Joe Stacks: Una víctima mas del capitalismo salvaje – II

0
432

En esta semana que transcurre, el Secretario del Tesoro Estadounidense, Timothy F. Geithner – digamos que el Maza Zabala gringo – comentaba que si bien la recuperación económica ha comenzado, su ritmo no logra quitarle el adjetivo “grave” a la crisis, lo que en criollo equivaldría a aquel famoso “Estamos mal pero vamos bien” de Teodoro cuando era ministro de Cordiplan.

Introduzco con esto la segunda y última parte de la carta de Stacks – la primera aqui – , porque quizás, si el hubiese tenido un poco mas de paciencia, las cosas hubiesen empezado a mejorar para él, al fin y al cabo este es el país de “mañana será otro día”, del recomenzar y hacerse rico como el Coronel Sanders a las puertas de la tercera edad (KFC) o valer millones como el Tiger Woods. Hay una nota irónica en la fecha de hoy: es el último día para declarar impuestos, algo que Joe, definitivamente hubiese odiado hacer una vez mas.

Durante 1987, gasté aproximadamente $ 5000 de “mi sencillo “, y por lo menos 1000 horas de mi tiempo para escribir, imprimir y enviar por correo a cualquier senador, diputado, gobernador, o alimaña que pudiese escuchar, ninguno lo hizo, y me trataron universalmente como si yo les estaba haciendo perdiendo el tiempo. Pasé muchas horas en las autopistas de LA conduciendo a las reuniones y todos y cada uno de los grupos de desorganizados profesionales que estaban tratando de montar una campaña en contra de esta atrocidad. Esto, sólo para descubrir que nuestros esfuerzos se estaban fácilmente desbaratando por unas bolas de algunos de los corredores que estaban empezando a disfrutar de la bonanza de la nueva declaración de su “libertad”. Ah, y no se olvide, por todo el tiempo me estaba gastando en esto, no estaba percibiendo ingresos ni podía facturar clientes.

Después de meses de lucha que  estaba claro que era un ejercicio inútil. Lo mejor que pudimos conseguir por todas nuestra molestias fué un pronunciamiento de un portavoz del IRS sobre el hecho de que no iban a reforzar esa disposición (léase acosar a los ingenieros y científicos). Esto inmediatamente resultó ser una mentira, y la mera existencia de la regulación comenzó a tener su impacto en mi capacidad de tolerancia, lo que, por supuesto, era el efecto deseado.

Una vez más, mis planes de retiro regresaron de nuevo a 0 y a la inactividad. Si hubiese sido sensato, hubiese abandonado la ingeniería y para nunca mirar atrás.

En cambio, me dediqué a trabajar semanas de 100 horas. Luego vino la depresión de Los Angeles de la década de 1990. Nuestros dirigentes decidieron que no hacía falta la totalidad de las bases de la Fuerza Aérea extra que tenían en el sur de California, por lo que fueron cerradas; simplemente. El resultado fue la devastación económica en la región que rivalizaba con el ampliamente publicitado fiasco de Texas S & L. Sin embargo, porque el gobierno lo causó, a nadie le importó un carajo todas las familias jóvenes que perdieron sus hogares o ver, calle tras calle, las casas tapiadas abandonadas a las empresas que recibieron ricos fondos del gobierno en forma de préstamos para “apuntalar” sus ganancias . Una vez más, había perdido mi jubilación.

Años más tarde, después de soportar un divorcio y luchando constantemente para tratar de construir algo de impulso en mi negocio, me encuentro una vez más empezando agarrar velocidad. Luego vino el problema con las .COM y la pesadilla de 9/11. Nuestros dirigentes decidieron que todos los aviones debían permanecer en tierra durante lo que pareció una eternidad, y mucho después de eso, las instalaciones “especiales” como la de seguridad de San Francisco estuvieron en alerta por meses. Esto hizo que el acceso a mis clientes tuviese un costo prohibitivo. Irónicamente, después de lo que habían hecho el Gobierno acudió a ayudar a las compañías aéreas con miles de millones de dólares de nuestros impuestos … como siempre yo que me pudriera y muriera, mientras que se rescataron sus ricos e incompetentes compinches, !CON MI DINERO! Después de estos acontecimientos, quebró mi negocio pero aún tenía mi dinero de jubilación y ahorro.

En este momento, estoy pensando que un cambio podría ser bueno para variar. Adiós a California, voy a tratar en Austin por un tiempo. Así que me mudé, sólo para descubrir que se trata de un lugar con un sentido muy exagerado de su importancia y donde hay muy poco trabajo de ingeniería real. Nunca había pasado momentos tan difíciles para encontrar trabajo. Las tarifas eran 1 / 3 de lo que ganaba antes del accidente, porque las tasas de pago que aquí las fijan tres o cuatro grandes empresas de la región que están de acuerdo para reducir los precios y los salarios … y esto sucede porque el Departamento de Justicia está siendo sobornado y no le importa un coño servir a nadie ni a nada sino a sí mismos y sus ricos amigos.

Para sobrevivir, me vi obligado a canibalizar mis ahorros y la jubilación, la última de las cuales era una pequeña cuenta IRA. Esto se produjo en un año con gastos gigantes sin un solo dólar de ingresos. No declaré mis impuestos ese año pensando que como no tenía ningún ingreso no era necesario. El gobierno de porquería no estaba de acuerdo. Pero no me lo notificaron a tiempo como para yo objetar legalmente, por lo que para que el momento que traté de protestar delante de un tribunal me dijeron que ya no tenía derecho al debido proceso ya que el plazo para presentarla se había agotado. Ponte en cuatro patas y entrégale otros 10.000 dólares a la justicia, Joe.

Así que ahora llegamos a la actualidad. Después de mi experiencia con el mundo de los contadores , tras la quiebra de mis negocios, juré que nunca entraría en la oficina de otro nuevo contador. Pero aquí estoy con un nuevo matrimonio y un montón de ingreso indocumentado, por no mencionar un costoso activo, un piano, que no tenía idea de cómo manejar. Después de considerarlo grandemente pensé que sería irresponsable no conseguir ayuda profesional, estoy fué un error de marca mayor.

Cuando recibimos los formularios de nuevo estaba confiado de que estaban en orden. Yo le había llevado toda la información de esos años a Bill Ross, y el produjo resultados muy similares a lo que yo esperaba. Sólo que él se había olvidado de incluir el contenido de los ingresos no declarados de Sheryl, por valor de $ 12.700. Para empeorar las cosas, Ross siempre supo que esto faltaba y yo no tenía ni idea hasta que él lo señaló en medio de la auditoría. En ese momento me dí cuenta con claridad brutal que el solo se estaba representando a si mismo, no a mi.

Esto me dejó atrapado en medio de este desastre tratando de defender las transacciones que no tienen ninguna relación con cualquier cosa relacionada con los impuestos (al menos las operaciones relacionadas con los impuestos se medio documentaron). Había cosas  de las que no sabía nada y de las que mi esposa tampoco tenía idea de que  le importaran a nadie. El resultado final es … bueno, simplemente miren a su alrededor.

Recuerdo haber leído acerca de la caída de la bolsa antes de que el “gran” depresión y cómo había ricos banqueros y empresarios saltando por las ventanas cuando se dieron cuenta que habían metido la pata y lo perdieron todo. ¿No es irónico lo lejos que hemos llegado en 60 años en este país que ahora sabe cómo solucionar ese pequeño problema económico, robandole a la clase media (que no tiene voz ni voto en él, las elecciones son un broma) para cubrir sus rabos y es “negocios y ya”. Ahora, cuando los ricos se equivocan, los pobres se mueren por esos los errores … es una solución ingeniosa e inteligente.

En relación a las agencias gubernamentales, la FAA es conocida como una agencia de lápida, a pesar de que no está sola. El reciente títere-presidente, GW Bush y sus compinches en sus ocho años sin duda han reforzado para todos nosotros que estas críticas son igualmente ciertas para todos los del gobierno. Nada cambia a menos que haya un recuento de cadáveres (a menos que sea en interés de los ricos cerdos a través de el gobierno). Es un gobierno lleno de hipócritas, de arriba abajo, la vida vale tan poco como sus mentiras y sus leyes egoístas.

Sé que no soy el primero que ha decidido que ha recibido mas de lo que puede soportar. Siempre ha sido un mito que la gente ha dejado de morir por su libertad en este país, eso no se limita a los negros y los inmigrantes pobres. Sé que ha habido un sinnúmero de gente delante de mí y estoy seguro que habrán muchos después. Sin embargo, también sé que si no agrego mi cuerpo a la cuenta, me estoy asegurando que nada cambiará. Opto por no seguir mirando por encima del hombro al “hermano mayor”, mientras que desacra mi cadáver, no voy a ignorar lo que está sucediendo a mi alrededor, no voy a fingir que todo no va a continuar como siempre; yo ya no tengo paciencia.

Sólo puedo esperar que los números crezcan tanto que no puedan ser borrados e ignorados, que los zombies de América despierten y se rebelen, eso es lo que tiene que suceder. Yo sólo espero que al golpear un nervio que estimula el inevitable doble estandar, la reacción visceral del gobierno que resulta en más estúpidas restricciones draconianas para que la gente despierte y comience a ver los matones pomposos políticos y sus secuaces sin conciencia por lo que son. Lamentablemente, a pesar de que pasé toda mi vida tratando de creer que no era así, la violencia no sólo es la respuesta, es la única respuesta. La broma cruel es que esos grandes pedazos de mierda que se encuentran en el poder han sabido esto todo el tiempo y se han estado riendo, y utilizando en esta toma de conciencia en contra,  tontos como yo todo el tiempo.

Vi escrito una vez que la definición de locura es repetir el mismo proceso una y otra vez y esperar que el resultado sea, de pronto, diferente. Estoy listo para parar esta locura. Bueno, Sr. Gran Hermano, hombre del IRS, vamos a probar algo diferente, toma mi cuerpo y duerme tranquilo.

El credo comunista: Cada cual según su capacidad, a cada cual según su necesidad.

El credo capitalista: Cada cual según su credulidad, a cada cual según su codicia.

Joe Stack (1956-2010) 18/02/2010

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here