Me amaneció.

0
603

Sugestiva necesidad de saber

lo que provocó el cataclismo

en mi masa encefálica

 y el resto de mis viseras.

Tenue recuerdo de lo que poseí;

He olvidado lo que amé,

 hoy no sé si amé ni a quién amé.

En la parsimonia de mi ser

Divagan esqueletos de

sentimientos nocivos

Pero que ya no exaltan.

Pienso en esa soledad que

Me miraba pero no me escuchaba,

Que silumulaba  irse,

 daba dos pasos y regresaba uno,

estiraba el brazo y rosaba mis mejillas…

La he sentido tan cerca,

Tan permanente,

Tan quieta…

pero se me desaparece

cuando me miro completa, bien.

 Recuerdo la teoría comprobada:

“La soledad solo es para quien no sabe estar con uno mismo”. 

Lo merezco. Soledad: nunca me has atendido bien.

Mientras pienso en mi fiesta interior

Celebrándose en mi infernal ser

Imagino a mis demonios  bailando

Y con su peso de mastodonte

Haciendo retumbar mi cuerpo.

Ahora lo siento.

Miro el mundo con ojos de hambre y sed,

Siento que ya no me irrita

El sol que quemaba mi piel

Ni el frio cortante en mi cara:

Le gente me inspira,

Inspirarme  me revive.

“El sol no miente cuando amanece… cambia el color de todo”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here