Trump

trump

Veo como todos casi, sin excepción, hablan del triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, es verdad que quien detente el cargo de Presidente en ese país se convierte en el “hombre más poderoso del mundo”, pero; – ¿Esta relacionado directamente con nuestra vida diaria? – ¿Las decisiones de Trump en la Oficina Oval impactarán de manera importante mi cotidianidad? – ¿Serán determinantes las políticas sociales y económicas de Trump en el desarrollo de nuestra economía? – ¿Saldremos de la hecatombe que actualmente vivimos gracias a la obra caritativa del “Hombre mas poderoso del mundo”? – A todas estas preguntas tengo la respuesta, a menos que vivas en los Estado Unidos de Ámerica. ¡NO!.
Los venezolanos nos hemos convertidos en actores secundarios del mundo que actualmente avanza a una vertiginosa velocidad, todo ello a pesar de la babosa cháchara del gobierno bolivariano que afirma lo contrario, la verdad es que a casi nadie le interesa lo que acá sucede, y al parecer esta afirmación, nos incluye a nosotros mismos.
Somos una especie de personajes omnipresentes en todas las vicisitudes que a diario nos acogotan y sin embargo no accionamos lo suficiente para salir de esta pesadilla, estamos esperando que Trump, Capriles, Maduro u otro “superhéroe” nos venga a rescatar de semejante desgracia.
Creo que hemos olvidado de donde venimos, lo hemos relegado al más oscuro y apartado rincón de nuestra memoria colectiva, tenemos los líderes que tenemos gracias a esa desmemoria que hace gala en cada episodio de nuestra realidad social, política y económica.
Existe una especie de concesión graciosa a nuestros “lideres” en cuanto a la toma de decisiones y no presionamos adecuadamente a estos personajes para que tomen decisiones realmente convenientes para nuestra calidad de vida y para las generaciones futuras, no participamos activamente en movimientos políticos, y todo ello a una necia ídea de que la politica es “sucia”, por cierto que esta fue la ídea de alguien que no quería nuestra participación en la toma de decisiones que nos interesan a todos.

Existe una idea generalizada de que esas personas que tienen responsabilidades de gobierno nos hacen un favor cuando hacen algo medianamente resaltable a favor de la población y gracias a esa desastrosa memoria, olvidamos que ellos son nuestros empleados, que nosotros somos sus jefes, desde el Presidente de la República – que es el primer empleado público del país – hasta el más humilde barrendero del rincón más apartado de nuestra extensa geografía.
Ellos son eso, empleados públicos, y como eso debemos reconocerlos, de tal manera que exijamos el mayor de los compromisos, no con una tolda política o con una ideología, o compromisos adquiridos para llegar al puesto que temporalmente detentan, sino con nosotros, con nuestro gentilicio, con nuestros niños, con nuestros ancianos – ambos grupos son quienes más resienten la actual situación – con nuestro país. Un país llamado a ser de los más prósperos y desarrollados del continente, hoy día una sombra de aquello que actualmente debimos haber sido.
El populismo reinante en el pensamiento político de quienes actualmente lideran los partidos políticos venezolanos, y de quienes les han precedido, solo ha sido reforzado por estos con el único fin de mantenerse en el poder y continuar manteniendo un establisment que les permita que las cosas fluyan de la misma manera.
Al parecer a ninguno realmente le importa un pepino el país, y ese pensamiento permea hasta el fondo de nuestra sociedad, vemos como Venezuela se ha venido convirtiendo en nuestras narices en un inmenso despojo, es imposible no darse cuenta de lo mal que funciona absolutamente todo, es increíble que cosas que uno daba por sentada, ahora sean una rara excepción. Al tener como norte la dejadez, la indolencia, la mediocridad, la falta de valores y principios, estamos dejando en el camino a una generación que no tiene el más mínimo sentimiento de arraigo y amor por el país, por su cultura y sus costumbres, así como estamos, somos más vulnerables ante la transculturización y el olvido de nuestros valores primigenios, no se estudia en profundidad el pensamiento de nuestros padres fundadores y hemos dejado para los actos protocolares las gestas de independencia que nos brindaron la nacionalidad.
Es imperativo corregir este incierto rumbo que han tomado las cosas, no continuar buscando culpables en el Imperio, los cubanos, los chinos, etc. Hay que sacudirse y comenzar a pensar en nosotros mismos, en nuestros intereses, en lo que nos conviene, en nuestras debilidades para fortalecernos, en nuestras fortalezas para utilizarlas a nuestro favor y sobre todo hacer de la nuestra una sociedad de ciudadanos, y dejar de llamarnos pueblo.

GD Star Rating
loading...
Trump, 3.0 out of 5 based on 2 ratings

Armando José Arteaga

Soy un interesado en expresar mis ideas y vivencias a través de la escritura y así poder colaborar con la cultura de mi país, donde de paso, hace mucha falta.

Más posts

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo

Publicaciones relacionadas

9 Comentarios

  1. Compa dijo:

    Bah… dejen de votar por Capriles/Allup/MCM y López para que vean como todo se arregla. Nada más fastidioso que la lloradera de la clase media venezolana que se vaciló los dólares baratos del país para irse de viaje a Miami y comprar iPhones en Amazon y luego llamar a los chavistas ignorantes y oportunistas.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. Carlos LuisCarlos Luis dijo:

    @Compa: Claro, votamos por los chavistas, que lo han hecho tan bien, ¿verdad?. Y no, la lloradera no es sólo “de la clase media venezolana que se vaciló los dólares baratos del país para irse de viaje a Miami y comprar iPhones en Amazon”, es del 80% de los venezolanos que estamos hartos de este gobierno.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Armando José Arteaga dijo:

    @Compa: Nunca he recomendado dejar de votar, al contrario, se debe votar en cada elección que tengamos por delante, lo que si recomiendo es votar con criterio, evaluando la experiencia y las capacidades de los candidatos, la gente acá en Venezuela vota por el tipo más “chevere”, simpatico o carismatico, sin detenerse a evaluar las verdaderas competencias que esta persona pueda poseer para el cargo que se postula, hay que ser mas racional a la hora de elegir a nuestros gobernantes y menos emocionales, eso ha traido como consecuencia, que tengamos a una especie de analfabeta funcional como presidente, y de verdad que la estamos pagando tirios y troyanos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Compa dijo:

    @Armando José Arteaga: Exacto, ese es el problema. Apoyan con el voto a gente que puede ser hasta peor solo para evitar que los chavistas ganen bajo la premisa de “cualquier vaina es mejor que esto” y “luego sacamos a esos tipos” y eso es un error. A la gente hay que darle una opción, hay que ofrecerle una propuesta, no la típica lista de lugares comunes de los politiqueros de oficio que la oposición tiene en este momento.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Carlos LuisCarlos Luis dijo:

    @Compa: “Apoyan con el voto a gente que puede ser hasta peor solo para evitar que los chavistas”, dime una cosa, ¿quién puede ser peor que un chavista? ¿Ramos Allup es peor que Maduro?, ¿Henrique Capriles es peor que Diosdado?, ¿Leopoldo Lopez es peor que Jorge Rodríguez? Si tu respuesta es afirmativa eres un chavista disfrazado de “ni ni”. Por cierto, las posturas “ni ni” son peores que las posturas chavistas, porque con su postura de desprecio a todo apoya al gobierno.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Compa dijo:

    @Carlos Luis: Ramos Allup fue el Diosdado Cabello del gobierno de Lusinchi. Hay que tener criterio propio y conciencia, esa lógica que aplica es la misma del chavismo.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Armando José Arteaga dijo:

    @Compa, @Carlos Luis, es interesante su discusión por dos modelos que convergen en el populismo, que a fin de cuentas es lo que nos ha traido hasta este atolladero, la IV y la V han sido laboratorios implacables de populismo puro y duro, acá en Venezuela no existen politicas de Estado a corto, mediano y largo plazo con un plan concienzudo, bien estructurado de adonde queremos ir y el porque queremos llegar a ese punto, acá reina el chapuceo, la improvisación y el “como vaya viniendo vamos viendo”, eso representan tanto el PSUV, como la MUD con todos sus componentes, los politicos venezolanos desde hace mucho tiempo han sido remoras que nos condenaron al atraso y a un modelo monoproductor digno de las mas primitivas repúblicas bananeras. Es hora de involucrarse, discutir ideas, propuestas, planes, proyectos y filosofia comprometidas con la nación y dirigidos a estimular el real desarrollo social, económico, intelectual, científico, cultural y político. Venezuela ha tenido grandes etapas, pero podemos ver con certeza que a pesar del populismo de la IV, el de la V ha sido como un tornado que destruyo todo a su paso, y el daño mas grave causado por esa destrucción ha sido precisamente el vernos como enemigos en lugar de coterraneos, que a pesar de las diferencias que podamos tener, y es lógico que se tengan, nuestras coincidencias sean mas sólidas que nuestras diferencias y eso nos permita alinearnos a empujar en una misma dirección, nuestro crecimiento, tenemos el potencial para convertirnos en un gran país, pero debemos dejar atrás todo lo que nos trajo hasta acá, sin olvidarlo, para no repetirlo. Debemos comenzar por ocupar los espacios que ahora ocupan quienes sólo tienen interés en llenar sus arcas personales en detrimento de la gran mayoría y estimular el desarrollo personal a través del estudio, el trabajo, los valores y sobre todo la decencia, pero para eso hay que involucrarse y hacer entender a los menos avezados. Que el camino hasta ahora ha sido el equivocado, que existen otras posibilidades y que entre todos podremos sacar adelante a este maltratado pero todavía generoso país, nuestras futuras generaciones lo agradecerán.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top