Mi amigo Jared

11
14

Mi amigo Jared

 

Hasta hace solo horas Jared Leto era un total desconocido en el pais . Muchos ni  siquiera podían ubicar su rostro, hasta que menciono  Venezuela. Esa noche mi madre  me llamo por telf tan aforada como pudo y suelta:  – sintoniza los Oscars ya. Que están hablando de Venezuela! y sin un adiós colgó. Era la primera vez que veía a mi mamá con ese entusiasmo por tales premios. Ella siempre fue mas del Miss Venezuela. En fin, trate de ubicar el canal  lo mas rápido que pude pero no llegue a tiempo. Eso poco  importo, porque al cabo de 5 minutos el síndrome Jared se había hecho viral, y mis pocos amigos del facebook los mismos que día tras día mencionan  que tiene que haber un cambio y suelen ser muy críticos del gobierno se encargaron todos en fila, hombres y mujeres de hacerme sentir que me perdí un pedazo de historia. Igual eso no arruino mi día, porque al leer los comentarios pude imaginar lo que quizás ocurrió  cito: -Ayyy que bello marica-  ¡Viste se acordó de nosotros!  -no estamos solos- “me enamore” Incluso una señora que bien podría tener la edad de mi madre atino “ que dios lo tenga en la gloria a ese bello muchacho” . El actor en ese momento se elevo a la máxima expresión del sentimiento wannabe del verdadero ser Venezolano. El egocentrismo criollo se apodero de muchos, para convertirlo en una  referencia moral y espiritual.  Nadie sabe el nombre de la película con la cual el gano el Oscar ni mucho menos su pasado. Para ese venezolano con pretensiones  de que todo lo que pasa afuera es mejor; solo sabe que con Jared no hay pasado, solo un presente y un inmediato futuro; hasta que otro mucho mas famoso que el, pueda decir con su acento anglosajón esa la palabra mágica que tanto gusta en nuestro trópico ¡VENEZUELA!.  Eso deja mucho que pensar de nuestras idiosincrasia y de lo que deseamos. Murió Simon Diaz y no vi esa arboleda de comentarios como con el fulano actor.  Quizás Simón murió viejo, y en Venezuela lo viejo se desecha, no sirve, y mucho menos marca pauta. Algo parecido ha ocurrido en los últimos días desde que el empresario Mendoza expreso su ideas (validas) desde el palacio de gobierno. Mi facebook como en el vaticano empezó a soltar humo blanco Hebemus líder. Como conciliar un pueblo cuando las necesidades y adoraciones de unos cuantos quieren ser impuestas al resto. ¿No es acaso esa la razón por  la que están en  la calle?

GD Star Rating
loading...
Mi amigo Jared, 4.3 out of 5 based on 21 ratings

11 Comentarios

  1. muy bueno realmente acertado ojala pudise expresarme asi sin sentir odio.

    ResponderResponder
  2. El efecto de la religión en las sociedades no se limita a las iglesias y oraciones, sino que también las vuelve dependientes de mesías. Mesías que por todo el poder que les otorgamos terminan convirtiéndose en religión misma.

    ResponderResponder
  3. Excelente reflexion, ojala pronto podamos distinguir lo que realmente somos VENEZOLANOS

    ResponderResponder
  4. Se le agradece a Jared lo que dijo, pero ciertamente no hay que darle demasiada importancia.

    ResponderResponder
  5. ¿En manos de quién estamos cuando esa idiosincracia que mencionas se la pasan por el forro cuando de ideologías se trata?
    Muy apropiado tu comentario, no hay que hacer demasiada alharaca en relación a lo pronunciado por el Sr. Leto, aún así ¿está también malo que al menos se mencione? Todo depende de la importancia que le ofrezcas como referencia, está claro que las comparaciones siempre son odiosas.

    Por otro lado, el gobierno creo que no movió ni un dedo para homenajear al Tío Simón, si estoy equivocada por favor aclárenmelo y rectifico, eso solo es un claro ejemplo de lo que significa la idiosincracia en este momento en el país. Paco de Lucía murió la semana pasada y la televisión estadal española dedicó importantes reseñas y espacios de información para homenajearle, cosa que como repito no observé en nuestro país. Entonces, me parece que el punto es aceptar la acción del Sr. Leto como alguien que pudo tener cierta deferencia por nuestro país.

    Lo del culto a la personalidad no es cosa nueva y como sociedad es un tema que debe llevarse a una investigación seria. “La herencia de la tribu de Ana Teresa Torres” es una buena referencia en este caso, además de algunas teorías psicológicas acerca de la autoestima, punto último que realmente lo tenemos en deuda como colectivo.

    ResponderResponder
  6. Tristemente el gobierno liderado por Maduro. No hizo comentario alguno con respecto a Simón Díaz. Lamentablemente el nunca vistió una camisa roja. Y eso hace que no sea parte del la mal llamada revolución. Fueron ellos que desde que llegaron al poder han tomado la bandera de rescatar nuestros valores (pero) solo aquellos que comulgue y sube el ego de sus doctrinas. Lo de Yared, es solo una miscelánea solo que use su argumento para que apreciemos mas lo que somos y de los que podemos llegar a ser, como individuos y sociedad. Muchas gracias por sus comentarios.

    ResponderResponder
  7. De verdad que tu escrito deja mucho de analisis. Creo que tenemos que ser nostros los reponsables de poder conducir este pais sacando lo mejor de cada uno de nosotros sea Rojo o Amarillo, porque de lo contrario ni Brad Pitt nos salvara. Saludos

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here