todo uso de razón, a menos que sirva a los intereses de su cruzada galáctica por la supuesta libertad. Si usted es víctima de la represión estadal, por favor, antes de solicitar que nosotros en VTV o YVKE mundial hagamos la denuncia, envíe sus coordenadas, latitud, longitud. Si sus moretones, quemaduras y huecos de bala están en Honduras, Palestina o Irak, ¡no diga más!, pase adelante. Lo recibiremos como un mártir. Cuéntenos, con pelos y señales: ¿cómo lo tortura el imperialismo? ¿Usan perros en Guantánamo? ¿Tsahal asesinó a su hermano en Gaza?

Pase adelante, entre por acá, por favor. Llene nuestra pequeña “lista de Tascón” sustituto: ¿Residencia? ¿País? ¿Ciudad? Hmm… Lo sentimos mucho. No, no; el genocidio en Darfour nunca sucedió (inserte cita de Baudrillard). ¿Que cómo explico que a usted le falte una pierna? Debe entender: Usted ha sido víctima de la propaganda imperialista. Se dejó llevar. ¿Quién mandó a su padre a decir barrabasadas como que en Libia no hay democracia? ¡Claro que Gaddafi lo condenó a muerte! ¿Cómo? No, no es una falta a los Derechos Humanos ni a la igualdad de la mujer, el que la hayan sometido a una flagelación pública por usar pantalones. Eso es relativismo cultural, ¿por qué usted se da el tupé de juzgar la dictadura en Sudán o las lapidaciones en Pakistán a los homosexuales? Esa es su cultura, la de ellos, y usted no es más que un imperialista Occidental que afirma boberías como que las mujeres deberían estudiar o ir solas al mercado…

Mi pregunta es: ¿cuántos iraníes deben morir entre las manos de un régimen teocrático que roba elecciones y reprime a su gente, antes de que la derecha autocrática los suba al panteón de las luchas dignas? ¿Cuántas mujeres deben ser negadas el derecho de estudiar, cuántos homosexuales deben ser lapidados, para que se den cuenta de que no son “luchas imperialistas”, sino personas, seres humanos, los que están muriendo por reclamar lo que reclamó Víctor Jara en Chile? ¿Cuántas Neda Agha Soltan deben desangrarse ante nuestros ojos, antes de que las pongamos en la misma frase que Ignacio Martín Baró? ¿Que Arnulfo Romero?

Nosotros nos identificamos con la izquierda que entendió a Orwell, la izquierda que cree que no hay minorías oprimidas mejores que otras o luchas que debamos ignorar. Que desde Gaza hasta China, desde Khartoum hasta La Habana, nuestro compromiso es con las personas, no con los partidos políticos que hacen sus asquerosos juegos de ajedrez con carne humana. Por el recuerdo de Víctor Jara y tantas miles de víctimas más, por el legado de su lucha y su grito de libertad, es que seguiremos combatiendo los atropellos del sistema, donde quiera que se den, bajo el color político o el discurso edulcorado que sea.

GD Star Rating
loading...
¿Cuántos iraníes hacen a un Víctor Jara?, 3.9 out of 5 based on 14 ratings

13 Comentarios

  1. Necesitamos la polaridad, pero en la polìtica, yo nunca he visto el equilibrio de esta.

    ResponderResponder
  2. Muy buena interrogante, y mejor la respuesta, Vicente. Tienes razón. Es un deber moral combatir el doble rasero de quienes nos oprimen. Estoy totalmente de acuerdo. Excelente post, mi pana. Saludos. Nos vemos en el estreno.

    ResponderResponder
  3. Krisis: Tú llamas derecha autocrática a nuestro gobierno, ellos se llaman a sí mismos socialistas (izquierdistas). Actualmente, en el mundo entero, se autodefinen como izquierdistas aquellos que están en contra de… es decir, actualmente la izquierda mundial se define por negación. Por estar en contra de algo. Ya va… que ese “algo” es muy específico: Occidente. Occidente, desde luego, como hecho cultural.

    Nada que no sepas. Nada que no sepamos todos.

    La izquierda, como bien has acusado en muchos artículos, dejó de ser el bando progresista para convertirse en defensora de teocracias y otras barbaries, sólo porque están en contra de los EE.UU. y la U.E. Así de fácil.

    En éste contexto, Hugo Chávez vende muy bien su populismo nacionalsocialista en el resto del mundo. Esencialmente a dos grupos humanos: masas empobrecidas y embrutecidas por tenebrosos clérigos islamofascistas y jóvenes ignorantes embrutecidos y sobrealimentados por los estados de bienestar europeos. Éstos muchachitos idiotizados simplemente se sienten culpables de toda la miseria que hay en el mundo mientras ellos viven a cuerpo de rey, y creen que la manera de remediarlo es condenándonos a más miseria, a más autoritarismo y a más barbarie. Ejemplos: Juan Carlos Monedero et al.

    Esta etiqueta que se han aplicado los bárbaros, ha hecho que mucha gente por reacción haya dejado de clasificarse en la izquierda y haya abrazado la bandera del liberalismo. Que en realidad fue la primera izquierda, no? Allá, en Francia.

    Sin embargo pienso que tendríamos que revisar si no es una inevitabilidad (psico)histórica que la izquierda (al menos la marxista) llegue a donde ha llegado. Imbuídos de dogmatismo, sintiéndose conocedores de las verdades últimas de la historia, la sociología, la economía y la filosofía, sintiéndose propietarios de La Verdad, se sienten autorizados a pasar por encima de lo que sea y de quien sea para imponer su visión del mundo. No les importa cuántos mueran si su sangre sirve para abonar el camino a esa idílica sociedad comunista que *no existirá jamás* porque no está en la naturaleza humana el comportarse de tal manera que dicho experimento social sea viable.

    A éstas alturas, creo que es así. No creo que el autoritarismo en la izquierda sea consecuencia de ninguna desviación, creo que está en lo más íntimo de su ADN, escrito a fuego. Es la única forma en que puede evolucionar una ideología que admite que haya una “vanguardia” (la Clase Obrera) autorizada para imponerle a la sociedad una manera de vivir. Así que tal vez tu intento de redimir a la izquierda sea un esfuerzo inútil.

    Saludos.

    ResponderResponder
  4. Excelente artículo… Da gusto entrar a Panfleto Negro en el 2010 y leer reflexiones como esta.

    ResponderResponder
  5. Hola, Frank:
    Ciertamente, coincido con tu diagnóstico. Pero a veces me parece que el análisis es sesgado: sí, puede ser que la conclusión extrema de las tesis de *cierta izquierda* sean una versión de nacionalsocialismo. ¿Pero no es cierto también entonces, que la conclusión extrema de las tesis de derecha (Friedman, Hayek, Rand) es el fascismo de derecha?
    Yo defiendo a los míos: Orwell, Camus, Karl Popper; gente que jamás tuvo pelos en la lengua para denunciar los fascismos convenientes. Gente que fue execrada, *por la propia pseudo-izquierda*, que los acusaba de dar argumentos al enemigo (como hace ahora el chavismo cuando hacemos este tipo de denuncias).
    La historia de la izquierda puede ser digna, siempre y cuando entendamos los parámetros en los cuales nos movemos. Desde el “homenaje a Catalunia” de Orwell acusando a los stalinistas de masacrar civiles, hasta “la confesión” de Costa-Gavras denunciando los juicios en la República Checa (y siendo insultado con la ponzoña de siempre de parte de los apartchiks útiles), podemos, y debemos, *no como personas de tal o cual tendencia política* sino como seres humanos que creemos en los derechos de todos, derechos globales por encima de las nacionalidades y las idiosincrasias particulares, tomar posiciones firmes contra este tipo de proclamas convenientes, vengan del bando que vengan.
    La otra, es jugar el juego cínico de los aparatchiks sofistas como Luigigno Bracci, quienes no tienen pelos en la lengua para apoyar y aplaudir coñizas en la vía pública pero tienen el tupé de seguirse llamando “de izquierda”, pacifistas y demócratas.
    Más allá de partidos políticos, tendencias, o ideas: apoyar la condena a Al-Bashir por parte del Tribunal Internacional (y apoyar la condena de Pinochet) son las conductas correctas, por las cuales vale pelear, porque finalmente, un hijo de puta como Al-Bashir, Mugabe o Ahmedinejad nunca dejará de ser eso, por más sofismas y juegos retóricos que quieran lanzar: un *hijo de puta* que mató a Nera de forma cobarde por el simple hecho de reclamar su voto.
    Empecemos por allí. Llamemos las cosas por su nombre.
    Sería un buen comienzo.
    Saludos a todos.

    ResponderResponder
  6. Ah, sí, estamos de acuerdo. Por eso es que destaco al marxismo y sus variantes. Siempre fueron autoritarios.

    ResponderResponder
  7. El ser humano por encima de cualquier dogma

    El respeto a los derechos humanos fundamentales debe ser más importante que cualquier religión, ideología o creencia

    De ese tamaño es el reto que tiene la humanidad por delante

    ResponderResponder
  8. Aun tengo problemas con tu definicion de izquierda y derecha. no logro computarla.
    El asunto es como si existiese una izquierda bonita y otra maluca. ¿existira tambien una derecha fea y otra bonita?.
    Los terminos izquierda y derecha fue algo que apararecio durante la revolucion francesa, y era solo la manera como se sentaban los diputados (o como se llamaran) en el recinto. Lo unico bueno que sacaron de ahi, fue el establecimiento del sistema metrico, y tanto los de esa izquierda y la derecha estaban de acuerdo.
    Como la revolucion agricola nos enseño a pesar de manera binaria, lo adaptamos a nuestra manera de pensar y ahora decimos qu la derecha (connotacion de bueno, masculino, fuerte conservador) e izquierda (connotacion femenino, oscuridad, maldad, contra sistema)
    Se contraponen.
    dudo de esas etiquetas, los tres ejemplos que pusites, camus, Popper, y Orwell, dificilmente se podrian definir de izquierda (ideologica) ya que llegamos a las definiciones ¿a la izquierda de que o a la derecha de que? Podria definirlos como liberales en su sentido filosofico, pero tampoco seria correcto.
    ¿No es mas sencillo y mas correcto decir que eran personas con un alto sentido de la justicia? y por esa razon estaban contra cualquier injusticia y de los abusos del poder.
    Eran humanos, algo que cada dia es mas escaso.
    no pongo en duda tu planteamiento fundamental, tambien tomo esa palabras como mias y las subcribo totalmente.
    Ese no es el problema.
    Siempre he estado contra la autoridad, las injusticias y los abusos de poder, vengan de donde vengan. Pero eso no me hace de izquierda y tampoco uno de derecha con conflitos de culpa.
    Las personas que se comportan como los Stanlin del mundo tienen que ver mas con con la sicologia que con la ideologia, al igual que las persoans que los siguen. Para ellos las ideologias son coyunturales. comunismo, teocracia, o capitalismo son las ideologias de las personas que nombrantes ¿no exitira algo mas profundo que los une y los induce actuar de la misma manera? evidentemente, no es la ideologia, ni de una izquierda fea y otra bonita. La respuesta no puede ser tan simple, y afirmo que tiene que ver mas con la sicologia que con cualquier otra cosa.
    A pesar de estas consideraciones marginales, estoy totalmente de acuerdo con tu planteamiento de fondo.
    muy bueno.

    ResponderResponder
  9. Bueno, no creo que sea el lugar para discutir qué es la izquierda y la derecha, definiciones que obviamente existen, igual que obviamente Camus, Popper y Orwell se autodefinían como “de izquierda” y tienen numerosos ensayos explicando qué es eso.
    Mantengo, más bien, tu afirmación de que eran personas “con alto sentido de la justicia”, algo que ponían por encima de toda ideología o religión, como se comentó más arriba.
    Por eso da lástima ver militantes ciegos apoyando genocidas simplemente porque el Presidente de mi país dice que así debe ser. Tenía muchos amigos progresistas, con los cuales defendí causas dignas; ahora los veo arguementando exhabruptos como que “genocidio” es una palabra que debe definirse antes de aplicarla a Omar Al-Bashir o que no podemos opinar sobre Irán porque estamos “manipulados mediáticamente”.
    ¡Cuánto daño nos ha hecho el relativismo mal entendido! ¡Puta postmodernidad, maldito deconstruccionismo que no nos permite llamar las cosas por su nombre!
    ¿Puede alguien, de la creencia o el bando que sea, defender esto?:
    Irán amenaza a los opositores con la “ejecución” si siguen manifestando”.
    La gente que calla, la gente que no denuncia estas atrocidades por apuestas políticas no podrá jamás hablar de “justicia”. Son aquellos que voltearon la cara durante las deportaciones de Hitler y Stalin. Las desapariciones de Videla. Gente que empieza justificando coñazas en el Centro de Caracas y termina aplaudiendo fusilamientos en Cuba. Gente que, si queremos que el mundo cambie, debe ser combatida, con toda la contundencia del caso, en el terreno de las ideas. Gente que traicionó a Víctor Jara, gente que no hubiese hecho nada para evitar que lo mataran.
    Saludos a todos.

    ResponderResponder
  10. Apoyando la tesis de fondo de Krisis, solo quiero añadir que la izquierda (o cierta izquierda) está aún imbuida por el marxismo-leninismo, por lo menos a nivel táctico, como quedó establecido cuando, por poner un ejemplo, Stalin dijo que el rey de Afganístan era *objetivamente* revolucionario (independientemente de su retrogradismo) si era útil a la causa del socialismo (es decir, para la época, la causa de la URSS).

    Sustitúyase “rey de Afganistán” por Mugabe o Ahmadineyad (o Putin) y tenemos lo mismo actualizado. Esta táctica funcionó y sigue funcionando y, por lo mismo, resultará difícil de abandonar.

    ResponderResponder
  11. Totalmente de acuerdo, Corbu; igual que toda tesis de derecha dura está permeada de un discurso de dominación y depredación capitalista con tildes racistas hacia los inmigrantes.
    Sólo podemos aspirar a aprender de estos extremos y sus hipocresías para denunciarlos y entender que, por encima de las tendencias políticas, debemos colocar la justicia y la igualdad ahora, en cada caso y latitud, y no darle concesiones a los centros de poder de intereses oscuros.

    ResponderResponder
  12. Excelente, krisis. Como siempre describiendo de forma elocuente la hipocresía de los farsantes que conforman aquella izquierda puta y triste®.

    Por cierto pronto te envío la reseña (más bien el mamarracho de texto en el que te doy mi opinión) sobre tu libro.

    ResponderResponder
  13. si yo me pongo a matar gente por orgullo,me convierto rapidamete en un Victor Jara…ser Neda es otra cosa,ella murio inoscentemente,sin decir ni una sola palabra,en su mirada no habia ira ni orgullo,solo luchaba por la libertad para su hermana,para su madre,para mujer en iran,queria ser un numero mas en su pais,y dar cuenta de los abusos,solo queria ser participe de un hecho,sin violencia,ni provocacion,vertio su sangre con una entrega que pocos tienen,una valentia que habla de actuar y no de vengar.
    la comparacion con el che guevara es odiosa,Neda es Neda,y como ella no habra nunca mas.
    un angel irani que nada malo cometio,pero que ahora es el simbolo de la injusticia y el dolor de un pueblo,doblegado por la tirania y la corrupcion.
    si Neda hubiese elegido,hubiese elgido vivir con su familia y cumplir sus sueños,ella no eligio ser martir,pero lo acepto con el mas admirable valor,ese es el valor de su valentia.y por eso murio con los ojos abiertos,porque vio en ese gesto la oportunidad de que su muerte no fuese en vano.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here