Por qué no creo en el sionismo

11
88

Porque es un dogma militar, porque es una forma de pensamiento autocrático, porque se opone a la democracia internacional, porque construye muros de manera unilateral y porque invade países débiles, desesperados y destruidos, bajo pretextos coloniales.

¡Qué valiente el matón de barrio de Ehud Olmert al bombardear la Franja de Gaza, después de haberla sitiado, humillado, fracturado y aislado hasta la ruina! ¡Qué sabroso echar tanques, apaches y metralla cerrada a niños, madres embarazadas y viejos palestinos, armados con palos y piedras! ¡Qué guerra tan equilibrada la del Líbano, donde por cada 30 muertos árabes(civiles) se registran dos del bando Israelí!¡ Qué fino tener la oportunidad de destruir a un país vecino, porque su guerrilla hizo lo que hace, todo el tiempo, el ejercito israelí: tomar prisioneros de guerra, detenerlos y encarcelarlos! ¡Bravo por la celeridad del G-8! ¡Qué piedad la del mundo occidental al condenar los ataques cuando el trabajo sucio ya estaba hecho! ¡Misión Cumplida! ¡Irán vamos por ti! ¡ Viva el silencio cómplice y la respuesta timorata del Vaticano y la Cruz Roja, curiosamente dos de las instituciones que callaron ante el holocausto nazi!

Pues bien, ¡aquí tienen su Holocausto árabe, justificado y atemperado por el lobby del Holocausto Judío y sus exageraciones propagandísticas!¿6 millones de muertos en campos de concentración?¿ Cámaras de gas? Ja, ja, ja…No me vengan con peliculetas de Spielberg. La realidad es que no se ha podido comprobar el uso de cámaras de gas, y que no se han podido demostrar los números hinchados del Holocausto Nazi.Atención,las últimas investigaciones históricas han comprobado que:

Mientras nunca había pruebas ni de un plan de exterminio, ni de cámaras de gas, ni de la cifra de 6 millones, lo que sí se comprobó son varios fraudes de la leyenda. Hablemos solo de algunos fraudes oficialmente admitidos, no de los otros, que quedan por admitir.

Durante 45 años se afirmó con tenacidad que se mataron 4 millones en un solo lugar: Auschwitz-Birkenau. Esta cifra se esculpió en 19 placas conmemorativas en todas las lenguas del mundo delante de las cuales se arrodillaron los grandes de este mundo. En el 1990 las autoridades polacas desmontaron sigilosamente las placas: la cifra – dos terceros de los 6 millones – se reveló pura propaganda comunista (y sionista).

Jabón judío, piel, cabezas reducidas,…: mentiras
La perfidia vengativa judía no conoce limites: culparon a los alemanes en Nuremberg de haber utilizado cadáveres (judíos) para fabricar jabón, piel (de judíos) para pantallas de lámparas, preparado cabezas reducidas con no se sabe que fin y otras truculencias por el estilo. Todo esto documentado, claro está, por el tribunal de Nuremberg que nunca se perdió una ocasión de hacerse el ridículo frente a la historia. Incluso se sepultaron pedazos de jabón en varios cementerios.

En el 1990 el Instituto israelí Yad Vashem confirmó oficialmente que esas historias eran inventadas y sin fundamento.

* Gaseamientos en Dachau, Buchenwald, Mauthausen, Ravensbrück, …: mentiras
Después de la guerra a los medios ávidos se les presentaron cámaras de gas en todas partes. ‘Testigos’ que supuestamente presenciaron gaseamientos se pirraban por contar todos los detalles.

En el 1960 la leyenda oficialmente declaró que no había ninguna cámara de gas en ninguna parte de Alemania (solo detrás de la ‘cortina de hierro’, en Polonia comunista) [Bro-Zei].

* ‘Cámara de gas’ para turistas en Auschwitz … un fraude
Se les enseña a los turistas en el museo de Auschwitz una ‘cámara de gas’. Hasta hace poco se presentaba como original y se les ocultaba a los visitantes el hecho de que es ‘reconstruida’. Reconstruida en un edificio que no fue destruido y donde según muchos historiadores de la leyenda nunca había cámara de gas. Aun así, en esta reconstrucción “todo esta falso” como se admitió en un articulo y ni siquiera podría funcionar pero se mantiene el fraude porque … es demasiado complicado a explicar a los visitantes.

Entre tanto, ¿ qué mierda hace la ONU ante la invasión del libano? La misma mierda que ha venido haciendo desde siempre: cabronearle la política exterior al Consejo de Seguridad, utilizando las artes del lenguaje diplomático.

El proyecto de la ONU es el proyecto imperial-sionista de John Bolton, y su nueva américa para el siglo XXI, en donde el islam debe ser barrido para garantizar la expansión de los capitales occidentales en el medio oriente, para garantizar la expansión de Halliburton, KBR, Boeing y Lockheed Martin, las contratistas detrás de la destrucción-reconstrucción de Irak.

El proyecto de la ONU consiste en llegar tarde a cuanta limpieza étnica se cometa en contra del pueblo musulmán, para desde allí enarbolar las banderas de la paz, la tolerancia y el amor, una vez que el genocidio es irreversible.

Ya Pasó en Sarajevo. Y la ONU llegó tarde, cuando ya no había remedio, cuando Milosevic ya había activado su solución final. Y después vino Bono, y toda su caterva de oportunistas a cantar por la hermandad, la libertad y todas esas pavadas. Ahora pasa en el Líbano, después de que paso por Gaza. ¿Y dónde está Kofi? Él está esperando que Israel termine de volver ñoña a Beirut, para entrar en acción con sus casquitos azules.

Si se serán de malsanos y bichos, los sionistas. Aprovechan el despliegue en Gaza para matar dos pájaros de un solo tiro, mientras destruyen la infraestructura del único competidor comercial serio que tenían en la región, tumbándoles puentes, carreteras, aereopuertos, fuentes de energía, fábricas de alimentos, industrias y demás.

¡Y tanto que les costó a los pobres libaneses reconstruirse, después de las sucesivas intervenciones bélicas del propio Israel, después de la invasión israelí de 1982, cuando se utilizó el pretexto no de reducir a Hizbolah sino a la OLP! De verdad que estos sionistas son unos tracaleros, no tienen paz con la miseria.
Fíjate que el Libano era la Suiza del medio oriente y hasta buenas relaciones tenía con el departamento de Estado. Pero resulta que Israel no puede soportar la idea de un Libano próspero y desarrollado, porque un Libano próspero y desarrollado es igual a un fortalecimiento de la liga árabe; es igual a un repunte económico de Palestina, Siria e Irán; es igual a sanas relaciones comerciales con Gaza; es igual a un subidón de la resistencia árabe en medio oriente y en contra de los intereses sionistas-americanos en la región. Y eso, por tanto, no lo puede permitir Israel, no lo puede permitir América, no lo puede permitir la ONU, porque ellos saben que una Libano fuerte, es igual al debilitamiento de la ocupación americana de Irak. Ellos entienden que un golpe contra el Libano, que un golpe contra Gaza, es un duro golpe contra la guerrilla iraki, es un duro golpe contra la resistencia árabe en Bagdad. Y eso, en definitiva, le conviene a los sionistas, y lo que le conviene a los sionistas, le conviene a los americanos.

Ahora bien, ¿tiene justificación la aventura de Israel en el Líbano? No, no tiene, pues el primer ministro Libanés, Fuad Siniora, ha declarado mil y un veces su distanciamiento de Hizbolah, ha declarado su no reconocimiento al Hizbolah. Y con todo y eso, Israel declara la guerra contra el Libano, porque supuestamente alberga y protege a Hizbolah. ¡Falso, mentiras! Eso es como que Venezuela le declare la guerra a Colombia, porque Las Farc cometan un atentado en nuestro lado de la frontera, o porque las autodefensas secuestren , como siempre lo hacen , a cualquier pelagato de Mérida. Es algo que sencillamente no tiene sentido. Es una arbitrariedad. Es la última ficha del ajedrez americano del medio oriente. Es otro frente de batalla de la guerra de Irak. Es la demostración de que las cosas en Bagdad no marchan nada bien, de que la guerrilla está ganando, y de que la fuerzas de ocupación están perdiendo . Es parte de la vietnamización del medio oriente. Pero les tengo malas noticias a los colonizadores de Bagdad. Todo su esfuerzo en Líbano y Gaza es en vano. Sus bajas se siguen contando como arroz en Bagdad. Todo esto nos reforzará. Todo esto refuerza nuestras convicciones, nuestros ideales anticolonizadores. Seguimos en la batalla. Perderán su cruzada. Más temprano que tarde, los echaremos de Irak, cueste lo que cueste. Y para terminar, una cita de un artículo de Kathleen Christison:

Una sociedad que puede hacer caso omiso como si fuera insignificante ante el brutal asesinato de una niña de 13 años por un oficial del ejército que pretendió que ella amenazaba a los soldados de un puesto militar – uno de casi 700 niños palestinos asesinados por israelíes desde que comenzó la Intifada – no es una sociedad con conciencia.

Un gobierno que encarcela a una muchacha de 15 años – una de varios cientos de niños bajo detención israelí – por el crimen de empujar y de escapar de un soldado que trataba de cachearla a la entrada de una mezquita, no es un gobierno con algún comportamiento moral. (Esta información, que no es el tipo de noticia que llega a aparecer en los medios de información usamericanos, fue mencionada por el Sunday Times de Londres. La niña recibió tres tiros mientras se escapaba y fue condenada a 18 meses de cárcel después de salir del coma.)

Los críticos de Israel subrayan crecientemente que Israel se autodestruye, se acerca a una catástrofe de su propia creación. El periodista israelí Gideon Levy habla de una sociedad en “colapso moral.”

Michel Warschawski escribe sobre una “locura israelí” y “brutalidad demente,” una “putrefacción” de la sociedad civilizada, que han lanzado a Israel por un camino suicida. Prevé el fin de la iniciativa sionista; Israel es una “banda de matones,” dice, un Estado “que se burla de la legalidad y de la moral cívica. Un Estado que funciona despreciando la justicia pierde la fuerza necesaria para sobrevivir.”

Como señala con amargura Warschawski, Israel ya no conoce fronteras morales – si alguna vez las conoció. Los que siguen apoyando a Israel, que encuentran excusas para lo que hace mientras desciende hacia la corrupción, han perdido su brújula moral.

GD Star Rating
loading...
Por qué no creo en el sionismo, 1.0 out of 5 based on 2 ratings

11 Comentarios

  1. Líbano, Gaza y la consecuente aplicación de la norma racista de USA

    Más de lo mismo. Los árabes sopesan la reacción de USA ante la agresión contra Líbano y Gaza y comienzan a acusar a Washington de usar dobles raseros. Es una acusación sin mérito alguno. La realidad más obscena es que USA ha implementado consecuentemente una sola norma racista contra los pueblos indígenas de Oriente Próximo.

    Después de meses en los que ha atormentado a los palestinos con toda clase de castigos colectivos, los israelíes han invadido Gaza y sitiado Beirut. En la narrativa israelí, la escalada del conflicto en Oriente Próximo comenzó con el secuestro de un solo soldado del ejército israelí. Esta concatenación absurda y manifiestamente falsa de los recientes acontecimientos ha sido santificada por el gobierno Bush y los colaboradores de Israel en los medios, en CNN y en The New York Times.

    La reacción predecible de Washington ha sido su aplauso para Olmert por actuar en “defensa propia.” Con su típica caradura, Bush exige que “la comunidad internacional debe encarar las causas en la raíz” de la violencia en Oriente Próximo. En su cínica visión del conflicto, “éste comenzó porque Hezbolá secuestró a dos soldados.”

    Cuando Israel incineró a una familia de siete en una playa de Gaza, USA ni siquiera se preocupó de comentar el ‘incidente’. En Dweir, aldea del sur de Líbano, todo un clan de diez niños y sus padres fueron asesinados por el ejército israelí. De nuevo, el Departamento de Estado no tuvo nada que decir sobre el asunto. Dieciséis libaneses – nueve de ellos niños, fueron incinerados en un convoy que escapaba de la carnicería. Las víctimas habían evacuado su aldea después que los israelíes les instruyeron por altavoces que se fueran. La Casa Blanca no comentó sobre el incidente.

    Mientras el ejército israelí desencadenaba un fuego indiscriminado contra inocentes civiles libaneses y palestinos, Bush dio carta blanca pública y desvergonzadamente a Ehud Olmert para que continuara con la sucia tarea de destruir sistemáticamente la infraestructura vital, plantas eléctricas y el aeropuerto internacional de Beirut. Un bloqueo de consecuencias catastróficas ha sido impuesto a Líbano y Gaza. En el caso de Gaza, el gobierno de USA forzó a la Unión Europea y a los estados árabes a unirse en una coalición internacional para forzar mediante el hambre a los palestinos a aceptar los dictados de Israel.

    Más recientemente, John Bolton – embajador neoconservador ante Naciones Unidas – recibió instrucciones de vetar una resolución de la ONU, ya atenuada, condenando la invasión israelí de Gaza. Bolton vetó la resolución aunque ésta pedía la liberación de ese ‘precioso’ prisionero de guerra israelí. En otra manifestación pública de desprecio por el pueblo libanés, Bush obstruyó descaradamente los esfuerzos del Consejo de Seguridad por pedir un cese al fuego. Y Condi Rice deja en claro que quiere que las hostilidades continúen.

    Lejos de hacer algún intento por terminar con la campaña de castigo colectivo de Israel, el presidente se ha tomado la libertad de echar más leña al fuego. En una acción deliberada para dar mano libre a Israel, Bush invitó a los israelíes a escalar el conflicto expandiendo sus operaciones a Siria. Como dice Tony Snow: el presidente “no va a tomar las decisiones militares para Israel.”

    La reacción de Bush ante los eventos de las últimas dos semanas no sólo fue predecible sino inequívoca. Se trata de un presidente que bombardeó Faluya hasta convertirla en escombros para vengar la muerte de cuatro mercenarios. Es el mismo que insistió en imponer reglas de combate que aseguran a los soldados usamericanos inmunidad para masacrar a inocentes en Haditha y para torturar a detenidos en Abu Ghraib. La violación de una niña iraquí de 14 años y el asesinato a sangre fría de su familia, no son más que un crimen de guerra de los muchos que el Pentágono ha tratado de encubrir. Bush es un individuo que no se preocupa por recuentos de víctimas – especialmente si las anatomías que son desmembradas y asesinadas son de la variedad árabe. No se requiere demasiada imaginación para comprender que Bush podría estar agradecido de que la crisis actual haya distraído la atención del cenagal en Iraq, donde otros trescientos civiles iraquíes murieron la semana pasada.

    Considerando sus antecedentes en Iraq, Bush no se halla exactamente en condiciones de condenar públicamente los crímenes de guerra de otra nación. Desde la perspectiva israelí, esta inmunidad contra críticas usamericanas es uno de los legados duraderos y ventajosos de la atroz conducta del Pentágono en Iraq. Esto podría explicar por qué Douglas Feith, Paul Wolfowitz y la cabala likudnik-neoconservadora en el Pentágono agitaron a favor de reglas de combate licenciosas en Iraq.

    A pesar de todo, es un error concluir que Bush esté implementando una política que diverja sustancialmente de la de otros ocupantes de la Casa Blanca. Aunque este comandante en jefe es probablemente el presidente más psicópata desde Andrew Jasckson, sus políticas no constituyen una aberración. Después de ser frustrado en su busca del arsenal químico fantasma de Sadam, Bush autorizó a sus generales para que desplegaran su propio arsenal de armas de destrucción masiva en Faluya – incluyendo bombas de fósforo. En un ligero contraste, el gobierno de Clinton favoreció el uso de uranio empobrecido y sanciones genocidas.

    La acusación de que Bush está implementando una política que equivale a una especie de “dobles raseros” a favor de Israel es una tontería. En realidad, ha sido consecuente en la implementación enérgica de una sola norma que devalúa las vidas árabes en comparación con las vidas israelíes. Las primeras no cuentan y estas últimas son más preciosas que la sangre de su propia especie.

    Por cuenta de un solo soldado israelí cautivo pueden convertir la penitenciaria de Gaza en una barraca de tiro al blanco para los terroristas de Tel Aviv. Por dos soldados israelíes cautivos, el ejército israelí puede desencadenar una política de tierras arrasadas contra Líbano.

    Si George Bush llegara a darse la molestia de estudiar la secuencia de los eventos que condujeron al estallido de la actual crisis – podría darse cuenta de que la atrocidad en la playa de Gaza tuvo lugar semanas antes de que Hamas aprehendiera al soldado israelí. Alguie, en algún sitio del Departamento de Estado también podría recordar que las medidas de castigo colectivo y la destrucción deliberada de la infraestructura entraron en acción para vengarse de los palestinos por sus malas costumbres electorales. Si los que hacen la política en Washington se tomaran un instante para estudiar la conducta israelí durante los últimos cuatro decenios, podrían descubrir que las semillas del conflicto están arraigadas en la bien documentada política beligerante de ocupación de Palestina para apoderarse de sus tierras.

    Respecto al conflicto israelí-palestino, la política usamericana es tan clara como el agua: Israel puede matar y secuestrar a su gusto a palestinos y libaneses. El gobierno de Olmert tiene licencia del gran padre blanco en Washington para castigar colectivamente a millones de árabes de los cuchitriles para refugiados de Gaza o de la cosmopolita Beirut. Mientras nueve mil palestinos – incluyendo a mujeres, niños y funcionarios elegidos – se pudren en cárceles israelíes, familias enteras pueden ser liquidadas para liberar a un solo soldado involucrado en la imposición del cerco genocida del ejército israelí en Gaza.

    Para los que se toman la molesta de prestar atención al papel del gobierno de Bush en la promoción de la violencia en Oriente Próximo, existe un método evidente en la demencia. Tel Aviv y Washington ya han negociado y resuelto el conflicto israelí-palestino. Matar de hambre y humillar a los palestinos es sólo una condición necesaria para implementar el infame acuerdo “Rice/Weisglass” – que fue finalizado en octubre de 2004. Esta solución final unilateral del ‘problema’ palestino es ahora la política oficial – aunque no declarada – de USA.

    Por lo tanto, basta ya de quejas árabes sobre “dobles raseros.” Durante seis décadas de historia bien documentada, sucesivos gobiernos usamericanos han sido muy consecuentes en su trato de la gente de Oriente Próximo de creencias no-judías. Los gobiernos árabes no sólo conocen la consecuencia de la política de USA – sino que han llegado a aceptarla como un hecho. Simplemente no han descubierto un modo de informar a su propio pueblo sobre su capitulación.

    Es bastante simple comprender los elementos básicos de la política exterior de USA en la región. En caso de algún conflicto que involucre a los nativos de Oriente Próximo y a sus amos judíos, el conflicto será juzgado a favor de Israel. En asuntos que tengan que ver con la adquisición de tierras para más colonos judíos, se alentará a los nativos para que se desplacen y encuentren otros lugares donde vivir y morir. El asesinato de un nativo por un judío no es considerado un crimen. Si un nativo se atreve a lanzar una piedra que abolla un tanque israelí, Israel tiene derecho a ‘defenderse’ del modo que prefiera, siempre que no utilice armas nucleares tácticas. Sólo Israel puede poseer y utilizar armas de destrucción masiva. Los nativos que tengan sueños húmedos sobre las ADM serán invadidos por las fuerzas armadas de USA. Los nativos tomarán nota de que la “Relación Especial” entre USA e Israel tiene prioridad por sobre la condición de esclavo/amo de sus propios países.

    Sólo cabe esperar que Dios no haya terminado con la política exterior de USA. En algún momento, un público usamericano más informado hará lo que es decente y exigirá que las relaciones exteriores no sean influencias por el fanatismo y el racismo del Lobby Israel y sus cómplices en la Casa Blanca, el Congreso y los medios de información de masas.

    Llegado el momento los fanáticos extremistas como Cheney y su pandilla neoconservadora se volverán tan anacrónicos como Jim Crow. Futuras generaciones árabes podrán rebelarse contra su condición impuesta como una raza inferior en Oriente Próximo. En ese momento podrán iniciar medidas constructivas para exigir un trato justo por parte de Washington.

    La gente cambia. La historia se desarrolla para reflejar esos cambios. Mientras tanto, es una locura pretender que no estamos donde estamos. USA ha pasado seis decenios imponiendo una sola norma racista en Oriente Próximo. Una de las definiciones de la demencia es que se repite lo mismo y se esperan resultados diferentes. Y el pueblo árabe tiene que ajustarse al programa y dejar de quejarse de dobles raseros y encontrar una forma de encarar la alianza de USA con Israel y la hostilidad racista y asesina del gobierno Bush hacia la gente de la región.

    En lugar de quejarse de dobles raseros, los árabes tienen que tomar la iniciativa para convencer a sus seniles dirigentes traidores de que ya basta. Si la Casa de Al Saud y otros custodios de las instalaciones petrolíferas han tomado la decisión estratégica de capitular ante Tel Aviv – hay que exigirles que lo hagan en público y que inicien programas educativos para enseñar a sus pueblos a lamer adecuadamente las botas usamericanas e israelíes.

    Si Arabia Saudí quisiera honestamente un cambio en la política de USA, tiene una forma muy fácil de enviar un mensaje convincente a Washington. Basta con que deje de aceptar dólares de USA a cambio de su petróleo. No lo hará. Porque ese régimen en particular – junto con Kuwait y otros países del Golfo – fue esencial en la organización de la guerra contra Iraq en alianza plena con los agentes del Likud en el lobby israelí.

    Cada árabe debiera ver con claridad que los cleptócratas que operan las instalaciones petrolíferas en el Golfo desprecian a su propio pueblo aún más que Washington o Tel Aviv. Si los árabes comenzaran a exigir a sus gobiernos que cambien la política de “petróleo por dólares y sólo dólares” – incluso los fanáticos del gobierno Bush tendrían que rehacer sus cálculos políticos. No cambiarán necesariamente su racismo profundamente arraigado – pero se verán obligados a considerar el interés nacional antes de permitir que los israelíes se salgan con la suya en todo lo que se proponen.

    Aunque los árabes no tienen opciones militares para enfrentar al aventurerismo israelí – ciertamente poseen un poder económico. El gobierno israelí ha declarado públicamente que realiza la destrucción de la infraestructura para imponer medidas económicas de castigo colectivo contra los palestinos y los libaneses. Para cumplir su misión. Tel Aviv despliega tanques y aviones financiados por USA. Los gobiernos árabes no requieren semejantes implementos de muerte y destrucción. Todo lo que tienen que hacer es colocar una señal de que ya no aceptarán el dólar usamericano a cambio de su petróleo. Antes de que te des cuenta, los que dominan en Washington tendrán una repentina revelación de que deben establecer una nueva norma para evaluar el valor de una vida árabe.

  2. Excelente artículo. Sin embargo, me pregunto: hasta cuando los árabes se calan a esa mala hierba de los judíos e Israel, ese enclave estadounidense en Tierra Santa. ¡Acaben con esa mierda ya! ¡Terminen de unirse, coño! Basta de tantas mentiras holocáusticas. ¿Seis millones? Para mí que los nazis no mataron ni sesenta mil, tomando en cuenta la época y los costos. Lo que pasa es que la historia la escriben los ganadores, y este paisucho lo que es es una pieza en el ajedrez geopolítico de la superpotencia. Sigue el buen trabajo, amigo Intifada Electrónica

    RR

  3. En defensa del pueblo palestino

    John Berger, Noam Chomsky, Harold Pinter y José Saramago

    El último capítulo del conflicto entre Israel y Palestina comenzó cuando las tropas israelíes cogieron a dos civiles, un médico y su hermano, en Gaza. Un incidente escasamente contado, excepto en la prensa turca. Al día siguiente, los palestinos cogieron prisionero a un soldado israelí -y propusieron negociar un intercambio con prisioneros tomados por los israelíes: hay aproximadamente 10.000 en cárceles israelíes.

    Que este secuestro sea considerado un ultraje, mientras que la ocupación militar ilegal de Cisjordania y la apropiación sistemática de sus recursos naturales -principalmente, el agua- por las Fuerzas de Defensa (!) israelíes sea considerado como un hecho lamentable pero real, es típico del doble baremo que emplea repetidamente Occidente en cuanto a lo que acontece a los palestinos en los territorios que les fueron asignados por acuerdos internacionales durante los últimos 70 años.

    Hoy un ultraje se sucede a otro; misiles improvisados se cruzan con otros sofisticados. Estos últimos, generalmente encuentran su objetivo situado donde los pobres viven desheredados y abarrotados, esperando lo que en un tiempo se llamó Justicia. Los dos tipos de misiles desgarran cuerpos horriblemente, ¿cómo pueden los jefes militares olvidar esto por un solo momento?

    Cada provocación y contra-provocación es contestada y aireada. Pero las discusiones subsiguientes, las acusaciones y las promesas, todas ellas, sirven como una perturbación para distraer la atención mundial de una larga práctica militar, económica y geográfica cuya intención política es nada menos que la liquidación de la nación palestina.

    Hay que decir esto alto y claro ya que esta práctica, declarada a medias y a medias encubierta, avanza rápidamente estos días, y, en nuestra opinión, hay que resistirse y reconocerlo constantemente y en todo momento.

  4. Te felicito por este articulo. De verdad que pones en practica lo que en la Asamblea Nacional llaman “el ventilador”. Es decir, hechas mierda para todos lados.

    En vez de continuar continuar tu busqueda “conspirativa” enfocate a buscar los nichos en donde si hallan soluciones pacificas… No se entienda que apoyo esta brutalidad de fuerza contra el Libano, sino muy por el contrario. Sin embargo tus argumentos me parecen muy basicos y repetidos hasta por el panadero de la esquina. Porque no te atreves a examinar y deconstruir este tema tan complicado y no simplemente dentro de un esquema unilateral?

    Sobretodo me causa risa tus infulas de “guerillero” al exponer que “los echaremos de Irak, cueste lo que cueste.” No sera mas que los querras echar del Sambil? a lo mejor dandole unos chancletazos? si tienes tantas bolas como nos quieres hacer creer, pues toma un avion hasta el medio oriente para realmente combatir a sudor y sangre… no solamente escribiendo articulos guevones en la comodidad de tu casita con tus pantuflas de Mickey y tus boxers de Planet Hollywood…

  5. Bien Yotef, yo te felicito a ti por el compromiso y la objetividad. Mientras pierdes tu tiempo descalificandome con argumentos tan contundentes(Sambil, Pantuflas, Boxers), un ataque Israelí mata a 4 oficiales de la ONU, no según este cagón que escribe artículos guevones, sino según El Nacional, que hasta ahora tengo entendido que defiende a Israel en el así llamado “conflicto”, que de conflicto no tiene nada porque es sencillamente otra agresión Israelí, apoyada por el departamento de Estado, contra un país desesperado del medio oriente. Y ya sabés que la historia está hecha de estas agresiones. Y ya sabés que decir estas cosas en público, te convierte en un potencial “antinorteamericano”, según lo que dice un tipo tan sesudo como Ibsen Martínez. Es interesante que mi artículo guevón, te mueva a responder, a enfrentar, pero eso sí, desde razonamientos generales y generalistas como “tu argumentos me parecen muy básicos y repetidos hasta por el panadero de la esquina”. Pues bien, me gustaría leer tu posición deconstructiva sobre los 6 millones del Holocausto, o sobre el ataque de hoy contra los cuatro de la ONU, o sobre la historia fundacional de Israel , que supongo que conoces y que entiendes que se trata de una historia de colonialismo, expansión y pillaje, como la historia de españa, francia, rusia, alemania y estados unidos. Por cierto, también me gustaría saber qué opinas sobre los argumentos básicos y repetidos hasta por el panadero que se usaron tanto para invadir Irak como para declararle la guerra al Libano. A riesgo de que mue vuelvas a insultar, voy a aventurar una hipótesis: considerando que por cada muerto Israelí se cuentan 10 civiles Libaneses, considerando que la infraestructura del Libano está destrozada, considerando que el primer ministro Libanés ha pedido, con lágrimas en los ojos, el fin de los ataques; considerando que la señorita Rice, el señor Bolton y el señor Olmert declaran al unísono que todavía es muy temprano para exigir un cese al fuego, cuando todas las organizaciones humanitarias afirman que ,por el contrario, ya es demasiado tarde; considerando que las costas del Libano están bloqueadas al igual que su espacio aereo y sus fronteras por las fuerzas de ataque de Israel; considerando que más de un millón de Libaneses han tenido que abandonar su país hasta la fecha, se puede concluir facilmente, según las palabras de Yotef Meoar, que el estado Israelí en vez de buscar “los nichos en donde si hallan soluciones pacíficas”, anda enfocado en continuar su búsqueda conspirativa contra Hizbola, a costa de vidas humanas, perdidas materiales y daños irreparables. Entonces Yotef, ¿quién es el reduccionista, Ehud Olmert o yo?¿Quién el belicista, el terrorista?

    Vente Yotef, te invito a debatir punto por punto el contenido de mi artículo guevón, a ver quién los dos es el básico y elemental. Sea como sea, ya puedo deducir que clase de persona eres por la naturaleza de tu respuesta, más concentrada en fustigarme que en deconstruir cualquiera de mis argumentos débiles.

  6. Muy bien Intifada. Respeto tu respuesta dentro del marco que tratamos de desmontar. Es un debate bien amplio el que me pides que responda. Sin embargo tendra que ser en otras instancias.

    Me limitare a ir a algunos puntos para que puedas “ver” mi posicion.

    Como bien sabes las guerras traen consecuencias horrendas a ambas partes, sobretodo la poblacion civil. Durante la II Guerra Mundial, como bien sabes, en esta guerra murieron aproximadamente 62 millones de personas, de las cuales 60% eran civiles, resultado de hambre, bombardeos, enfermedades y genocidios (en plural porque no se limito unicamente a los judios).

    Lo que no me parece correcto de tu articulo es la negacion de que un genocido ocurrio particularmente a los judios. La verdad no me importa si fueron 6 millones o fueron (tus 2/3 que argumentas) 4 millones. Siguen siendo una cantidad barbara de personas civiles que murieron sin sentido. Yo todavia me acuerdo haber conocido cuando eran muy joven, a personas que todavia tenian su numero tatuado en la parte interior de sus munecas, a lo codigo de barras de los super-mercados. Esto no es ni sera digno de la humanidad, independientemente de la raza, color o religion que tengas.

    Explicar tu articulo a personas que han vivido el holocausto es como decirle a una persona violada que seguro le gusto el acto de violacion porque es relacionada al sexo…

    Como dije anteriormente, me voy a limitar a contestar solamente tus preguntas y no ire al tema de palestina ni libano, que como tu tambien sabes es un tema colonial. Y no colonial por los israelitas sino por los BRITANICOS. Sabias que los judios y musulmanes vivian en lo que se conoce como israel de manera pacifica durante decadas? sabias que cuando los britanicos colonizaron en medio oriente crearon paises y destrozaron a otros? ejemplo, lo que conocemos como jordania, siria, israel, libano antes eran un solo estado llamado trans-jordania? tambien que cuando se les complico el “imperio” a los britanicos entregaron tierras a los jeques arabes que sin importar las tribus originales establecieron sus reinados? dentro de este marco, una vez terminada la II guerra mundial los judios buscaron un lugar en donde poder establecerse sin necesidad de ser perseguidos… a quienes les COMPRARON las tierras? a los mismisimos jeques arabes… que te parece?

    Finalmente el ataque a las fuerzas de la ONU. Me parece una aberracion de parte de Israel haber atacado a un puesto que se fundo desde el ano 1978. Ellos muy bien sabian la posicion de ese puesto y me parece inaudito que despues de 14 misiles en contra del compound y 10 llamadas de las fuerzas ONU deciendo que los estan atacando las fuerzas israelitas, una bomba “inteligente” les haya caido encima, destruyendo todo el edificio…

    Apoyo a Kofi Annan al decir que esto fue un hecho premeditado. Y si no lo fue entonces que mala inteligencia militar tienen los israelitas… simplemente inaceptable.

    No sientas que es un ataque personal hacia ti aunque insisto que estas en tu casa con pantuflas de Mickey…

  7. Nos oponemos firmemente a la cruel brutalidad de la política israelí”
    Por: Los abajo firmantes

    ‘Carta enviada por 40 realizadores/as israelitas a sus colegas libaneses y palestinos con ocasión de la “Bienal del Cine Árabe” de Paris.

    Saludamos a los cineastas árabes reunidos en Paris para la Bienal del Cine Árabe. A través de vosotros, deseamos enviar un mensaje de vecindad y solidaridad a nuestros colegas libaneses y palestinos que actualmente son asediados y bombardeados por el ejercito de nuestro país.
    Nos oponemos firmemente a la cruel brutalidad de la política israelí, que ha tocado un nueva cima esta semana. Nada puede justificar la ocupación, el cierre y la opresión de Palestina. Nada puede justificar el bombardeo de civiles y la destrucción de las infraestructuras el Líbano y Gaza.
    Permitirnos mandarnos vuestras películas, que intentaremos ver y hacerlas circular entre nosotros, extremadamente importantes para nuestros ojos. Consentirnos conoceros y comprenderos mejor. Gracias a estas películas, los hombres y las mujeres, los niños que sufren en Gaza, Beirut y donde quiera que nuestras tropas ejercen su violencia, tienen nombre. Queremos agradeceros y solicitaros que continuéis vuestro trabajo, a pesar de las dificultades.
    Por nuestra parte continuaremos diciendo en voz alta, a través de nuestras películas y de las acciones personales de cada uno de nosotros, nuestra vehemente oposición a la ocupación y continuaremos expresando nuestro deseo de libertad y justicia para todos los pueblos de la región.

    Firman:
    Nurith Aviv,
    Ilil Alexander,
    Adi Arbel,
    Yael Bartana,
    Philippe Belliche,
    Simona Bitton,
    Michael Bogamin,
    Amit Breut,
    Shai Carmeli-Pollack,
    Sami Chetrit,
    Danae Elon,
    Anat Even,
    Jack Faber,
    Avner Fainguelernt,
    Ari Folman,
    Gali Gold,
    BZ Goldberg,
    Sharon Hamou,
    Amir Harel,
    Abraham Heffner,
    Rachel Leah,
    Dalia Kerpel,
    Avi Klienberger,
    Leonor Kowarsky,
    Edna Kowarsky,
    Philippa Kowarsky,
    Ram Loevi,
    Avi Mograbi,
    Jud Neeman,
    David Ofek,
    Iris Rubin,
    Abraham Segal,
    Nurith Shareth,
    Julie Shlez,
    Eyal Sivan Yael Shavit,
    Eran Torbiner,
    Osnat Trabelsi,
    Eran Torbiner,
    Osnar Trabelsi,
    Daniel Waxman,
    Karen Yedaya

Comments are closed.