La tristeza de la Soledad

3
225

Cierto dia se encontraba un extraño individuo sentado en la esquina de un plaza; solo, sombrio y llorando. El sol calentaba su cuerpo, pero no su corazón; el viento acariciaba delicadamente su rostro pero no su alma.

Todos pasaban y se quedaban admirados de aquel espectáculo tan grotesco y ridículo, que a la vez les parecia una forma muy original de llamar la atención, que al final lo conseguía.

Una persona no muy curiosa pero si muy interesada en saber la causa de ese sufrimiento, se acercó,lo miró,lo detalló y sin omitar causa alguna le preguntó:

 ¿Quien eres?

Ese individuo sin cambiar de actitud respondió casi en susurros:

 Soy la Tristeza de la Soledad…… 

                                                                    Autora: Yaís Flores

                                                                     Correo: [email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here