Santo irremedio

1
266

Insistes en mostrar tus dientes afilados y tu boca llena de bendiciones que caen sobre las cabezas de quienes se arrodillan ante ti con respeto. Insistes en decir abiertamente que tu razón es la universal, la única y la verdadera ,y tu dedo señala, y tu boca se amarga con blasfemias y tu conciencia se corroe cada día un poco más por tus pesados pensamientos que hunden tu alma mucho más profundo que la mia.
¿Te atreves tú a pregonar respeto y honestidad cuando mil veces he visto tu mirada perderse en el corpiño desnudo e intocado de las virgenes que se acercan a ti para recibir una parte de los ritos? ¿Acaso practicas lo que predicas?
Si cuando tus carnes arden como llama viva , recuerdas que la castidad es utopía. Si cuando tu aliento quiere rasgar vestiduras y sentir otro aliento cerca suyo lo condenas de la boca hacia afuera, y en tus entrañas se manifiesta la denuncia incontrolable del placer.
¿Como pides con tu cara lisonjera y tu vestidito negro piedad y favores? ¿acaso piensas que tu fachada de borrego enfermo y atontado pueden controlar a una multitud que no se limita?
No pretendas inyectar tu veneno en las mentes que no son débiles como la tuya, no pretendas hacerles creer que representas un arca poderosa de sabiduría, no humilles el intelecto de quienes pueden robarte la gloria , arrancarte las máscaras y dejarte desnudo frente a tu misma miseria en una plaza , cual bufón ridículo.
No pretendas crear una falsa moral, porque desde hace mucho, el pensamiento cambió, las mentes dijeron basta, y el hombre se desenfadó con su ego y sus pasiones. Porque ya es tarde para hablar de pecados, porque ya es tarde para hablar de misericordia, porque el tiempo se subió sobre nuestro lomo, y nos apaleó hasta agotarnos, tal y como tu institución degenerada lo hizo.
Ya la lastima cesó, los ojos estan abiertos ahora, las palabras no estan en tu boca, lo correcto se apartó de tu lado y te hizo ver que eres débil como la carne de la cual estas hecho. No quieras pedir redención a no ser que la quieras para ti mismo, no malgastes tu disfraz en hacerte ver santo porque el camino esta hecho de tierra seca y su plovo te va a ahogar, y ahi verás que respirar es más importante que fingir que todo está bien.
Ruega por la salvación de tu alma y la conversión de tu santuario de gárgolas, y no pretendas hacerte el héroe ante quienes ya estamos andando en la vía hacia el infierno. Amén.-

LGTS

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here