Editorial: panfletonegro cumple 14 años

15
143

14 AÑOS

A 14 años de panfletonegro sólo queda algo que admitir: no somos los más arrechos, ni los más subversivos, ni los más irreverentes, ni los más críticos, ni los más nada.

En tiempos de redes sociales es absurdo que una página se proclame con el monopolio de la crítica, especialmente cuando la irreverencia y el cinismo son el lenguaje cool de nuestro tiempo. La “irreverencia” fue cooptada y estandarizada, domesticada y convertida en el lenguaje dominante. Incluso, es probable que ante cualquier comentario zanahoria que hagas por ahí, te caiga la horda de los policías de la irreverencia a insultarte. Y es que ahora son los cínicos los que ponen cara de oh my god ante cualquier comentario ajeno, incluso aunque sea una tochada dicha sin ninguna intención. Vivimos en la era de las monjitas de la posmodernidad, las doñas del lenguaje sagaz, los pures del comentario ingenioso. ¡Ay de ti si te atreves a contrariarlos! Prepárate para sentir el peso de un montón de moralistas de segunda que, para colmo de males, se creen de avanzada.

Éramos arrechos antes, cuando le alborotábamos el peinado a las doñas del cafetal de la cultura caraqueña. De eso, hoy se encargan otros, y lo hacen mucho mejor que nosotros. Tampoco somos una banda de enfant terribles que van por ahí destruyendo al mundo.

Los que fundaron esta página ya están llegando a los cuarenta años, están casados/divorciados/con hijos. Y ni crean que se arrepienten o avergüenzan de ello, mientras contemplan con nostalgia sus fotos juveniles. ¡Para nada!

Los que llegamos después, estamos pisando los treinta y andamos más pendientes de nuestros desaciertos amorosos, o de estabilizarnos profesional/económicamente, que de cambiar al mundo con nuestras agudas observaciones. La ironía se nos agota, el cinismo ya no necesariamente es un refugio, ya no tenemos muchas ganas de pintarle palomas a las cámaras fotográficas y todo va adquiriendo una velocidad distinta, más apacible (burguesa, dirá el izquierdista trasnochado). Trabajamos, sobrevivimos y tratamos de vivir en un mundo cada vez más incierto, en un país que se nos borró hace mucho, con miles de dudas encima y alejados de aquella arrogancia autosuficiente que en algún momento nos llevó a pensar que descubrir la contradicción de algún tótem impuesto por nuestros padres era algo similar a haber encontrado la verdad y saber cómo era realmente el mundo.

Creo que todo se resume en algo que me pasó hace poco, cuando se cumplía un aniversario más del suicidio de Kurt Cobain y estaba en mi casa bebiendo con una amiga. Escuchando los discos de Nirvana admití, sin mucho problema además, que no eran tan buenos; tuve una de esas revelaciones horribles, y esto ya me lo había advertido el ex-editor de esta página: ese pana no sabía un coño de la vida, era sólo un carajito malcriado que se suicidó por idioteces; debieron matarlo por estúpido y güevón, o debieron secuestrarlo y sodomizarlo un rato para que supiera lo que es tener problemas de verdad. Incluso: ¡qué bueno que se murió y le abrió paso a Foo Fighters y a Dave Grohl, un músico mucho más talentoso que él! (por cierto, entre estos días volví a ver Requiem for a Dream, y mientras la veía me preguntaba cómo es que ese videoclip moralista se convirtió en un film referencial para nuestra generación).

Escribo esto mientras tomo un café y escucho Un viaje, el magistral disco en vivo de los cafetas. No me inyecto heroína mientras pienso en la muerte, ya no suelo empericarme y últimamente los porros disminuyen cada vez más. ¿Y saben algo? Es lo mismo con todos los autores de la página que conozco. Entre mis planes futuros no está el suicidio ni la autodestrucción, sino echarme unos cuantos viajecitos, muchos polvos arrechos, enamorarme, escribir mucho… Estoy convencido que ese mito barato de la autodestrucción que nos sembraron a nosotros, los que llegamos un poquito después de la generación X, y cuya estrella de rock más rutilante fue, ¡qué bolas!, Fred Durst, nos convirtió en idiotas cuya verdadera representación no es Cobain o cualquier otro niñato de esos, sino Mauser y Pirulo, esa acertada versión del joven perdedor venezolano que duró un escaso tiempo en las pantallas de RCTV.

Ahora hay una camada de nuevos autores en panfletonegro, con los bananeros a la cabeza, que pueden ponernos en aprietos con sus argumentaciones, cuyas ironías nos causan a nosotros tal vez lo mismo que le causábamos a quienes en 2006 nos leían a escondidas en las oficinas de un organismo burocrático cultural de nuestro petro-estado populista (es en serio, me lo confesó una vez alguien que trabajó allí). Hemos visto con alegría (al menos yo) que unos carajitos con ganas de entender mejor todo este peo de país que (¿les?) heredamos, han hecho de panfletonegro su casa. ¡Bienvenidos! esta página merece estar en manos de gente que tenga esa arrechera vital quemándole las manos todos los días, eso es lo que siempre fue y lo que debe seguir siendo este espacio.

Finalmente, ¿es este otro de esos pedantes artículos de panfletonegro que anuncia la muerte de panfletonegro para restregarnos en la cara que hasta ellos mismos se critican? ¡Pues claro que sí! Pero también no. Es, básicamente, la pausa necesaria que se hace cuando se cumple un año. Y, sobre todo, es un llamado sin pretensiones a que sigan escribiendo en esta, su casa. Panfletonegro seguirá en línea no porque sea un espacio para la crítica, o porque vayamos a destruir al stablishment (whatever that shit means), sino porque seguimos publicando lo que otros no publican, seguimos siendo el espacio de esos que, aunque después sientan vergüenza de haber escrito aquí, tienen aquí un lugar que no tienen en otra parte.

Así que sigan escribiendo, esta página es de ustedes. Sean sus propios editores y digan lo que sea, al final, sus palabras no valdrán nada, como seguro no valen mucho las miles que he escrito aquí durante más de siete años

Felices catorce años. Nos vemos el viernes.

PD: este artículo se lee mejor si esto suena de fondo.

GD Star Rating
loading...
Editorial: panfletonegro cumple 14 años, 4.6 out of 5 based on 25 ratings

15 Comentarios

  1. Coño john te quedo del carajo. Un desideratum muy apropiado hasta se me salieron las lagrimas (mentira, pero suena tan cuchi)Es arrecho saberse que somos pasado. Que hasta el ahoma (asi le decia zoroastro al haschis) no nos da tanta nota Y quede pana y todo, no somos tan arrechos como pensamos.
    Pero lo subversivo aqui, lo verdaderamente subversivo, no se a perdido; el permitir que todos publiquen. incluso yo (que bolas. Que falta de glamour)Lo que le de la gana. Cuando le de la gana. Y solo el publico elige lo mejor.
    Este es el futuro de las publicaciones. Cuando ellos estan empezando, aqui ya se ha recorrido el camino.
    Como todos, no se hasta cuando publicare por aqui. O si lo seguire haciendo, se que el pueblo clama por mi retiro. Pero no lo se, escoñetar el lenguaje, me produce mucha risa, es una broma privada que aun me encanta
    ¿y cuando deje de ser un chiste?
    “no lo se, pero creo que soñare de nuevo”( john buyan

    ResponderResponder
  2. Muy bien John. Yo creo que nací un poco viejo y tengo tiempo de regreso de la movida critica-lo-que-se-mueve. Todo está tan cogido por alfileres, y las estructuras están tan extendidas y son tan sutiles. Quedan los espacios. No hace falta mayores pretensiones. Salut

    ResponderResponder
  3. Lo que más me gusta de Panfleto es que no tiene límite de edad, y gente tan mayor como Xluis puede publicar lo que quiera, y en las cantidades que le provoque. Hablando en serio, resulta notable que esta iniciativa llegue a su aniversario nro 14, en un medio signado por lo efímero. Larga vida a PN.

    ResponderResponder
  4. Revolucionando_ando_intenseando_el_culo_no_lo_estoy_dando.fuckspot.com, aprovecho la especial ocasión para que ¡visiten mi blog! Voy a escribir en él una novela sobre mis experiencias en las protestas estudiantiles de 2007, pero va a ser un blog privado. Si quieren leerla me tienen que brindar un café primero y mandarme unos reales por Pay Pal. Yo les mando el link por Domesa. Lo digo por aquí pero no la voy a publicar porque soy mejor que ustedes pero no deben sentirse mal por eso. Es que yo soy nini y vegetariana , no estoy yena de odeo como ustedes. Páguenme.

    ResponderResponder
  5. Siempre que vengo a Panfletonegro busco los artículos de Monsalve, para aprender un poco de su hipocresía. Ha llegado lejos. Hace años atacaba por esta página a los medios a los que hoy está felizmente vinculado y a cuyos dueños hoy en día les lame el culo. Estoy de acuerdo cuando John Manuel critica el cinismo, porque hace un señalamiento implícito a Sergio.

    Le reconozco por otro lado un talento: el poder hablar de cualquier cosa, incluso sin saber nada de ella. Para ese individuo el estar desinformado no representa ningún inconveniente. Sin duda es una gran ventaja el poder improvisar en minutos un artículo sobre la última moda del momento.

    ResponderResponder
  6. Qué va, Terencio. Estás bien equivocado. Sergio es, además de uno de mis mejores amigos y hermano de la vida, uno de los tipos más brutalmente honestos que conozco. Sus críticas, honestas y frontales, son todo un ejemplo de cómo se debería escribir crítica de cine y crítica social. Al menos para mí han sido una escuela, aún cuando no comparta tal o cual punto de vista en particular.

    ResponderResponder
  7. Terencio, hipocresía la tuya. Empieza por firmar con tu nombre y apellido, si eres tan valiente. Así es muy fácil. Lo loco del asunto es que vienes a decir que hablo de todo, pero sin atreverte a discutir conmigo en directo. Te invito a desmontar o debatir cualquiera de mis artículos.

    ResponderResponder
  8. No eres la primera o la última persona a la que le causo incomodidad o molestia por lo que escribo.

    ResponderResponder
  9. Yo creo que lo más justo para todos es que empecemos a celebrar el aniversario del post de Metallica.

    ResponderResponder
  10. Excelente editorial, John. Con respecto al tema de Nirvana, sí, es verdad que Kurt Cobain se suicidó por idioteces, ¿pero acaso no son gran parte de los ideales concebidos por la Humanidad idioteces, como el islam o el comunismo, por ejemplo?

    No creo que Kurt Cobain sea más idiota que los que lucharon en los campos de Stalingrado contra los nazis, o los comandos suicidas de Al Qaeda.

    ResponderResponder
  11. Señor Pablo Ortega:

    Si uno tiene fama, y dinero. En esta caso, tremendo artista y símbolo de música alternativa, es chimbo que alguien se suicide por nada.

    Ya quisiera yo tener esa fama, y mucho dinero gracias al arte que produzca. recuerda que a John Lennon lo mataron, John Lennon era un artista activista, creo que eso fue lo que le faltó a Kurt Cobain, salir a sudar en la calle…

    ResponderResponder
  12. El único que le echaba bolas era John Lennon, el carajo salia pidiendo paz, y con su cartelito de no a la guerra en Vietnam.

    Los años 80 son terribles para los contestatarios, David Bowie se mete en una película de fantasía llamada: Laberinto. Lo mas arrecho de los 80, fue: Los locos de KISS que parecían unas Geishas de pesadillas, junto a Eddie the head. Pero es sin duda alguna, la banda Depeche Mode, quien hundirá definitivamente a Kurt Cobain.

    Luego del año 2000 Korn, Green Day, System of a Down, terminan de ofrecer mas pan, y mas circo. Sin contar a Rammstein, una de mis bandas favoritas, pero que tampoco hacen lo suficiente por un buen activismo.

    Me gustaría ser una mezcla de músico rockero con Greenpeace, para andar brincando por todo el mundo, protestando en contra de las dictaduras, y todas las injusticias.

    Posdata: Manu Chao, me caes mal, debes andar besando fotos del dictador Fidel Castro.

    ResponderResponder
  13. Oigan, yo no niego que Kurt Cobain muriera por una pendejada, solo digo que muchos de los ideales de la Humanidad son pendejadas, y que mucha gente ha sido pendeja en la historia de la Humanidad, cosa que no me negará nadie. Eso sí, hay que reconocer que al menos los de Al-Qaeda y los comunistas lucharon y Kurt prefirió pegarse un tiro que dar la pelea.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here