Arquitectos del control en un país de cabilleros

124539_1

Hay una teoría sencilla para entender la política nacional, según el enfoque parcial de los medios de comunicación.Es una teoría antiquísima reformulada por autores occidentales y orientales. Es una teoría manejada por Noam Chomsky en el clásico “Los Creadores de Consenso”. Es la teoría de las víctimas legítimas e ilegítimas, de las víctimas nobles e innobles. Es una teoría de corte moralista y la traigo a colación para interpretar el caso de los periodistas agredidos de la Cadena Capriles.

El hecho, sin duda, debe ser enérgicamente condenado de lado y lado. Aquí no hay espacio para medias tintas. Pero en lugar de ello, volvemos al terreno binario de costumbre, donde el tema se despacha con un sesgo maniqueo de lo más insoportable.

Primero, el gobierno niega la responsabilidad de sus cabilleros inculpados de Avila Tv, a pesar de haber sido agarrados con las manos en la masa, con fotos y demás. Uno de los involucrados era un mimo. Un mimo infeliz. 

Luego, la propaganda de estado minimiza la gravedad del problema al compararlo, manipuladoramente, con los ataques sufridos por los periodistas de VTV en el pasado, a manos de la oposición. Por ende, nunca salimos del mismo círculo vicioso.

Segundo, la oposición magnifica el evento, con toda razón. Lo expone y lo reconstruye a fondo, publica las evidencias y define su agenda de repudio, con marchas y protestas incluidas.Los twitteros se indignan, los Facebukeros se indignan,el  Ciudadano se indigna, con motivo. Por que hay motivo. Aun así y más allá de las apariencias, surge una pregunta incómoda: ¿ ocurrirá lo propio, se elevarán por igual las banderas de la antiviolencia de la clase media, cuando se descubra y se denuncie un ataque perpetrado contra los reporteros de Telesur? La respuesta es obvia. Globovisión cumplirá con su misión de ocultar el asunto, a los ojos de sus televidentes, o de reducirlo desde la perspectiva de sus analistas.

Ya pasó el once de abril con el cierre del canal ocho, y Alberto Fedérico se hizo el Suizo, porque le convenía. Allí sí no habían golpes de pecho, lamentos y llamados a la acción. Después se sucedieron diferentes arremetidas por el estilo, y el 33 tampoco dijo nada. La contradicción es sumamente clara y diáfana: sólo me molesto en cubrir y en reivindicar mis muertos ,mis caídos y mis mártires. Los de mi enemigo, me valen madre, como en las guerras.

Semejante ecuación impera en la televisión criolla, entre ambos bandos, alrededor de técnicas heredadas del lenguaje de la persuasión y el control ideológico de las masas.

Verbigracia, el sistema mediático nacional no sólo manipula nuestras emociones con el discurso de la victimización, sino además con los recursos bélicos definidos por Thierry Meyssan para desarrollar escenarios de guerra sicológica, a partir de la fórmula 3D-2S:

Las tres D son :

-Delay: bloquear una noticia embarazosa hasta que pierda interés( VTV frente al caso Últimas Noticias).

-Distract: distraer la atención mediante temas carentes de consecuencias.

-Discredit: denigrar a las fuentes de información no controladas( La Hojilla y el Ciudadano).

 Las dos S corresponden a :

-Spotlight: concentrar el debate en un detalle sin importancia( ¿quiénes comenzaron primero, los chicos de la oposición o los de Avila TV? Ley del huevo y la gallina).

-Scapegoat: hacer recaer la responsabilidad en un personaje sin importancia o en un chivo expiatorio( Lina Ron). 

Por último, resulta divertida la sincronización del gobierno y la oposición en cuanto al uso y el abuso de la retórica de la hipocresía.

El ciudadano es hipócrita al echárselas de bueno, de corderito y de mansa paloma, para culpar al presidente,a gritos, de ser el responsable de la violencia en el país.

“Usted es el responsable de la violencia, usted es el responsable de la división, usted es el responsable del odio entre hermanos”, afirma el moderador con no poca virulencia y vehemencia, desacreditando su tesis en vivo y directo. Es decir, acercándose peligrosamente al mismo plano de polarización atribuido a su dedo acusador. En resumen, recordando la teoría de Van Dick sobre la manufacturación de la ideología, donde “ellos” siempre serán los malos en perjuicio de “nosotros”. La violencia del país es problema de ellos, ellos son los violentos. Nosotros nos lavamos las manos como Pilatos, porque somos ciudadanos civiles, universitarios y estudiados.

Entonces, la violencia como fenómeno social también queda reducida a un plano infantil de película de Disney, de película americana contra el terrorismo. Es el grado cero de la antropología, y el retorno a la superada teoría colonial de la “civilización” versus la “barbarie”.

El asunto, por supuesto, es más complejo, queridos amigos. Para mí, sería muy sencillo señalar al bando contrario, como Napoleón Bocaranda, y san se acabo. Pero en realidad, la crisis general del país es, claramente, responsabilidad de todos los sectores. Sin embargo, para la mayoría es preferible liberarse de culpas y achacarle el problema al monstruo de costumbre. Eso nos tranquiliza. Eso nos consuela. Eso nos reconforta. Eso nos conduce al Olimpo de la superioridad moral de Milagros Socorro y Antonio Ledezma. Antonio Ledezma dando lecciones de democracia. No me hagan reír.

De igual modo, la hipocresía del estado se pierde de vista. La hipocresía del estado se manifiesta en el tono sumiso de Vanessa Davies, y en la demagogia concienciada de Tania Díaz, mientras sus chicos de Avila Tv se ocupan de romper una huelga, al peor estilo de las bandas de ultraderecha y de las mafias antisindicales de la era de Mussollini. Igualito al accionar de los cabilleros adecos defendidos por cierto sector de la oposición.

En síntesis, no son ellos ni nosotros.

Somos, en verdad, una cuerdita de hipócritas.

Somos, en total, una sumatoria de infortunios.

Somos a imagen y semejanza del país.

Pero nos creemos lo máximo.

Nos creemos los mejores, los que hacemos patria, los que hacemos ciudad, los que hacemos de todo. Y publicamos nuestras fotos en revistas. Y nos creemos el pueblo elegido, el pueblo de los elegidos. Y nos glorificamos. Y condenamos a los otros. Y nos sentimos bien con este jueguito.

No hay avance.

Hay retroceso.

Hay estancamiento.

Hay infierno de lo mismo.

Hay una arquitectura del control.

Los invito a desmontarla.

Fin del cuento. 

GD Star Rating
loading...
Arquitectos del control en un país de cabilleros, 3.8 out of 5 based on 11 ratings

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores

50 Comentarios

  1. Sergio M. dijo:

    Te lo dedico, “Oliver Noth”. Yo sé quién eres, papi. Escribe con tu nombre.No tengas miedo.

    ResponderResponder
  2. Solfeliz dijo:

    Hola Sergio, buena reflexión para comenzar el día y la semana.

    ¿Cómo desmontarla?…existe tanta radicalización del discurso de parte y parte, que cuando te atreves a salir de las esquinas y buscar “algo de objetividad” ante situaciones particulares, eres sospechoso/a de conspiración, traición, algo así como un “agente provocador”.

    Saludos

    ResponderResponder
  3. Sergio M. dijo:

    Estoy de acuerdo, Soyfeliz. Tienes toda la razón sobre lo ocurre con las personas que intentan mantenerse “neutrales”. Las descalifican y las condenan de la lado y lado, como en las guerras, nuevamente.
    Yo en lo personal, no tengo la solución. Por eso, dejé la inquietud para el foro.
    Será cuestión de encontrar entre todos la salida.
    Gracias por comentar.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder
  4. Solfeliz dijo:

    Discúlpame que insista, pero más que “neutralidad” es tratar de ser coherentes con nuestro discurso. Estoy de acuerdo que si rechazo el cierre de cualquier emisora de radio o medio de comunicación de oposición también tengo que estar preparada para asumir esta posición cuando se trate de un medio que no se encuentre en mi marco de referencia…ahí está el meollo del asunto. Lo peor que nos puede ocurrir es la “autocensura” y por eso me satisface que lo hayas planteado de manera simple y llana en tu artículo.

    Entonces a lo mejor uno de las tareas principales en ese desmontaje es precisamente reflexionar sobre las implicaciones de nuestro discurso y la coherencia que debe existir con respecto a nuestras acciones.

    Gracias de nuevo por la oportunidad

    ResponderResponder
  5. krisis dijo:

    Toda la razón. Nuestra sociedad actúa como una tribu indígena delante de un animal de sacrificio, que cree que Chávez es el único responsable de todos nuestros desmanes y, una vez que se haya defenestrado al bicho, todo agarrará su curso natural, en una especie de historia épica donde Venezuela “finalmente” será el país vergatario que todos sabemos tiene como potencial.
    Así que huimos hacia delante, hacia la sifrinería de siempre, el Paris Hiltonismo con que la clase pudiente afronta la realidad y se aliena a su gusto…
    Receta perfecta para la destrucción de un país.
    Saludos…

    ResponderResponder
  6. elciegomagoo dijo:

    La invitación a desmontarla es el primer paso, sigamos mostrando la mentira porque en realidad la comparsita que bailan oficialismo y oposición en los medios, tiene dormida a la nación mientras ellos siguen haciendo negocios.
    Es curioso ver la cara de los amigos chavistas y opositores cuando se les habla en el tono de este post. Cuando el chavista ve que haces oposición desde un sitio distinto al de Globovisión se extraña, y mucho más si le muestras que el gobierno ni es anticapitalista ni es antiimperialista.
    Y cuando el opositor ve que eres oposición peron no de derecha se extraña aún más.
    Al fin y al cabo ambos bandos creen estar muy claros de lo que está sucediendo y del lugar del espectro político que dicen ocupar.
    Gracias por el post Sergio, la forma es esta compa. ECM

    ResponderResponder
  7. Sergio M. dijo:

    Krisis, gracias por comentar de forma tan acertada.Sin duda, haz hecho una metáfora afortunada al compararnos con el sacrificio del bicho raro, por parte de una tribu indígena.
    En adelante, quedara meditar sobre la solución.
    Yo creo que ella pasa por la crítica constante, por asumir una postura firma al margen de la polarización, y por ser coherente con nuestros discursos éticos, de lado y lado, sin caer en la autocensura, la complicidad y el sesgo.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder
  8. Sergio M. dijo:

    También tienes razón, Ciego.
    Gracias por comentar en el foro.

    ResponderResponder
  9. Corbu dijo:

    Entiendo que tu intención es que se privilegie la condena del hecho (sea quien sea quien lo haya cometido), un poco parecido a algo que comentó Orwell sobre la Guerra Civil Española: cada bando acusaba al otro pero no reconocía los crímenes que cada uno había cometido.

    Considero que la idea es correcta, pues al fin al cabo un derecho (el derecho a no ser apaleado u otro) lo es en tanto lo es de TODOS; la cuestión, el “pero” infaltable es el origen de la violencia.

    Porque está la percepción de que hay algo distinto entre la doña escuálida que manotea al reportero de VTV y los apadrinados del poder que saben que aunque los arresten, eso de la “fuerza de la ley” no es con ellos. Es decir, el problema no es crimen cometido, que es reconocible y condenable por cualquiera, sino el criminal, la “sensación de impunidad” que rodea a algunos de esos criminales.

    Aquí, entonces, se desvía el camino: se pretende hacer ver aún más impune ese criminal apadrinado minimizando los crímenes cometidos por el propio bando y se cae en lo que describes en tu post. Saludos.

    ResponderResponder
  10. Sergio M. dijo:

    Tienes razón, Corbu. Es un buen punto.
    Gracias por comentar.

    ResponderResponder
  11. elciegomagoo dijo:

    Así es Corbu, la trimardita permisividad que se desarrolló en este país y que ahora por fanatismo hacia el equipo de preferencia, se ha exacerbado. Es una tontera, una autocensura como dice Solfeliz.

    ResponderResponder
  12. Anahlía dijo:

    De los recientes sucesos, llama la atención lo siguiente: Los periodistas agredidos no fueron las únicas personas que salieron heridas ese día y tampoco los enérgumenos que les hirieron fueron los únicos agresores.

    Los principales agresores acá fueron nada menos que los cuerpos de seguridad del Estado, quienes arremetieron con todo su equipamento antimotines contra manifestantes y transeúntes que nada tenían que ver con la protesta. Me extraña que de eso se haya dicho poco o nada en los medios de comunicación.

    ResponderResponder
  13. luis dijo:

    Este tipo de argumento no solo es falaz es inmoral. Muchas veces he oído argumentos similares, y no deja de asombrarme como alguien puede creerlo. I berlin hablo muy claramente contra ese tipo de relativismo. Algunas cosas son malas y otras buenas, sin medias tinta.
    Aquí pones en el mismo nivel al agresor y al agredido, y dices que ambos tienen la misma culpa. El agresor por agredir y el agredido por defenderse. Ambos son malos y feos. Ese es el verdadero mal, el querer estar bien con todos y darse el tupe de decir que es imparcial, que ese no es tu problema, que son los otros quienes tienen problema, pero que usted se mantienen impoluto sobre esas bajezas, esta mas allá de ellos.
    No.
    Las cosas no son de esa manera. Ciertamente Leopoldo castillo tienen razón al decir que es el presidente el cáusate, el fue quien despertó la violencia que estaba latente en la sociedad ¿botar a 22000 persona de un solo plumazo de la industria no es una agresión? Y luego sacarlos de sus casas, en la noche, con bombas lacrimógenas y sus niños en brazos ¿no es agresión? ¿La señora ron murió de hipocresía? El 11 de abril estaba en la Baralt y a mi lado le dispararon a alguien en la cabeza ¿ese también murió de hipocresía o por los medios de comunicación que quieren crear una matriz de opinión?
    Quiero que me digas una sola vez en la cual los que nos oponemos a este gobierno hemos atacado a los chavistas con armas de fuego. UNA SOLA, no quiero mil.
    Y acaso si alguien me agrede estoy en el legitimo derecho de defenderme. O es que alguien de verdad quiere poner la otra mejilla, y decir que esa defensa lo pone en el mismo plano que el agresor es simplemente una idiotez.
    No mi pana, no son todos los que quieren la violencia es un grupo muy especifico y con fines específicos quienes desean esa violencia, que agrede, para luego salir gritando “¡¡¡¡ Vieron se defendieron y me pegaron en el ojo!!!!!” Y fíjate no digo que chavez es el causante de la violencia, el solo fue el catalizador de algo que ya estaba ahí, contenida, pero al condecorar a los pistoleros de Llaguno abrió las puertas a la radicalización.
    No es que sea el típico carajo que quiere linchar a las personas que no son ni chicha ni limonada, es que rebato que sean objetivas, ya que para ser objetivas refundan la memoria para acomodarla a sus propios razonamiento.
    Hace poco publique aquí lo que paso en donde vivo, y la razón por la cual se genero violencia, y es la misma razón que pasa en todo el país; la exclusión de una parte del pueblo la cual no tiene derecho a nada. ¿Eso no es agresión?
    En fin pienso que decir esas cosas es inmoral, y propicia al mal, ya que si todos son culpables, nadie lo es.
    Ahora entiendo mejor la razón por la cual nadie lee a I. Berlin. Quieren seguir siendo objetivos

    ResponderResponder
  14. Sergio M. dijo:

    Luis, yo no estoy defendiendo al agresor o a los agresores. No inventes. Estoy diciendo que ni la oposición ni el gobierno tienen fundamentos morales para ponerse en el lugar de las víctimas, cuando ambos han sido copartícipes del descalabro nacional. O es que se te olvidó la salvajada del acoso a la embajada de Cuba, entre otras perlitas de la oposición durante el golpe. Creo que tu manera de ver las cosas, precisamente, refuerza mi tesis.Creo que tu eres él que simplifica, poniéndote de parte del Ciudadano, y legitimando sus locuras sin sentido.

    ResponderResponder
  15. Franco dijo:

    Así no son las cosas caballero. En éste punto apoyo la idea de Luis. Es un asunto de supervivencia. Hay que barrer a los malos. Es simple reconocerlos: son los que quieren acabar contigo imponiéndote unos hábitos y un estilo de vida en los que no te reconoces. En éste momento Telesur es el enemigo, VTV otro tanto. No te engañes, no salgas a defender sus derechos, que defensores con poder les sobran a ellos. Ellos no te van a defender a ti. Llegada la hora bailarán sobre tu tumba. No es cuestión de principios, ese punto lo dejamos atrás hace rato. Esto *era* cuestión de principios hace algunos años, cuando se debió impedir a toda costa el ascenso a la presidencia de un golpista. *Eso* hubiera sido defender principios. Ahora estamos defendiendo el pellejo, cuestión sumamente diferente y muy delicada. No podemos dejarnos masacrar solamente por defender derechos de personas que no respetarán los nuestros llegada la hora. NO podemos actuar como caballeros frente a quienes no lo son, sería como tener una pistola en la mano y no dispararle al malandro que te amenaza para no atentar contra su derecho a la vida (indiscutible, mientras no amenazaba el tuyo). Si tú tienes una pistola y alguien te está apuntando, es tu deber disparar primero y eliminar a tu enemigo si es posible, si no lo haces va a ser él quien te dispare. Es decir, que no creo en predicar con el ejemplo en éstos casos, en sacrificar incluso la vida por principios. Qué va, primero es lo primero.

    ResponderResponder
  16. Sergio M. dijo:

    Franco, me das mucho miedo, brother.
    Tu ideología está cerquita de la doctrina preventiva de Bush y demás yerbas radicales por el estilo. O “estás conmigo” o “en contra mío”.
    En este caso, me disculpas, pero no estoy de acuerdo contigo.
    Menos cuando dices cosas como:
    Si tú tienes una pistola y alguien te está apuntando, es tu deber disparar primero y eliminar a tu enemigo si es posible, si no lo haces va a ser él quien te dispare.

    Chamo, qué fuerte que pienses así, de manera tan reactiva, defensiva y paranoica.
    Llámame iluso, si quieres, pero yo ni siquiera me paso por la cabeza el escenario de cargar una pistola y de dispararle a alguien.

    ResponderResponder
  17. Sergio M. dijo:

    Creo que Gandhi tampoco te apoyaría en tu forma trágica de entender la realidad nacional. Así no vamos para ningún lado, Franco.

    ResponderResponder
  18. John Manuel dijo:

    Entiendo y comparto la médula del post: rechazar TODA la violencia, dejar de lado la doble moral, la hipocresía, y superar el discurso binario buenos/malos. Totalmente, Sergio, estoy de acuerdo.

    Pero hay algo, en lo que Luis y Franco puede que tengan razón: No se puede equiparar a “ambos bandos”, porque aquí no estamos en una guerra civil, aquí no hay dos fuerzas armadas matándose entre sí.

    Pana, uno de los bandos es el gobierno, y obviamente tiene más responsabilidad que el lado contrario. Una cosa es un militante de la oposición y otra un guardia nacional. No son lo mismo.

    No es lo mismo sectores de la oposición radical ejerciendo violencia en las calles (que los hay), a que la violencia sea una política de estado orquestada por cuerpos de seguridad, y peor aún, por grupos parapoliciales como el encabezado por Lina Ron. Para decirlo en términos sencillos, no es lo mismo los chamos de bandera roja tirándole piedras a la guardia, que la guardia acoñazeando civiles, sin ningún motivo.

    De resto entiendo el punto, entiendo el reclamo a Ledezma hablando de DD.HH. y entiendo tu llamado a desmontar los discursos reduccionistas de lado y lado.

    ALgo de esto, dijo Centeno hace dos días: http://israelcenteno.blogspot.com/2009/08/las-fresas-de-la-amargura.html

    ResponderResponder
  19. Puma dijo:

    ¿Cuántas ballenas estaban reprimiendo la marcha de los oficialistas? ¿cuantos GN descargaron sus latas lacrimogenas a los chavistas en la esquina de el chorro? ¿por que no hay noticias de oficialistas apaleados por las bandas de la “ultra-derecha opocicionista”? Si los hubiera ya estarían identificados y presos. Ciertamente el bando opositor manipula las informaciones a su conveniencia para maginificar los abusos, pero la violencia tiene su origen claro y lo hace para poner a los opositores a luchar en un terreno en el que el gobierno tienen la ventaja, asi como los franquistas tuvieron la ventaja porque controlaban el ejercito regular. ¿Las piedras de bandera roja se equiparan con el kit antimotin de los GN?
    A medida que se desgasta el gobierno la respuesta será más brutal y primitiva, la respuesta en funcion de la violencia no tiene sentido porque ese es el escenario que desea el gobierno para sofocar cualquier disidencia.

    ResponderResponder
  20. Sergio M. dijo:

    Insisto, es muy fácil establecer divisiones: gobierno-movimiento estudiantil, militares-civiles, revolución-contrarevolución, y así sucesivamente. Lo complejo es descubrir las raíces comunes del problema, para el análisis del tema de la violencia, cuyo fenómeno nos abarca por completo de arriba hacia abajo. Aquí no es culpa de aquel o del otro. Aquí es un asunto de contexto. Y el contexto es el que anda mal. Y el contexto es que el nos inculpa a todos como sociedad.

    ResponderResponder
  21. Franco dijo:

    Creo que no me he explicado bien Sergio, no te hablo de una cosa preventiva. Te hablo de una situación en caliente: tienes un malandro en frente, apuntándote con una pistola a punto de dispararte y tú tienes otra pistola en la mano. Ahí no hay derechos ni consideraciones que valgan, el que queda de pie es el que gana, y el que queda de pie es el que dispare primero y tenga mejor puntería. Es una situación límite en la cual lo primero es defender la vida y después se verá lo que venga. O mejor: te tienen amarrado, te están cayendo a coñazos, sabes que no te van a dejar ir vivo, y de pronto tu secuestrador se descuida y deja a tu alcance un arma. Bróder, en esa situación la cosa no es para pensarla, ahí tu captor/torturador no tiene absolutamente ningún derecho humano (para ti, desde tu perspectiva de torturado) ahí sólo querrías matar al tipo antes de que te mate, sin ponerte a pensar en que si el tipo es de pinga con su familia o no, o en si paga impuestos. Ese es el tipo de situación a la que nos están llevando. Venezuela es un país amordazado y torturado. Nos están diciendo hace rato que nos van a matar, nos muestran la pistola, nos han disparado la pistola descargada (varias veces) en la cabeza, para asustarnos. En lo que el malandro se descuide habrá que desatarse y salir corriendo, aún a costa de tener que matarlo. No es reduccionismo, no es ojo por ojo, es supervivencia. Cuando las cosas llegan ahí, suelen ponerse feas, muy feas, y no es mi culpa ni deseo que eso pase, pero hay que poner las cosas blanco sobre negro. No me digas que los partisanos franceses eran unos bárbaros porque asesinaban a pacíficos soldados alemanes que sólo estaban haciendo su ronda y que capaz eran recluticas recién llegados que nunca habían matado a nadie. Hay que contextualizar: los partisanos mataban gente y ponían bombas, sí, pero cuál era el contexto. Lo que pasa es que el mundo de hoy se ha amariconeado a un punto tal en que Hitler tendría éxito si se propusiera conquistar el mundo hoy. La dictadura de lo políticamente correcto lo garantizaría. Saludos, no te asustes, es lo que pienso que viene y espero estar equivocado, pero en diez años rara vez lo he estado así que no me hago muchas ilusiones.

    ResponderResponder
  22. Sergio M. dijo:

    Bueno Franco, aquí llegamos a un punto muerto donde ni tu ni yo vamos a hacer más concesiones, vamos a ceder.¿O sí?
    Yo respeto tu punto, pero no lo comparto. Repito, no tengo una visión tan trágica de la vida o del destino nacional. De paso, no me parece afortunada tu metáfora sobre el problema en cuestión. Además, acabas por darme la razón al hacer tu análisis binario en blanco y negro. La idea es salir de ahí y construir por otro lado. Lo demás es volver a caminar en círculos por terrenos y lugares comunes.
    Muchos saludos, men, y gracias por responder.

    ResponderResponder
  23. Sergio M. dijo:

    Gracias también por comentar, JM.
    Hacen faltan ideas más sosegadas y reposadas como las tuyas.
    Un abrazo.

    ResponderResponder
  24. Sergio M. dijo:

    Tienes que bajarle dos, Luis.
    Siempre te vas de maraca.

    ResponderResponder
  25. Carlos dijo:

    Lo que pasa es que hace tiempo se perdieron los principios por la situacion polarizante, es lo que pasa en toda “guerra”, muere la verdad. Cada bando llora sus muertos e ignora los del otro bando causado por ellos. Es una situacion que conduce a la amoralidad del “perro come perro”, fruto de la disolución del orden social.

    Una situacion de tal amoralidad no es buena para ningun pais, no es la forma de solucionar las diferencias y generalmente conduce a la guerra real. Pero es el contexto en el actuamos y que somos obligados por la circunstancia de guerra solapada en que vivimos.

    Entonces, a nivel de amoralidad ambos bandos son iguales, pero a nivel de daño empirico y de fuerza no lo son. Evidentemente las bandas armadas parapoliciales, la GN, la PM, los circulos armados, el FBL, etc en el bando chavista hacen mucho mas daño que civiles desarmados quemando cauchos o tocando cacerolas iracundos. En el lado del chavismo en gobierno esta el poder economico y militar, osea el billete y la metralleta. En el otro bando hay poder economico cada vez venido a menos y no hay metralleta.

    El bando chavista tiene muchos muertos en su haber, muchos heridos, gente desterrada y excluida por razones politicas e incluso exiliados. Los tiene desde el mismo dia aquel del golpe de estado del 4 de Febrero de 1992 y desde 1999. Exiliados y desterrados desde la Lista Tascon. Presos politicos desde la modificacion del COOP y otras leyes y la toma roja de los tribunales.

    No es lo mismo.

    ResponderResponder
  26. Sergio M. dijo:

    Entiendo tu punto, Carlos, y me parece válido.
    Sin embargo, no hay que olvidar la raíz común que une a ambos bandos, más allá de sus diferencias aparentes.
    De cualquier modo, gracias por comentar.
    Un abrazo.

    ResponderResponder
  27. Aleister Crowley Jr. dijo:

    Excelente artículo. En el radicalismo solo ganan los mejores manipuladores porque son los que llevan a la gente como un masa inconciente, como rebaño sin dejarlos pensar, o estas conmigo o estas en contra mía como si más nada importara.

    Hay muchos elementos de fondo que deben ser tocados, como respondí en otro artículo sobre este mismo tema para bailar tango hacen falta dos personas, la radicalización ha sido beneficiosa para ambos grupos porque les permite “hacer política” sin tener que discutir ideas, sin debatir.

    ResponderResponder
  28. krisis dijo:

    Creo que la violencia aparece como forma de vida o camino viable cuando las instituciones democráticas dejan de funcionar como mediación de los conflictos. En el foro de Noticias24, por ejemplo, un comentarista escribía que los sujetos de Ávila “ya estaban identificados” y que “aparecerían en la morgue”, que creo es la conclusión o evolución natural del argumento de Franco. Pero, ¿necesitaría esa persona abocarse a la violencia si existiesen instituciones, policías, tribunales, cárceles, etc., que lo defendieran y “compensaran” los daños a la sociedad hechos por estos sujetos? Claro que no.
    Una vez que entendemos esto, creo que lo que dice Sergio gana peso: No se puede achacar única y exclusivamente esta destrucción a un solo bando. La oposición también, de manera directa (boicottear las elecciones de la AN) o indirectamente (utilizando Globo para alebrestar a las viejas cacatúas gritonas) ha derroido el tejido social. Judicialmente, por ejemplo, pasamos de la “Tribu de Morales Bello” (que protegía cabilleros) a la “Tribu de Miquilena” (que trató de legitimar el Golpe del 2002) a la Tribu actual, controlada por diferentes secciones chavistas.
    He allí la hipocresía: (1) que venga gente salida de la Tribu de Morales a quejarse de la “parcialidad judicial”, cuando son ellos mismos los que inventaron el sistema que ahora los oprime y (2) que la oposición de a pie niegue su rol en la debacle y crea que habla con la verdad en la mano, lo cual ha cerrado a la oposición y ha impedido que mejore a partir de sus errores para deslastrarse de políticos vergonzosos, por ejemplo, o discursos extremistas.
    Saludos.

    ResponderResponder
  29. krisis dijo:

    P.d.: Me acabo de enterar de que “la guerra ya empezó”, que coñacear a la gente es totalmente aceptable, y que qué banalización del mal ni qué coño. Sólo tienes que leer esto:
    http://discursodeloeste.blogspot.com/2009/08/errores-tacticos-desubicacion.html
    Claro que, entre las contradicciones y errores que señala ese señor, está la obviedad de ser un anarquista-vergatario-me-vale-madre-abajo-el-sistema; pero borrar y censurar comentarios incómodos. Paradojas postmodernas, pues.

    ResponderResponder
  30. Daniel Pratt dijo:

    Krisis, justo iba a comentar eso.

    Esa es otra evidencia más de que la única salida que entiende el chavismo es la desaparición física de quien piense distinto.

    ResponderResponder
  31. Sergio M. dijo:

    Ya me fastidia el disco rallado de JRD, siempre victimizándose y justificándose por ser del 23. Sus conclusiones ya no son divertidas o audaces, y ahora rayan en lo estrictamente reaccionario. Solo que su conservadurismo se quiere disfrazar de un discurso progre malandro que ya no le cuadra, a sus cuarenta años. En fin, otro colega preso y rehén de la polarización actual.

    Por cierto, JRD nos censura porque supuestamente somos agentes de la derecha y porque somos una cuerda de sifrinitos(mariquitos) del este.

    A él le gusta mucho escribir “mierda”, “mamaguevos” y “mariquitos” en sus artículos, para alardear de su condición de chico malo del gueto.

    Yo sencillamente no le creo. Me parece una impostura y un fraude sobrevalorado por cierto periodismo etnocéntrico enamorado románticamente de su alteridad.
    Lo han idealizado y lo han convertido en lo que es: una persona intolerante, arrogante y represora, fuera de sus cabales. Un pana dispuesto a celebrar tu “linchamiento” porque antes le hiciste lo mismo a sus camaradas.Porque no estás en su bando.
    Ojo por ojo, diente por diente. A eso se reduce la filosofía de JRD.

    ResponderResponder
  32. Sergio M. dijo:

    Así JRD se ha transformado en otro cabillero virtual de la red bolivariana. Qué fallo, qué perdida de tiempo!

    ResponderResponder
  33. Sergio M. dijo:

    Por lo demás, gracias a Aliester, Krisis y Daniel por sus acertados comentarios.
    Seguimos en contacto por aquí.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder
  34. Sergio M. dijo:

    En fin, Krisis, yo tampoco puedo entender como alguien que se dice progresista, puede tener un blog para amordazar a sus lectores y para aplaudir a cabilleros.
    Es de una bajeza y de una ruindad moral absolutas.

    ResponderResponder
  35. oro2 dijo:

    Son personas religiosas, vamos a tenerlo claro. La lucha de clases como fenómeno binario es muy interesante, pero de allí a que manifieste una realidad o que se concrete como realidad hay un trecho bien largo y profundo. Alguien ya lo ha señalado se rigen por la ley del Talion (¿así se dice?) como los judíos que condenaron a Jesús (de Nazareth) y no a Libertador Morales, así lo fue la inquisición y cuantos otros tribunales de la historia. El resentimiento está vivo: lo importante no es que le hayan pegado a unos periodistas, simples seres humanos, no, lo importante es que la otra vez (en 2003) le pegaron a una gente y eso quedó impune, pero no reconoce que sea gracias a lo que sucedió con los periodistas de Ultimas Noticias (sifrinos, antichavistas, cínicos, ninguneadores de los “nuestros”) que él pueda hacer su denuncia. Visiones poco autocríticas, en verdad.

    PD. (diría el camarada Mao)

    ResponderResponder
  36. modo dijo:

    dos frases se me vienen a la cabeza, una de una cancion de the strokes q se llama is this it que dice: “We’re not enemies; we just disagree”. ojala y ese desacuerdo fuera como se lee en rayuela: “De una vez por todas seria bueno ponernos de desacuerdo en esta materia. Hay quizá una salida, pero esa salida debería ser una entrada” y no este deseo mutuo de simple aniquilacion del otro en q vivimos.

    ResponderResponder
  37. Aleister Crowley Jr. dijo:

    Perdón, me equivoque de artículo.

    ResponderResponder
  38. Sergio M. dijo:

    Gracias por comentar, Modo y Oro.
    Muchos saludos.

    ResponderResponder
  39. Andreina dijo:

    La verdadera pregunta es ¿hasta cuándo vamos a guardar las formas? Por qué o para quién las guardamos? para nosotros mismos? para los demás? no quiero yo vivir rodeado de gente violeta o no quiero yo ser violeto? Vivimos en un estado de insanía mental que tenemos que empezar por aceptar que es real y no sentir verguenza, el que diga que no está loco es el primero que lo está. Qué no podemos caer todos en algún momento ante las emociones más primarias? Y qué tal si las reprimimos por siempre? Cuál es el punto medio? Y ese punto medio es para mí o es para los demás? Los venezolanos somos muy frasquiteros, la mayoría de la gente ve como un bien, un valor, el expresar abiertamente sus emociones, demasiada gente cree que el desgarrarse las vestiduras a cada momento por cualquier cosa es algo bueno. Eso también está en los discursos que vemos a diario de todos los políticos que no son más que una impostura pero que la gente asume como lo que debe ser, la demostración de un sentimiento es más importante que la construcción y mantenimiento de un hecho. Cada indivicuo es único y reacciona de una manera distinta, pero presionándolo sistemáticamente probablemente se consiga un mismo fin. La gente igualmente se deja llevar por las reacciones de los demás, en nuestra sociedad el seguir a la masa es más importante que tener alguna clase de criterio propio por equivocado que sea. La violencia por tanto también se copia. Qué debemos hacer? A esta altura solo preguntárnoslo de manera individual y personal. El colectivismo está sirviendo igualmente para generalizar la violencia en individuos y situaciones que normalmente no lo son. Y si caemos, hasta dónde llegaremos? Yo confieso que acabo de caer, la situación lo ameritaba y no me arrepiento, pero cuántas situaciones más lo ameritarán? Esa es mi pregunta y solo me la puedo responder yo solita, y es probable que la respuesta no me guste y eso ameritará más preguntas y seguramente en algún momento me quedaré sin respuestas, solo con hechos. Así que por ahora solo puedo volver a la pregunta inicial, ¿hasta cuándo guardaré las formas? Aquí en panfleto hay muchos que las perdieron hace rato…

    ResponderResponder
  40. krisis dijo:

    Habría que ser bastante ciego para no ver el gérmen del discurso totalitario en las entradas de JRD y Luigigno Bracci. Justificaciones peligrosísimas, según las cuales el acto es legítimo porque “la clase poderosa” (whoever that is) ha oprimido múltiples veces a “la nuestra” (idem). Todo muy hipócritamente edulcorado con frasecitas tipo “ojo, yo condeno los actos violentos”, seguido de un gran “pero” que desmiente todo lo anterior. Lógica globovisionaria: Yo repudio el magnicidio, pero si alguien mata a Chávez es porque se lo buscó. Vaya perlita, vaya forma de *no repudiar justamente* el acto.
    Para nuestro Ersatz de Hunter Thompson veneko, JRD, pues es la prueba de que es facilísimo tirar piedras y dárselas de alternativo cuando estás en la oposición, pero cuando llegas al poder el anarquismo simplemente pierde su atractivo por falta de propuesta, por ser simplemente una idea vacía, como el Socialismo del siglo XXI, que no existe sino por diferendo, definiendo lo que *no es*: No somos capitalistas, etc.
    Yo, por este lado, ando gozando una bola viendo a JRD gritar y chillar que es alternativo, alejado de las bases y el poder, para terminar siempre dándole la razón al gobierno, mientras se apresura en aclararte que si lo acusas de justificar al gobierno (es decir, de lo que hace), es porque te gusta que te sodomicen, o algo por el estilo. Igual Bracci et al., somos demócratas y pacifistas, pero coño, un “delito mediático” de Globovisión explica por qué le cayeron a palazos a 12 tipos en el Centro. Es decir, la próxima vez que veas a un periodista que te cae mal (por ejemplo, a mí me desagrada Luis Chataing), le zampas un coñazo en la jeta y dices que eres víctima de la violencia mediática…

    ResponderResponder
  41. Oliver North dijo:

    Paja moralista… tu articulo es muy “politically correct”… como se come esta vaina? espero que con batido de fresa…

    Pana, el hecho es que tiempos desesperados requieren medidas desesperadas. Mi racionamiento me dice que tiene sentido lo que escribes, en donde hay un entendimiento de parte y parte. Sin embargo la realidad es muy distinta y tus argumentos no tienen el pie en el suelo sino por el contrario muy en las nubes utopicas. Me extrana esto dado que te llamas el “pateador de calle”…

    En fin, un pequeno comentario porque creo que varios han comentado por la misma linea.

    Saludos,

    ResponderResponder
  42. elciegomagoo dijo:

    Yo creo que en medio de esta marabunta algunos tienen que permanecer políticamete correctos (si es que eso existe). No es por querer erigir a esos algunos como jueces y árbitros pero si en un combate de boxeo los jueces, los réferis y los entrenadores también se caen a coñazos entre todos, lo más seguro es que al último round no haya decisión y que probablemente el público también comience la coñiza. Un abrazo. ECM

    ResponderResponder
  43. Oliver Gatiesa dijo:

    OLIVER ES LA RATICA POLITICAMENTE INCORRECTA QUE NOS FALTABA, QUIERE QUE NO ANDEMOS CON MORALINAS Y QUE NOS CAIGAMOS A COÑAZOS DE UNA VEZ, YO CREO QUE ES UN FANFARRÓN Y QUE A LA HORA DEL TE SE CAGA EN LOS PATALONES…
    SI ERES TAN MALO Y TAN RATICA, DEBERIAS FIRMAR CON TU NOMBRE….

    ResponderResponder
  44. Leiva dijo:

    “Ojo por ojo, diente por diente. A eso se reduce la filosofía de JRD”: yo creo que ese, si le quitas un ojo, te quita los dos tuyos; y por un diente te cobra la dentadura completa. Ese tipo es precisamente el malandro que te ofrece unos tiros por sólo mirarlo. ¿O es que hay entre ustedes los que se habían formado una idea romántica de él?

    Aunque todo tiene su razón. Él asegún fue coñaceado durísimo durante la cuarta, muchas veces, y hasta cogido salió una noche, asegún, según él, por comunista solamente. En el 92, mientras cubría el golpe en la maleta del carro donde sacaron de la casona a CAP, lo sodomizó el propio CAP, apretaíto y sin respirar, pues no había aire en la maleta. Nunca superó ese trauma: JRD emburrado por CAP. De ahí el odio, de ahí el resentimiento, de ahí la bilis y las hemorroides desbordadas…

    ResponderResponder
  45. El Warholio dijo:

    Estoy de acuerdo con Cobranza. Detrás de todo esto hay 2 grupitos que quieren llevar a la gente a los extremos para sacar provecho de los resultados. No se puede caer en la ingenuidad de que este es un asunto de “nosotros” que tenemos que defendernos de “ellos” y que en esa defensa todo vale, incluso justificar atropellos en contra de nuestros adversarios. Esa visión simplista y dicotómica es muy peligrosa. Al igual que a los talibanes chavistas los arrean como una manada de descerebrados, a los talibanes del lado de quienes nos oponemos a esta versión tapa amarilla de stalinismo devaluado también los quieren usar para reestablecer en el poder a quienes movían los hilos pre-1998. Caer en ese juego le resta fuerza a nuesta posición dado que perdemos legitimidad y autoridad moral frente a los atropellos del gobierno rojito y sus batallones de camisas pardas.

    ResponderResponder
  46. La Más Chismosa dijo:

    Del Discurso del Oeste:
    “Gustavo Mérida dijo…
    Pana, no es con intención de publicar. Aunque me siento medio chismoso; vacílate esto, de facebook:
    Sergio Monsalve Ya me fastidia el disco rallado de JRD

    (…)

    Gustavo Mérida.
    Gracias por traer esos chismes. Por ahí los llamaron “conversación privada”. Diles de mi parte que pueden ir todos a lavarse ese hueco e culo.

    Anónimo 19 de agosto de 2009 03:09 PM
    Sí hay mucha gente que se merece una golpiza. Por ejemplo, los que vienen a hablar de leyes y derechos y no tienen la gallardía de identificarse. Hay que echarles una pela

    Reinaldo.
    Lo dicho: estamos en guerra, y así como la tarea del enemigo es destruirnos. No debe extrañarnos que ellos celebren nuestra muerte y condenen cada bofetada que reciben. Se ve más claro lo que debemos hacer entonces, ¿no?, en lugar de estar esperando a la “justicia ordinaria”.””””

    ResponderResponder
  47. El Warholio dijo:

    Ok, ¿y dónde se están la conversaciones esas que publicó ese “Gustavo Mérida”?

    Yo también quiero participar en la chismografía panfletaria ¿tienen un grupo en feisbuc?

    No excluyan, cuerda de burgueses-elitistas-golpistas-fascistas-manicuristas-autopistas-etc-etc-etc.

    ResponderResponder
Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top