¿Fobia a los homosexuales? Por Alfonso Carril.

Este escrito nació a propósito de varios otros artículos que han publicado recientemente acerca de la “Homofobia” y de mis comentarios dejados en uno de ellos, por lo que decidí, tomar mis comentarios y hacer con ellos mi propio artículo acerca de lo que pienso.

En el tema de la “Homofobia” al igual que en el de la “Xenofobia” y otros tipos de fobias hacia personas y parte de sus características específicas, más que temor, lo que reside en el individuo movido o afectado por este tipo de fobias, es el odio, odio hacia el homosexual o hacia la homosexualidad, odio hacia el extranjero, sobre todo cuando forma o pretende formar parte de su sociedad, aunque es interesante hacer notar que mientras en el caso de la Xenofobia lo que pareciera afectar al individuo con ese síndrome o patología, es el odio puro y real hacia los extranjeros, sin embargo, en el caso de la homofobia, el odio pareciera tener otros matices “ocultos” en los afectados, y esto es, más que odio real y puro hacia los homosexuales, en muchos casos comprobados, se ha determinado que existen o pudieran existir resentimientos y sentimientos muy encontrados y contradictorios en las personas que manifiestan este tipo de “rechazo” público hacia las personas que son atraídas sexual y sentimentalmente por otras personas de su mismo género; esto es, que quienes son o manifiestan sentimientos homofóbicos, podrían estar protegiendo su verdadera inclinación o deseos reprimidos, que vendrían siendo iguales, parecidos o más ocultos y censurables que los propios gustos homosexuales, por lo que, estaríamos hablando de que quienes manifiestan rechazo a los homosexuales probablemente tienen también gustos homosexuales, pero tratan de luchar contra ese sentimiento rechazando y señalando a quienes lo muestran abiertamente, y estamos hablando de que en el mejor de los casos, los homofóbicos también podrían ser homosexuales que no se aceptan y no conciben su homosexualidad o bisexualidad y por ello toman la homofobia como su bandera de autodefensa; pero por otra parte, podría ser una forma de desviar la atención sobre sus gustos sexuales perturbadores, que podrían ser no de tipo homosexuales sino de tipo zoofílicos, necrofílicos o pedofílicos, por ejemplo, es decir, los homofóbicos en realidad lo que buscan es desviar la atención sobre sus propios y verdaderos deseos sexuales hacia un tipo de relaciones sexuales tan o más censurados que la misma homosexualidad.
Este tema de la homosexualidad, de la homofobia y de todo lo que tenga que ver con las resistencias y las intolerancias de todo tipo, es harto interesante, ya que no solo los homosexuales sufren de la intolerancia por sus preferencias sexuales, sino que los mismos homosexuales pueden tener algún tipo de intolerancia hacia otro grupo de personas o características en ellas que igual hace de los homosexuales personas intolerantes, pero, es importante ver una cosa, y es que la tolerancia es una sentimiento y una capacidad para adaptarnos a circunstancias de la vida, es decir, de cero a cien todos tenemos porcentajes de tolerancia distintos a distintas circunstancias de la vida, por lo que, todos manejamos rechazo o aceptación a algo en un porcentaje de adaptación, lo que es peligroso o realmente álgido es el caso de la intolerancia cero o nada de tolerancia o la tolerancia cien o todo de tolerancia, porque es allí cuando podemos ser o demasiado restrictivos o demasiado permisivos, y como ya es bien sabido lo mejor o lo más conveniente es lo que mantiene la balanza equilibrada.
También por otra parte, está esto del “arrastre” que trae la historia y los convencionalismos, por lo que, lo que está escrito de una forma hace miles de años es lo que se sigue teniendo como “correcto” y es muy pero muy poco flexible a revisiones y nuevas visiones de las nuevas generaciones, y es por ello que la educación pasa casi inmutable de generación en generación, con ello, todo el aprendizaje y los buenos conceptos, pero también se mantienen arraigados los errores y mentiras que no somos capaces de enmendar y desmentir.
A propósito del tema de la homosexualidad también escribí algo al respecto, pero tomándola de un personaje como lo es el Sr. Boris Izaguirre, acá pueden echarle un vistazo: http://li.co.ve/fyF

Muchos de quienes son homofóbicos saben hoy en día que se ha descubierto que la homofobia es un método para desviar la atención hacia los otros y para que no vean en él o no indaguen en él lo referente a sus gustos o preferencias sexuales, las cuales, naturalmente revelará públicamente que son heterosexuales obviamente! Lo que sí es aceptado por todas las sociedades a nivel global, pues está arraigado de esa forma en el convencionalismo por siglos y siglos de historia.
Interesante que hoy en día el homofóbico, sobre todo el culto y el informado, no se muestre tan abiertamente con su supuesto “odio y rechazo” por la homosexualidad y las prácticas homosexuales, las cuales quizá muchas veces quisiera practicar o practica en sumo y discretísimo secreto… Son siempre interesantes los comentarios de la gente…

Hay un miembro identificado como luis1210 en www.panfletonegro.com que dice algo que me llamó mucho la atención: “soy de los que piensa que mientras en los desfiles sigan yendo tipos con pantalones de cuero con el culo al aire difícilmente podrán reivindicar sus derechos o ser tomados en serio.” Y me llevó a pensar que quizá lo serio está ligado a lo heterosexual, a lo rígido, a lo social y convencionalmente aceptado como correcto y dentro de una moral impoluta e inmaculadamente mantenida. Por lo que, quien muestre rasgos de mostrar su verdad fuera de ese orden pre establecido de normas, no es serio, o no puede ser tomado como tal, lo que me hace pensar aún más, en el concepto y la concepción de lo serio y de la seriedad de las cosas y de las personas, es decir, que un tipo homosexual vaya a una marcha gay con pantalones de cuero y muestre el culo, es un acto que quizá lo podría anular de inmediato, por completo y para siempre de un comportamiento “serio”, pero quien se muestra públicamente heterosexual, intachable y autocensurado, es visto y tomado como un tipo muy serio, sin saber y sin importar muchas veces que hará con su vida y con su culo en privado, que quizá es su mayor y verdadera verdad, pero la mantiene en secreto.

Por eso, creo que a veces, tenemos conceptos tan pre concebidos y estereotipamos de una manera tan fácil y tan ligera, que no deja de sorprender, sin mencionar que, primero deberíamos ver nuestros propios culos y aceptar y estar conscientes de lo que hacemos con ellos o de lo que nos gustaría hacer y no nos atrevemos, antes de posar la mirada juzgadora y censurante en el otro, en el que si se atrevió a hacer lo que nosotros no, a mostrarlo y a decirlo.

Quizá, pienso entonces, están los que se atreven y los que no se atreven, y encuentro que dentro de los que no se atreven es que están siempre los que juzgan, los que señalan y los que censuran a los demás, y basta muchas veces, con solo poner la mirada en la homosexualidad del otro para anularlo y desprestigiarlo, sin importar más nada.

Y es allí, donde siento y creo que deberían estar los derechos de todo tipo que deben serles reconocidos a los homosexuales, es decir, una marcha no debe ser para decir que se es “orgulloso” de ser gay, sino para decir que se es gay y que eso no te anula como persona, como ser humano, como portador de ideas que pueden aportar mucho a los demás y a este planeta, y es de eso de lo que deben estar orgullosos, de que a pesar de todo el estigma que siempre se le ha achacado a los homosexuales, han logrado vivir y avanzar en mostrar su realidad y mostrarse en un mundo hostil hacia ellos y demostrar que no son solo “homosexuales” sino que son otra cantidad de cosas y que pueden aportar tanto y más que los heterosexuales reales. Y es allí donde quizá sería interesante, ver cuáles han sido los aportes a la humanidad de homosexuales y heterosexuales, tomando esa condición como el punto más importante a destacar para ser capaces de aportar, y sabiendo que muchos de los que se identificaron como heterosexuales pudieron no serlo, pero asumiendo que así fue, es decir, el tema de la homosexualidad y la heterosexualidad debe pasar a ser un tema más fructífero y debe mirar otros aspectos y que no sea un tema que sirve más que para otra cosa que para hablar del homosexual de manera despectiva y designarlo como un ente despreciable para seguirlo socavando y humillando, probablemente pasa que hay mucho temor en reconocer los potenciales que tienen y es allí la reivindicación que deben buscar los homosexuales, y que el hecho de que sean atraídos sexual y sentimentalmente por alguien de sus mismo género deje de ser el hecho inminentemente preponderante para anularlos en todos los demás aspectos de la vida, del actuar y del pensar como seres vivos y seres humanos.

Aunque cierto si me parece, que quien sale con pantalones de cuero y muestra su culo a todos sin pudor, debería hacerlo con la certeza de lo que está haciendo, con una intención clara y buena, con el convencimiento de que no está haciendo algo que dañe a alguien más y con razones y argumentos que sienta que son suficientes y poderosos para defender lo que es y lo que está haciendo.

GD Star Rating
loading...
¿Fobia a los homosexuales? Por Alfonso Carril., 3.0 out of 5 based on 5 ratings

Alfonso Carril

Creyente de que en las intenciones está la esencia de lo que somos. Creyente de que el mundo es lo que cada quien cree que es. Amante de la inteligencia y la esencia humana.

Más posts


Twitter

¿Quieres publicar en panfletonegro? Este es un sitio participativo. Para escribir aquí sólo tienes que registrarte.
Cambiar fondo
Autores
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

5 Comentarios

  1. Alfonso Carril dijo:

    Y este es un parrafito final que se quedó…

    Y creo que lo mismo, debe aplicarse a otros “grupos” de personas desde siempre deshabilitadas socialmente por algún rasgo predominante que no es el aceptado por los convencionalismos de las sociedades, sin embargo, todo dentro de una medida mesurada y bien llevada y donde la intención final sea conseguir mejores individuos, para mejores sociedades, para mejor forma de vida. Aunque, una cosa he aprendido en la vida, y es que, la mayoría de las veces, las cosas resultan más complejas de lo que parecen.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. xluis dijo:

    ,””” ya que no solo los homosexuales sufren de la intolerancia por sus preferencias sexuales, sino que los mismos homosexuales pueden tener algún tipo de intolerancia hacia otro grupo de personas o características en ellas que igual hace de los homosexuales personas intolerantes, “”””
    eso es la base de todo

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Alfonso Carril dijo:

    xluis: Quizá si, la base de todo puede ser que la intolerancia sea algo innato en todos, parece lógico y coherente, más cuando hablo de niveles de tolerancia, que me parece que todos debemos tener en un mayor o menor grado con respecto a todos los aspectos de la vida, por lo que, los homosexuales no tendrían porque escapar de esa genética, aunque curiosamente si escapan genéticamente de la atracción sexual por el género opuesto, sin embargo, la verdad es que también son naturalmente intolerantes a un mundo de cosas, esa es la verdad y lo que hago es decirla, plasmarla al igual que plasmo lo demás que digo; ahora, la cosa está es en los niveles de tolerancia y ¿Cuándo pasa entonces de ser tolerancia a intolerancia? quizá cuando se aproxima al 55% de no tolerar equis cosa.
    Se habla por ejemplo de la intolerancia a la lactosa, y eso es porque el organismo la rechaza puesto que no logra digerirla, pero quizá si se ingiere en dosis pequeñas o si se combinara con otra sustancia equis, el organismo podría empezar a tolerarla, creo que por ahí van los tiros.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. Alfonso Carril dijo:

    Acá quisiera compartir un comentario que hice al escrito “¿Homofobia homosexual? http://li.co.ve/hip escrito por agvillasmil donde hace mención a mi presente articulo y el cual tiene relación uno y otro, además que aporto otros aspectos a mi propio articulo derivados de la lectura y en respuesta y comentario al articulo antes mencionado, aquí mi comentario: Hola agvillasmil! Soy Alfonso Carril, primeramente gracias por tu amable y sincera mención a mí y a mi escrito, el cual pueden leer clickeando acá http://li.co.ve/hfR la mía es una pregunta ¿Fobia a los homosexuales? ¿O acaso se trata de otra cosa? más compleja por cierto. Estoy en algo de acuerdo cuando PACOPANCHO comenta “Siento que tu artículo quedó como en el aire, entiendo que terminaste el texto con esa cita de Arenas, pero me quedó con la sensación de suspenso de no redondear tus dichos… una observación desde mi ordenador.”, pues ciertamente creo que no hay mucho que rescatar del escrito per se, sin embargo, sí creo que sirve para hacer algunas otras observaciones y reflexiones a partir de algunos extractos, como por ejemplo, cuando te preguntas y escribes “¿será que al interno de los colectivos de personas homosexuales existe una homofobia a la hora de considerarse unos y otros? ¿Por qué suele ser tan vehemente el ataque de los homosexuales entre sí en ocasiones concretas? Mi intención con esta preguntas no es polemizar, pero sí invitar a la reflexión y quizá a caer en la cuenta que toda moneda -también la homofobia- suele tener dos caras y que todo término suele tener una dirección de ida y de vuelta.”, con lo cual logras efectivamente llamar a la reflexión y al pensamiento nuevamente, en aras de conseguir respuestas.
    A mí se me ocurre, que esas “consideraciones” y “ataques en ocasiones concretas” que pueden observarse entre los homosexuales, es algo que se puede observar igualmente entre los heterosexuales, y encontramos que cuando buscamos obtener respuestas siempre es de mucha utilidad observar otros comportamientos y hacer otras consideraciones y comparaciones fuera del ámbito que se investiga, pues allí quizá hay muchas más de las respuestas que imaginamos o que esperamos encontrar, que únicamente explorando la psiquis de un solo grupo o colectivo o masa determinada y separada por una característica común entre el mismo y diferenciadora de los demás.
    Con esto quiero decir, más claramente, que un rasgo distintivo de los homosexuales por ejemplo es que se gusten entre si y se inter-relacionen entre si, a nivel amistoso, sentimental y sexual, es decir, “no gustan de las mujeres”, para relacionarse sexualmente, en el caso de los homosexuales en rango 6 según la escala de Kinsey, vale destacar, y si ese rasgo lo comparásemos con los heterosexuales, de rango 0 según la misma escala, conseguiríamos lo opuesto, esto es que difícilmente se relacionasen con los anteriores siquiera para relaciones de amistad, pero sin embargo, vale destacar y analizar, que por ejemplo entre un padre heterosexual de rango 0 y un hijo homosexual de rango 6 pudiera darse una inter-relación de amistad o sentimental (padre-hijo), por lo que, entre el heterosexual rango 0 y el homosexual rango 6 es posible un acercamiento y algunas consideraciones de otro tipo que no es el sexual pero que si no fuese por el lazo de parentesco quizá no se diese en absoluto, con esto quiero decir, que ese padre de homosexual puede ir desarrollando niveles de tolerancia hacia un colectivo con el que de otra manera no tendría aspectos en común y que más aún, pudieran terminar aborreciendo y teniendo una animadversión, que en mi opinión pudiera terminar en actos fatales y drásticos, diferentes a una “fobia” y no tolerando para nada o llegar a una intolerancia de 100%, allí quizá es cuando podría entonces hablarse de una “homofobia pura y real”, pues lejos de comprender y tolerar a este tipo de personas sentirían una repulsión total basada en estereotipos, lastres sociales y religiosos, estigmas culturales y hasta penalizaciones legales en algunos casos y países; aunque yo sigo diciendo que esos sentimientos no tendrían que llamarse “homofobia”, por el sentido y la concepción que tiene una “fobia”, más bien creo que estaría más ligado con la animadversión a los homosexuales y la homosexualidad, por lo cual me parece más correcto definirlo con la palabra “homonimadversión”.
    Es por ello, que valen muchas más consideraciones y análisis que el solo hecho de ver a los homosexuales dentro del mundo homosexual y el comportamiento entre ellos, lo que me lleva a pensar, que la solidaridad dentro de un grupo, no está determinada por su preferencia sexual, pues ya vemos que los heterosexuales pueden ser igualmente destructivos entre si y si damos un vistazo al mundo animal, podremos conseguirnos con varios ejemplos curiosos y parecidos, pues muchos animales pueden ser solidarios y trabajar en conjunto para metas en común y beneficiosas para todo el grupo en “ciertas ocasiones”, pero en otras “ciertas ocasiones” vemos a esos mismos grupos compitiendo entre sí, lo cual es particularmente interesante y valioso de destacar para este análisis y reflexión acerca de la homosexualidad y la heterosexualidad, por cierto, que muy interesante y poco estudiado ha sido la homosexualidad dentro del mundo animal, en este caso dentro del mundo animal que no es capaz de comunicarse con un vocabulario articulado como lo hacen los seres humanos.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. KarlKarl dijo:

    Ando leyendo artículos viejos porque panfleto me los muestra en la barra lateral y los voy clickeando todos, ok, comento:

    Esa teoría siempre me ha dado mucha risa (la de que si es homofóbico es porque oculta que le atrae su propio género) porque si fuése por eso entonces habría un 80% de la población que fuése gay, jajaja. Yo creo que los motivos no son tan ocultos o escabrosos como tú lo pones (eso es cierto en algunos casos, pero no siempre), lo veo más sencillo: se considera la heterosexualidad normal porque es la procreativa y porque la religión lo inculca; también porque una sexualidad no procreativa (sino recreativa) se suele ver mal, así como a esas parejas heteros que están casadas y todo el mundo se mete a preguntarles que cuando ván a tener hijos.

    Algo más: el tener estricta observación y desconfianza para con los extranjeros no es necesariamente un odio hacia “su raza” o “su “origen”, sino que es producto de “la mentalidad” de éstos extranjeros que llegan a un sitio, no se adaptan y quieren imponer sus normas; ej. los islamistas (vea lo que está pasando con ésta gente en Francia, en Suecia, en Alemania). Es más, un ejemplo más cercano: España al venir a América y esclavizar a los nativos aquí.

    ResponderResponder

    ¿Relevante para esta discusión?: Thumb up 0 Thumb down 0

Sugerencias:
  • Trata de ser civilizado. No digas cosas que no dirías cara a cara.
  • Cuando estés en desacuerdo, trata de argumentar en lugar de atacar. Por ejemplo, "No seas imbécil, 1+1 es 2, no 3", puede ser acortado a "1+1 es 2, no 3".
  • Trata de usar *, en lugar de MAYUSCULAS, si quieres **enfatizar** tus palabras
  • Trata de no quejarte si eres votado como irrelevante. No tiene sentido.
  • Trata de respetar el derecho que tiene cada quien de revelar -o no- su identidad.
  • Trata de ceñirte al tema. Si se habla de gimnasia y quieres hablar de magnesia, ¡publica tu artículo!
  • Si tienes un argumento muy largo, ¡regístrate y publica tu propio artículo!

Para insertar una imagen, escribe
<img src="https://direccionAtuImagen.jpg"/>

Para insertar un video de YouTube, coloca el link al video directamente

*

Top