Luisa Ortega Díaz: de Pérez Jiménez a Berlusconi

10
353


Hay una escena de la película Ghost World, que en este mismo momento estoy viendo. En ella, Seymour (Steve Buscemi) le muestra a Enid (Thora Birch) un viejo póster publicitario de un restaurante que dice Coon Chicken (Pollo de Negros). Seymour comenta: “yo supongo que ahora, sin racismo, el mundo es mejor, pero si lo analizas en realidad la gente se sigue odiando, solo que ahora todos encontraron una forma de ocultarlo”. Dicho de otro modo, la hipocresía molesta. Ayer, la Fiscal General de la República se dejó de hipocresías, propuso de frente y sin anestesia una ley que, para decirlo sin tanta paja barata, convierte cualquier opinión en un crimen.

Se dejaron de eufemismos baratos como ‘es que queremos garantizar la ética del periodista’, o ‘incluso los opositores deben admitir que los medios asumieron una postura política’. Ya no más, ni siquiera se molestaron en buscarse a algún periodista/propagandista que saliera a abogar por la ‘dignificación’ de la profesión, simplemente propusieron una ley digna del régimen de Pérez Jiménez. De hecho, a lo mejor Luisa Ortega Díaz no lo sabe, es probable que no lo sepa si tomamos en cuenta el lamentable nivel intelectual demostrado ayer cuando se esforzaba por argumentar con inteligencia ideas absolutamente retrógradas, pero lo cierto, señora Fiscal, es que eso de ‘salvaguardar la seguridad nacional’ no es una idea suya, así se llamaba la policía represiva del régimen de Marcos Pérez Jiménez, los precursores de la Digepol, que son a su vez los precursores de la Disip.

Yo no sé ustedes, pero a mí la Fiscal me dio lástima y vergüenza. Que pobre tipa, que nivel. A Luis Ortega le hace falta leer, aunque sea, aquel manual escrito por Carlos Rangel, que se llamaba Como asesinar la libertad de prensa y recibir aplausos por ello. Pero ni eso, los argumentos de Luisa abochornarían al censurador más inexperto. Como si se tratara de George Bush prohibiendo que se tomaran fotos de las urnas contentivas de soldados caídos en la guerra de Iraq, Luisa, habló de proteger la seguridad nacional. Luisa propuso que quienes generen ‘sensaciones’ en la gente y la hagan sentir incómoda, sean encarcelados hasta por cuatro años. Esto de las ‘sensaciones’ da para hacer un libro, es penoso ver a los funcionarios públicos hablando de un país ‘sensacional’, que solo existe en sus lamentables cabecitas, y que solo puede verse a través de los vidrios ahumados de sus camionetas gringas, aisladas de la inseguridad sensacional a la que nos vemos expuestos los venezolanos. “Que se castiguen los actos que atenten contra la moral pública”, una frase que solo puede salir de una funcionaria de un gobierno ultraderechista como este que sufrimos los venezolanos. Ni Mario Silva, que vive en una de proteger la moral de los venezolanos, lo hubiese dicho mejor. Otra cosa, ¿la fiscal tiene iniciativa legislativa?

La punitividad de la ley es increíble, todo se paga con cárcel, los delitos tienen sanciones absurdas, incluyendo ese insólito delito de ‘omitir información de interés público’. Los abogados llaman “principio de proporcionalidad de la pena” a la doctrina qué establece que todo delito debe penarse con una sanción proporcional. Por ejemplo, si el delito es romper el parabrisas de un carro, la sanción es cancelar el costo del parabrisas. Pero en esta ley se pretende llevar a alguien cuatro años a prisión por no revelar la fuente periodística, o el verdadero nombre de un pseudónimo.

No puedo evitar pensar que si esta ley se hubiera aplicado en la demonizada cuarta república, muchos de los privilegiados de hoy habrían terminado en prisión. Luis Alberto Crespo tendría que haber pagado cuatro años de cana por sus artículos en el suplemento Feriado. José Vicente Rangel, cuyo deporte favorito en tiempos de la cuarta era difamar a todo el mundo bajo el pseudónimo Cicerón, hubiese pasado cinco años de su vida en el retén de la planta.

Una sensación que tengo, y mejor lo digo antes de que sea un delito, es que Hugo Chávez es la versión tropical de Silvio Berlusconi. Berlusconi es una especie de neo-fascista dandy y corrupto, que al igual que nuestro gobernante, posee un monopolio de medios y editoriales con pretensiones hegemónicas. Pero el italiano se quedó pendejo al lado del Teniente Coronel, ni siquiera Berlusconi pretende poseer cientos de emisoras radiales. Berlusconi no tiene el poder para acabar con todos los circuitos radiales que le hacen competencia, Berlusconi no puede controlar a todos los periodistas que trabajan en sus medios con la disciplina militar que le aplican a los reporteros de VTV o RNV, Berlusconi no podría pasar en Italia una ley como la que ayer propuso nuestra lastimosa Fiscal General. Además, los medios de Berlusconi no son tan malos, cretinos, mediocres y balurdos como los medios del estado venezolano.

Con la aprobación de esta ley, y la casi segura aniquilación de prácticamente todas las radios independientes de Venezuela, se constituirá en el país el más grande monopolio mediático que tenga persona alguna en Latinoamérica. Ni el magnate mexicano Carlos Slim tiene tantos medios en su poder.

Gustavo Cisneros y Wilmer Ruperti, hacen la alianza con el gobierno, mandan a callar a sus periodistas, le hacen propagandas al régimen, sacan de la pantalla a periodistas y anclas incómodos, y le dejan el espacio abierto a monigotes como Leonardo Padrón, retiran de sus pantallas las historia miserables del día a día, los crímenes cotidianos, la naturalización de la violencia, la putrefacción de las cárceles, la corrupción orgiástica, y toda la descomposición social de Venezuela, para darle más espacio a las ‘historia inspiradoras’ de peluches inofensivos como Gustavo Dudamel, magníficamente desmontada por Frank, en un artículo de indispensable lectura.

Así se construye una alianza: el gobierno respeta el manguerazo de dinero de Ruperti y Cisneros, mientras Cisneros y Ruperti elevan al olimpo público a los farsantes del gobierno y minimizan la alteridad, las cosas que, como decía Irene Sáez, afean el ambiente. Sintonicen Canal I y Venevisión y encontrarán el mejor testimonio del Socialismo del Siglo XXI: ridiculización de la protesta pública, magnificación de la obra de gobierno, conductismo, anulación del pensamiento crítico y un seudo-optimismo que pretende convencernos de que todo está bien. Cualquier parecido con la actitud de Fox News en la anterior administración norteamericana no es mera coincidencia, de hecho, Venevisión asumió el lema Información justa y balanceada, que era la misma frasecita cursi e hipócrita que usaba la cadena de Rupert Murdoch para justificar su línea informativa, siempre en cuatro patas frente a los dictámenes del Pentágono.

“Es necesario regular la libertad de expresión”. La frase hay que guardarla, a la postre quedará como la esquela perfecta de este gobierno.

No faltará el pajúo que venga a dárselas de imparcial, y que incluso se le ocurra que la ley propuesta ayer debe ser debatida. Incluso es bastante factible que en los próximos días aparezcan los palafreneros de Periodistas por la Verdad a darle basamento gremial a la patraña de Luisa Ortega, también es de esperar que los intelectuales de foami que acompañan al régimen aparezcan a convertir la censura en una idea razonable.

A principios del siglo XX un abogado y antropólogo llamado Madison Grant escribió The Passing of the Great Race or The racial basis of European history, un libro que fue considerado genial al momento de ser publicado. El señor Grant fue admirado por su libro, que era un amplio y sesudo razonamiento que ‘demostraba’ la superioridad de la raza nórdica por encima de las demás. El tipo fue admirado, condecorado, y hasta Hitler lo saludó por su libro, diciendo que su teoría era una inspiración para él —y vaya que lo fue—. Es simple, si argumentar que una raza es superior a otra es fácil, argumentar que la libertad de expresión es una mierda ha de ser más sencillo, lamento decir que en Venezuela no faltará el pendejo que se deje convencer, total, la retórica da para todo, especialmente si viene acompañada del romanticismo populista tan propio de nosotros.

Technorati Tags:

10 Comentarios

  1. Comparto tu reflexión John Manuel, tu comparación de Chávez con Berlusconi es muy pertinente, aunque eso sí, Chávez nunca permitiría en VTV la presencia de un programa tan crítico con el gobierno como es el caso de Anno Zero en la RAI, donde Marco Travaglio se lanza unos monólogos como los de Leopoldo Castillo en Aló, y un caricaturista comunista como Vauro se burla del Papa para abajo (para mí el verdadero Presidente del Consiglio de Italia). Chávez no deja tanto resquicio. En mi opinión el problema de la oposición allá es el mismo de aquí: muchos gatos y ninguno con el arrastre de gente para hacer frente a los atropellos del gobierno. Saludos   

  2. Efectivamente, la “intelligentzia” internacional y endógena encontrará la manera de justificar la ley, lo mejor vendrá de aquellos que, por ejemplo, satanizaron la Patriot Act de Bush por ser un instrumento para, entre otras cosas, “regular la libertad de expresión”.Mientras tanto me atrevaría a proponer que cada artículo que se escriba sobre el tema envíe un trackback a alguna página web extranjera aunque no tenga que ve con la temática, para difundir la noticia más ampliamente.

  3. Manuel, buen punto. Ciertamente VTV es más comparable con la
    televisión cubana o china que con los canales de Berlusconi.

     

    Corbu, es raro que hasta ahora no haya aparecido ninguno de
    los cernícalos de costumbre a apoyar las babiecadas de la Fiscal

  4. Excelente artículo Jhon Manuel. Dos cosas, hay que estar pilas porque este show de la fiscal puede ser  un pote de humo para tapar digamos… ¿el show de los AT4 suecos?, qué a su vez puede ser otro show, para tapar otro show y así hasta el infinito. Por otro lado, ¿no te parece que si esta ley se aplica estrictamente el primero que debe ir preso es Chávez?

  5. Berlusconi le queda pequeño. Musolini es mucho más adecuado como comparación. Muy buen artículo. Panfleto está cada día mejor. Si el nivel sigue subiendo lo terminarán cerrando. A ver si bajamos el nivel señores : )

  6. Luis esto no es un pote humo, la vieja loca solo sigue un deseo del “master of puppets” que habita Miraflores y tambien Diosdado hoy en parte hizo realidad al recovcarle la conseción a 34 emisoras de radio y una de TV, entre ellas se encuentra CNB 102.3 Fm de caracas, donde esta el programa de Alo Ciudadadano al cual tanta arrechera le tiene.

  7. Hay mucha gente del gobierno que tiene el libro “Mi Lucha”, de Adolph Hitler, como libro de cabecera. De allí que no extrañe para nada este tipo de leyes, el apoyo inmediato de los militantes y el silencio de algunos intelectuales simpatizantes.

  8. La estrategia de pseudo-democracia en todo este planteamiento vendrá dada por la apertura de una simulación de discusión en la cual se nos llame a debatir lo adecuado de la lay, tras lo cual será aprobada porque “el pueblo soberano” discutió y decidió que la ley era buena y la no-injerencia y qué van a venir a decir ustedes si su país es un desastre e invaden a los demás, etc.Ergo, es imprescindible que sentemos las bases de por qué no vamos a discutir un carajo, porque no todo se discute, porque existe la ética; si Hitler pretende discutir “la solución final” y luego decir que el pueblo decidió soberanamente que era una buena idea, pues no, gente, eso no se discute, eso no es democracia nada.Tenemos que construir redes de información donde esto se pueda difundir. Si la ley pasa en segunda discusión, yo la traduciré al francés y la enviaré a todos mis contactos, algunos muy bien colocados. Si quieren destruir el tejido social de mi país, perfecto, pero no esperen que me quede sentado sin patalear. Para la historia quedará y desde acá lo podemos escribir: que se sepa quién es Luisa Ortega Díaz y que su nombre no se olvide nunca por la responsabilidad que tiene en este disparate.No nos fatiguemos, ahora es que la batalla comienza. Tenemos los argumentos. Tenemos la razón. No podemos perder.Saludos, ya publiqué algunos apuntes retóricos sobre cómo abordar esto y cómo no perdernos en el insulto y los temas inofensivos.

  9. Gracias a todos por comentar. Les cuento que, entre las
    emisoras cerradas ayer, se encuentra Radio Metropolitana, la última emisora
    independiente de los altos mirandinos, luego del cierre de máxima 98.5FM, hace ya
    unos meses. Con esto, hemos quedado a la deriva. Solo existen, las señales de
    las radios nacionales, y las fucking radios comunitarias. Aquí el comunicado de
    Metropolitana:

     

    METROPOLITANA 1550 AM
    Y 97.1 FM SALIERON MOMENTANEAMENTE DEL AIRE 

    Metropolitana AM Y FM
    cesaron sus transmisiones por instrucciones del Ministro Diosdado Cabello.

    Radio Metropolitana
     1550 en amplitud modulada AM, inicia sus transmisiones el 11 de abril de
    1984 y Metropolitana 97.1 FM, nace el 27 de julio de 1994, ambas concesiones
    otorgadas a Monseñor Bernardo Antonio Heredia, quien falleció en 1998, pero
    antes de su deceso, arregló toda la documentación a nombre de la empresa Radios
    2001C.A. con la debida participación a Conatel para dar cumplimiento a pasos
    legales correspondientes y en lo sucesivo Conatel se ha entendido con Radios
    2001 C.A. tanto para envió como para recepción de comunicaciones y pago de
    impuestos por la explotación del espectro radioeléctrico.

    Causa cierta suspicacia
    que hayan esperado precisamente un día viernes en horas de la noche para dar la
    orden de apagar los equipos y sacar la señal del aire.

    La reacción de los habitantes
    de los Altos Mirandinos no se hizo esperar y gran cantidad de personas
    manifestaron su descontento por la anunciada medida que recae además contra
    otras 32 emisoras a nivel nacional.

    Para la mayoría de los
    habitantes se trata de un “estocada” contra la libertad de expresión y el
    derecho a la información.

     Hay quienes opinan que se viola el
    legítimo derecho a la defensa, toda vez que ni siquiera habían sido notificados
    del proceso administrativo. 

    EN LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS SE HICIERON HASTA NUEVE INSPECCIONES
    TENIENDO COMO RESULTADO EL AVAL POSITIVO DE CONATEL

      

    METROPOLITANA 1550 AM
    Y 97.1 FM SALIERON MOMENTANEAMENTE DEL AIRE 

    Metropolitana AM Y FM
    cesaron sus transmisiones por instrucciones del Ministro Diosdado Cabello.

    Radio Metropolitana
     1550 en amplitud modulada AM, inicia sus transmisiones el 11 de abril de
    1984 y Metropolitana 97.1 FM, nace el 27 de julio de 1994, ambas concesiones
    otorgadas a Monseñor Bernardo Antonio Heredia, quien falleció en 1998, pero
    antes de su deceso, arregló toda la documentación a nombre de la empresa Radios
    2001C.A. con la debida participación a Conatel para dar cumplimiento a pasos
    legales correspondientes y en lo sucesivo Conatel se ha entendido con Radios
    2001 C.A. tanto para envió como para recepción de comunicaciones y pago de
    impuestos por la explotación del espectro radioeléctrico.

    Causa cierta suspicacia
    que hayan esperado precisamente un día viernes en horas de la noche para dar la
    orden de apagar los equipos y sacar la señal del aire.

    La reacción de los habitantes
    de los Altos Mirandinos no se hizo esperar y gran cantidad de personas
    manifestaron su descontento por la anunciada medida que recae además contra
    otras 32 emisoras a nivel nacional.

    Para la mayoría de los
    habitantes se trata de un “estocada” contra la libertad de expresión y el
    derecho a la información.

     Hay quienes opinan que se viola el
    legítimo derecho a la defensa, toda vez que ni siquiera habían sido notificados
    del proceso administrativo. 

    EN LOS ÚLTIMOS 10
    AÑOS SE HICIERON HASTA NUEVE INSPECCIONES TENIENDO COMO RESULTADO EL AVAL
    POSITIVO DE CONATEL

  10. Tienes razón John Manuel, hay cosas que simplemente no deben discutirse. Los derechos humanos no se pueden negociar. Y a mí esa vieja del coño no me da lástima. Ya veremos cómo le va a ella y a los demás pagapeos cuando ésto caiga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here