Nuestro Chantaje Militar

4
90


En Venezuela, el tema militar sigue siendo un tabú. Nadie puede iniciar una investigación seria sobre el caso, so pena de ser condenado,censurado y amordazado,por decir lo mínimo.
En los años setenta, la revista Reventón fue objeto de persecución y represión por querer abrir un sano debate alrededor del asunto. La víctima de aquella cacería de brujas fue Richard Izarra, preso en el cuartel San Carlos por publicar su famoso artículo: “¿Viene la Renovación Militar?”.
De inmediato, lo convirtieron en un preso de estado por atreverse a ejercer su derecho a la libertad de expresión. A continuación, reproducimos algunos de sus fragmentos para comprender la magnitud y la vigencia de su denuncia:
“Nuestras actuales Fuerzas Armadas han perdido totalmente su carácter bolivariano y emprendedor de campañas liberadoras,para convertirse ahora en fieles sustentadores de un sistema caduco y que poco satisface a sus habitantes”.
“También la intriga y la desconfianza son una características de la FAN que han hecho que el militar se aísle de una manera tal,que al hablar con cualquier compañero,sólo se refieren a cosas superficiales”.
“Por tal motivo,sólo nos queda para pensar que nuestras Fuerza Armadas están al servicio de una minoría:los Grupos Económicos que dominan al país”.
Cuarenta años después, ocurre y sucede lo propio pero con ligeros cambios en la epidermis del problema.
Ahora, la institución castrense se asume como un partido político de gobierno(de corte totalitario y estalinista), se gobierna así misma como una monarquía desfasada, y se administra como una oligarquía inauditable del tamaño de una caja negra, al punto de ser un estado dentro del estado,al margen de las leyes,de la contraloría social y de las normas de la republica.
Es decir, las Fuerzas Armadas tienen sus propios tribunales, sus propios códigos internos, sus propios hospitales, sus propios cuarteles, sus propios presupuestos, sus propios lineamientos fuera del alcance de los demás mortales.
De paso, los de arriba pisan a los de menor rango,a quienes utilizan como carne de cañón, como sus vasallos,como sus choferes, como sus subalternos.
Aparte,hay lucha de clases y explotación del hombre por el hombre en beneficio de un cogollo boliburgués.
Nosotros sólo cumplimos con aplaudirlos, festejarlos y agradecerles por protegernos en sus desfiles y paradas anuales(devenidas en un carnaval, en un Sambodro ridículo para el despliegue de lo peor de nuestro arte nacionalista y kistch).
Mientras tanto, ellos gastan a discreción en compras innecesarias de armamento usado y otras jugosas oportunidades de negocio por el estilo. Supuestamente, todo en pro de la defensa de nuestra soberanía. Pamplinas. En siete minutos, perderíamos la guerra con un imperio menor como el de Gran Bretaña. Escenario comprobado en Las Malvinas. Ni hablar del esperado choque con el ejercito de los Estados Unidos.Pero en fin, el teatro de los uniformados,continúa.
En realidad, el papel de las Fuerzas Armadas consiste en perpetuarse en el poder, a costa de la voluntad popular. Por eso, tumban y ponen Presidentes,cada cierto tiempo,cual operación relámpago.
Por tal motivo, sacaron del juego a nuestros verdaderos demócratas cabales.En efecto, siempre prefirieron candidatos genuflexos y maleables a sus intereses como Lusinchi,Caldera y Carlos Ándres Pérez.Títeres del realismo mágico criollo.Por ende, les conviene la presencia del Teniente Coronel en Miraflores,quien los consiente y los complace.
Amor con amor se paga.
La lealtad es el único valor a la hora de establecer y definir los ascensos de la jerarquía. Tremenda burocracia rojo rojita.
De ahí las declaraciones destempladas,discriminatorias y sectarias del General Rangel Silva,perfectamente desmontadas por el colega Krisis en su texto: “Hacia el McCarthismo del siglo XXI”. Un futuro distópico en pleno desarrollo. Nuestro Apocalipsis Now.
Entonces, los retos para el 2012 son profundos y complejos. A partir de entonces y antes también, nos tocará pensar en un mañana distinto, donde las Fuerzas Armadas se ajusten a derecho, empiecen a renovarse(moralmente) y jamás nos vuelvan a chantajear bajo la amenaza del golpe de facto.
En caso contrario, anticipo rebelión interna de sus cuadros y externa del colectivo venezolano.
Ahí veremos si la historia del 27 de febrero se repite.
Sea como sea, los dinosaurios y los gorilas conocen su destino. Tarde o temprano, son presa de su ambición y caen en el olvido al extinguirse.
Parte del desangre de la nación responde a la inyección de la enorme dieta del Parque Jurásico.
Si todos nos amarramos el cinturón, ¿por qué ellos no?

GD Star Rating
loading...
Nuestro Chantaje Militar, 4.3 out of 5 based on 9 ratings

4 Comentarios

  1. Este articulo en extremo pertinente en nuestro pais. Hip Hip Hurra hay seguir con eso, lastima que no me considere adecuado para continuar.

    ResponderResponder

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here