Anarcocomunismo

12
65

Bueno mis amigos, ha llegado la hora de hacer dos compromisos importantes:

1.- Los comunistas y los anarquistas somos todos el mismo bando. Nuestros desacuerdos de corazón son totalmente cuestión de experimentar, y de que hay gente y espacio hay gente y espacio. Lo primero y obvio es ver como lidiar con este sistema de meta-explotación. Nos conviene colaborar.

2.- Suficiente discusión de temas ancianos. Los que están convencidos lo están y los que no, no. Suficientes siglos, no joda. Es obvio lo que está pasando y, como dijo Baudrillard, “lo que esconden es que no esconden nada.” Hora, entonces, de acordarnos de nuestra misión: la superación del capitalismo y de los sistemas que representa.

 

 

 

(Mis próximos posts van a ser exploraciones de qué es el capitalismo y los sistemas que representa. En ellos, si puedo, voy a borrar todo comentario que no esté de acuerdo con estos dos puntos.

Si tienes un comentario así, hazlo aquí; este es para discutirlos.)

GD Star Rating
loading...
Anarcocomunismo, 1.3 out of 5 based on 16 ratings

12 Comentarios

  1. ¿Unirnos para lidiar con este sistema? Pero si mira a EspaDigoGreDigoItalDigoEstadosUnidDigo SUECIA y lo bien que les va. Eso es que no hemos sabido aplicarlo aqui.

    ResponderResponder
  2. “Los comunistas y los anarquistas somos todos el mismo bando” Nada que ver amigo –Ordo, los desacuerdos son profundos y no son solo de “corazón” son de principios, y es más, dichos desacuerdos comienza justamente desde el primer paso que estos bandos deciden tomar para lidiar con el sistema “meta-explotador”. El comunismo, por lo menos en su experiencia histórica en este planeta ( no se dé que planeta vienes tu) ha terminado – varias veces- convirtiéndose en un sistema explotador, sectario, intolerante de otros movimientos, incluso el anarquismo.
    Amigo Ordo, salvar un obstáculo teórico de estos requiere de una garrocha, tu lo estas intentando con un palillo de dientes.

    ResponderResponder
  3. Hola. Los anarquistas que viven en países con histórica tradición libertaria no sólo no están del mismo lado que los comunistas, sino que están radicalmente enfrentados a ellos. Cualquier mínima revisión histórica de lo que fue el movimiento anarquista bajo los países del llamado socialismo real da las razones para ello. Emma Goldman en su autobiografía “Living mi life” dio cuenta de cómo su entusiasmo por la revolución rusa, desde lejos cuando vivía en Estados Unidos, pasó a ser una profunda decepción cuando se mudó a la propia Rusia, se entrevistó con Lenin y se dió cuenta de la realidad de la vida cotidiana de la población y las maneras políticas de la burocracia del partido. Si no quieres un ejemplo lejano, sino más cercano, puedes preguntarle a cualquier anarquista griego -que seguro sabes la efervescencia y protagonismo que tienen los anarquistas griegos en la dinámica de su país- sobre lo que opina sobre el comunismo y los comunistas.

    Dicho lo anterior no se puede obviar que algunos teóricos del anarquismo, como Kropotkin llamaron a su propuesta comunismo libertario (anarcocomunismo no existe como término) y que la Confederación Nacional del Trabajo acordó en 1936, antes del estallido de la Guerra Civil en España, que su finalidad era el comunismo libertario (Habría que agregar que estas tendencias convivían con otras dentro de la familia antiautoritaria, como el individualismo y el colectivismo, por ejemplo). Sin embargo, conjugar “comunismo” hoy tiene una significación diferente a lo que tuvo a comienzos del siglo pasado. Ningún anarquista olvida a sus compañeros fusilados en Rusia, Cuba, China o Vietman, y antes de emparentarse con algo que se califique de comunista, pedirá muchas, demasiadas aclaraciones sobre que tipo de comunismo se está hablando. Pues como tu sabes, supongo, no es lo mismo el comunismo del Partido Comunista Venezolano, al del Partido Comunista Internacionalista o el que profesan los Consejistas.

    Claro que hay colaboraciones entre anarquistas y algunos comunistas. Y digo con propiedad algunos, pues son apenas con aquellos que se han atrevido a abjurar del stalinismo, el materialismo dialéctico como herramienta de análisis exclusiva de la realidad y del leninismo como forma de organización política para la toma del poder, del resto de sus congéneres.

    Saludos

    ResponderResponder
  4. Para mi esto es una discusion bizantina, sin pies ni cabeza. Todos los paises que han tratado de el experimento de Marx han fracasado. Y han fracasado debido a las fallas de logica del mismo Marx, y en vez de ponerse analisar esas fallas de logicas, que harian que toda su teoria no tuviese sentido, se han puesto a especular con un sistema que obviamente no va a funcionar, ni que le pongan duracel. Por lo anterior.
    Pero seria muy interesante oir lo que va a proponer a algo que no sea el capitalismo (que no es una doctrina politica si no economica) y el socialismo ingenuo de Marx.
    Es que ya de por si no tiene sentido la discusion pone las peras de un lado y las narajas de otro y se ponen a buscar sus diferencias o que las narajas son mejores que las peras. Cuando no estamos comparando cosas similares. Te juro que el capitalismo es una teoría economica, el socialismo no, solo busca un sustento economico para que funciones la parte politica.

    ResponderResponder
  5. A mi opinión, el Anarquismo y el Comunismo buscan la misma consecuencia: La abolición del Estado como tal. La diferencia está en cuál puede ser menos utópica… En una sociedad tan globalizada en el sentido de los mercados y en el consumismo se ha hecho más imposible de lo que era, ya para el siglo XX, crear un Comunismo verdadero (No me hablen de Cuba, China, o la URSS de Stalin eso se desvió completamente de las teorías de Marx, Engels y Lenin). A los super ”anti-comunistas” no se basen en el historicismo de las realidades de ”comunismo” en Cuba, China y URSS. Les suplico que lean y ya. No se dejen llevar de articulistas de El Universal como Emeterio Gómez y su odio irracional a las teorías de Marx.

    ResponderResponder
  6. Ordo. No entiendo esas uniones necesarias que tu dices, al menos no por este medio.
    Si te buscas a los del PCV y sus JC seguro encontraras gente de carne y hueso que quiera coordinar contigo acciones o cualquier otra vaina.
    Ni hablar de haber elegido esta página para semejante plan.
    ¿No te has dado cuenta que la mayoría (al menos quienes comentan o escriben) no les interesa involucrarse con estas tendencias?
    Quizás anarquismo y comunismo pueden proclamar cosas similares como la abolición de propiedad privada y el comunalismo como organización de la sociedad pero si lees un poquito te daras cuenta que son dos maneras de organizarse totalmente diferentes (y esto no es teórico sino práctico) incluso pueden llegar a estar diametralmente enfrentadas.
    Si aceptas consejos; sal a la calle, deja la pc para leer, jaquear y divertirte, y busca afinidad con personas reales.

    ResponderResponder
  7. En cualquier caso, viento, me parece que tienes razón. Yo ingenuamente pensaba que habría más gente de “esas tendencias locas” en esta página. ¡Pero bueh, la busqueda continúa! Y hasta que no encuentre un mejor vicio, se tendrán que calar ideas nuevas y amenazantes a sus pazes mentales.

    ResponderResponder
  8. No entiendo cómo puedes afirmar que ambos planteamientos son iguales, cuando la estructura de poder en cada uno, la praxis e incluso los objetivos, no tienen nada que ver.
    El Comunismo aúpa la organización partidista, la concientización de la masa obrera para que militen y la toma de las estructuras de producción.
    El Anarquismo propone la disolución del Estado y el “flujo natural” de las fuerzas que se supone existen en la naturaleza, que son retenidas o entorpecidas por la acción humana y la lógica de producción.
    Una plantea la dictadura del proletariado orquestada por el Estado, la otra plantea la disolución del Estado y el gobierno desde la comuna (como en el experimento parisino de finales del XIX).
    Me parece obvio que son lecturas opuestas.
    De hecho, supongo sabrás que la división entre bolcheviques y mencheviques en el seno de la revolución de octubre se produjo porque Lenin creía que, para *tomar el aparato productivo*, era necesario que este aparato estuviera desarrollado: de allí que sus primeras líneas económicas hayan sido una especie de capitalismo en esteroides. Que el pueblo tome una fábrica quebrada e improductiva no avanzaba la disolución de las clases que suponía la dictadura del proletariado.
    En fin, mucha tela que cortar; creo que sería mejor que citaras o colocaras referencias de autores que juntan ambas lecturas. No conozco ninguno (no soy fanático del tema), pero creo que es la primera vez que leo tal afirmación, que es como decir que Corea del Sur y Japón son el mismo país porque en el fondo todos tienen ojos “medio achinados”.

    ResponderResponder
  9. Que carajo tan becerro y caretabla es este Orco.

    -ordo: Me sabe a bola si editando mariqueras inútiles me gano stalkers tipo hunter el que no aporta un carajo. Lo seguré haciendo.

    Así sea el último ser humano que crea en la discusión seria, lo seguiré haciendo.

    ResponderResponder
  10. Por cierto, ya que borré el comentario que lo señalaba, mi nueva estrategia es borrar comentarios inútiles.

    Si no les gusta, ¡no se metan en mis artículos!

    Tengo el poder de moderar los comentarios de mis artículos y lo usaré.

    Por lo menos yo lo anuncio….

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here