Reflexiones sobre la Revolución de Octubre de 1945

0
196

Es muy curioso el olvido en que ha caído la ilustre fecha del 18 de octubre de 1945. Fecha que debería ser celebrada por suponer el nacimiento de nuestra democracia (por ahora fallecida) y de la Venezuela moderna.

Es curioso que en tantos análisis modernos de la Historia de Venezuela, todos comienzan con un breve recuerdo nostálgico de la dictadura perezjimenista para luego pasar por lo positivo y negativo (y esto en el mejor de los casos, por no mencionar el peor) del segundo período democrático vivido entre 1958 y 1999. Pese a que es en la Revolución de Octubre donde se sientan las bisagras fundamentales de lo que ha vivido el país en épocas posteriores.

Para empezar, la Revolución de Octubre acabó definitivamente con la idea de que un gobernante podía mandar sin el apoyo del pueblo. Incluso después del golpe del 24 de noviembre de 1948, la junta militar de gobierno prometió elecciones, y las terminaría realizando pese al fraude que hizo para mantenerse en el poder. Ya no era posible gobernar Venezuela como una hacienda ni que la voluntad de un solo hombre designara a su sucesor en el poder como pasó con Gómez y López Contreras primero, y luego con éste y Medina Angarita.

La Revolución de Octubre instauró el sufragio universal, un cambio de por sí bastante revolucionario, pues dio participación en la política a las grandes masas analfabetas olvidadas por los gobiernos anteriores. Chávez no ha sido el primero en nuestra historia en acordarse de los pobres. Por no haber sufragio universal o siquiera sufragio universal masculino, no es posible calificar como democrático al gobierno de Medina Angarita, que podrá haber sido bastante liberal, pero no era democrático, pues Medina no fue electo por el pueblo, y por ende, era legítimo su derrocamiento.

La Revolución de Octubre también trajo una noción de nacionalismo económico que impulsaría con los años a la OPEP y a la posición de fuerza que ésta obtuvo para ocasionar la crisis del petróleo en los años 70, con lo que la Revolución tiene más relevancia mundial de lo que parece. Todo eso sin olvidar que la Revolución de Octubre dio el primer paso hacia la nacionalización del petróleo con el fifty-fifty.

Por esas razones, es la Revolución de Octubre una de las principales responsables del escoramiento histórico de Venezuela hacia la izquierda.

Lo triste de la Revolución de Octubre, es que debido a la inexperiencia de los actores políticos, éstos se dejaron llevar fácilmente por el fervor revolucionario y el sectarismo, creyéndose AD con el poder para dictar sola una Constitución destinada a regir sobre todos los venezolanos, o para mandar a sus brigadas de cabilleros contra los mitines de otros partidos surgidos ante la nueva política fruto de la Revolución. Hemos visto recientemente en Egipto, aunque con tintes religiosos, como se ha repetido la misma historia.

No obstante, la primera experiencia democrática venezolana sentaría bases muy importantes para la siguiente y mucho más fructífera experiencia democrática, aunque también dejaría algunos legados nefastos como la división del país entre pobres y ricos, y el aprovechamiento demagógico de dicha división social, que de nuevo, tampoco inventó Chávez, quien fue, a fin de cuentas, un hijo de la Revolución de Octubre en sus dos alas, la civil y la militar.

GD Star Rating
loading...
Reflexiones sobre la Revolución de Octubre de 1945, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here