Carta Despedida

A un amigo Bolichico:

Nos unió el hinchar por un club que tiene como lema “Més Que Un Club” (“Más Que Un Club en catalán), esa frase representativa que invita a los que forman parte de aquel club, como deportistas, socios, trabajadores o seguidores a un compromiso permanente con la sociedad, con el país (Tanto España como Catalunya) y hasta la humanidad en general. Obviamente hablo del FC Barcelona que recién obtuvo su segundo triplete consiguiendo la quinta Champions League. Además nos unió tener amigos en común, fuera que estudiaron con vos en tu colegio o aquellos con los que coincidimos en la universidad. Hasta nos acompañaste a aquel viaje de graduación en el que disfrutamos de unos buenos días en la vecina isla de Aruba.

La pasábamos bien, aquel viaje a dicha isla fue un digno ejemplo, ya fueran chistes, bromas o hacer de agentes de tránsito. Los años por venir fueron reuniones, viajes, parrillas, juegos y un buen etcétera. La vida fue siguiendo y aunque continuamos compartiendo, empezabas a avisar que tu ritmo sería distinto, que eso de hacer dinero bajo los lineamientos legales y morales no iría contigo, si acaso la obviedad de respetar la ley, pero la moral es para pendejos. Lamentable el día que se te ocurrió humillar la profesión que más nos urge tener y mejorar en Venezuela: Los maestros. Optaste por decirle a una persona que se dedicaba a aquellas labores que sus actividades suponían cualquier cosa menos un logro, menos una forma de hacer dinero.

Siempre te manejaste en la cuerda floja hasta que no te tocó otra que reconocer tu tinte político, nos aclaraste que eras “chavista” porque para vos ellos eran los únicos en capacidad de llevar el país que teníamos. Muchas dificultades, un país francamente dividido, violencia, en realidad en aquel momento nos parecía que el país había llegado a lo peor y hasta alguno pudo dudar que lo que decías era cierto. El tiempo nos mostró que tu apego al oficialismo no era otra cosa que construir una fortuna veloz, una fortuna saboreando el limbo legal que el régimen le facilitó a todos los que se apuraron a vestirse de boliburgueses, como vos.

De ahí en adelante ya no supe más, aquellos amigos en común que me podrían indicar dónde estabas o que hacías ya no tienen idea, porque no quieren saber o porque no te quieren preguntar. Tal vez sigas en Caracas o pases más tiempo en el mentado imperio, es irónico que resuelvas pasar buena parte de tu vida en el país que se supone es la antítesis de lo que promulgas, crees y profesas por lo menos en el discurso.

Sé que tu vida es perfecta, con lujos y facilidades – como la mayoría de los rojos rojitos pegados a la teta del poder – que muchos quisieran y ante ello no tengo nada que decir. Lamento no haberte dado mejores consejos, lamento no haberte advertido que entraste a un mundo donde los amigos se cuentan por el dinero que tenés en la cuenta y no por los cuentos que se pueden echar sobre una vida llena de buenos recuerdos. Discúlpame si no insistí en advertirte que tu vida está en una vorágine donde vence el que jode al otro, vence el que humilla a los demás, vence el que se hace millonario más rápido aunque ello suponga descoñetarle la vida a gente que ni conoces.

Cuídate mucho, no eres el único que quiso hacerse rico aprovechando las facilidades que el régimen te dio a vos y a tantísimos otros. Por ahí habrán algunos que quieran tomar tu lugar y a esos no les importa lo que tengan que hacer para lograrlo.

De seguro nos volveremos a ver y de seguro nos saludaremos pero necesitaba despedirme aunque probablemente nunca leas esta carta. Tal vez esta carta no sea exclusivamente de mi para vos, tal vez sea la carta de muchos venezolanos que vieron a amigos, hermanos o familiares apurar los pasos para hacerse millonarios con todas las facilidades que la dictadura chavista les entregó, aquellas que ahora nos tienen en una situación tan triste como deplorable. ¿Cómo puedes verle la cara a los que sufren los embates del régimen? ¿Cómo haces para saborear una fortuna en un país donde apenas se puede vivir? ¿Todavía decís que eres “chavista”? Seguro las respuestas a esto serán puras carcajadas y te entiendo.

Saludos a los tuyos y visca el Barca!

(Texto publicado originalmente en http://purasvitae.blogspot.com/2015/06/carta-despedida.html?spref=tw)

GD Star Rating
loading...

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top