“Los tres discursos de fondo del pensamiento americano”

“Tres grandes discursos de fondo gobiernan el pensamiento americano. Así lo muestran la historia de las ideas, la observación del devenir político y el examen de la creatividad artística.

1. Por una parte el discurso europeo segundo, importado desde fines del siglo dieciocho, estructurado mediante el uso de la razón segunda y sus resultados en ciencia y técnica, animado por la posibilidad del cambio social deliberado y palnificado hacia la vigencia de los derechos humanos para la totalidad de la población, expresado tanto en el texto de las constituciones como en los programas de acción política de los partidos y las concepciones científicas del hombre con  su secuela de manipulación colectiva, potenciado verbalmente con el auge teórico de los diversos positivismos, tecnocracias y socialismo con su alboroto dosctrinario en movimientos civiles o militares o paramilitares de declarada intención revolucionaria. Sus palabras claves en el siglo pasado fueron modernidad y progreso. Su palabra clave en nuestro tiempo es desarrollo.

Ese discurso sirve de pantalla de proyección para aspiraciones ciertas de grandes sectores de la población y del psiquismo colectivo, pero también sirve de vehículo ideológico para la intervención de las grandes potencias políticas e industrales del mundo en esa área y es, en parte, resultado de esa intervención; sólo en parte, pues responde también, poderosamente, a la identificación americana con la europa segunda.

2. Por otra parte, el discurso cristiano-hispánico o discurso mantuano heredado de la España imperial, en su versión americana caracaterística de los criollos y del sistema colonial español. Este discurso afirma, en lo espiritual, la trascendencia del hombre, su pertenencia parcial a un mundo de valores metacósmicos, su comunicación con lo divino a través de la Santa Madre Iglesia Católica Apostólica y Romana, su ambigua lucha entre los intereses transitorios y la salvación eterna, entre su precaria ciudadela terrestre y el firme palacio de múltiples mansiones celestiales. Pero en lo material está ligado a un sistema social de nobleza heredada, jerarquía y privilegio que en América encontró justificación teórica como paideia y en la practica sólo dejó como vía de ascenso socieconómico la remota y ardua del blanqueamiento racial y la occidentalización cultural a través del mestizaje y la educación, doble vía simultánea de lentitud exasperante, sembrada de obstáculos legales y prejucios escalonados.

Pero si el acceso a la igualdad con los criollos quedaba, en la práctica, cerrado para las grandes mayorías, el discurso en cambio se afianzó durante los siglos de colonia y pervivie con fuerza silenciosa en el período republicano hasta nuestros días estructurando las aspiraciones y ambiciones en torno a la búsqueda personal y familiar o clánica de privilegio, noble ociosidad, filiación y no mérito, sobre relaciones señoriales de lealtad y protección, gracia y no función, territorio con peaje y no servicio oficial aun en los niveles limítofres del poder. Supervivencia del ethos mantuano en mil formas nuevas y extendidas a toda la población.

3. En tercer lugar el discurso salvaje; albacea de la herida producida en las culturas precolombinas de América por la derrota a manos de los conquistadores y en las culturas africanas por el pasivo traslado a América en esclavitud, albacea también de los resentimientos producidos en los pardos por la relegación a larguísimo plazo de sus anhelos de superación. Pero portador igualmente de la nostalgia por formas de vida no europeas no accidentales, conservador de horizontes culturales aparentemente cerrados por la imposición de Europa en América.

Para este discurso tanto  lo accidental hispánico como la Europa segunda son ajenos y extraños, estratificaciones de la opresión, representantes de una alteridad inasimilable en cuyo seno sobrevive en sumisión aparente, rebeldía ocasioanal, astucia permanente y oscura nostalgia.

Estos tres discursos de fondo están presentes en todo americano aunque con diferente intensidad según los estratos sociales, los lugares, los niveles del psiquismo, las edades y los momentos del día.

El discurso europeo segundo gobierna sobre todo las declaraciones oficiales, los pensamientos y palabras que expresan concepciones sobre el universo y la sociedad, proyectos de gobiernos de mandatarios y partidos, doctrinas y programas de los revolucionarios.

El discurso mantuano gobierna sobre todo la conducta individual y las relaciones de filiación, así como el sentido de dignidad, honor, grandeza y felicidad.

El discurso salvaje se asienta en la más intima afectividad y relativiza a los otros dos poniéndose de manifiesto en el sentido del humor, en la embriaguez y en  un cierto desprecio secreto por todo lo que se piensa, se dice y se hace, tanto así, que la  amistad más aunténtica no está basada en el compartir de ideales o de intereses, sino en  la comunión con un sutil oprobio, sentido como inherente a la condición de americano.

Es fácil ver que estos tres discursos se interpretan, se parasitan, se obstaculizan mutuamente en un combate trágico donde no existe la victoria y producen para América dos consecuencias lamentables en grado sumo.

La primera de orden práctico: ninguno de los tres discursos logra gobernar la vida pública hasta el punto de poder dirigirla hacia formas coherentes y exitosas de organización, pero cada uno es suficientemente fuerte para frustrar a los otros dos, y los tres son mutuamente inconciliables e irreconciliables. Entre tanto, las circunstancias internacionales del mundo tienden, por una parte, a reforzar el discurso europeo segundo y prestan altavoz al clamor de desarrollo acelerado hacia un orden racional segundo apoyado por la ciencia y la técnica, pero el discurso mantuano se esconde detrás del discurso europeo segundo y negocia su continuidad con intereses de las grandes potencias beneficiadas por ese estado de cosas mientras el discurso salvaje corroe todos los proyectos y se lamenta complacido.

La otra consecuencia es de orden teórico: no se logra formar centros permanentes de pensamiento, de conocimiento y de reflexión. Los investigadores y pensadores de América o bien se identifican con la Europa segunda de tal manera que su trabajo se convierte en agencia local de centros ubicados en poderosos países exteriores al área, o bien se consumen en actividades políticas gobernadas por el discurso mantuano, o bien ceden al impulso poético verbalista del discurso salvaje.

Los esfuerzos científicos de las universidades se desvirtúan en intrigas mantuanas; las anacrónicas intrigas mantuanas no logran hacer contacto con lo real extraclásico más allá de lo necesario para sobrevivir, un cierto nihilismo caotizante impide la continuidad de los esfuerzos, y el conjunto de la situación aleja al americano de la toma de conciencia integral de sí mismo, de su realidad social, de su puesto en el mundo, de tal manera que mucho menos se enfrenta nunca aunténticamente a los problemas que el universo en general, la condición humana en general plantea al hombre despierto.

Ante este panorama de discursos en guerra, sin victoria, sólo queda, en la perspectiva del presente, el escalofrío estético catártico que produce la contemplación de una tragedia, y, en la perspectiva del futuro, el genocidio tecnocrático o la esperanza de una catástrofe planetaria que permita comenzar de nuevo algún antiguo juego.”

Este escrito es el prólogo de El laberinto de los tres minotauros

Autor: José Manuel Briceño Guerrero

Monte Avila Editores

Primera edición, 1994

GD Star Rating
loading...
"Los tres discursos de fondo del pensamiento americano", 3.9 out of 5 based on 14 ratings

Adriana Pérez Bonilla

Trató de escribir, y ya, eso...

Más posts


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

6 Comentarios

  1. Malobra dijo:

    Lamentablemente no conocía a José Manuel Briceño Guerrero, ni “El laberinto de los tres minotauros” por lo que tuve que ir al monte de Microsoft a buscar a Dios Google, que en voz de María Wikipedia me ha hecho algunas revelaciones con respecto al candidato a premio Nóbel Briceño Guerrero y su obra en mención.

    Un escritor difícil de leer por cierto, tal vez en mi estado demasiado silvestre se me dificulta entender lo que considero un manejo de lenguaje casi lúdico en él. Pero bueno, el conocerlo un poquitito me ha hecho compararlo con Octavio paz en su obra El Laberinto de la Soledad. Obra que al igual que en El Laberinto de los Tres Minotauros intenta definir, dilucidar y entender la identidad y el pensamiento del hombre conquistado por una cultura europea: Mexicanidad en Paz, venozalidad en Briceño Guerrero.

    Una vez que los comparé, caí en cuenta de algo: que Briceño no considera un pensamiento de origen, ni un devenir “natural” de la historia del venezolano y Paz sí. Tal vez por allí podría haber una debilidad en los discursos de Briceño. No puedo meterme a honduras porque no he leído su obra y no tendría cómo argumentar mi opinión; lo antes dicho es sólo una percepción alimentada de reseñas y resúmenes de su obra y de este prólogo. Digo…peor es nada ¿no?

    Porque en realidad lo que quiero decirte adrianonimo es que me hubiera gustado más (ya sé que aquí nadie estamos para andar dando gustos, pero igual….) que hubieras añadido a este artículo tu opinión personal al respecto.
    Puedo suponer que este artículo es una respuesta o un cierre a la confrontación de ideas sobre el tema de Por en medio de la calle, y que piensas que estará de más añadir tu opinión personal porque ésta la suscribes a la del tercer discurso de este ¿silogismo? de Briceño. Pero no encuentro en nada productivo, ni entretenido venir a argumentar con un copy-paste de autores reconocidos.
    Yo bien podría venir a pegar el ensayo de Enrique Krauze (discípulo de Octavio Paz) La Soledad del Laberinto, donde encuentra fisuras, inconsistencias en libro de Paz, que bien pueden ser aplicables a este artículo. Pero no lo haré porque entonces vendría toda la hueste de intelectuales del siglo XIX y XX a jodernos la parranda; Foucautl, nos enloquecería al pavo y Nietzsche nos amargaría el vino, y ¿qué caso tieme pues?
    Saludo

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. adrianonimo dijo:

    Gracias por pasarte Malobra, me encanta conversar con gente como tú.

    Ok

    ¿Este post es una respuesta a LaCh? Sí y no.
    No, porque yo no me iba a enfrascar en una discusión que no llevaría a nada. Es decir, me parecía aburrido e inútil. Cuando leí su respuesta me dí cuenta que quedamos en las mismas. Responderle significaba, prácticamente, repetir el primer post que publiqué sobre todo el asunto. Creo que no me exprese bien. Yo ni siquiera esperaba propuestas o soluciones, pero sí un poco de profundidad y reflexión en la critica. Algo que contribuyera a la discusión de por qué caminamos por el medio de la nada. Pero la cosa se convirtió en algo tipo “voy a joder a esta niña que me desafió públicamente” y ahí vez que me dijo de todo menos bonita. Resultó que soy pequeña burguesa, fascista y una dicotómica incurable. Después dijo algunas cosas interesantes y al final un análisis sobre porque estamos tan jodidos, que me pareció bien, algunas cosas las comparto, otras no tanto. En fin.

    No sé si compartes mi opinión pero creo que Sr. Cobranza si captó la razón principal por la cual no le respondí directamente a la china y publiqué un post. No fue por camorrera o irreverente, sencillamente invitaba a la discusión, de esas donde todos ganamos. Ir más allá de lo evidente, preguntarle ciertas cosas a la espada del augurio. Él hizo una lectura política del festival, que me pareció muy buena, y ya pasare por allá a responderle.

    Sí, porque estoy convencida que la buena critica es un arte. Y si queremos elevar la discusión tenemos que aprender de los grandes. Y en ese aspecto, y en muchos otros, considero a J.M. Briceño Guerrero un monstruo, inmenso y maravilloso. Pero si supieras que cuando leí el post de Cobranza me acordé mucho de J.M. Y quise como hacer un cierre que incluyera una critica que me parece suprema y segundo, que indicara la razón de ciertos comportamientos que nosotros, los latinoamericanos, tenemos todos los días y en muchos aspectos, no sólo el político.
    Mi intención fue dar herramientas que ayuden a guiar esa discusión profunda que tanto pregono y reclamo. Ni más ni menos que eso.

    ¿Por qué no incluí mi opinión? Primero respeto muchísimo a José Manuel Briceño Guerrero. El pana ha dedicado su vida a estudiar a Latinoamérica y el lenguaje. No quiero decir que sus ideas sean irrefutables, porque no lo son. Las de nadie. Pero es que el tipo argumenta de una manera tan lucida y basado en el incalculable conocimiento que posee. No me siento en la capacidad de completar, ni siquiera interpretar sus ideas. Tengo opiniones y he analizado mucho de sus textos, pero así de ponerme a escribir sobre su obra, todavía no. Primero porque soy una chama de 27 años y todavía me falta mucho, pero mucho por leer. Y después, porque tal vez se necesita otros escenarios más cómodos y amplios que un blog para ponerse en esa titánica tarea.

    Yo me he propuesto dar a conocer su obra, sus ideas, el producto de la reflexión de toda una vida. Me pareció un momento propicio para publicar ese prólogo. Creo que es necesario que los latinoamericanos empecemos a estudiar a esos grandes hombres, como Octavio Paz y J.M. Briceño Guerrero, que nos pueden interpretar y ayudar más que nadie, por ser ellos latinoamericanos también.

    Bueno y para finalizar te quiero hablar de J.M. Briceño Guerrero o Jonuel Brigue. Este filósofo es una de mis pasiones. El firma con su nombre completo sus trabajos académicos y como Jonuel Brigue su trabajo literario. Bueno para empezar es un autor muy poco conocido en Venezuela y conseguir sus libros es una odisea. Él es un escritor de culto, sus libros son fotocopiados y así se van pasando de mano en mano. Personas de todo el mundo vienen a visitarlo.

    Hay un libro de él que se llama Doulos Oukoon que prácticamente es el libro base de una secta que se fundó en Puerto Rico en los sesentas. Uno de los integrantes vino a conocerlo, a ver si de verdad él existía. La conclusión del puertorriqueño fue que Jonuel Brigue es un extraterrestre, a pesar que lo conoció y hablo con él. Hay una anécdota muy famosa, dado que J.M. habla 20 y más idiomas, es un duro en lenguas antiguas. Una vez se encontró con Jorge Luis Borges y le leyó un pasaje de la Iliada en griego antiguo, y el maestro argentino se puso a llorar de la emoción.

    Con esto te quiero ilustrar que no sólo su obra es fascinante, su vida y todo lo que lo rodea también lo es. Para mi Jonuel Brigue ha significado un viaje alucinado. Estoy detrás de su pista constantemente porque quiero tener todos sus libros. Pero como ya te dije es súper difícil, también es divertidísimo.

    Lamentablemente El laberinto de los tres minotauros no se consigue on line, uno de mis resoluciones del año es ponerlo en la red para que todos tengan acceso a ese tesoro. Pero libros como Doulos Oukoon y El origen del lenguaje si se consiguen, aquí te dejo una página donde se le rinde homenaje y donde, benditos seas, se consiguen libros completos, fragmentos de su obra y unas entrevistas deliciosas.

    http://www.saber.ula.ve/iconos/jonuelbrigue/index.html

    Yo creo Malobra que en México sí puedas conseguir algo. Si mal no recuerdo, Jonuel Brigue estudió un doctorado en México, pero no estoy segura. Pero igual, ustedes tienen una oferta de libros allá, que nos hace babearnos de sólo pensarlo. En fin, ojalá tengas suerte y consigas uno de sus libros. Por supuesto, si te animas con este autor.

    Un favor te quería pedir. Si tienes el tiempo y la disposición me encantaría que me hablaras sobre Octavio Paz, su obra, etc. De él únicamente he leído La llama doble, pero lo tengo pendiente como tarea urgente.

    Me despido y disculpa el testamento. Yo creo que me apasiona el tema, je je. Como ves, disfruto tanto leer tus comentarios como responderlos.

    P.D. Respondí a tus comentarios en El equipo de gobierno soñado. Por si acaso no lo has visto, te aviso para que pases cuando puedas.

    Nos vemos en el panfleto, un abrazo

    Adriana Pérez Bonilla

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. ares1224 dijo:

    Me llama la atención lo que dices acerca de J.M. Briceño, yo la verdad que no tengo ni idea de quién es, por eso me gustaría ver si está dentro de tus posibilidades hacer una reseña acerca del autor y poner un pequeño compendio de obras que se puedan conseguir online por acá.

    PD: Disculpa el atrevimiento de mi flojera mental.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. adrianonimo dijo:

    Claro que sí ares, con mucho gusto.

    Varias cosas

    J.M.Briceño Guerrero actualmente vive en La pedregosa, Mérida. Allá en Mérida es super conocido porque ha sido profesor de la ULA por muchos años, aunque le toca retiro no ha querido retirarse formalmente. Por supuesto allá en Mérida se consiguen su libros mucho más fácil que en el resto del país.

    Una editorial merideña está editando todos los títulos de Jonuel Brigue. La editorial se llama La castalia. Y los he visto en El Buscón y en una Librería que está en el centro comercial donde está el Cada de la Florida. Por cierto allí se puede encontrar el Laberinto de los tres minotauros. También, como sea que se llama lo que sustituyó a Monte Ávila Editores, reedito este libro. Yo me la paso preguntando cada vez que puedo en diferentes librería del Sur, a veces se tiene suerte.

    El otro sitio donde conseguí un libro de él, no me lo vas a creer, fue en el Tecni-ciencias del Tolón Fashion Mall, ni más ni menos, jejeje. El libro que ellos tienen se llama: Una llanura temblorosa.

    Otro hallazgo maravilloso fue la librería de la fundación polar. Ellos editaron un libro de él que se llama: Diario de Saorge. Ese libro es una absoluta salvajada, sencillamente espectacular. Y como si fuera poco, es un libro hermosamente trabajado por los papas de los helados, es decir, la Fundación Polar. Y lo mejor del cuento es que cuesta la increíble suma de 10 bolívares fuertes.

    La fundación polar no sube el precio de sus libros, busquen el pañuelo por favor, que gesto de humanidad la de estos caballeros. Te cuento que de una me lleve 6 ejemplares y aquí los tengo para futuros regalos especiales. El pana de la tienda me dijo que quedan como 20 ejemplares, así que si puedes no pierdas esa oportunidad. La fundación está en Los Cortijos.

    Ok y aquí te dejo la mejor página que yo he encontrado de Jonuel Brigue, donde puedes conseguir libros completos, fragmentos y entrevistas:

    http://www.saber.ula.ve/iconos/jonuelbrigue/index.html

    Por si acaso, si no puedes entrar por aquí, solamente tienes que escribir Iconos de la ULA en google y listo.

    Si te interesa el rollo de las lenguas antiguas este es el hombre que buscas. Él tiene 81 años, como te dije vive en La Pedregosa y siempre hace seminarios especializados para la leer los clásicos antiguos en sus lenguas originales. Tardan como dos meses porque se paran a analizar cada párrafo, etc.

    Y también leí que Jonuel Brigue es una autoridad en conocimientos de alquimia. Pues ahí te lo dejo.

    Ojalá te guste este venezolano universal. El tipo es un crack, una de las experiencias más rudas que he tenido.

    El artículo que me pides si va. Tengo que prepararlo bien.

    Un abrazo

    Adri

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Malobra dijo:

    Sí Adriana, ya leí tus respuestas en ambos artículos. Gracias por contestar, así no me siento que protagonizo un monólogo y vuelvo a ser creyente….¡la comunicación no ha muerto!

    Comparto tu opinión con respecto a Sr. Cobranza sobre el segundo enfoque que dio al tema, de hecho creo haberlo puesto por escrito por allí, en una respuesta que le di a Pratt.

    Me alimenta mucho encontrar autores que desconocía (aunque ni siquiera haya leído a los que conozco ¬_¬) Hay tanto que leer, tanto que aprender, que no alcanza una sola vida para hacerlo, y menos cuando uno anda detrás de la chuleta como prioridad.

    Te manifiestas muy conocedora de Briceño Guerrero, al punto tal, que siento que de Paz no creo conocer más allá de lo que la Santa Madre Wikipedia dice. Por cierto, de Paz se ha escrito tanto y se puede encontrar en tantas partes, que nada nuevo podría yo decirte, pero como conversación de café estaría bien hablar(nos) de nuestros coterráneos.
    También esperaré tu artículo sobre Briceño Guerrero, iré a ese vínculo que propones porque en México quizá se puedan encontrar sus libros, pero no aquí en mi tierra, en Hermosillo Sonora, México, ubicada a casi a 2000 mil Km. de la Ciudad de México, donde en plena capital del estado tenemos una sola librería -pero como medio millón de expendios de cerveza- Aquí en mi desierto de Sonora tenemos más puentes que libros, más carreteras que escritores, más museos que artistas, más elefantes culturales de concreto que cultura (y se siguen construyendo más y nadie nace)
    Saludo

    Rebeca Valenzuela Soto
    [email protected]

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Lisandro dijo:

    Saludos Adrianonimo y todos…

    Soy un estudioso anónimo de Briceño Guerrero desde hace muchos años, me causó muchisima curiosidad lo que comentas Adri sobre la secta que se formó en Puerto Rico en base al libro de Doulos Oukoon, ya que este libro definitivamente cambió muchas cosas en mi mente, y pues ha sido mi libro de cabecera por muchos años, y cuando lo leí no existía la madre teresa de Google, ni la santísima Wikipedia, asi que tuvo que trepanarme los sesos (con mi enorme ignorancia literaria) a punta de bibliotecas y enciclopedias Larousse…

    Me da muchisimo gusto saber que el maestro vive en la Pedregosa (curiosamente es mi sitio favorito de Merida y como muchos soñadores locos siempre he querido ir a vivir alli), asi que pues cualquier informacion sobre el libro y el maestro Guerrero que puedas compartir te la agradezco, como dato curioso me interesaria saber mas sobre la dichosa secta, ya que casi yo mismo formo una secta (si es que una secta puede conformarse con una sola persona) y ademas yo mismo juré por mucho tiempo que D.O. era un personaje real y que definitivamente habia caido de platanazo de su cargo de “comandante interplanetario”… lo que me parece extraño es que la primera edicion es del 84 y tu comentas que la secta se formo en los sesentas… pero bueno…

    agradeceré cualquier informacion adicional sobre este tema, y para los que les interese el libro aqui esta una pequeña reseña que escribi y, lo mejor, el enlace al libro electronico:

    Mi reseña de Dóulos Oukoón

    Y el libro como tal, que a mi parecer, es una verdadera joya, aunque de muy dificil lectura para no iniciados en todo tipo de artes oscuras, literarias y demas yerbas (doy fe de ello mas por mi ignorancia que por erudiccion vale decir): Dóulos Oukoón

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top